Con el crédito en dólares destruido, el gobierno debe, al menos, cuidar el crédito en pesos

El crédito público en dólares será difícil de recuperar, incluso cuando se haya reestructurado con éxito la deuda pública. Para recuperarlo, sería necesario, primero, dejar que funcione un segmento totalmente libre y legal del mercado cambiario y recrear confianza en la intermediación financiera en dólares dentro del sistema bancario argentino, algo que con el actual discurso des-dolarizador compulsivo, es cada vez más inalcanzable.

Por consiguiente, es muy importante que el gobierno cuide, al menos, el crédito público en pesos. Para ello es imprescindible que cumpla estrictamente con los pagos de intereses y de capital de todas letras y bonos en pesos que venzan de aquí en adelante. Sólo asi podrá conseguir que siga existiendo un mercado para nuevas letras y bonos en pesos.

Por supuesto que cumplir con esas obligaciones obligará a emitir pesos, pero en la medida que siga existiendo un mercado para nuevas letras y bonos, el Gobierno podrá absorber la emisión de pesos que considere excesiva, pagando las tasas de interés que determine el mercado.

Pretender reprogramar compulsivamente los vencimientos en pesos hará mucho más daño a cualquier política anti-inflacionaria que la emisión necesaria para cumplir estrictamente con esas obligaciones.

.

A 20 años de la dolarización en Ecuador

La semana próxima debo dar una conferencia sobre lo que podemos aprender de la experiencia dolarizadora del Ecuador. Una vez que la haya pronunciado, voy a postear en este blog el texto de mi presentación.

Del material que he estado revisando para preparar la conferencia, me resultaron muy instructivos la opinión de Jamil Mahuad, el Presidente que adoptó la decisión de dolarizar y de Alfredo Arizaga, quien fuera su Ministro de Economía en equellas circunstancias.

Quiero compartirlas con mis amigos del blog. Vale la pena escucharlos.

De Alfredo Arizaga, solo dispongo del audio. Acá lo tienen.