“Convertibilidad” y “Cepo Cambiario”. ¿Sinónimos o Antónimos?

Kicillof acaba de decir que la “Convertibilidad” fue el verdadero  “Cepo Cambiario”. Seguramente se lo ha explicado así a la Presidente. Si “Cepo Cambiario” y “Convertibilidad” fueran sinónimos, Cristina tendría razón cuando dice que hoy no hay “Cepo Cambiario”: quiere decir que no hay “Convertibilidad”. Y eso es cierto! Lástima que la confusión de términos los lleve a desconocer tanto los costos que supone el “Cepo Cambiario” como las virtudes que despliega la “Convertibilidad”. Afortunadamente la gente tiene buena intuición y en esta materia no está confundida.

Es claro que Kicillof no sabe lo que significa “Convertibilidad”. En la literatura de raíz marxista que el ha leído, el término “Convertibilidad” nunca aparece. Por si llega a leer este artículo, voy a tratar de explicarle qué significa.

“Convertibles” son las monedas que pueden ser canjeadas por otras monedas con total libertad y sin ningún tipo de restricción. El Dólar, El Euro, el Peso Chileno, el Peso Mejicano, el Peso Colombiano, el Sol Peruano, el Real Brasileño y casi todas las monedas de los países bien organizados, hoy por hoy, son “convertibles” porque si uno las tiene y las quiere canjear por otras monedas, lo puede hacer con entera libertad. “Inconvertibles” son el Bolívar Venezolano, el Peso Argentino y las monedas de algunos países africanos que aún tienen estrictos controles de cambio y no le dan a sus habitantes la libertad de elegir la moneda en la que quieren ahorrar.

Cuando una moneda deja de ser convertible, en un país que gozó de la Convertibilidad, el gobierno está enviando la señal de que se va a valer de la desvalorización de esa moneda para financiar su déficit fiscal. En otros términos, pre-anuncia que va a cobrar el impuesto inflacionario: el impuesto que pagan quienes mantienen sus ahorros en la moneda no convertible. Lo pagan a través de la pérdida de poder adquisitivo de esos ahorros. Al Gobierno le resulta muy fácil recaudar ese impuesto: basta poner a funcionar la máquina de imprimir billetes y utilizar a la emisión monetaria como fuente de financiamiento de sus desequilibrios fiscales.

Mientras rigió la Ley de Convertibilidad en nuestro país nunca escasearon los dólares. Aún el día en que se decretó la pesificación de los depósitos bancarios el Banco Central tenía los dólares necesarios para cambiar todos los pesos que habían sido emitidos por el Banco Central. Es decir, si la gente decidía que sólo quería tener dólares y no pesos, se podría haber satisfecho su deseo, tal como se lo hizo a lo largo de todo el año 2001. Que la gente eligiera libremente la moneda era la esencia de la “Convertibilidad”.

Todos los dólares que circularon en la Argentina durante el período de la Convertibilidad no eran del Banco Central sino de la gente. Si estaban en el Banco Central, era porque la gente había decidido que para algunas transacciones y para parte de sus ahorros, también quería tener pesos. Entonces llevaba sus dólares al Banco Central y los canjeaba por pesos. Por eso, desde los 4 mil millones de dólares que tenía el Banco Central respaldando 4 mil millones de pesos el 1 de abril de 1991, llegó un momento que el Banco Central tuvo más de 30 mil millones de dólares que la gente decidió canjear por pesos. Para llevar a cabo ese canje el Gobierno imprimió pesos, pero los puso en circulación sólo en la medida que la gente se presentaba con dólares al Banco Central. Al ser respetuoso de ese principio, el Banco Central dispuso, hasta el final de 2001, de todos los dólares necesarios para canjear, 1 por 1, todos los pesos que se le presentaban. Y así lo hizo.

Con al menos una moneda que la gente nunca dejó de demandar, el Dólar, nuestro País pudo gozar de la misma estabilidad monetaria y de precios de que gozan los países avanzados y los que han sido monetariamente disciplinados por muchas décadas. Nosotros, que habíamos vivido 45 años con inflación y habíamos desembocado en una terrible hiperinflación, no podríamos haber eliminado ese flagelo si no usábamos al Dólar como patrón (o puntal) para el Peso Convertible que, algún día, podría haber llegado a ser tan creíble como el Dólar. O incluso más creíble, como llegaron a serlo muchas monedas que durante un tiempo también estuvieron apuntaladas por el Dólar y, cuando comenzaron a flotar, lejos de dejar de ser convertibles, se transformaron en monedas más demandadas que el mismo Dólar. Eso pasó con el Yen japonés, con el Marco Alemán, con el Franco Francés, con el Dólar Australiano, con el Dólar Canadiense, con el Dólar de Singapur y, sin ir más lejos, ha estado pasando durante los últimos años con el Peso Chileno, el Real Brasileño y el Peso Colombiano que, lejos de depreciarse, se han estado apreciando!

Se ha instalado en nuestro país la errónea interpretación de que la crisis de 2001 fue una crisis de la Convertibilidad. Craso error! No fue una crisis del régimen monetario sino una crisis financiera, que ocurre con cualquier régimen monetario. Por ejemplo, ocurrió en los Estados Unidos en 2008 y aún está produciendo muchos problemas, a pesar de que los Estados Unidos tienen una moneda propia y altamente demandada: el Dólar. Y está ocurriendo en Europa a pesar de que el Euro, desde 2002 en adelante, pasó a ser más valioso que el Dólar ( si lo fue, es precisamente, porque fue más demandado que el mismo Dólar). Las crisis financieras se producen cuando los activos de los bancos, es decir las cuentas a cobrar por los préstamos que los bancos han concedido, comienzan a tornarse incobrables. Si los depositantes y los demás acreedores de los Bancos advierten que la solvencia de esas instituciones está en peligro, comienzan a tratar de recuperar los fondos que habían depositado o le habían prestado a esos bancos. Eso es lo que se llama una “corrida bancaria”. Las corridas bancarias son difíciles de parar, salvo que alguien actúe como prestamista de última instancia. En el caso de los Estados Unidos, lo hizo el Banco de la Reserva Federal. En el caso de Europa lo está haciendo, en forma demasiado lenta, el Banco Central Europeo.

En nuestro caso, el único que podría haberlo hecho es el FMI. Lamentablemente, para regocijo de quienes querían destruir la Convertibilidad y licuar sus pasivos, el FMI , que en agosto de 2001 se había comprometido a prestarnos los dólares necesarios para sostener la estabilidad del sistema financiero y apoyar la re-estructuración ordenada de la deuda pública, dejó de desembolsar los fondos comprometidos a partir de noviembre, cuando estábamos en medio de la re-estructuración y se produjo otra fuerte corrida bancaria. La crisis financiera se transformó en una crisis del sistema monetario. Quienes esperaban beneficiarse del abandono de la Convertibilidad, aprovecharon el cambio de Gobierno para decretar la pesificación compulsiva de todos los depósitos en dólares. Eso es precisamente  la forma de pasar de una moneda convertible a una inconvertible. Nadie quería tener Pesos y en la desesperación por volver a convertirlos en Dólares, el Precio del Dólar salto de 1 a 3 pesos en pocas semanas. A partir de allí, la inflación volvió a instalarse como una  enfermedad crónica en nuestra economía.

Aún con todo el despojo que significó la pesificación compulsiva, si desde enero de 2003 el Banco Central hubiera dejado flotar libremente el Peso, como lo hizo el Banco Central de Brasil desde el comienzo del gobierno de Lula,  nuestra moneda se hubiera apreciado en la misma proporción y al mismo ritmo que lo hizo el Real. En ese caso, la inflación podría haber bajado sin necesidad de congelar precios y tarifas. Pero aquí todavía reinaba la “teoría del tipo de cambio real alto” y no se dejó que el Peso se apreciara. La consecuencia fue que los precios y salarios libres comenzaron a ajustarse al precio del Dólar y los precios y tarifas congeladas quedaran cada vez más rezagadas. Es así como aparecieron y crecieron los subsidios que provocaron y siguen provocando un peligroso descontrol del gasto público.

Cuando ya todo el efecto de la devaluación se había trasladado a los precios y salarios, la inflación se mantuvo alta porque era empujada no ya por la devaluación sino por la emisión monetaria. Pero la emisión monetaria lleva inexorablemente a más devaluación. Es aquí cuando la gente comienza a advertir que mantener sus ahorros en una moneda inconvertible es muy desventajoso. Y, frente a la fuerte demanda de dólares para proteger ahorros, el Gobierno tira por la borda su estrategia de crecimiento basado en el tipo de cambio real alto y decide evitar que el precio del Dólar suba. Para ello, acentúa de manera extrema los controles de cambio. La moneda pasa a ser aun mas inconvertible y la gente trata desesperadamente de desprenderse de ella. Este es el fenómeno que estamos viviendo.  Y a este fenómeno la jerga popular le ha denominado “Cepo Cambiario”. Sin duda, “Cepo Cambiario” es una denominación no técnica, pero intuitivamente comprensible de la  denominada “Inconvertivilidad” de la Teoría Monetaria.

En otros términos, Kicillof tiene una gran confusión y se la ha trasmitido a la Presidente. “Cepo Cambiario” y “Convertibilidad” no son sinónimos sino antónimos. La gente, afortunadamente, no está confundida.

60 comentarios sobre ““Convertibilidad” y “Cepo Cambiario”. ¿Sinónimos o Antónimos?”

  1. Estimado Dr: Impecable. Desgraciadamente y tal como Ud. mismo lo dice en su próximo mensaje, deberemos esperar por lo menos hasta el próximo turno presidencial para volver a disfrutar de las ventajas de una moneda convertible. Abrazo. Raúl

  2. Como se hace ahora para generar nuevamente credibilidad en la gente y en las empresas, volver a la convertibilidad sería lo lógico, ya que le sirvió a China, Alemania, etc. pero me parece q el problema es el volver, como se consigue confianza en un estado y en un gobierno argentino, sin poner al dólar billete como circulante y tener q renunciar a una parte de la soberanía como es la de tener su propia moneda. El salir de la convertibilidad en su momento fue un delirio económico, solamente justificado desde el punto de vista gubernamental para poder llenar las arcas que los mismos políticos vaciaron. Mi pregunta es: ¿Cómo se hace para generar confianza sin poner al dólar como moneda circulante? Y además pagar toda la deuda externa q estos crearon al dejar de pagar expropiaciones y la deuda q nunca se resolvió con fondos privados y el club de Paris
    Lic. Daniel Garcia Gonzalez

    1. Utilizar al dólar como una moneda alternativa no es perder soberanía monetaria. Es perder sí la posibilidad de financiar déficits con emisión monetaria. Pero para recuperar plena confianza en la moneda nacional y poder gozar de soberanía monetaria, no pra financiar déficits sino para atenuar las oscilaciones del ciclo económico, como lo hacen los países bien organizados, se necesitan muchos años de disciplina monetaria. Y la disciplina sólo se asegura cuando la moneda nacional tiene que competir con otra. Si te interesa profundizar este tema, lee el artículo titulado “La Calidad del Dinero” que vas a encontrar en la página de artículos en español de este sitio.

  3. ATERRAR A LOS AHORRISTAS
    Si alguien alguna vez quiso voluntariamente aterrar a los ahorristas bancarios de cualquier nación, sin necesidad, ese fue Cavallo y/o de la Rua. A cualquier persona sensata cuyo dinero está encarcelado en un corralito por tres meses, empieza a contar los dias que faltan para llegar al dia 91, y hace larga fila en los bancos hasta retirar su ultimo centavo, con la firme convicción de jamas volver a depositar dinero en un banco argentino mientras ese gobierno ladrón continúe. Nada mejor para perder la confianza que lo que hicieron, y eso fue exactamente lo que el peronismo duro necesitaba para armar un escándalo que jamas se investigo, en el cual hubieron demasiados muertos, y esa fue la excusa que oficialmente nos dieron para ocultar el golpe de estado oculto, que derrocó a de la Rua, con la excusa oficial de que renunció.
    Lo hicieron desaparecer ilegalmente, los traidores a la patria lo metieron en un helicóptero, dejándonos acéfalos, porque su vicepresidente Chacho Alvarez antes había renunciado. Años después, de la Rua lo contó. Pero si fue una maniobra concertada entre Duhalde, Alfonsin y Cavallo, para crear un motivo de desconfianza necesario para echar al Presidente, o si e debió a incapacidad monetaria de Duhalde ulterior la destrucción de la convertibilidad, es un misterio. Quizás, Duhalde que de moneda poco entendía, supuso que bastaba devaluar un treinta o cuarenta por ciento al peso convertible, y por eso dijo la famosa frase de que al que deposito dolares le devolverían dolares, y quien pesos, recibiría pesos.

    1. Pero Germán, cuando se instaló el corralito los ahorristas venían aterrados desde noviembre de 2000. En ese mes habían salido del sistema bancario más de 3 mil millones de depósitos, luego hubo otra corrida en marzo del 2001 por casi 5 mil millones. Luego una tercera corrida en julio y agosto de 2001 por otros casi 5 mil millones. En Noviembre de 2001 comenzó la corrida más grave, sobre todo cuando Ann Krueger dijo en Washington que los países en proceso de re-estructuración de deudas debían poner controles de cambio. Te recomiendo que leas el artículo: “La Lucha por evitar el default y la devaluación”, que podés bajar de la página “artículos en español” de este sitio. El corralito no significó que la gente no pudiera utilizar el dinero que tenía depositado en los bancos. Podía continuar haciendo pagos con tarjeta de débito, con cheques o con transferencias bancarios, amén de que podía extraer hasta 1000 dólares en billetes por cada mes. Este tipo de limitación hoy, en la práctica, existe en casi todos los países del mundo aunque el límite no es 1000 sino 10 mil dólares. La gente no anda sacando billetes de los bancos sino que hace sus pagos con dinero bancario. Lo que a vos te confunde es que después de que tiraron abajo el Gobierno de De la Rúa, en el que yo era el Ministro de Economía, instalaron una restricción muy gravosa a la que llamaron “corralón” para que la gente la confunda con el “corralito” Esa restricción fue la imposibilidad de utilizar el dinero bancario para pagos (ya no se podía pagar con la tarjeta de débito ni con cheques, ni con transferencias) y la pesificación compulsiva de los depósitos de dólares a pesos. Por eso, la gente protestó durante 2002 mucho más de lo que lo había hecho durante los 20 días que duró el corralito en Diciembre de 2001. Los muertos del 20 de Diciembre de ese año fueron provocados por quienes querían derrocar al gobierno de De la Rúa (que era también el mío) para, precisamente, llevar a cabo la pesificación y devaluación, de manera de licuar los pasivos de grandes empresas y de las provincias. No te equivoque con tus juicios históricos!

  4. Excelente explicación. El gobierno cada vez que quiere justificar algo busca echarle la culpa a los 90s.

  5. a este chico kicillof, que según dicen tuvo buen promedio en la UBA, o le tomaban examen al revés, o se aprendió los libros equivocados, o las dos cosas; aunq ambas juntas no pueden ser ciertas: haber estudiado los libros equivocados al revés, lo debería haber salvado del error, de alguna manera.. en fin, q nos siguen tomando el pelo.

    Impecable y contundente análisis Mingo!

    1. Gracias Jorge. Yo creo que leyó los libros equivocados pero no advirtió que eran errados. Si hubiera leído los libros con opiniones diferentes, tendría que haber advertido los errores. Creo que es un muchacho suficientemente inteligente, pero como mucha gente enamorada del marxismo no lee otra bibliografía que la de los autores marxistas.

      1. Ud confía en su honestidad intelectual; yo confiaba que era honesto, sinceramente, y me simpatizaba por eso, en cierto modo. Cuando leí el otro día tan craso “error” conceptual, me llevó a pensar más bien que se tentó a sabiendas en usar la mentira para engañar a la gente, como hace tan frecuentemente ese grupo que dice gobernarnos. Quizá tenga Ud razón, no se dió cuenta.

        Qué buenos posts se mandó este finde!

  6. Muy buen análisis de la situación, yo recuerdo vivir en los 80 y la situación monetaria de entonces que cambió con la convertibilidad, y , de este modo posicionar a la Argentina en el mundo y salir de su “aislamiento”.

    Ahora estamos volviendo a estos años 80, hay demasiadas mentiras dando vuelta y es bueno leer lo que Ud. explica, en términos muy claros la situación que vivimos ahora y comparándola con el pasado.

    ¿Estamos muy cerca de la “lona” económica? Si sucede esto, ¿qué puede pasar?

    1. Peor aún Evangelina. Creo que estamos volviendo a la primera mitad de los 70’s, que terminaron en el “Rodrigazo” y de ahí a la década del 80. Lo mejor que puede pasar es que durante los tres años que quedan hasta fines de 2015, cuando habrá elecciones para elegir un nuevo Gobierno, la gente advierta que el rumbo económico es desastroso y aparezca un candidato con ideas claras sobre cual es el rumbo correcto. Un abrazo.

      1. Dr. Cavallo: Ojalá se de lo que Ud. dice. Yo estoy un poco desesperanzado. Veía alguna posibilidad en Macri, pero viendo lo que votan en el congreso, no creo que pueda ser alternativa. Tiene cerca un economista como Frigerio, pero por algunas declaraciones que he visto me parece que se parece a su abuelo. Le dejo un abrazo.

  7. Nuestro Doctor:En la Argentina todavia no queremos darnos cuenta de que manera uno puede garantizar derechos o contraer obligaciones.No queremos tampoco creer ni respetar porque arduamente nos expropian de nuestro natural espirito de generosidad, sociabilidad y dinamica,especialmente cuando se progresa desde excelentes iniciativas como “LA CONVERTIBILIDAD”.Sinceramente no creemos ni respetamos porque siempre pasa que nos aislan del intercambio con el resto del mundo ya sea con temerarios condicionamientos como el de tolerar que gestionen enemistad con las Superpotencias en nombre de los Argentinos o la manipulacion de nuestros hogares: que segun el gobierno de turno,sera’ apropiada la eterna ocasion de “sobrevivir de favoritismos”;pero nunca una atmosfera digna,clara y con reglas de juego en mano de unos y otros.NOS TIENEN AMARGADOS HACE 60 ANIOS,FALTAN SOLAMENTE 40 Y CUMPLIREMOS UN(1)SIGLO DE INFLACION,INMORALIDAD CIVICA,PATOTERISMO,MISERIA EDUCACIONAL….DESARAIGO(verguenza ajena en innumerables situaciones) BOTELLA/EMBUDO/BOTELLA:nunca nos ofrecen una salida decorosa como la de un BRINDIS…algo
    parecido a un poco del producto y de buena calidad servido con el respeto que nos merecemos.
    Libertad para flotar en alternativas industriosas y sociables es solamente un suenio por HOY.
    Diezmil abrazos Doctor Cavallo.+447500654445(Londres)

  8. Doctor: como siempre sus articulos impecables y con mucha transmision de conocimiento. En el contexto actual por mas que este gobierno tuviera la intencion de cambiar de rumbo ¿seria posible establecer un sistema de cambio flotante como Peru?. Recuerdo que lo haya mencionado en otros artículos. Recuerdo la estabildiad en el nivel general de precios de la epoca de la convertibilidad, epocas en la que lso ajustes de salarios de algunos sectores no sentian necesidad de realizar ajustes disparatados que pongan en peligro la subsistencia de la fuente de trabajo, algo que ocurre en ciertos sectores de la economia pequeña.
    Saludos. Lisandro

    1. Sí, sería perfectamente posible si un nuevo Gobierno explicara en detalle un cambio total de rumbo y explicitara reglas de juego claras para nuestra economía. Reglas como las que prevalecen en los países estables que progresan. Un abrazo.

  9. Hola Mingo; como sabrás, a mí la pesificación en 2002 me dejó en la calle y allí perdí el dinero de la venta de mi casa, mis ahorros y hasta mi salud.
    En aquel momento muchos de mis ex amigos y/o conocidos le echaron la culpa a la Convertibilidad y en especial al “Mingo”; nada más erróneo ni absurdo; fue exactamente al revés; el error fue devaluar, pesificar y confiscar.

    Hoy, en 2012, me junto a veces con aquellos ex amigos y me piden disculpas y extrañan la Convertibilidad; y añaden una frase: Si al Mingo lo dejaban 3 meses más en el gobierno; en marzo de 2002 se arreglaba todo. El empalme con el Euro y la idea de la “Canasta de Monedas” fueron ideas muy creativas de tu parte.

    Hoy, el odiado, maldecido, calumniado del Dr. Cavalllo; hoy en octubre de 2012; muchos ex odiadores lo ven como la persona que nos puede encarrilar.
    Doy fé de lo que digo; hoy por hoy la gente y el país te necesita.

    Hoy no significa hoy, pero sí “ahorita” como dicen los mexicanos, en breve tiempo Mingo tendrá que hacerse cargo del desastre que estos imberbes van a dejar.

    Mingo, con todo cariño y respeto; la idea se va expandiendo (hacete una encuesta) y verás que la gente confía en que vos sos el único capaz de traer paz en los mercados, garantizar las reglas de juego y devolverle al pueblo argentino su nivel de vida con una moneda fuerte y confiable.

    Si querés te hacemos un cacerolazo frente a tu oficina para que aceptés (es un chiste), pero no mucho más allá de meses te tendrás que hacer cargo de tu destino.

    Como decía San Martín, “Serás lo que debas ser o no serán nada”.

    Esperamos; no tu VERBA (palabras) sino tu RES (hechos). RES, NON VERBA.

    Abrazos, cariños y gratitud del pueblo argentino (en especial de Ingrid y Damián)

      1. Por favor Dorctor, por favor, aunque no la conocía, “RES, NON VERBA”. Por favor.

        Saludos y excelente artículo, como siempre!

        Un abrazo, Doc!

  10. Buenas tardes Dr. Cavallo; hace poco que encontré su pagina y me puse a leer todos los artículos y son muy interesantes. No tengo mucho conocimiento de economía y tengo una duda o consulta, ¿Que pasaría si es que por alguna razón deciden levantar el cepo cambiario con la inflación que tiene la Argentina hoy día? Se produciría una corrida al dolar y este se dispararía? ¿Se puede volver a implementar un tipo de convertibilidad con cambio fijo para detener la inflación?
    Que tenga un buen día, y saludos desde Asunción.

    1. Como explique en mi libro Estanflación, cuando se eliminan restricciones cambiarias, el efecto depende de la credibilidad y confianza que inspire el gobierno. El Gobierno de cristina no inspira ninguna confianza y sin restricciones cambiarias el precio del dólar se escaparía y la inflación aumentaría mucho. Para parar la inflación habrá que volver a un régimen de convertibilidad, pero en esta oportunidad no va a poder ser con tipo de cambio fijo. Nadie lo creería. Pero para que dé resultado el cambio lo tiene que impulsar y explicar un gobierno creíble.

  11. Hola Domingo, como de costumbre me encantan sus post, son muy útiles, informativos y fáciles de entender. Nuevamente (y disculpe la molestia) vengo a consultarle con datos del pasado, si en el 2000-2001 las corridas bancarias fueron porque se temía una devaluación del peso (que desafortunadamente luego sucedió) por qué no se dolarizaron totalmente los pesos para devolverle la confianza a los ahorristas y de esta manera evitar que se siga profundizando la corrida? Tengo entendido que en el 2000 antes de que usted asumiera, habia algunos proyectos para dolarizar la economia, si en vez de poner el corralito en el 2001 se dolarizaba el peso, no se habría evitado la corrida y habria devuelto la confianza? Le mando un fuerte abrazo y espero que siga escribiendo!

    1. Lo que llevó al corralito fue la percepción por parte de la gente de que los bancos no tenían todos los dólares líquidos necesarios para devolver todos los depósitos de inmediato. Esa percepción hubiera sido igual con una economía dolarizada en el 100 %. Si la corrida hubiera sido por temor a una devaluación, pero la gente hubiera confiado en los bancos, no tenía ninguna limitación para transformar sus depósitos de pesos a dólares. Eso era la esencia de la convertibilidad. Pero como el Banco Central tampoco tenía dólares suficientes como para prestarle a los Bancos todos los depósitos que la gente quería transformar en billetes, no hubo otra alternativa que restringir la extracción de billetes. la economía podría haber seguido funcionando perfectamente con dinero bancario, es decir con cuentas en dólares movilizables por tarjeta de débito, transferencia bancaria o cheques. Lamentablemente al corralito le siguió el corralón que es el que destrozó al sistema monetario Argentino.
      El mismo tipo de problema que sufrimos nosotros en 2001 es el que hoy están sufriendo Grecia, España y otros países Europeos y en ese caso sus economías están completamente eurizadas. En principio no debería haber expectativas de devaluación porque no tienen monedas nacionales. Sin embargo hay desconfianza sobre la solvencia de los Bancos y están viviendo el mismo tipo de crisis que sufrimos nosotros en 2001.

    1. Muy buen artículo. Sin dudas Lucas LLach tiene una formación económica e histórica infinitamente superior a la de Kicillof.

  12. Ministro Cavallo,
    Gracias por la claridad de conceptos ante tanta confusion sembrada por estos “iluminados” que no hacen mas que repetir ideologias fracasadas de hace 50 anios que tanto danio han causado en nuestro pais y en latinoamerica durante decadas. Desafortunadamente, el analfabetismo economico de nuestra gente no nos permite mantener una memoria colectiva de las implicancias de estas politicas desastrosas, mientras que aceptamos cualquier frase hecha que suena bien aun cuando no haga el mas minimo sentido.

  13. Lo que ocurre Dr, es que los marxistas no saben jugar en equipo,.. creen que tienen que controlar todo personalmente como si estuvieran frente a un “metegol”, manejando cada palanquita de cada jugador…… es mas aun,… desconfian de sus interlocutores y creen que a la primera de cambio seran engañados, estafados y DOMINADOS,.. cuando en realidad lo que ocurre es que proyectan lo que tienen en el fondo de su mente,trasluciendo una psiquis autoritaria y totalitaria. Es un problema de divan.
    Por eso un capitalista es un potencial enemigo, y cuando se les pregunta por que? , no saben responder. Si reflexionaran un poco, se darian cuenta que China, un pais socialmente comunista,
    es uno de los que mas estimulo la inversion de capital para impulsar el desarrollo.
    No es admisible esa falencia en un grupo responsable del destino de 40 millones de argentinos.
    Aqui lo que les paso fue igual a un privado a quien sus ingresos le disminuyen, y decide dejar de
    “importar” una pizza desde el delivery, (ahorrando “divisas” de su sueldo), y pasar a amasarla
    personalmente, sin importarle el hecho de que a pesar de ahorrar “billetes”, igual le sale mas
    caro pues debe contabilizar el costo del tiempo de su trabajo y demas insumos.
    Para igualar la eficiencia del pizzero, deberia haber INVERTIDO previamente en la amasadora y el horno automatico. Pero como anda “corto” de billetes, debe poner un “CEPO” para que nadie
    en su flia. gaste en cosas superfluas, asi por lo menos puede “IMPORTAR” la harina.
    El error de este gobierno fue haberse “dormido”, y no insistir en “exportar” mas, para ingresar mas divisas y tener la oportunidad de favorecer la INVERSION, (ej. en petroleo)., ademas de tener que bajar el gasto publico.
    Cuando pueda, Dr, al salir por la TV, aproveche y dele una clase al Sr. Kicillof, pues ellos son asi, ..
    ven blanco o negro nomas, las escalas de grises no existen,…. y asi estamos.

    Muchos saludos

  14. Muy claro y elocuente Dr.- Espero que estemos a tiempo de solucionar esto sin un plan de shock que implique
    un acomodamiento brusco de precios relativos.- Pero como ud dice para esto es necesario generar confianza.
    Saludos cordiales

  15. Que versión abjecta del doc.kicilloff textual:El viceministro de Economía Axel Kicillof advirtió que “la convertibilidad era la que generaba un verdadero cepo cambiario porque regalaba dólares” y esa situación obligaba al Estado a “endeudarse para cambiar un peso por un dólar”.
    Hay un problema semantico, si regalaba dolares a 1 a 1,ya que regia un régimen de caja de conversión(currency board) no hay inmovilización, ni prohibición de cambio, cambio fijo 1 a 1,en palabras del flamante ministro regalaban los dolares ¿a donde esta la prohibición?.Según la RAE cepo es:” es un artefacto ingenioso, ideado para sujetar, retener o inmovilizar algo, o alguien, como consecuencia de alguna determinada conducta del inmovilizado, para la que ha sido ideado, y de la que deriva su forma o el estado de sujección”,Aqui le pregunto al ministro ¿como se inmoviliza algo que no existe, en la decada de los 90 no existan moneda nacional que inmovilizar y prohibir su cambio x dolares(1 a 1) el cepo quizás podría haber sido una solución en el fin de la convertibilidad cuando había escacez de dolares.En los noventa la restricción era a la emisión sin sustento y no en el mercado cambiario como lo indican las palabras de axel kicillof se regalaban dolares.

  16. continuación del anterior….en cambio , en la actualidad si hay cepo para inmovilizar o prohibir el cambio de la moneda nacional por dolares que ya no hay al tipo de cambio actual.Hoy el cepo no es universal si no segmentado e intensivo,discriminado a ciertas operaciones de cambio.el los noventa en cambio lo que estaba restringió a la regla de cambio era la emisión, en la actualidad el libertinaje de emisión llevo a la necesidad de implementar un Cepo cambiario a ciertos pesos que se emitieron y se les prohíbe gastarlos en el mercado de cambio,se prohíbe demandar dolares.

  17. Estimado Doctor el señor Diputado Felleti “…destacó, entre las decisiones gubernamentales recientes, la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central, con lo cual “se rompió con la lógica de que no podemos emitir un peso si no tenemos un dólar de respaldo”.
    ¿A usted le parece que existe alguna posibilidad técnica de sostener este criterio económico?. A nivel mundial ¿cuanto países se manejan bajo esta idea?
    También destaco que no van a permitir que a quien le sobre un peso los cambie por dólares.

    Atentamente.

    1. Los países cuyas monedas son creíbles, porque se controla su emisión de manera de no producir inflación, no necesitan respaldar su moneda con reservas. Pero en la práctica esos países tienen más reservas en Oro y Divisas que la moneda que han puesto en circulación. Lo que dice Felleti es que en Argentina quieren poder emitir sin ninguna restricción. De ahí al descontrol inflacionario hay un trecho muy corto.

  18. El tan denostado “corralito” fue una creación genial deL Dr. Cavallo para evitar que esa corrida indetenible bancaria terminara con el sistema financiero argentino; usado luego políticamente por la hojarasca de políticos que sucedieron al hecho para beneficiar con el “corralón” (pesificación asimétrica forzosa+devaluación salvaje) a los sectores económicos que sacaron partido de esas medidas, los endeudados en dólares…!
    El así llamado corralito, además de no afectar en nada el derecho de propiedad porque todos los ahorristas podían disponer libremente de la propiedad de sus fondos ( salvo llevarse el efectivo abajo del colchón) generó una fenomenal bancarización de todas las transacciones financieras con sus no menores efectos sobre la transparencia de esa operaciones y el uso de medios de pago modernos a cambio del “verdulero” manoseo del efectivo de bolsillo.

  19. Hola, leo y releo sus notas, me son de gran utilidad para la toma deciisiones economicas, veo mis ahorros en pesos perder poder adquisitivo, a su vez el bendito cepo cambiario, no se como ganarle a la inflacion, pense en adquirir un inmueble a estrenar, financiado en 150 cuotas en pesos ( dolares al cambio oficial) sera una buena alternativa de inversion? seria mi primer inversion , tengo 24 años y trabajo desde los 17 y estudio. Los jovenes podremos crecer en este pais? gracias por su tiempo doc. beso

    1. Si Florencia, puede llegar a ser una buena inversión, siempre que no necesites recuperar liquidez demasiado pronto. Para una persona joven como vos, las inversiones que protegen el valor de los ahorros, aún cuando signifiquen resignar liquidez, son recomendables, especialmente cuando hay inflación.

  20. Que ocurriría si se expandiera la masa circulante, a valores constantes de los del crecimiento del Pbi y, todos los puntos que superen ese valor, sean luego puntos que a la vez sean subidos en los valores porcentuales de los encajes bancarios? Sd. Sergio

    1. Si la masa monetaria creciera al ritmo del PBI real,la inflación no podría crecer indefinidamente. En algún momento el nivel de precios se estabilizaría, pero si la gente no confía en que esa regla monetaria va a ser estrictamente seguida, las tasas de interés pueden llegar a ser muy altas durante un tiempo.

  21. Realmente asombra su capacidad para explicar una vez mas, detalladamente, incansablemente, y sin dejar escapar nada, lo que pasó y esta pasando con el tema “convertibilidad”. Realmente un gusto leerlo. Espero que no se canse de repetir tantas verdades. Que tenga un buen año.

  22. dr, porque se dice que la devaluacion beneficia a los deudores en pesos?no seria la inflacion lo que beneficia a estos deudores?si por ejemplo saco un prestamo a tasa fija del 25, con una inflacion del 25 %, en que cambia en ese prestamo, que argentina devalue un 30 % y no un 10 como lo hizo en 2012.

    1. Sí, el beneficio a los deudores surge de las tasas negativas de interés. A la larga las tasas de devaluación y de inflación tienden a igualarse.

  23. hola dr cree que habra una nueva convertibilidad en el 2015 si se cambia de color politico ? me refiero a que el kichrnerismo deje el poder y gane las elecciones o scioli o macri o binner ?

    1. Sí, pero será muy probablemente una convertibilidad flotante, al estilo de la que tiene Perú. Un abrazo.

  24. Domingo, lo felicito por su análisis, la trampa dialéctica que usa el gobierno, convence a los menos lúcidos, yo me crié en la estabilidad de la convertivilidad, pero apartir de estos últimos dos años estoy empezando a sentir lo mismo q mis padres sintieron durante los 70 y 80, le mando un fuerte abrazo y espero que pueda influir en nuestra vida económica en los próximos años

    1. Gracias Santino. con motivo de tu comentario volví a releer aquel post y me resultó muy útil para responder el comentario de Roberto A. Gonzalez. Un abrazo.

  25. Doctor cavallo si despues de este gobierno pase para parar la inflación se nesecita entrar ala convertibilidad realmente lo admiro como el mejor economista de todos los tiempos que tuvo argentina ¿volvera la convertibilidad?y si vuelve se bajan todos los precios
    Pd: soy de su ciudad natal

    1. Sólo algunos precios bajarán, los que hayan subido a causa de la escapada del dólar paralelo. Otros subirán, pero si la estabilización resulta exitosa, a partir de ahí los precios, en promedio, subirán a un ritmo menor al 10 % anual, como ocurre en la mayoría de los países vecinos. Un abrazo.

Los comentarios están cerrados.