¿Cuál es el diagnóstico de la crisis económica que guiará el accionar de Massa?

La Vicepresidente ha sido muy clara respecto de su diagnóstico sobre la crisis económica. Es enteramente consistente con la ¨economía a contramano¨ que ella ha aprendido de las lecciones de Axel Kicillof, muy bien descriptas en el libro del periodista Alfredo Zaiat que lleva precisamente el título destacado por las comillas. Yo incluí una crítica a ese libro en el primer capítulo de ¨Camino a la Estabilidad¨, precisamente porque ella había dicho, en uno de sus discursos de 2013, que esa era su ´Biblia Económica¨.

Ella cree que el déficit fiscal y el nivel del gasto público no son un problema y que la emisión monetaria no es causa de inflación. Ve al endeudamiento público como el resultado de maniobras especulativas y no lo relaciona con el déficit fiscal. También cree que el crecimiento se logra por aumento de la demanda interna de bienes de consumo y que el aliento a las exportaciones, lejos de ayudar al crecimiento, lo frena. Adhiere sin reparos a la estrategia de crecimiento por sustitución de importaciones. También cree que el Estado tiene que intervenir en las empresas, estatizándolas o regulándolas caso por caso, porque cree que de esa forma se podrá asegurar que contribuyan al crecimiento y a una buena distribución de los ingresos.

Todas sus críticas a las decisiones del Presidente basadas en las recomendaciones de Martín Guzmán y del Fondo Monetario Internacional, se fundan en este diagnóstico. Para ella las palabras ¨ajuste fiscal¨ y ¨libertad de mercado¨ son conceptos ¨neoliberales¨ de los que hay que escapar.

No es fácil descubrir cuál es el diagnóstico sobre la crisis económica que tiene en su cabeza el nuevo ¨Superministro de Economía¨ Sergio Massa. Si como ocurrió con el Presidente Alberto Fernández, se desvive por acomodar su pensamiento y su acción al diagnóstico de la Vicepresidenta, el fracaso de su gestión será tan evidente como lo es hoy el del Presidente. Y, en ese caso, será difícil evitar una explosión inflacionaria rayana en la hiperinflación.

Si, por el contrario, Sergio Massa comienza reconociendo que será necesario hacer un ajuste fiscal por reducción del gasto público, incluso mayor al comprometido en la negociación con el FMI y conduce la política monetaria enderezada a cerrar la brecha cambiaria y acumular reservas, es posible que logre acotar la inflación en lo que resta del mandato presidencial al 6% mensual o 100% anual sin que haya una caída violenta del nivel de actividad económica. Este es el mejor resultado que podría conseguir.

El ajuste fiscal

El comportamiento de las cuentas fiscales en el primer semestre del año ha reflejado el desajuste que explica tanto la expansión monetaria excesiva como las dificultades para seguir colocando deuda pública en pesos. Esto se puede visualizar en el cuadro 1.


Durante los primeros seis meses de 2022, el gasto primario aumentó 75% mientras que los ingresos fiscales aumentaron sólo el 65%. Como consecuencia de esta diferencia, el déficit fiscal primario aumentó 226 %.

El financiamiento de este déficit necesitó una fuerte expansión monetaria y, paralelamente mucha colocación de deuda en pesos, a punto tal que el mercado interno de capitales colapsó a mediados de junio, planteando una duda adicional sobre la sostenibilidad de la deuda interna, semejante a la duda sobre la sostenibilidad de la deuda externa que se manifiesta en un ¨riesgo país¨ superior a los 2.500 puntos básicos. No se necesita agregar muchos otros factores para explicar el aumento de la tasa de inflación que entre enero y junio aumentó del 4% mensual al 6%, con estimaciones del orden del 7% para el mes de julio.

Para revertir esta tendencia, Sergio Massa tendrá que conseguir una reducción significativa del monto de los subsidios económicos, lo que supone implementar un ajuste de tarifas eléctricas y del gas, muy superior a aquel que pretendía conseguir Martín Guzmán y que le impidió el Kirchnerismo desde la Secretaría de Energía.

Además, deberá conseguir que todos los restantes rubros de gastos, incluidos salarios, jubilaciones, prestaciones sociales, gastos de capital y trasferencias a provincias, no aumenten más del 5,5% mensual de tal forma que la inflación del 6% mensual los reduzca en términos reales a razón del 0,5% mensual.

La tasa de inflación

Según la medición de los precios online, durante julio la inflación subió del 5% al 6% mensual. Según estimaciones preliminares de varias consultoras, la tasa de inflación medida por el INDEC se ubicará alrededor del 7%, como consecuencia de aumentos en rubros muy sensibles a la fuerte expansión monetaria desde mediados del año pasado.

El ritmo de devaluación y la tasa de interés han aumentado durante julio, pero siguen por debajo de la tasa de inflación

En el gráfico 2 se puede ver que la tasa de devaluación, que entre abril y noviembre de 2021 cayó del 3% al 1% mensual y ayudó a moderar la tasa de inflación, desde diciembre ha comenzado a subir y ya se ubica en el 5,4% mensual. Probablemente el Banco Central continuará en los próximos meses con este ritmo de ajuste del tipo de cambio oficial.

La tasa de política monetaria se ha ajustado recientemente para acercarse al ritmo de devaluación, pero aún no la ha alcanzado y, por supuesto, está lejos de superar a la tasa mensual de inflación. Por consiguiente, cabe esperar que el Banco Central la siga subiendo para lograr tasas reales positivas tal como está indicado en el programa negociado con el FMI. Es probable que la tasa de política monetaria tenga que subir del 5% al 6% mensual.

Los salarios en general han acompañado a la inflación, tratando de recuperar el salario real luego de cada aceleración inflacionaria. En los últimos meses han estado subiendo a alrededor del 6% mensual. Es probable que, si la inflación logra estabilizarse en el 6% mensual, ese siga siendo el ritmo de aumento de los salarios que acuerden los sindicatos del sector privado.

La brecha cambiaria y la pérdida de reservas

Desde que en abril de 2018 comenzaron las fuertes devaluaciones, el tipo de cambio oficial fue aumentando en forma reptante y se mantuvo permanentemente algo por arriba del tipo de cambio de paridad del poder adquisitivo (PPP). Hasta ese momento el tipo de cambio de paridad, había estado por arriba del de mercado, por lo que se justificaba hablar de un atraso cambiario provocado por las altas tasas reales de interés y el carry trade. Pero este no es el caso desde aquella fecha hasta hoy.

La brecha cambiaria posterior a la instalación del control de cambios más que un indicador de atraso cambiario es la manifestación del fuerte desequilibrio monetario que se produjo desde diciembre de 2019 en adelante.

Como puede observarse en el Gráfico 4, desde que se estableció el control de cambios en septiembre de 2019, comenzó a existir una brecha entre el tipo de cambio oficial y la cotización del dólar en los mercados blue, MEP y CCL. La brecha fue reducida mientras la tasa de interés de intervención del Banco Central siguió siendo alta, como lo había sido en todos los meses anteriores, pero pegó un salto y siguió subiendo inmediatamente después de que la tasa de intervención bajó a poco más del 3% mensual y se mantuvo en ese nivel hasta diciembre de 2021. A partir de ese momento comenzó a subir lentamente hasta ubicarse en el 5%. Esta suba de la tasa de intervención tendió a reducir la brecha entre los tipos de cambio desde diciembre de 2021, pero esa tendencia comenzó a revertirse en las dos últimas semanas de junio.

Inicialmente el aumento de la brecha se atribuyó a las dificultades que encontró el gobierno para seguir colocando títulos de la deuda en pesos. Esto llevó al Banco Central a aumentar la tasa de interés de intervención del 4% al 5% mensual, pero esa decisión no tuvo un efecto significativo, al menos hasta la designación de Sergio Massa como Ministro de Economía.

En mi opinión, el aumento vertiginoso de la brecha cambiaria a lo largo de todo el mes de julio se debió a la pérdida de reservas que instaló con fuerza la expectativa de un salto devaluatorio en el mercado cambiario oficial. La reacción del Banco Central y del Ministerio de Economía frente a este problema exacerbó esa expectativa.

Se podría haber tratado de detener la pérdida de reservas introduciendo un desdoblamiento inteligente del mercado cambiario que permita derivar a un mercado libre todas las transacciones cambiarias relacionadas con el atesoramiento de dólares, los gastos en viajes y turismo y las transferencias financieras no relacionadas con pago diferido de importaciones, al mismo tiempo que se habilita ese mercado libre para la entrada de capitales y financiamiento externo para el sector privado. En lugar de hacer eso, el gobierno y el Banco Central prestaron atención a la denuncia vicepresidencial del festival de importaciones y agregaron el argumento de la demora de los productores agropecuarios en liquidar la soja que mantienen almacenada.

Como las restricciones a las importaciones y los ataques al sector agropecuario fueron vistos por los mercados como absurdos cursos de acción para resolver el problema de la pérdida de reservas, se instaló la opinión, prácticamente generalizada, de que el gobierno se verá obligado a producir un salto devaluatorio en el mercado oficial más temprano que tarde.

Sí Sergio Massa no consigue revertir esta expectativa, se le hará imposible conseguir incluso la poco ambiciosa meta del 6% mensual de inflación que describí en la introducción de este informe.

Las ideas que se escuchan sobre como acumular reservas

Amén de la propuesta de desdoblar oficialmente el mercado cambiario y viabilizar la entrada de capitales y el financiamiento al sector privado a través de un mercado libre en el que no intervenga el Banco Central, que hasta ahora el Banco Central se ha obstinado en no aplicar, han comenzado a rumorearse algunas ideas diferentes.

Una de ellas es la de inducir la liquidación más acelerada de la soja que tienen almacenada los productores ofreciéndoles un tipo de cambio más elevado por un lapso limitado de tiempo. Esta idea ha comenzado a ser aplicada por el Banco Central a través del complicado procedimiento de dejarle adquirir al productor dólares turísticos por el 30 % del ingreso que consigue con la exportación. Pero amén de que no dará resultado por lo poco claro que es el beneficio que se le otorga, aún si el sistema se perfeccionara diciendo por ejemplo que al productor se le permitirá conseguir un ¨dólar soja¨ de valor intermedio entre el tipo de cambio oficial y el dólar MET o CCL, lo único que va a conseguir es que se desplacen en el tiempo los ingresos por exportaciones, sin que cambie el total dentro del año. En el mejor de los casos, ingresarán algunas divisas más en los meses de agosto y septiembre a costa de que ingresarán menos dólares en los meses siguientes.

Esta es una mala idea por varias razones. Al jugar con el tipo de cambio comercial se estará sugiriendo que un ajuste cambiario discreto para todas las exportaciones no es descartable, porque será difícil justificar un tratamiento diferente a las exportaciones de soja que a todo el resto de exportaciones. En este sentido sería mucho más inteligente alentar el anticipo de la liquidación de las exportaciones mediante una reducción transitoria de las retenciones. Quienes argumentan que desde el punto de vista fiscal es mejor trabajar con la idea del dólar soja en lugar de utilizar las retenciones, no hacen bien los cálculos. Porque la pérdida para el Tesoro de la reducción de las retenciones es igual a la pérdida que debe contabilizar el Banco Central si paga por las divisas un precio más alto que el que rige para todo el resto de exportaciones.

Otra idea, que probablemente le hayan aproximado a Sergio Massa el grupo de empresarios que lo apoyan y que puede ser bien evaluada por los funcionarios del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) que integran el equipo que piensa llevar al Ministerio, es la de vender las acciones de empresas privadas que integran ese fondo.

Como puede verse en el Cuadro 2, el FGS contaba con acciones por 5.688 millones de dólares al 30 de marzo de 2022. Ese stock de acciones valía 12.905 millones de dólares al 31 de diciembre de 2017 cuando predominaban expectativas más optimistas sobre el futuro de la economía. El detalle de estas tenencias accionarias aparece en el cuadro 3.

Cuadro 2. Composición de la cartera del FGS

Es probable que si el FGS decidiera ofrecer esas acciones a los accionistas que tienen el control de esas empresas, podría obtener ingresos más cercanos al doble de la valuación de mercado actual que a los 5.688 millones que, según el mercado, valen actualmente. Esto es probable porque quienes tienen el control accionario de las empresas conseguirán de esta forma sacarse de encima al Estado como accionista, algo que a partir de la estatización de los fondos de jubilaciones y pensiones fue visto más como un mecanismo de control de un estado intervencionista que como una contribución al financiamiento de las empresas.

En el cuadro 3 aparece el listado de las empresas que están en esta situación.

Cuadro 3. Listado de las empresas que conforman la cartera de acciones del FGS.

Para poder llevar a cabo esta operación, Massa debería conseguir una ley que lo autorice. Si bien a la oposición le convendría conservar la posibilidad de esta venta para que sea una de los ingredientes iniciales de un plan de estabilización a implementar por el próximo gobierno, por razones ideológicas a sus legisladores le resultará difícil oponerse dado que el gobierno de MACRI intentó hacerlo precisamente en 2017. A Massa le resultará más difícil conseguir el apoyo de sus socios en el gobierno, especialmente de los seguidores de la Vicepresidenta, que habían hecho de esta participación en el capital de las grandes empresas privadas un símbolo del intervencionismo estatal que constituye un ingrediente clave de la ideología anti neoliberal que predicaron desde que accedieron al poder.

El apoyo de la Vicepresidenta será clave para evitar el fracaso de Massa

¿Será capaz la Vicepresidenta de resignar su postura contra el ajuste fiscal, la restricción monetaria y el afán intervencionista sobre empresas y mercados con el que llenó de palos en la rueda a los intentos de Alberto Fernández y sus colaboradores, de introducir cierta racionalidad en el diseño de la política económica?

Es de esperar que Massa haya discutido esta cuestión con Cristina antes de asumir la responsabilidad como Ministro de Economía. Si no es así, es muy difícil que pueda evitar un muy peligroso fracaso.

68 comentarios en «  ¿Cuál es el diagnóstico de la crisis económica que guiará el accionar de Massa?»

  1. Impecable análisis y sobervia explicación. El profe De Pablo ha sido muy elocuente en puntos similares. Solo me queda una consulta:. Como influye el contexto economico internacional sobre la economia vernácula?. No he escuchado o leido sugerencias que incluyan la realidad mundial. Gran Abrazo y buenas noches!

    1. Por el momento la influencia del contexto mundial en el agravamiento que viene sufriendo nuestra situación económica es escasa. Un abrazo

  2. Bien Dr. Cavallo!
    Massa dijo que generará “alivio fiscal en ganancias con beneficio impositivo a los trabajadores»
    Eximiría de ganancias a las empresas que quieran participar ese 35% con su personal.
    Eso detonará la mayor energía que existe: la cultura del trabajo!
    ¡Qué le parece?
    Gracias!

  3. Estimadísimo Dr. Cavallo:

    Muchas gracias por su seguimiento permanente de los temas que afectan la vida en Argentina; su calificada perspectiva es una preciosa referencia para cualquier análisis posterior.

    En mi modesta opinión, en términos muy, pero muy simplificados, es relativamente sencillo proyectar la efectividad de un programa económico.

    Hoy la dirigencia política -entre clientelismo, corrupción e ineficacia- cuesta aproximadamente un quinto/un cuarto de PBI.
    Si la gestión de Massa se tratara solamente de una nueva iteración de “la mía no se toca” tan propia del corporativismo, habría continuidad del clima de crisis extrema –tal pareciera ser el caso.
    ¿Por qué? No se puede cargar una caja fuerte de una tonelada en una Fiorino –Máx. 500 Kg. Simplemente porque la gente que produce no tiene la posibilidad material de sostener semejante carga –no se trataría de una elección o de un acto de rebeldía; es un resultado cierto dentro del actual sistema.

    Una lucha por el poder moderna y civilizada debería costar alrededor de 2% del PBI. Si las medidas económicas fueran en la dirección de comprimir este actual 20/25% a algo más próximo a un 2%, entonces sí tendría chances de funcionar, al menos por un tiempo.

    En mi humilde perspectiva y como Usted ya conoce, es imprescindible una REFORMA POLÍTICA que le devuelva el poder y su dinero a la gente.

    Gracias!
    Un afectuoso saludo, Alejandro

  4. Es muy difícil que CFK, de la espalda a su volumen??de votos pagados con su teoría económica
    Ya que la misma alimenta, sus adherentes, y quién ha sido dominado como su instrumentador, no puede hacer sin tener todo el poder.

  5. Tu análisis es correcto pero irrelevante para la vicepresidenta. la vicepresidente ve a Cuba y Venezuela y concluye que se puede quedar en el poder sin arreglar el desastre económico que ha generado. Es más. Le facilita quedarse con el poder

  6. Excelente como siempre Domingo ! Ojalá logre desprenderse del pensamiento de la vicepresidenta ! Saludos desde Esperanza, Santa Fe .

  7. Domingo, independientemente de lo que es el dólar MEP, me parece que la propuesta de vender las acciones del fondo de sustentabilidad en el mercado, puede provocar una destrucción de los precios del Mercado de Valores, por lo que vería con más agrado la propuesta que hizo de ofrecérselos a las empresas, pero que no aporta dólares al Fisco, sino pesos, ya que las empresas no tienen el acceso a los mismos hoy. Eso, además del hecho de los dividendos que hoy percibe el Estado, aunque concuerdo con Ud. que el valor de dichas acciones gracias a la mala gestión económica no ha subido en dólares desde hace muchos años. Por lo tanto, creo que la gestión del gobierno es fundamental para que las empresas tengan un importante revalúo de su capital, a través del crecimiento económico, y por tanto el mismo Estado se beneficiaría si eso sucede, y obtendría valores muy superiores.

    1. Coincido. No se trata de una propuesta mía sino de controladores de alguna empresas. Pero no me parece que Massa lo esté considerando. Un abrazo

  8. Le primera quita de dos ceros a la m/n ocurrió cuando trabajaba como cadete. Viví unos años con estabilidad hasta la devaluación de Moyano Llerena y pude comprar un dpto. a la Comisión Municipal de la Vivienda para mi madre y yo.
    Sobrevivimos al Rodrigazo casado y con una hija y pude sostener el hogar cuando mi esposa dejó de trabajar para atender a la niña. Pudimos campear la hiperinflación, las de Alfonsín y al inicio del Menemato, que nos permitió casi una década de estabilidad y hasta deflación de precios.
    Habría tenido una muy buena jubilación una quindenio después de iniciado el siglo XXI, pero la reforma jubilatoria que obligaba computar los últimos diez años de actividad destruyó esa merecida posibilidad. «Ninguna obra legislativa es perfecta, como no lo es ninguna obra humana. Pero se hace lo que se puede» Fue su gentil respuesta a un comentario mio en 2010, justificando la reforma jubilatoria de 1993 y 1995, originada entre otros motivos, en eliminar Regimenes de Privilegio que otorgaban jubilaciones de Empleados del Estado al 82% del sueldo del personal en actividad.
    Pues, bien. Hasta ahora ya le han quitado 13 ceros a nuestra moneda y se impone otra quita de tres ceros, por lo menos y ya jubilado, todos los días rezo para que pueda ver a mi hija menor actualmente en su primer año de facultad, terminar ese ciclo, mientras veo que las jubilaciones de privilegio no solo se mantienen sino que se duplican en como en el caso de la actual Vicepresidente.
    Siempre digo que el golpe de estado del 2001, permitió que nos gobernara un ejército de ocupación liderado por quienes han hecho de gasto público su sostén principal y la destrucción del trabajo y la economía de la producción su principal objetivo.
    Muy triste todo

    1. Coincido con tu descripción de la degradación de nuestro sistema jubilatorio. Va a ser imposible reparalo mientras exista inflación y un enorme gasto improductivo en el Estado. Un abrazo

  9. Dr Cavallo, si se reduce el gasto sin bajar los impuestos, la sociedad (ex Gobierno federal) pierde un ingreso sin reducir sus egresos.
    Una sociedad en esa circunstancia no estará incentivada a emplear los recursos que deje de demandar el gobierno, se despredera de otros y no estará motivada para invertir. ¿De donde saldrá entonces la demanda para emplear aquellos recursos?
    Y si se genera esa recesión, ¿No es eseperable que baje la recaudación, generando el deficit que se queria evitar?
    Muchas gracias

    1. Si la reducción de gastos permite eliminar el déficit y se logra eliminar la inflación, se producirá una reactivación de demanda por parte del sector privado porque dejará de pagar el impuesto inflacionario, que es más regresivo y recesivo que el resto de los impuestos. Intentar aumentar la demanda efectiva mediante gasto publico cuando no hay otra forma de financiar el déficit que con inflación, el multiplicador keynesiano funciona al revés. Un abrazo

  10. Cristina se dió cuenta que sin ajuste el gobierno no llega a las elecciones, y con ajuste no tiene chance para un nuevo mandato.
    Que va a hacer?
    Va a querer que Massa ajuste lo antes posible, quien luego correría la misma suerte que Guzmán. Luego pondría a un ortodoxo y saldría de su ostracismo para terminar de destrozar a Fernández, mostrarse como la “salvadora” que tuvo que intervenir para “corregir el rumbo”, y tratar de tener alguna chance en las elecciones de 2023.
    Que va a hacer Massa?
    Probablemente tenga alguna carta que Cristina no sepa aún y la comprometa indiscutiblemente con los casos de corrupcion. Eso le permitiría ajustar y minar el liderazgo de Cristina como para resistir, vincular a Cristina con todo el desastre actual y con el ajuste y conservar votos del Kirchnerismo de cara a las próximas elecciones.

  11. Se intuye un giro hacia la racionalidad en materia fiscal y que viene un guadañazo de subsidios en servicios, en lo que va de julio subieron acciones de empresas como CamuzziGasPampeana (↑53%), Edenor (↑64%).
    Lo que no me explico es porque los bonos dolar Linked estan tan castigados, con la brecha que hay entre el oficial y el mep, pareciera que deberia haber una devaluacion para ajustar el tipo de cambio.

    ¿Sera que el mercado toma en cuenta las palabras de la vicepresidenta sobre el festival de importaciones, o que esten haciendo este dolar paralelo para el agro como señales de que no van a ajustar el dolar oficial?

    1. En primer lugar, los bonos dolar link, lo mismo que los ajustados por CER, también son afectados por la tasa real de interés y por el riesgo de default. La brecha cambiaria es más un índicador del riesgo de default que de devaluacion del peso en el mercado oficial. Un abrazo

  12. Estimado Domingo, mucho se habla del caso israelí en pos de programa para bajar la inflación, pero más allá de los considerandos políticos, Israel tenía este condimento de 50% de pobreza, educación paupérrima, desinterés por la dignidad del trabajo, y todas las dificultades que llevaría tiempo citar del actual sociedad argentina

    1. La referencia al caso israelí es relevante para advertir que el ajuste fiscal fue la clave que creó una diferencia entre el Plan Shekel y los planes Austral y Cruzado que inicialmente eran muy parecidos. Los planes argentino y brasilero fracasaron por falta de ajuste fiscal. No se puede extraer muchas conclusiones más. Un abrazo

  13. Estimado Domingo: Muchas gracias por escribir y enseñar en este blog. Es un privilegio poder aprender economía con Ud. y su experiencia.-
    Por la nueva resolución singular 7032 del BCRA, que regula los giros de divisa al exterior generando cupos y plazos de pago no inferiores a los 180 días, considero que fue una acción del gobierno que echó nafta al fuego lo mismo que pelearse con el campo que es el que sostiene a la economía de nuestro país (hacen todo al revés) .- Muchos importadores están sin vender -lo que ocasiona baja eficiencia-, y otros que son pequeños, están cobrando al dólar blue y al mismo tiempo -imagino- comprando dólares en el mercado informal por los pesos que obtienen dolarizándose para intentar no perder su capital, es por ello que pienso que llegó el dólar a hace unos días 350 ya que los importadores pequeños son conscientes que pueden descapitalizarse si venden en pesos y luego tienen que esperar 6 meses a recuperar los dólares de lo que vendieron.- Entonces te venden, pero al dólar que pueden encontrar.-
    Otros importadores siguen vendiendo a tc oficial, pero en valores en dólares netos aumentados equivalentes al dólar real o haciendo un promedio de riesgo y tomando tc oficial.-
    La cámara del papel Faiga avisó que a mediados de agosto se acaban todos los insumos importados. Había vendido papel importado en mi empresa y tuve que decirle a mi cliente que no lo podía conseguir.-Considero inteligente de su parte la propuesta de quitar retenciones para que se liquiden exportaciones. Ese es el camino mas simple y efectivo.- Puede llegar a ser un mecanismo bueno para fomentar el aumento del ingreso de divisas cuando se necesiten, pero si no se soluciona la raíz del problema que es el déficit, será un barril sin fondo.-
    Le mando un abrazo. Saludos cordiales. Gracias.-bayersistemas@gmail.com

  14. Hola profesor. Excelente informe .en mi caso soy un inversor .opero en gral cedears. Ya que me siento protegido .por las subidas en el ccl .me gustaría saber su opinión. Piensa que va a seguir subiendo los dólares alternativo .estaré atento a su opinión. Desde ya mi Respeto y admiración..un Gran saludo!!!

    1. Prefiero no hacer predicciones, pero es muy difícil que con las actuales políticas disminuya mucho la brecha. algo pueden conseguir con el aumento de la tasa de interés. Un abrazo

  15. La única manera en la que Massa podría despertar la confianza que necesita un mínimo plan m´ínimamente racional, es metiéndola presa a Cristina. El apoyo de Cristina, muy por el contrario, terminará por hundirlo en la desconfianza en el mejor de los casos, o en el «kiciloffismo clásico», en el peor. Si no la mete presa a Cristina antes del miércoles 3 de agosto, se viene una crisis bíblica.

  16. No le dieron la secretaría de energía lo cual es un mal augurio. Massa está ahí porque sino es su muerte política y en teoría debería ser más audaz y jugársela. En este sentido puede bajar las retenciones temporariamente para hacerse de dólares y descomprimur la situación, implementar el desdoblamiento cambiario como el que usted propone, tasa positiva y aceleración de la devaluación del oficial pero qué hace con la deuda en pesos? Qué ajuste fiscal puede ser exitoso si la emisión endógena que genera la deuda en pesos será cada vez mayor?. Hay alguna forma de abordar este tema sin un plan Bonex o una hiper que licúe todo?. Saludos y una vez más mis respeto y admiración.

  17. Estimado Mingo. Como siempre muy correcta tu nota, los obstáculos son de una magnitud colosal tanto en lo económico como en lo financiero y social, estamos en caída libre los tiempos se terminaron y requieren de resoluciones inmediatas, soluciones que si bien cocemos requieren de poder político por lo dolorosas que van a resultar para grandes sectores de la sociedad. Ahora bien el gran interrogante ¿Una estructura de gobierno como la que tenemos de tres personas que se detestan y desconfían mutuamente, que los identifica la traición y la mentira como metodología de proceder y trabajar, con ideas fallidas y perimidas pueden afrontar este desafío? Un fuerte abrazo Diego

    1. En mi opinión este gobierno no podrá solucionar ningún problema. Lo mejor que puede lograr es que la situación actual no empeore mucho. Un abrazo

  18. Dr. Cavallo muchas gracias por su nuevo informe, esperaremos ansiosos el proximo, describiendo y anticipando el impacto que tendran las medidas que este miercoles 3-8-22 anunciará el flamante superministro MASSA.

  19. Estimado Mingo: tu análisis impecable de las medidas alternativas que podría aplicar Massa para por lo menos dejar a la Argentina con estanflación como hasta ahora, pero evitar una hiper es clarísimo. El punto que falta aclarar, y que lo iremos viendo en los próximos días, es si Massa asumió la responsabilidad del Ministerio de Economía ampliado con el compromiso de Cristina y el kirchnerismo de no interferir, o si es otro Alberto. Conociendo la viveza de Massa, me parece que debe haber pactado con Cristina que lo deje actuar por un tiempo (100 días?) sin ponerle palos en la rueda. Sin embargo, le dejó el Anses, el PAMI, la AFIP, Energía y probablemente algunas otras cajas que no conozco. Eso me confunde, ya que Massa aspira en transformarse en el salvador y ser el candidato en 2023, y con la Cámpora sentada sobre esas cajas se le hará muy difícil tener algún éxito. Creo que tu duda es la mía, cuán independiente de Cristina será su accionar? Como siempre, va con abrazo, Jorge Pedro

  20. De las reservas de la convertibilodad que respaldaban el circulante, podia el pais tener un ingreso en concepto de intereses sobre esos dolares ? Puede llegar a ser mucho ese ingreso tengo entendido

    1. Sí, las reservas se invierten en activos líquidos seguros, normalmente letras del Tesoro de los Estados Unidos. Las tasas fueron myuy bajas en los últimos años, pero ahora están subiendo. Ese ingreso es una suerte de señoreaje que se consigue en un régimen de convertibilidad. Un abrazo

  21. La Argentina está quebrada desde hace rato, propuesta de leyes, construcción de relatos, o ensayos solo tienden a encubrir o disimular este quebranto. La idea de vender las acciones del fondo de garantía de sustentabilidad me parece que es similar a la que existía con la creación del Instituto Movilizador de Inversiones. Si ya tenemos un Bco. Central capaz de controlar la evolución de la oferta y demanda del dinero circulante tampoco veo inconveniente en auspiciar leyes para concentrar toda la oferta y demanda de granos, fertilizantes, celulares, combustibles, verduras, planes sociales o libros de economía.

    1. Hemos asistido a un proceso continuado de liquidación de activos propios y ajenos del Estado. Obviamente que éstos se están terminando y ya no saben que más liquidar. Un abrazo

  22. Muy claro su análisis sobre la situación actual y futura.
    Con relación a la pregunta del último párrafo, me permito suponer que un resultado favorable en la gestión de Massa como Ministro de economía lo podría catapultar como candidato a presidente, lo cual sepultaría las chances electorales del kirchnerismo para las próximas elecciones. En caso de fracasar la gestión de Massa, las chances del Kirchnerismo se mantendrían intactas. Con lo cual seremos humildes espectadores de ésta contienda con resultados económicos inciertos.

    1. Yo creo que el eventual fracaso de Massa será también el fracaso del Kirchnerismo. La idea de Cristina de abrirse de la responsabilidad de gobernar es ilusoria. Al fin y al cabvo, ella es la que inventó el esquema politico que nos gobierna. Un abrazo

  23. Si las acciones del FGS son vendidas en el mercado, eso provocaría el derrumbe de su precio debido al enorme volumen del FGS en relación al raquítico mercado de capitales doméstico, cayendo el monto a recaudar por Massa.
    Si son vendidas al board o insiders de cada empresa, ello depende de que las quieran comprar, en función del teorema de Modigliani-Miller sobre el wacc de la firma. Obtendría un monto sensiblemente menor al capital a vender (rematar).
    No sólo esto puede ser vetado por Cristina o el Congreso, también puede ser vetado por los grupos económicos que impulsan a Massa for President 2023, a los que obviamente Massa obedece. Sin financiamiento no hay campaña.

    1. Paradógicamente, la idea de vender esas acciones salen de algunas empresas que apoyan a Massa, pero no creo que se concrete. Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.