4 comentarios sobre “Breve respuesta al Comentario de Domingo Cavallo a mi libro YO NO ME QUIERO IR”

  1. caro mingo esta propuesta tuya que surge de la respuesta que le envias al diputado del pro estableceria un mecanismo similar al de uruguay o sea el de manejarse indistintamente con el peso uruguayo o con el dolar. esa asi? gracias felix

    1. Lo que est’a ren it’alicas no es una propuesta mía sino lo que opinaban Dornbusch y Sturzenegger en 1990 (dolarización completa). Yo, como vos mencionás, propongo para el futuro un sistema bimonetario como el de Perú o Uruguay, al que yo denomino “convertibilidad flotante”. Es como la convertibilidad de 1991 pero sin tipo de cambio fijo. Esto va a quedar muy claro con el nuevo libro que espero publicar pronto. Un abrazo.

  2. Doctor, a ver si me quedo claro el “debate” con Sturzenegger respecto a lo ocurrido con la pesificación asimétrica.. El gobierno de Duhalde decidió devaluar y llevar el dólar a 1.40, emitiendo un 40% para poder prestarle a los bancos pesos y dólares, ya que sufrían una corrida de sus depósitos.
    Como la gente no quería sus depósitos pesificados, se lanzaron en masa a reconvertir sus depósitos pesificados a dólares generando una brusca devaluación que llevo a una tasa de inflación del 40% en el primer semestre del 2002.. Mi interpretación es correcta?
    Sturzenegger menciona en su libro que al liberarse el tipo de cambio la gente rápidamente comenzó a comprar dólares, provocando una devaluación brusca que obligo a pesificar los depósitos al cociente de 1,40.
    muchas gracias

    1. La gente comenzó desesperadamente a comprar dólares con los pesos que pudo sacar de los bancos, luego de la pesificación. Antes el precio del Dólar se mantuvo en 1,40 pesos. De no haberse producido la pesificación no había suficientes pesos como para que el Dólar pudiera subir a más de 1,40. Al producirse la pesificación, todos los depósitos que la gente lograba sacar de los bancos eran pesos que la gente no quería mantener como tales sino transformar nuevamente en dólares. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *