La lucha contra la inflación. Cuarta nota.

Quienes hayan leído mis tres notas anteriores se preguntarán, seguramente, qué se puede esperar si el Gobierno, el actual o el que lo suceda, decide simultáneamente anunciar una regla monetaria y eliminar de cuajo la inflación reprimida, tal como parece ser la solución conforme a mis explicaciones en las dos notas precedentes.

La respuesta es simple e independiente de las condiciones políticas y económicas en que se implementen esas decisiones: habrá un período de stanflación. Es decir, seguirán, por un tiempo, altos índices de inflación y, de inmediato, se comenzará a vivir un clima recesivo. Esto es inevitable.

Cuando los precios atrasados por las distorsiones introducidas por el Gobierno en años y meses anteriores se eliminan de golpe, se producirá un aumento inmediato en el nivel general de precios. Ante este aumento, con niveles de ingresos nominales que estarán frenados por la dureza de la regla monetaria, la demanda de casi todos los bienes disminuirá. Obviamente, será fuerte la disminución de la cantidad demandada de bienes y servicios cuyos precios se liberan, porque sus precios saltarán como un resorte. Pero también disminuirá la demanda de todo el resto de bienes y servicios, en particular de aquellos no controlados, que se habían beneficiado del nivel artificialmente alto de los ingresos disponibles de los consumidores. Los precios de estos bienes y servicios, que habían subido excesivamente, tenderán a bajar por caída de demanda, pero no lo suficiente como para compensar el efecto sobre el nivel general de precios de los que aumentan por eliminación de la represión.

En un contexto de incertidumbre, habrá presiones alcistas sobre las tasas de interés, sobre la cotización de las monedas extranjeras y mucho impacto negativo sobre las cuentas fiscales, porque se reducirá la recaudación impositiva y los gremios del sector público reclamarán ajustes de salarios. Todos estos efectos colaterales aumentarán el resultado estanflacionario de las decisiones enderezadas a luchar contra la inflación. Sin duda, habrá costos políticos, económicos y sociales. Costos que son inevitables.

Pero la cuestión fundamental a la que me quiero referir es la siguiente: Cómo se pueden reducir a un mínimo estos costos y conseguir, lo antes posible, la reinstalación de la estabilidad, el regreso del crecimiento económico y un clima de prosperidad?

La respuesta tiene que ver con la política. Los costos serán reducidos y el éxito se conseguirá más rápido si el Gobierno es sincero, explica con claridad los fundamentos de las decisiones que adopta y consigue convencer a la gente. La convicción respecto de la estrategia adoptada y la credibilidad que se sea capaz de inspirar, son cruciales.

Por eso es imposible que logre luchar eficazmente contra la inflación un gobierno, el actual o el que lo suceda, si siguen mirando a la economía Argentina a través de las anteojeras ideológicas del Plan Fénix.

Si un gobierno sin convicción e incapaz de inspirar credibilidad anuncia las políticas correctas en materia de lucha contra la inflación mi predicción es que no tendrá fortaleza política para sostenerlas todo el tiempo que es necesario para que comiencen a dar resultados aceptables para la gente. En circunstancias de este tipo, el intento de luchar contra la inflación se transformará en un nuevo “Rodrigazo”. Por verme obligado a utilizar el nombre con que ya lo registra la historia, quiero hacerlo pidiendo disculpas a Celestino Rodrigo, quien, ciertamente, no fue responsable de los efectos ulteriores de sus medidas.

La culpa de que el intento de ajuste ineludible de 1975 haya puesto a la Argentina al borde de la hiperinflación e inaugurara un período de 15 años que terminó en hiperinflación, no fue de Rodrigo sino de las circunstancias políticas y económicas que enmarcaron aquel intento. El Gobierno de María Isabel Matínez de Perón estaba muy debilitado políticamente y carecía de convicción sobre lo que se comenzó a hacer, luego de dos años de difundir un discurso y una interpretación de la realidad, diametralmente opuesta.

Aún con convicción y credibilidad, el éxito de la lucha eficaz contra la inflación no está asegurado, porque las circunstancias internacionales y la falta de crédito interno y externo pueden hacer que la estabilidad se torne inalcanzable en un horizonte temporal socialmente aceptable. A esto me voy a referir en la próxima nota.

30 comentarios sobre “La lucha contra la inflación. Cuarta nota.”

  1. Se sabía que estos efectos eran inevitables, pero igual el gobierno caprichosamente siguió y sigue con una política económica errática, lo que genera en gran parte de la gente la visualización de un escenario futuro complicado, por lo tanto creo que será bastante difícil generar credibilidad y más aún cuando se ve al ejecutivo debilitado e inseguro.

    En los gobiernos exitosos la politica y la economía siempre van juntas.

    Cordialmente

    Alejandra

      1. Jajaja. Mingo, ya se porque te gustan tanto sus comentarios! Es porque se llama Sarmiento. El Mingo es un fan de todo lo que se llame Sarmiento!
        Inclusive a mi me mando a ver una vez el monumento a Sarmiento en Boston!

        Grande Mingo!

  2. Doctor:
    Buenos días, creo que además se deberá restablecer el sistema republicano de gobierno en plenitud, derogando todo tipo de facultades extraordinarias, cumpliendo con la Constitución Nacional, haciendo despertar de una buena vez al Congreso de la Nación, dejando que el B.C.R.A. cuide el valor de la moneda, todo esto definitivamente si no queremos seguir cíclica mente con ajustes permanentes.
    No veo en este Gobierno intención de dejar de ser los Señores Feudales que son hasta ahora, tomando ellos todas las decisiones, aletargando todo en esa forma centralizada de tener el poder, evidentemente aprendida con éxito para ellos cuando gobernaron Santa Cruz, pero que extrapolando a la Nación no puede nunca tener resultados positivos.
    En fin, la realidad se aproxima inexorablemente, está en el Gobierno hacer lo que corresponda o será el mercado el que pondrá las cosas en equilibrio.
    Un saludo afectuoso.

  3. El valor de sus notas sobre la inflacion -a la par de ser de libro – es lo pedagojico y simple que han sido elaboradas ,ademas de tener el tino de entregarlas en una secuencia que lleve pocos minutos leer y comprender cada una de ellas./

    Ahora que pareciera que hay un mayor interes por la cosa publica en mucha gente-luego del baño de civilidad que represento el conflicto con el campo ,que naturalmente lo excedio de su ambito ,sus entregas posibilitan que lo intuitivo en el mejor de los casos pueda convertirse en algo racional (digo en el mejor de los casos ya que observo desde mucho tiempo atras como en terminos generales la gente no accede intelectualmente a aspectos basicos de los problemas economicos y se limita a repetir cosas que no entiende ,si al menos lo inspira el nombre del autor)./

    Soy de los que creen que Ud tiene aun mucho para ofrecer , lamentablemente no estuvo en el momento oportuno en algun tramo de sus distintas gestiones ,que juego hubiera sido para Ud haber tenido el viento de cola que significo el incremento del valor de los comoditis ./

    Muchas gracias por sus articulos

    Cordialmente
    Emilio Guzian

  4. Lo que usted está diciendo es que hay que desacelerar la demanda. Esto bien podría hacerse elevando la tasa de interés domestica de referencia, sin utilizar necesariamente el ancla nominal que recomienda. Claro está, que ésta sirve para alargar el horizonte temporal considerado por los agentes económicos para tomar decisiones de inversión, y por lo tanto sería muy útil.
    Pero no sería algo menos doloroso implementar algo similar a lo que usted hizo a comienzos de los noventa? i.e: abrir parte del mercado interno (aquella donde los precios suben por inercia y no por ajuste de precios relativos) a la competencia extranjera. Los precios caerían hasta cumplir con la paridad del poder adquisitivo, y luego comenzarían a moverse sólo en base a la inflación internacional.
    Sé que la balanza comercial entrará en déficit y sin acceso al crédito externo, perderíamos reservas, pero quizá eliminando trabas a las exportaciones de la soja, cuyo precio no impacta en el mercado doméstico, este efecto negativo podría compensarse. Está claro que la inflación reprimida debe liberarse, pero lo que no esta claro es que la demanda deba desacelerarse aplicando una suba en la tasa de interés, y menos que se deba implementar un Inflation Targetting, al menos con urgencia.
    Usted propone desacelerar demanda, yo propongo elevar oferta, quizá una combinación de ambas sea lo mejor.
    Atte.

    1. Acabo de responder un comentario semejante a Ernesto. Por favor, tómelo como una respuesta también al suyo. De más está decirlo que entiendo y comparto su razonamiento.

  5. Mingo leo siempre sus notas y lo felicito por la claridad con la que escribe. Esta serie de notas sobre la inflación me gustan mucho, sería bueno que las lean el matrimonio K o los ideólogos del “modelo productivo” o mejor dicho improductivo…
    El año que viene comenzaré a estudiar licenciatura en economía y quisiera que ud. me recomiende alguna universidad que tenga buen nivel en esta carrera, yo tenía pensado ir a la U.N.L.P…
    Un abrazo y muchas gracias

    1. El departamento de Economía de la Universidad de la Plata es muy bueno. Para aprender economía, y no aburrirte en el camino, leé los libros de Juan Carlos De Pablo. Cuando estés en la Universidad, seguí los consejos de tus profesores.

  6. Dr. Domingo Cavallo:

    Excelente nota, pero este Gobierno carece de credibilidad y sinceridad.
    No soy un pesimista pero sería iluso si confio en los k,
    ya que vamos cada vez peor.
    Creo que tendremos que esperar hasta 2011 para que alguien haga algo por el país.

    Saludos.

  7. Estimado Domingo

    Encontre este link http://www.terra.com.uy/canales/default/21/21334.html se trata mas o menos de esto. que sale aqui abajo.Crei conveniente traer esta experiencia para Ud. a asi encontrar la clave DE LA LUCHA CONTRA LA INFLACION. Lo que creo que va a pasar si se hacen ajustes necesarios es esto,los Kirchner tienen miedo a que les pase lo mismo a Ud en el 2001.Se paga con un altisimo costo politico
    Por favor vealo a este Link y creo que con esta experiencia, se puede lograr atenuar el impacto de una medida traumatica para la sociedad..

    Este link empieza con este titulo:
    Golpe económico de los mercados tras el severo ajuste

    El drástico corte de gastos parece no contentar a los mercados. La Bolsa llegó a caer casi un 13% y cerró 8,16% abajo. El riesgo país finalizó en 1.530 puntos básicos. Los operadores financieros dudan que De la Rúa y Cavallo obtengan apoyo político para implementar el plan.

    1. Entonces tuvimos que hacer un recorte de gasto en términos nominales. En la actualidad bastaría con dejar que el gasto no siga aumentando al ritmo anterior y sincerar la inflación reprimida. Por supuesta que se trata de medidas impopulares, pero inevitables. La forma de minimizar su costo es recuperando el crédito público, cosa que en el 2001 fue imposible, pero ahora no lo sería; y hacer los anuncios con gran convicción, cosa que en el 2001 hicimos, pero no fue suficiente, sobre todo porque habíamos perdido la credibilidad externa en un clima de recesión internacional. Hoy la bonanza internacional, que todavía nos bendice, debería ayudar.

      1. Domingo:
        Claro que es necesario sincerar la economia, lo que la gente no acepta son las pálidas.Los kirchner nos vienen ocultando la verdad y despues se viene todo el problema de golpe.Espero asuman la realidad , el campo ya esta de nuevo en las rutas porque cayeron los precios internacionales de granos.Segun especialistas durante 2008 y 2009 caeran los precios de granos depende ademas de factores climaticos.

    1. Nunca me enojé con ellos. Muchos de ellos se enojaron conmigo porque yo critiqué a una científica en particular, y, para colmo, la mandé a lavar los platos. Un exabrupto de mi parte. Por supuesto que le pedí disculpas a ella y a todos los científicos. Espero que algún día me perdonen.

  8. Hola Domingo, muy buenos sus 4 artículos, es importante que haya gente que escriba con claridad para poder entender la realidad en la que estamos viviendo. Comparto con usted los puntos de vista. Tengo una sola pregunta para hacerle. ¿No sería mejor dejar apreciar el tipo de cambio y fomentar la importación de bienes de capital para combatir la inflación? (no creo que la tasa de interés en Argentina sea relevante porque este muy poco bancarizada la gente, en parte por la culpa del corralito.
    Un fuerte abrazo Stigler

    http://www.mercadoylibertad.blogspot.com (es mi blog y de unos amigos)

    1. En términos reales el tipo de cambio va a apreciarse, si el plan de estabilización tiene éxito. Hace cuatro años yo sostuve que era muy bueno que el Peso se apreciara, como lo estaba haciendo el Real. Vea mi nota de marzo de 2003., El Banco Central no debería haber emitido Pesos o Lebacs para acumular reservas, sólo debería haberlo hecho el Tesoro con superávit fiscal, y eso hubiera permitido la apreciación del Peso. Pero, lamentablemente, a diferencia de Brasil, hizo lo contrario. Hoy no creo que el Peso tenga mucho margen para apreciarse nominalmente. Además, ya muchos salarios hoy son más altos en dólares que lo que permite su productividad. Creo que lo mejor que el Gobierno puede hacer es permitir la apreciación real, dejando que se manifieste libremente la inflación que hoy está reprimida y poner como objetivo de la política monetaria, evitar una nueva devaluación, para que la inflación derivada de la liberación de los precios, no se espiralice Visité su sitio. Muy bueno, lo felicito.

      1. No importa que la tasa gente este poco bancarizada, una suba en la tasa de interés encare el crédito para el consumo (chau compra en cuotas en frávega) haciendo que la economía se enfrie. Subiendo la tasa de interés vis a vis la del resto del mundo, los capitales llegaran y el peso se apreciaría por si solo. Ademas la apreciación nominal sólo disminuye el componente de inflacion externa.
        Pero hay diferencia entre solo subir la tasa de interes y comenzar un inflation targetting. El ultimo tiene la característica de que es un compromiso a largo plazo en el que el ratio sacrificio de subir la tasa es menor cuanto mayor es la credibilidad del policy maker, porque de esta forma, los agentes saben que cuando la inflación se aleja de la meta, se subirá la tasa de interés y la economía se enfriará. Para evitar esto, los formadores de precios dejan de subir los precios por su cuenta y entonces el producto no cae, porque la tasa de interés no llego a subir.
        Disculpe Dr. pero estuve buscando y no encontré respuesta a mi pregunta, por que no abrir la economía en determinados sectores?
        Muchas gracias

        1. Yo creo que la economía no se ha cerrado, al menos en el sentido de aumentar aranceles de importación. Es cierto que hay algunas restricciones cuantitativas y permisos previos de importación que no tienen sentido. Pero el mayor mecanismo de encerramiento de la economía, son las retenciones a las exportaciones, que impiden que el precio del dólar baje todo lo que bajaría en una economía sin distorsiones. Para mí, eliminar las distorsiones tiene el efecto de abrir la economía de una manera saludable.

  9. Hola nuevamente querido Doctor Domingo Cavallo.
    Fascinante artículo es exactamente lo que yo pensaba. La verdad es simple y llana, este gobierno en 5 años jamás ha hecho una apuesta fuerte a la lucha contra la inflación y en el momento en que se pongan a diagramar políticas para revertir la situación, será demasiado tarde y la inflación volará por las nubes y luego un proceso de recesión se instaurará en la argentina por mucho tiempo, dejando a su paso una crisis inmensa e impensada incluso para el matrimonio “K”. Ojala alguno de los colaboradores del gobierno lea sus notas y empiece a darse cuenta de que si la situación no es tomada con las medidas exactas y con un mensaje claro y creíble para la sociedad el asunto se les ira de las manos.
    ¿Usted realmente cree que este gobierno se va a dignar a hacer algo al respecto? u ¿opina que hasta que no haya consecuencias severas no harán nada?

    Nuevamente, gracias por la estupenda nota. Es increíble que alguien de su talla y experiencia profesional no sea consultado para ciertos asuntos en los que es un verdadero especialista.

    Un saludo de parte de un estudiante de Ciencias Económicas de la U.N.C

    1. Hola Alejandro. Mas que opinar, yo prefiero bregar por que se den cuenta de los riesgos que corren y que nos hacen correr a todos los argentinos.

      1. Estimado Dr Cavallo ; En Argentina lo unico que freno a la inflacion con resultados optimos , fue la convertibilidad , me causa gracia el escuchar que el 1 a 1 era una ficcion , porque en realidad era 1 a 14 trillones de pesos originales (disculpe que no puse los ceros , son demasiados ) , millon mas , millon menos.
        Como la inflacion ya esta en nuestra genetica , no veo otro camino que volver a la convertibilidad y al esquema economico que la acompañaba.
        La generacion que en el año 90 tenia menos de 20 años , hoy todavia no alcanza a darse cuenta de lo que es convivir con la hiper; lo peor es que ahora estan en puestos con decision y forman opinion, muchos no saben arriba de que volcan estan parados.
        Obviamente la vieja dirigencia que vive del clientelismo y los sindicalistas que viven de la caja que les aporta la inflacion , se van a oponer de la forma que sea.

  10. Doctor, este foro que armó para debatir sobre los problemas económicos, por más que sean en bano (teniendo en cuenta la obstinación política de la pareja gobernante) son además excelentes para quienes estudiamos carreras económicas. En mi caso Adm. de Emp. en la UBA. Nos ayuda a comprender la problemática actual y produce un dinamismo importante para que entendamos los difíciles caminos de la economía.

    Creo que Ud. debería brindar conferencias gratuitas para todos los que seguimos atentamente la publicación de sus artículos, en la que se pueda en alrededor de 1 hora y media indagar sobre estos mismo cuestionamientos que hacemos en el blog.

    Soy empleado de un banco y estoy al tanto de que da continuamente conferencias, pero son de costos elevados y para altos directivos.

    Me encantaría, como sé que a todos los que participan de este foro, que Ud. nos tenga en cuenta a los que vamos a conducir a este país en 30 o 40 años. A los que les dedica actualmente las conferencias, por la ley de la vida ya están más afuera que adentro.

    Nosotros los estudiantes, seremos los próximos gobiernos, y actualmente no poseemos los fondos necesarios para aprender y servir a nuestro país.

    Muchas gracias por este blog que nos capacita.

    Saludos cordiales.

      1. Buenas tardes Doctor, quería consultarle si ha podido evaluar esta posibilidad para los estudiantes que seremos futuros gobernantes.

        Muchas gracias. Saludos.

        1. En los próximos meses voy a tener que viajar mucho y estaré poco en el País. Pero cuando esté de vuelta comenzaré con algunas reuniones. Te avisaremos. Saludos.

Los comentarios están cerrados.