Mis Libros

En los últimos tiempos recibí muchos mensajes indicándome que mis libros no se conseguen en las librerias. Varios de ellos están agotados, por lo que decidimos digitalizarlos y ponerlos a disposición en versión PDF.

Pero hay cuatro, en especial los dos más recientes, para los que conseguimos un stock de libros en versión impresa. Para facilitar su adquisición, hemos creado una página especial a la que se puede acceder a través del siguiente link:

https://domingocavallo.mitiendanube.com/

A continuación reproducimos la página libros de este blog.

HISTORIA ECONOMICA DE LA ARGENTINA

Domingo Cavallo y Sonia Cavallo Runde, Editorial El Ateneo, 2018.

Descargar primeras paginas

La economía de la Argentina es enigmática: muchos episodios durante los más de 200 años como nación independiente son difíciles de explicar en términos estrictamente económicos. Por ello, y para extraer valiosas lecciones para la actualidad, este libro propone una relación entre esos acontecimientos históricos y las circunstancias políticas, las condiciones externas y las discusiones ideológicas que los acompañaron. La originalidad de su enfoque permite estudiar por qué las administraciones no pudieron llevar adelante las políticas imprescindibles para resolver los problemas de su tiempo o, por qué, frecuente y drásticamente, cambiaron las reglas de juego en la dirección incorrecta. ¿Podrá la experiencia ser utilizada para diseñar una estrategia capaz de recrear el clima estable e integrador en la economía global que comenzó en el país alrededor de 1990? ¿Podrá la Argentina volver a tener un período largo de progreso como el que consiguió a fines del siglo xix y principios del siglo XX, Edad de Oro en la que la economía argentina creció más rápido que la de los Estados Unidos, Canadá, Australia y el Brasil? Esta obra pretende responder estas preguntas y otras similares, indagando en la historia con la esperanza de ayudar a encontrar un camino duradero hacia la paz y el progreso de la Nación.


ARGENTINA’S ECONOMIC REFORMS OF THE 1990s IN CONTEMPORARY AND HISTORICAL PERSPECTIVE

Domingo Cavallo and Sonia Cavallo Runde, Routledge, 2018.

Why has Argentina suffered so much political and economic instability? How could Argentina, once one of the wealthiest countries in the world, failed to meet its potential over decades? What lessons can we take from Argentina’s successes and failures?

Argentina’s economy is – irresistibly – fascinating. Argentina’s economic history – its crises and its triumphs cannot be explained in purely economic terms. Argentina’s economic history can only be explained in the context of conflicts of interest, of politics, war and peace, boom and bust. Argentina’s economic history is also intertwined with ideological struggles over the ideal society and the on-going struggle of ideas.

The book comprises two distinct components: an economic history of Argentina from the Spanish colonial period to 1990, followed by a narrative by Domingo Cavallo on the last 25 years of reform and counter reform.

Domingo Cavallo has been at the centre of Argentina’s economic and political debates for 40 years. He was one of the longest serving cabinet members since the return of democracy in 1983. He is uniquely qualified to help the reader make the connection between historical and current events through all these prisms. His daughter, Sonia Cavallo Runde, is an economist specialized on public policy that currently teaches the politics of development policy. The two Cavallos offer academics and students of economics and finance a long form case study. This book also seeks to offer researchers and policymakers around the world with relevant lessons and insights to similar problems from the Argentine experience.


CAMINO A LA ESTABILIDAD

Domingo Cavallo, Editorial Sudamericana, 2014.

Derrotar a la inflación y estabilizar la economía será la principal demanda popular que enfrentará quien gobierne la Argentina a partir de diciembre de 2015. Para ese entonces, millones de argentinos estarán convencidos de que la inflación es la principal causa del aumento de la pobreza y de la pérdida de empleos productivos, además de tener crispados sus ánimos por la carrera infernal y desigual que significan los aumentos continuos de precios y salarios. Por eso decidí escribir este libro. Con un propósito menos ideológico y más pragmático: encontrar la forma más efectiva de resolver las dificultades que deberemos enfrentar. En particular, el problema más difícil de solucionar de manera efectiva y duradera: la inflación. Es clave que el próximo gobierno acierte con su política de estabilización antes de las elecciones parlamentarias. De esa forma, conseguirá el poder y el apoyo popular indispensable para llevar a cabo las difíciles reformas económicas que se necesitan para sacar a nuestro país del atolladero.


ESTANFLACION

Domingo Cavallo, Editorial Sudamericana, 2008.

Bajar PDF

Si bien entre 1991 y 2001 conocimos una década de estabilidad de precios, desde 2002 en adelante la inflación está de nuevo entre nosotros y nadie sabe por cuánto tiempo más. Hay mucha inflación reprimida por controles e intervenciones distorsivas del Estado en todos los mercados. ¿Cómo hacer para que ésta no se descontrole y volvamos a vivir la tan odiada hiperinflación? ¿Qué es la inflación y cómo combatirla? Se trata de una enfermedad, una suerte de robo serial facilitado por el engaño que lleva a que las instituciones funcionen cada vez peor y la desconfianza se extienda a todos los terrenos de la sociedad. Esconde los actos de corrupción y les brinda impunidad. Reconociendo sus errores y equivocaciones, el autor, que ha dedicado su vida profesional al estudio y combate de la inflación, decide escribir este libro para ayudar a entender la naturaleza de esta terrible enfermedad social y para que seamos capaces de elegir, y luego apoyar, a gobiernos que tengan el firme propósito de encontrar una cura.


PASION POR CREAR

Domingo Cavallo y Juan Carlos De Pablo, Editorial Planeta, 2001.

Bajar PDF

Aparece en su total dimensión la trayectoria y el pensamiento de primera mano del hombre que más sabe sobre la conducción económica de la Argentina. En un pormenorizado recorrido biográfico orientado por Juan Carlos de Pablo, “Mingo” se hace entendible y se muestra en absoluta coherencia con el Cavallo que mostró su talento político y su capacidad de “hacedor” en su paso por la función pública. ¿Hacia dónde marcha la economía real? ¿Qué podemos esperar para la Argentina en las condiciones actuales de los mercados internacionales? ¿Qué va a pasar con la convertibilidad? Justicia y Seguridad, Educación y Salud, Producción, Empleo y Crecimiento. ¿Qué hay que hacer en nuestro país para que mejoren estos índices? Domingo Cavallo lo sabe, y con su frontal e incorregible estilo lo cuenta todo.


EL PESO DE LA VERDAD

Domingo Cavallo. Editorial Planeta, Buenos Aires, 1997.

Bajar PDF

En el verano de 1997, Domingo Cavallo pasó las vacaciones con su familia, por primera vez en mucho tiempo lejos del gobierno de Menem y del fragor de la función pública. Fue una oportunidad ideal para contarles a sus hijos los que había ocurrido en la Argentina de los últimos años. Este libro es el resultado de ese relato. “Ellos querían saber por qué estoy sometido a un evidente acoso judicial y por qué el mismo gobierno, al que había servido con tanta dedicación y lealtad, parecía empeñado en mandarme a la cárcel. Y querían entender por qué, a pesar de todo, sigo siendo tan optimista sobre el futuro de la Argentina”, explica el autor.

Domingo Cavallo, protagonista central de la Argentina de los noventa, quien desde su visible función como ministro de Economía instaló el debate acerca de la existencia de mafias enquistadas en el poder da a conocer aquí situaciones, nombres y relaciones que explican la trama oculta de la corrupción, su difícil convivencia con Menem, la lucha contra intereses y lobbies, el negocio de las armas, la cuestión de la Aduana, la mafia en los correos y los aeropuertos, la informatización del Banco Nación, los jueces que protegen contrabandistas y evasores, los funcionarios que manejan la Justicia, la historia secreta del Plan de Convertibilidad, el trasfondo de la reforma económica, y su último encuentro a solas con el Presidente. Con el mismo tono coloquial con que conversó con sus hijos en la intimidad, Cavallo recrea para los lectores su apasionante experiencia en el poder y traza su visión sobre el país que viene. El peso de la verdad es de consulta ineludible para todo el que pretenda comprender la Argentina de fin de siglo.


ECONOMIA EN TIEMPOS DE CRISIS

Domingo Cavallo. Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 1989.

Bajar PDF

A diferencia de Volver a crecer y El Desafío Federal, que reflejaban los resultados de la labor de investigación de Domingo Cavallo en la Fundación Mediterránea, Economía en tiempos de crisis fue escrito desde el protagonismo activo del autor de Economía y Política argentinas. Recoge sus interpretaciones de dos crisis recientes: la de los años 1982 y 1983, y la del período 1988-1989, que aún estamos viviendo.

Pretende además constituir un aporte para que los dirigentes argentinos puedan actuar con éxito ante un desafío que el autor define en el prólogo: “En poco tiempo más el gobierno se verá enfrentado a la necesidad de frenar un fenómeno hasta ahora inédito: la hiperinflación. El pueblo hermano de Bolivia vivió ese traumático proceso en la transición del gobierno de Hernán Siles Suazo al del presidente Víctor Paz Estensoro.”


LA ARGENTINA QUE PUDO SER: Los Costos De La Represion Economica

Domingo Cavallo, Roberto Domenech y Yair Mundlak. Ediciones Manantial, Buenos Aires, 1989.

Bajar PDF


EL DESAFIO FEDERAL

Domingo Cavallo y Juan Antonio Zapata. Sudamericana – Planeta, Buenos Aires, 1986.

Bajar PDF


VOLVER A CRECER

Domingo Cavallo. Sudamericana – Planeta, Buenos Aires, 1984

Bajar PDF

“Argentina es, desde el punto de vista económico, una sociedad estancada. Durante el período 1929-1983, entre los 32 países para los que existen estadísticas comparables, sólo Honduras presenta un estancamiento superior al de Argentina.

No ha logrado durante los últimos 54 años hacer funcionar de manera estable y predecible sus instituciones políticas y ha vivido la destrucción de sus instituciones económicas fundamentales, al extremo de llegar a conformar un sistema económico en el que conviven un socialismo sin plan y un capitalismo sin mercado. Esta forma de organización económica es absolutamente inepta para generar decisiones colectivas mínimamente racionales y lo que es aún peor, incapaz de vehiculizar los intereses individuales y sectoriales detrás del interés general.

¿Cómo se llegó a estas formas perversas de organización económica?

¿Es posible cambiar las reglas de juego y volver a crecer con las limitaciones que impone la nueva realidad mundial y los problemas del pasado? ¿Cómo volver a caminar en la dirección correcta? Estos son los temas fundamentales de este libro que sin abandonar el rigor técnico ha sido escrito para el público en general y para la dirigencia argentina en particular. La intención del autor es contribuir al debate sobre los mecanismos que son capaces de permitir a los argentinos sumar voluntades, conocimientos y energías para construir una economía eficiente, que brinde más margen de libertad material para el progreso de la sociedad en todas sus dimensiones”.

Para el mundo se predice un “estancamiento secular”. En Argentina es más probable una “estanflación secular”

La decisión de extender la cuarentena por 17 días más, con mayores restricciones en el Área Metropolitana de Buenos Aires, sin que la gente advierta que el gobierno tiene un plan de salida de la actual encerrona económica, está llevando a muchas decisiones de cierres de empresas, convocatorias de acreedores y angustias extremas de personas que no saben cómo van a poder generar un mínimo de ingreso para alimentar a su familia.

El gobierno sugiere que va a otorgar subsidios sociales como para atender a quienes queden sin ingresos, al punto de comenzar a hablar de un salario básico universal, como lo propone Eduardo Duhalde haciéndose eco de un reclamo insistente del Papa Francisco.

Sin duda, se trata de puro voluntarismo, desconocedor de la dramática situación fiscal por la que atraviesa el país y el enorme peligro inflacionario que significa la total destrucción del crédito público y la emisión monetaria descontrolada.

Esta combinación de circunstancias preanuncia tensiones económicas extremas en el segundo semestre. Tensiones económicas que pueden llegar a tener un correlato social mucho peor que el que se vivió en el año 2002.

Un repaso de los pronósticos sobre la evolución esperada de las economías internacionales que están sufriendo caídas del producto y del empleo semejantes a las que sufre nuestro país, pone de manifiesto que en general se espera un rebote rápido tan pronto como se logre controlar la evolución de la pandemia. Tal es así que los mercados de acciones de esos países no han sufrido grandes caídas ni tampoco experimentaron fuertes aumentos en sus tasas de riesgo país.

La mayoría de los pronósticos, sostienen que, aún con recuperaciones nacionales en “V” s pronunciadas, es probable que la economía global asista a un largo período de estancamiento secular debido a la desarticulación de las cadenas de valor que afectarán al comercio mundial, al incremento de la aversión al riesgo provocado por el miedo al rebrote del coronavirus y al efecto de los nacionalismos que se están expandiendo en el mundo, comenzando por el de los mismos Estados Unidos.

Nadie pronostica un boom de las commodities como el de la primera década de los 2000. Por el contrario, es probable que se asista a un deterioro creciente de la demanda de materias primas y a un aumento de los esfuerzos para economizar energía y otros recursos no renovables.

Ante este panorama mundial y la dramática situación en la que se encuentra la economía argentina, es prácticamente imposible visualizar una recuperación semejante a la de la mayoría de las economías del exterior. La ausencia total de crédito público y las tensiones inflacionarias que se derivan de la expansión monetaria descontrolada, no permiten predecir una recuperación en “V” pronunciada, porque aun cuando se recupere la demanda de bienes y servicios, existirán fuertes obstáculos para el aumento de la oferta, debidos a la destrucción de capacidad productiva por deterioro del tejido empresarial y la indisponibilidad del capital de trabajo necesario para recuperar los niveles de empleo y de producción anteriores a la pandemia. A diferencia de casi todo el resto de las naciones, Argentina venía sufriendo estanflación desde 10 años atrás y un deterioro de la capacidad productiva acentuada por la falta de inversión en sectores claves de la economía.

Además, ante la ausencia de un boom de las materias primas y el estancamiento secular de la economía global, lo más probable es que Argentina no pueda escapar a esa tendencia, pero partiendo de un nivel de actividad bastante inferior al que habrán alcanzado las economías con mayor capacidad de recuperación post pandemia. No es aventurado imaginar que Argentina, peor que un estancamiento secular, sufra una “estanflación secular”.

Las consecuencias políticas de un escenario económico como el descripto, no son fáciles de predecir, pero no es descartable que puedan significar, para bien o para mal, un nuevo cambio organizacional de la Argentina. Alberto Fernández ha dicho, que ésta podría ser una oportunidad para “cambiar al mundo”, aunque se lamenta que sólo él y el actual presidente de México parecen empeñados en lograrlo. Vale la pena indagar, a qué “cambio del mundo”, se refiere el presidente Fernández.

El deseo presidencial de cambiar al mundo

Para Alberto Fernández la crisis que se está viviendo podría ser una inmejorable oportunidad para cambiar al mundo, tal como se lo señaló al ex presidente Lula da Silva. Pero reconoce que será muy difícil lograrlo.

Lamentó no contar con el acompañamiento de quienes gobernaron América Latina en los años de Lula. Sostuvo que necesitaría a un Néstor Kirchner, a una Dilma Rouseff, a un Hugo Chávez, a un Rafael Correa, a un Fernando Lugo y a un Evo Morales. Y, para no parecer demasiado ideologizado, agregó: a un Pepe Mujica, a un Tabaré Vázquez, a un Ricardo Lagos o a una Michel Bachelet. Pero no los tiene. Con esta afirmación, redujo a los actuales gobernantes de Brasil, de Ecuador, de Paraguay, de Bolivia, de Uruguay y de Chile a la categoría de resignados cultores de la decadencia económica y la injusticia social.

Sólo le faltó argumentar que el crecimiento de América Latina entre 2003 y 2010 no se debió al impresionante aumento de los precios de las commodities de exportación y a las reformas heredadas de la década de los 90s, sino a las gestiones de los presidentes “progresistas” cuya ausencia añora. No aclaró si estaba recitando su discurso de política exterior o el de Cristina Kirchner, pero a esta altura de los acontecimientos esa aclaración sería superflua.

Basta revisar los pronunciamientos de Alberto Fernández, sobre ésta y todos los demás capítulos de políticas públicas durante el gobierno de Cristina Kirchner, para quedar convencido que desde que fue elegido por ella como candidato a la Presidencia, adoptó como propias la interpretación de la historia y las ideas políticas y económicas de su promotora. Ya no queda nada de aquel Alberto Fernández por el que no menos de un 15 % del electorado votó pensando que podría moderar el desprecio de Cristina Kirchner por las instituciones republicanas, la racionalidad económica y la relación madura con todas las naciones del mundo.

Por consiguiente, a menos que se produzca un cambio político muy acentuado, algo que hoy no se visualiza como probable, es muy difícil pronosticar algo mejor que la “estanflación secular”.

Por error se dispararon siete posts del año 2004

Les pido disculpas, porque posiblemente los títulos pueden haberlos sorprendido y confundido. Si los abren y los leen, tengan en cuenta que son de aquel año, cuando todavía no se había reestructurado la deuda defaulteada y mucho menos cancelado la que se debía al FMI.

Yo estaba indignado porque el FMI había aplaudido la pesificación de los depósitos en dólares de los argentinos e incluso condicionado sus desembolsos pendientes a que la Corte Suprema de Justicia convalidara esa medida. claramente inconstitucional.

Para salir de la estanflación se necesita crédito público y moneda sana

Este es el título de un artículo que reescribí para el Centro de Economía Aplicada de la Universidad del CEMA. Es probable que ya hayan leído una versión parecida: la transcripción de la conferencia que di en la Universidad Católica Argentina en 2013 y por la que el kirchnerismo me envió a escrachar con Quebracho.