“Infla-adicción”

Puse al título de este artículo entre comillas para destacar que acabo de inventar una palabra compuesta que aún no existe en el diccionario de la Real Academia, pero que es la más apropiada para describir el tipo de inflación que ha infectado a la economía argentina. Los lectores advertirán de inmediato que la nueva palabra apunta a trazar un paralelo con el vocablo “drogadicción”. Justamente, se me ocurrió llamar así a la enfermedad más grave de nuestra economía, porque hay enormes paralelos entre ella y la enfermedad más peligrosa que afecta a nuestra sociedad: la creciente adicción a las drogas impulsada por los narco-traficantes para ampliar las bases de su infame negocio.

La inflación, como la drogadicción, tuvo introductores. En 2002 fueron los empresarios y dirigentes políticos que estaban preocupados por el alto nivel de endeudamiento de sus empresas y provincias y que pensaron que la solución era la combinación de pesificación y mega-devaluación, mientras controlaban los precios de los servicios públicos y conseguían que la desocupación extrema demorara el ajuste de los salarios nominales.

Desde 2003 en adelante, cuando la inflación comenzó a ceder porque el Banco Central insinuó, como en Brasil, que comenzaría a aplicar una política monetaria enderezada a metas de inflación cada vez menores y el Peso, como el Real, comenzó a apreciarse, el Gobierno de Néstor Kirchner se transformó en infla-traficante con el objetivo de recaudar a través de las retenciones a las exportaciones. Las retenciones no podrían haber generado el nivel de recaudación que proveyeron desde entonces hasta el presente si en Argentina se hubiera dejado apreciar el Peso al mismo ritmo que se apreció el Real. Que hoy suframos más del 25 % de inflación anual mientras en Brasil la inflación es menor al 5 % por año, es el precio que pagamos los argentinos por esta decisión de nuestros gobernantes.

A medida que la desocupación fue disminuyendo, resultado claro de la fuerte rebaja de los costos laborales que significó la devaluación de 2002, los dirigentes sindicales se transformaron también en infla-traficantes, no porque la inflación beneficie a los trabajadores, sino porque refuerza el papel que les toca jugar a los dirigentes sindicales en las renegociaciones salariales que se tornan cada vez más frecuentes a medida que aumenta la tasa de inflación.

Así como la droga destruye progresivamente a la sociedad, tal como lo estamos viendo a través de la creciente inseguridad ciudadana, la inflación destruye a la economía porque la desorganiza y crea un clima de creciente inseguridad económica de las familias. La droga destruye la mente y el físico de quienes se transforman en adictos. Los narco-traficantes tratan de corromper a los estamentos del Estado encargados de reprimirlos. Por eso buscan infiltrar a las fuerzas de seguridad, a los poderes ejecutivos, a los parlamentos y a la justicia.

La inflación carcome el ingreso real de las familias de trabajadores y de los jubilados, en especial de quienes no gozan de la protección de fuertes sindicatos vinculados al gobierno. Como los narco-traficantes, los infla-traficantes también tratan de infiltrar a los diversos poderes del Estado.

Lamentablemente, en Argentina lo han conseguido: hoy el Gobierno y una gran mayoría de dirigentes políticos se han transformado en poderosos infla-traficantes. La mejor prueba es la decisión de quitarle al Banco Central la responsabilidad de luchar contra la inflación. Es exactamente lo mismo que si el Gobierno y la dirigencia Argentina decidieran instruir a las fuerzas de seguridad que dejaran de luchar contra el narco tráfico. Afortunadamente eso no ha ocurrido en nuestro País, pero debemos estar precavidos: los incentivos que utilizan los narcotraficantes para evitar que el Estado identifique a la drogadicción como el enemigo público número 1 de la sociedad, son los mismos que utilizan los infla-traficantes para transformar al Estado en su aliado. En ambos casos se utiliza el poder económico y político que se consigue a través del dinero mal-habido.

Las elecciones del año próximo nos ofrecen a los ciudadanos una oportunidad para ejercer nuestros derechos y elegir un Gobierno que sea capaz de luchar frontalmente contra la infla-adicción y la drogadicción como las dos enfermedades más virulentas y peligrosas de nuestra sociedad. Por eso será muy importante que en el proceso electoral la inflación y la inseguridad se transformen en el centro de la discusión y de la atención de los electores. No debemos dejar que nos confundan con promesas demagógicas y apelaciones a supuestas ideologías progresistas. No hay nada más retrógrado en economía que el tipo de inflación que ya sufrimos y no hay nada más destructivo del orden social y moral que la creciente inseguridad que se origina en el narcotráfico.

35 comentarios sobre ““Infla-adicción””

  1. Estimado Dr. Cavallo, celebro que un economista de su envergadura introduzca el problema de la droga, el de la seguridad en la sociedad y la economia de la Nacion Argentina-. Considero que el paso del tiempo, fue especializando los pensamientos humanos a fin que fueran cada vez mas eficientes y productivos, sesgando dicha realidad en celdas con escasa comunicacion; tambien el paso del tiempo nos llevara a comprender que ni la economia, la seguridad juridica en su amplio espectro de posibilidades, son cuartos estancos de realidades individuales, que pueden sobrevivir en equilibrio y armonia-. La verdad de la realidad (llamese inflacion-seguridad- delito) que viven los ciudadanos debera crear un pensamiento aglutinador que tendran algunos ciudadanos la responsabilidad de difundir con honestidad e integrador-.
    Lo saludo atte-.
    Dr. Diego Jacob

  2. hola Dr, excelente el articulo y realmente a los argentinos nos han acostumbrado a vivir con inflacion. soy joven (23 años) pero creo que si mal no recuerdo SOLO en su gestion como ministro de economia se implementaron medidas anti-inflacionarias, en anteriores gestiones a la suya era casi imposible encontrar a alguien hablando siquiera del problema de la inflacion como si fuera un tema tabu en nuestra politica. las medidas de este gobierno estan encasillando las posibilidades economicas de cada individuo,especialmente a los jovenes, han terminado con el credito para adquirir una vivienda para la mayoria pero especialmente para los jovenes.
    cree usted que en la universidades de nuestro pais a los estudiantes de economia, se le haga especial incapie en el problema de la inflacion o por que los ministros nisiquiera hablan del tema?

    saludos y como siempre, leyendo sus articulos.

    1. Espero que en las Universidades se esté discutiendo el tema de la inflación. Si no fuera así sería una omisión imperdonable. La inflación es el gran problema económico de nuestro País. Me alegra mucho que un jóven como vos lo vea tan claramente. Yo escribí mi último libro “Estanflación” pensando precisamente en los j[ovenes argentinos que no vivieron a experiencia de 45 años de inflación entre 1945 y 1990. Un afectuoso saludo.

      1. Por lo menos en mis cursos de Macroenomía en Mar del Plata si se hace hincapié. Tal vez no se hacía tanto énfasis en la época en que Boudou era estudiante…

        1. Me parece que Boudou no arma su discurso utilizando lo que le enseñaron en la facultad o en el CEMA.

  3. Dr. Cavallo,
    Siempre creí que la inflación crónica que tuvo la Argentina fue la consecuencia de una adición a la emisión monetaria.
    Al igual que la droga las primeras veces da una sensación de bienestar, en el caso de la economía una sensación de reactivación ficticia que es esterilizada con la inflación consecuente. El problema es que al igual que con la droga se necesitan dosis cada vez mas altas de emisión, llegando a extremos como la hiper inflación.
    Gracias por el buen tratamiento de desintoxicación que fue la convertibilidad.
    Desde hace unos años el gobierno se esta convirtiendo nuevamente en adicto.
    Saludos.

    1. Saludos Daniel. Muy buena la interpretación de la convertibilidad como un tratamiento de “desintoxicación”.

  4. Muy buen post, esperemos que el pueblo se de cuenta (si no es de manera racional, al menos sea emocional) y vote a algun candidato sensato.
    Felices Fiestas.

  5. En reiteradas oportunidades he escuchado al Jefe de Gabinete Aníbal Fernández, decir que es imposible que exista una inflación por arriba del 20% anual, porque muchos empresarios adquieren deuda al 8%, Seguramente usted me podrá detallar cual es el engaño que se esconde detrás este discurso.. Saludos Dr, que comience bien el año…

    1. No escuché el comentario del Jefe de Gabinete, pero no sé si se refiere a 8 % en dólares o indexado, o simplemente deuda a tasa fija al 8 %. Si fuera este último caso, no creo que haya mucho crédito a esa tasa. Puede ser que lo otorgue o haya otorgado algún banco oficial, pero se trata de un verdadero subsidio. Ahora bien, si se trata de crédito al 8 % en dólares o indexado, ese tipo de crédito es compatible con cualquier tasa de inflación. Incluso con una mayor al 20 %, tal como la que se está sufriendo en la actualidad.

      1. Seguramente, más que a la tasa de interés de los créditos otorgados por los bancos, se habrá referido al % de interés de los bonos de la deuda pública que adquieren algunos empresarios en concepto de ahorro financiero. Al adquirir bonos de la deuda pública al 8% de interés, según Fernández, no puede haber una inflación mayor al 20 % porque la ganancia porcentual por adquirir bonos se licuaba..

        1. Evidentemente Aníbal ya nada recuerda de su paso por la Facultad de Ciencias Económicas y sólo conserva su formación como abogado…

  6. Dr. Cavallo , una pequeña inquietud, ¿todavía conserva la famosa servilleta de Corach?
    En su momento hizo muy bien en mostrar la corrupción del poder político en la Argentina.
    Saludos.

    1. No conservo la servilleta, pero lo que ha pasado con la justicia desde aquella época ha dejado a la descripción de Corach en aquella servilleta como una evidencia innecesaria. La corrupción política y judicaial ha ido en aumento y hoy se pone de manifiesto en innumerable cantidad de hechos auto-evidentes.

  7. Estimado Ministro
    Como dice Ud la inflacion debera ser unos de los temas mas importante en el debate de la proxima contienda electoral.
    Ahora bien, el gobierno que llegue, recibira una inflacion anual del 26 % piso. Supongamos , aunque no estoy seguro que el proximo gobierno gran parte de su esfuerzo en la desaceleracion de la inflacion.
    Viendo el menu electoral lo veo dificil, debido a que haciendo la misma analogia con la adiccion en el cual el enferma para obtenerla misma sensacion de bienestar debera consumir una mayor cantidad de drogas, la economia para obtener el mismo nivel debera acelerar la inflacion mediante una mayor emision.
    En la vision miope que tienen los politicos que veo, no creo que sacrifiquen bienestar futuro por bienestar inmediato.Observe como en diciembre del 2001, una imposiblidad de restriccion fisica de dinero momentanea (porque giro de dineroentre entidades se podia hacer, la gran mayoria de los politicos y la gente (que tambien es muy egoista en general) aprovecharon esa situacion coyuntural que termino con el resultado que todos sabemos.
    Ofrecieron lo que queria la gente a corto plazo y en el mediano , se produjo la devaluacion asimetrica con la perdida de poder adquisitivo. Esa misma gente que protesto contra la medida del corralito, no fue capaz de sostener la protestapor algo mas grave que era la devaluacion y el derrumbe de los salarios. Como tampoco veo una protesta generalizada por la situacion que hay en este momento, hace 3 dias que no consigo sacar dinero, y para cargar nafta hoy hice una
    cola de 2 hs.
    Por eso ministro, yo le agradezco porque en la decada del 90, demostro que la Argentina podia ser previsible. Y que un pico de consumo de energia no salia en los diarios porque no afectaba a la produccion ni a los hogares.No como ahora que lo unico que se planifica son los cortes para evitar un colapso.
    Un abrazo

    1. Es cierto Walter que nuestra historia demuestra que los procesos inflacionarios pueden durar mucho tiempo sin que la clase política se sienta obligada a ponerles un freno. Pero ahora que hay estabilidad en la mayor parte de los países del mundo y se pueden percibier claramente sus beneficios, yo aliento la esperanza de que el próximo gobierno, y también los ciudadanos, miren esos ejemplos y adviertan que la aceleración inflacionaria nos condicirá al desastre, no en 45 años, como ocurrió entre 1925 y 190 sino en unperíodo mucho más corto. Un abrazo y feliz Año Nuevo.

  8. A proposito de las tasas de inflacion… No he sentido tasas fijas del 8% pero si del 16 por ejemplo… lo que sería una tasa real negativa según entiendo…. lo que seguramente estaría influyendo en la fuga de capitales que tuvimos recientemente … todo lo cual estaría presionando para que se aprecie la moneda…. ¿¿ES ASI?? Y si es asi que nos espera de seguir con este infla-modelo ??
    FELIZ AÑO NUEVO

    1. Las tasas reales negativas más que alentar la fuga de dinero, por el momento estan alentando un gran gasto por parte de las familias, pero es cierto que cuando la gente comience a tener expectativas de devaluación, puede provocar una gran fuga de capitales. Esa fuga más que provocar la apreciación del Peso, va a provocar un aumento de las tasas de interés y, eventualmente, una depreciación monetaria.
      Feliz Año 2011 para vos y tu familia.

  9. Buenas noches Doctor, muy claro su artículo sobre este verdadero flagelo económico. Muy dicáctica la metáfora de comparar a la inflación con la adicción a las drogas.
    Veo con preocupación que el gobierno actual no tiene la voluntad de terminar con la inflación.
    Pienso que está muy cómodo conviviendo con la misma, porque le permite recaudar cada vez más sobre todo con impuestos que deberían ser justos como el impuesto a las ganancias personales y de las empresas, llevando a los individuos y empresas a escalas de renta más altos, con ganancias artificiales.
    Le mando un saludo y le deseo un excelente 2011.

    1. Así es Javier, pero hay cada vez más gente que sufre las consecuencias de la alta inflación, así que en algún momeno, algún gobierno tendrá que enfrentar el problema. Un afectuoso saludo para vos y muchas felicidades para 2011.

  10. Estimado Dr. Cavallo, que piensa respecto de los que sostienen que durante la decada del 60 tuvimos inflacion alta y con crecimiento sostenido. Tb hablan del caso de Corea, como ejemplo de que se puede manejar un tasa anual del 20% al 30%.
    Saludos cordiales

    1. En la década del 60 tuvimos crecimiento sostenido por la fuerte inversión y la gran modernización económica de los años deL Presidente Arturo Frondizi. Si bien en 1962 hubo una gran recesión, la economía quedó muy capitalizada y pudo crecer sostenidamente hasta principios de los 70. Algo parecido ha ocurrido en los últimos 8 años. La gran capitalización y modernización del país durante la convertibilidad, a pesar de que sufrimos una recesión entre 1998 y 2002, dejó al país con una capacidad productiva muy valiosa que le permitió crecer sostenidamente por el cambio de condiciones económicas internacionales. Pero la inflación de los 60s, que trató de reducirse varias veces, por ejemplo entre 1967 y 1970 (Plan Krieguer Vasena) y luego entre 1973 y 1975 (Plan Gelbard) terminó en el denominado Rodrigazo de 1975 y fue seguida por un período de estanflación que se prolongó desde 1975 hasta 1990 y terminó en hiperinflación. El problema de la inflación de 20 al 30 % es que si no se la combate, termina en hiperinflación y si se la decide combatir, conduce a períodos de estanflación que debilitan a los gobiernos responsables de las políticas monetarias restrictivas y los lleva a abandonar el intento.
      Los países que han tenido rápido crecimiento con cierta inflación de hasta el 30 %, permitieron la inflación para evitar que se produjeran desajustes en precios relativos, porque tenían presiones de costos y no querían dejar atrasar, por ejemplo, las tarifas púlbicas. Pero aquí, en los últimos años la inflación del 20 al 30 % ha acentuado los desajustes en precios relativos.

  11. Gran analogía. Ahora mi pregunta ¿Cuántas criaturas mata el paco y cuántas un punto de inflación? ¿Cuántos ancianos matará al año la ineptitud, el descontrol, el despilfarro, la improvisación y la corrupción? ¿Qué será peor? ¿Que clase de gente trafica con drogas y que clase de gente se instala en un gobierno para darnos esto?
    Gran año Dr. tal vez lo llamen de urgencia así que no se me enferme y soñemos con un Lula o un Uribe para el año que viene.
    Antonio

    1. No me atrevo a decir quien mata más gente, pero seguramente ambos males son muy destructivos de cualquier comunidad.
      Muchas gracias por tu concepto. un abrazo.

  12. Dr, en los fines del 90, despues de haberse desterrado la inflacion en nuestra economia, yo al menos pense que nunca mas estariamos discutiendo este tema, ya que los beneficios estaban a la vista. Sin embargo hoy , tenemos que escuchar a algunos pseudos intelectuales economistas ( al menos se hacen llamar )por ejemplo de carta abierta que minimizan los beneficios y aceptan la inflacion como un mal menor y parte de la poblacion tolera estos niveles porque por ahora no lo ve como una amenza.
    En el supuesto caso que el proximo gobierno elegido tenga la sensatez (como le dije en otros comentarios no soy optimista), y logre desterrar esta enfermedad de la economia, siempre vamos a estar expuesto a que otros gobiernos utilicen la emision para financiar el gasto. En un libro cuyo titulo era “El poder Fiscal” ahora no recuerdo su autor, planteaba que los que ejercian el poder no siempre eran benevolos y por ello debian existir clausulas constitucionales , para que el gobierno de turno no pudiera abusar de su poder fiscal ( me estoy refiriendo a lo economico porque en cuanto a otros ambitos estan contempladas), y en situaciones que tampoco el mercado podia detener la voracidad de un gobierno. En base a ello, por ejemplo se podria establecer una norma que la presion tributaria no pueda exceder a un x % del pbi,tambien que la emision monetaria no debe ser mayor al doble del crec estimado, delimitacion de subsidios a empresas o prohibirlos, etc. La convertibilidad con una ley funciono, pero la lograron vulnerar, pero si tenia status constitucional,hubiese sido mas dificil. Porque no si si el proximo gobierno va a acabar con la inflacion , pero si estoy seguro de algo , los introductores de la inflacion ,como dice Ud en el 2002, van a esperar la oportunidad, sin importar las consecuencias en el largo plazo.
    Un abrazo

    1. Usted tiene razón. Cuando se discutía la reforma constitucional de 1994 intentamos, con el Doctor Horacio Liendo, que era por entonces Secretario Legal y Técnico del Ministerio de Economía, incorporar el tipo de cláusulas constitucionales que Usted menciona, pero a pesar de la amplia adhesión que había en ese momento a la estabilidad monetaria y a la limitación del poder tributario del Estado, no tuvimos éxito. Creo que va a ser aún más difícil ligrarlo hacia el futuro, así que el peligro de que gobiernos irresponsables acudan a la excesiva expansión fiscal y monetaria y mantengan un sesgo fuertemente inflacionario en nuestra economía, seguirá existiendo.

Los comentarios están cerrados.