Macri y Pichetto deberían leer los escritos de Diana Ferraro

También deberían hacerlo Peña y Durán Barba. Y, por supuesto, los activos libertarios que bregan por la primacía de la libertad como valor de la sociedad organizada.

Diana viene predicando desde hace, al menos, 18 años, la propuesta política que ahora parece estar naciendo. Sus ideas están muy bien reflejadas en su libro “El peronismo liberal y la Argentina: Bases de gobierno”, publicado en Amazon Kindle y dedicado a explorar los resultados que pueden esperarse de una colaboración estrecha entre el peronismo y el liberalismo.

Yo no estoy en condiciones de predecir que la apuesta política que han hecho Macri y Picheto producirá todos los beneficios para la Argentina que ella describe con la elocuencia de una intelectual que maneja muy bien no sólo el lenguaje, sino unas ideas claras de los aportes del peronismo y del liberalismo pueden hacer por el progreso y el bienestar de los argentinos.

Pero si existe alguna posibilidad de éxito, seguramente será por las razones que ella brinda en su libro reciente y en los posts que desde 2005 viene publicando en su blog. Es probable que algunos seguidores de mi blog los hayan leído. Sugerir esa lectura fue el propósito de incluir en el mío, el link a Diana Ferraro

Para facilitar la lectura de la parte de su libro más relevante para interpretar las posibilidades de la unión Macri-Picheto, me permito transcribirlo a continuación.

“Entre las tantas fantasías remanentes del pasado que continúan actuando en la definición e interpretación de todo aquello que es o se quiere ver como peronista, la consolidada oposición peronista-liberal se sigue destacando e imposibilitando nuevos razonamientos que tiendan a unir a las dos corrientes tradicionalmente contrapuestas.

“Se trate de un peronista o de un liberal y a menos que esa persona haya convenientemente filtrado su opinión a través de una información educada y  una visión desprejuiciada de la realidad, lo más probable es que oigamos expresiones que definan al peronismo y al liberalismo como filosofías tan opuestas como el agua y el aceite, y, desde luego, como el bien o el mal para el país, alternando cada ideal en el rol del destructor o del benefactor según quien lo proponga.”


Desde luego, se trata de dos filosofías con diferentes orígenes, con diferentes expresiones políticas y, sobre todo, con contextos históricos y objetivos diferentes. En la Argentina, sin embargo, ambos idearios se contradicen mucho menos de lo que muchos quisieran creer: el peronismo histórico, con su estatismo pudo haber contradicho en su etapa revolucionaria post-Segunda Guerra Mundial a un liberalismo cuya base doctrinaria es la libertad, tanto de los individuos como de las instituciones y empresas, para regirse por sí mismos sin la tutela del Estado. El peronismo, sin duda, fue antiliberal en esta etapa y, más aún, explícitamente opuesto a los países que como Inglaterra y los Estados Unidos representaban al liberalismo en el mundo. Esta oposición, fundamentada durante la etapa revolucionaria, fue muy específica: Inglaterra aún dominaba todos los sectores de la economía y las finanzas en nuestro país y una revolución de ascenso popular como la que proponía Perón no estaba en sus planes, ni en los de unos Estados Unidos que quizá hubieran sido más laxos de no mediar sus propios compromisos con Inglaterra. La historia sucedió de ese modo y, para muchos liberales, esta actitud de Perón resulta aún imperdonable del mismo modo que para los peronistas resulta inimaginable aún hoy una clara amistad o incluso sociedad—como la que se proponía en tiempos del ALCA—con los Estados Unidos y, ni qué decir, con Inglaterra, con todas las heridas de las Malvinas aún abiertas.”


“Este pesadísimo lastre histórico ciega hasta el día de hoy a ambos bandos, aunque el mundo y las necesidades argentinas hayan cambiado drásticamente. Aunque en los tiempos de Carlos Menem y Domingo Cavallo, mucho se reparó, demostrando que las afinidades eran posibles y beneficiosas para el país, la torpeza de los años kirchneristas, rescatando del pasado la vieja enemistad y el arraigado odio de unos por otros, volvió la historia para atrás.”


“El hecho real es que la historia del mundo, al volverse éste totalmente interconectado por la tecnología y la facilidad del comercio, caminó en dirección a una organización regida, en primera instancia, por la diseminación global de las democracias representativas y de las economías de libre mercado. El aparente reciente paso atrás de esta tendencia con el resurgir de los nacionalismos intervencionistas no es más que una explosiva reacción destinada a fracasar ya que no se puede combatir la cada día más creciente interconexión e interdependencia. Por lo tanto, el peronismo que ya supo ser liberal en los años 90, no tiene otra solución, si de verdad cree en el bienestar y la prosperidad de los argentinos, que aceptar el marco global de referencia que es liberal y adaptarse a éste.”


Tal vez a los resentidos liberales que preferirían que todo peronismo desapareciese  del mapa, les agrade por su parte revisar el tipo de comunidad que el General Perón visualizaba en su libro La Comunidad Organizada, compuesta por individuos libres, organizados libremente y fuera de toda tutela del Estado, interesados tanto en su propia felicidad como en la felicidad de la comunidad. Quizá sea esa la única gran diferencia, después de todo, entre el peronismo real—el profundo, el desprendido de los avatares revolucionarios de sus inicios—y el liberalismo: mientras el peronismo, fiel a su origen cristiano,  no puede imaginar al individuo sin su dimensión comunitaria (“Un ser humano no puede realizarse dentro de una comunidad que no se realiza” Gral. Perón 1973), el liberalismo cree más bien en la felicidad individual del hombre, sin que le importe de sus circunstancias otra cosa que la máxima libertad para lograrla.”


Las reyertas del siglo XX, aunque aún pesen en el imaginario colectivo, resultan sin embargo menos importantes que dos realidades que emparentan estrechamente al liberalismo y al peronismo en lo que han hecho por la grandeza de la Argentina. Debemos al liberalismo del siglo XIX y a la exótica condición argentina de colonia informal del Imperio Británico, única en Latinoamérica, con la excepción de Uruguay, el asombroso desarrollo alcanzado hasta el final de la década de 1920. Ese descomunal progreso que se cita tan a menudo, recordando la expresión habitual en Europa “Rico como un argentino” y nuestro desarrollo semejante al de las otras prósperas colonias inglesas como Australia, Canadá y Nueva Zelanda fue, en efecto, admirable.”


Pero, debemos al peronismo la otra cara de la grandeza: el progreso como pueblo en la también admirable y asombrosa gigantesca clase media, única en Latinoamérica, consciente de sus derechos y embarcada en un seguro ascenso social por medio del trabajo. Ambos movimientos hicieron de la Argentina un país excepcional y único en Latinoamérica, pero también la lucha interminable entre ambos, hasta los años 90, hicieron de la Argentina el fracaso que hoy es, un fracaso sólo redimible aceptando lo que cada uno ha hecho por el país y recuperando lo que en los 90 se demostró no sólo era posible sino que representaba la única solución estable para el progreso de la Nación y la estabilidad del pueblo: la unión de las dos grandes tradiciones para el bien común. La tan proclamada unidad nacional por la que todos juran no es nunca, sin embargo—con la excepción de los años 90—expresada claramente como la unión de estos dos específicos opuestos: el liberalismo y el peronismo.


Si el peronismo debe aceptar la realidad global liberal e incluirla en toda organización de la economía, el liberalismo debe hacer el trabajo complementario de aceptar a los sindicatos, base de la más genuina organización peronista para la defensa y progreso de los trabajadores, como socios actualizados y no como enemigos.”


La síntesis de una macroeconomía a tono con la economía global, de una economía de libre mercado y de un sindicalismo con la misma misión pero con instrumentos compatibles y complementarios de esa economía global, puede no sólo hacer regresar el armónico clima de los años 90 sino sentar bases aún más sólidas para un mayor crecimiento y un mayor despliegue de las clases medias en su ascenso.”


Los opuestos, al unirse una vez más como durante la larga década de los 90, retomarán así la senda perdida con las enmiendas necesarias y, si la alianza está bien comprendida y aceptada en su razón histórica por la mayoría de la población, la Argentina no deberá ya jamás temer por su futuro ni por su lugar en el mundo. Volverá a tener aquel futuro promisorio que los hermanos opuestos, de un modo u otro, soñaron.”


https:// amazon.com/EL-PERONISMO-LIBERAL-ARGENTINA-GOBIERNO-ebook/dp/B07PPBDBBL

63 comentarios sobre “Macri y Pichetto deberían leer los escritos de Diana Ferraro”

  1. En la sociedad liberal el papel de los sindicatos no es el de ser una estructura universal y corporativa, sino de constituir entidades de existencia contingente en la medida que determina la realidad de una autonomía colectiva en algunos sectores laborales. Y como tal vez ser interlocutores válidos de una negociación colectiva cuyo objetivo no debe ser negociar la tasa del impuesto inflacionario sino pactar temporalmente condiciones de paz laboral que permitan organizar la producción de manera eficiente a cambio de concesiones también temporarias y ambas mutuamente vinculadas.
    El gobierno no debe intervenir especialmente no establecer la denominada personería sindical como legitimación para negociar, sino que ésta deben apreciarla los empleadores en la medida que el sindicato tenga efectiva implantación para garantizar el compromiso de paz laboral.

  2. Lamentable el retroceso de los 2000 en que se desandó el camino de los 90 en pos de la pacificación y dejar atrás las antinomias de la historia.

  3. De nada sirve leer este o aquel libro. Lo de Macri y su equipo es incompetencia pura. Macri desperdició todas las chances que tuvo. Para sacar adelante a la Argentina bastaría con usar el sentido común y hacer todo lo contrario de lo que Macri hizo hasta ahora: achicar el Estado, bajar el gasto público, reducir impuestos, eliminar retenciones.

    1. Entiendo Mario, pero Fernandez-Fernandez, ¿harían algo mejor que lo que puede hacer Macri? Un abrazo

  4. Estimado Dr.Cavallo:
    Hablarles de doctrina social a los líderes sociales es un desafío difícil, es como hablarles de su madre.
    La han bebido en el colegio, en los congresos, en las charlas y seminarios.
    No sé qué extraño fenómeno ha logrado que la doctrina social adoptada por la mayoría de los países como meta universal, habiendo fracasado en todos los frentes, sea considerada todavía por casi todos los actores sociales, como “el remedio” infalible a los problemas sociales.
    Después de 50 años de vigencia, esta doctrina poco ha logrado al respecto, por no decir que ha agravado la situación.
    Creo humildemente que es hora de pensar en participar las ganancias de las empresas transformando para eso el Impuesto a las Ganancias de las Empresas en un incentivo para que su personal genere la sinergia que hoy necesita la producción.
    Un abrazo
    Ing. Néstor González Loza

  5. Es bastante comprensible lo que dice Diana Ferraro, y antes de los 90, existió la fórmula Campora Sola Lima. Y este último fue un conservador, y sabemos que los conservadores en el aspecto económico, son liberales. En realidad Perón fue un conservador con algunas ideas traidas de Europa, cuando esas ideas estuvieron de moda, y era la época de los grandes caudillos. Por ello al igual de lo que hace la Campora hay que distinguir entre Perón y sus ideales y Evita y los suyos. Por desgracia, en mucho, Perón fue lo que Eva Perón quiso que él fuera!!

  6. La autora tira un penal perfecto, pero pega en el poste. Quizás le falte un condimento : el movimiento peronista de los cuarenta es de índole social, luego político, no a la inversa como muchos interpretan, ergo debe tenerse en cuenta que,
    el liberal-peronismo existe y fue real, pero el choque con la sociedad socialista-radical también fue real y aún continua, se trata de idealismo frente a realismo.

  7. Recordar el Dcto de Desregulación (creo que 1184/91) nos recuerda un día que podríamos llamar “Día de la Libertad”

  8. Espero con mucha anciedad el despegue del Pais 2020 con la formula Peronista liberal . Mi pregunta es si hemos llegado a la independencia economica de Inglaterra o la cambiamos por otra dependencia al fondo monetario? Un abrazo.

    1. Ser independientes depende de nosotros mismos y no de las naciones y organizaciones del exterior. A la ayuda de otras naciones o de organizaciones globales debemos recurrir cuando nos convenga. Un abrazo.

  9. Querido Mingo,
    muchísimas gracias por esta inesperada promoción de mis ideas y de mi libro y ojalá sirva para ayudar a que todos, peronistas y liberales comprendan lo que este momento ofrece como grandísima oportunidad para el país. Hemos soñado mucho a lo largo de estos años con que llegase el momento en que otra vez ambos campos combinados, como lo hicieron vos y Menem en los años 90, encaminasen el país y, esta vez, sin retrocesos como el de 2002 en adelante. No sólo te agradezco el apoyo sino que ruego
    (¡y escribo también!) por que el gobierno escuche tu propuesta de crear lo antes posible las condiciones para legalizar el carácter bimonetario de nuestra economía, que tan bien describís en tus múltiples notas, y abra así ya mismo las puertas del crecimiento.
    Un abrazo y mis cariños para toda la familia,
    Diana

    1. Muchas gracias Alberto por ingresar a mi blog. No se si este comentario es realmente tuyo o simplemente una suerte de slogan propagandístico que utiliza algún ¨community manager¨. Me sorprendería que fuera tuyo, porque no recuerdo que hayas dado este tipo de opinión mientras fuiste miembro de mi equipo económico en el gobierno de Menem ni cuando militaste conmigo (cierto que como representante de Nestor Kirchner) en la campaña por la Jefatura de Gobierno de 1989. En caso que sea un slogan de la gente que maneja tu cuenta de email en ¨todos¨, sugeriles que no acentúen con sus comentarios la imagen de veleta ideológico que te quieren endilgar. En política los cambios de posicionamiento partidario no son criticables, pero los vaivenes ideológicos confunden a los votantes. Un fuerte abrazo y suerte en tu nuevo empeño.

  10. https://www.youtube.com/watch?v=Wq8Mh6zV9Zw
    Doctor en el minuto 35.40 Lopez Murphy critica fuertemente a Trump sobre que la recaudación sube 2% y los gastos 9%
    En base a eso quería preguntarle su impresión sobre el gobierno de Trump. Seguramente ve claros y oscuros pero haciendo mas o menos un balance, qué piensa sobre el rumbo en que encaminó Trump a los Estados Unidos?
    Muchos liberales de acá lo elogian sobre el tema la baja de impuestos, tasas de desempleo inéditas e intento de poner a China en su lugar en lo qeu es el comercio.
    Gracias

    1. Lo que me disgusta de Trump es su des-enamoramiento de las ¨reglas¨ y su adhesión incondicional a la ¨discreción¨ en materia tanto de política interna como de política internacional. Para mí, el tipo de organización económica al que adhieren los políticos es más importante que las medidas concretas que aplican en una determinada coyuntura. Me asombra que los liberales no adviertan esta desviación anti’liberal de la organización económica a la que apunta Trump. Un abrazo

  11. Hola Dr. Cavallo, muchas gracias por escribir en el blog. Pienso que es así, el liberalismo ha sido injuriado, con la palabra “neo liberalismo”, pero el liberalismo, es permitir que cualquier persona que desee crear, y que dicha actividad sea legal, lo haga de forma “libre” , sin pedirle permiso a nadie , liberando la imaginación y creatividad, complementado con el conocimiento y estudio de las distintas especialidades, y sin tener que pedirle permiso de hacerlo o no – salvo las regulaciones como las de inti, anmat etc- que son lógicas-, construir, y de esa forma , generar de forma descentralizada, nuevas empresas, poniendo un círculo virtuoso, de la economía.
    Le mando un abrazo y gran saludo.
    Eduardo Bayer
    bayersistemas@gmail.com
    gracias!

  12. Estaba de acuerdo usted en los 90′ de proteger sectores industriales como automotriz o textiles? Si se pregonaba una economía abierta, no es incompatible esa protección con dicha idea?

    1. El movimiento hacia la economía abierta, cuando hay mucho empleo comprometido en algunos sectores en los que no ha habido inversión modernizadora, tiene que ser necesariamente gradual. Lo importante no es eliminar de cuajo todas las protecciones sino avanzar hacia su eliminación total dando tiempo a que se lleve a cabo la inversión modernizadora o aparezcan sectores de exportación capaces de absorber el desempleo que crean las empresas que no logran adaptarse al clima de mayor competencia. Un abrazo.

  13. Hay algunos hechos que no se comentan y que cambiaron la economía y recordaré tres ejemplos.
    1. Los ferrocarriles dejaron de actuar y se entregó el transporte a los camiones con los resultados que se conocen. Sólo hay que pasar por Palmira en Mendoza, y ver la chatarra que ha quedado.
    2. la desvalorización encubierta cual del 1 a 1 con el dólar y el peso pasamos al 50% del dólar y el euro, cuando 1 euro era igual a 0.75 de dólar y al preguntar cuando el el euro alcanzaría al dolar, la respuesta fue que no sabía
    3. Para la plantas llave en mano fueron eximida de impuestos a la importación y los fabricantes locales pidieron que se los eximiera de lo que debían importar para competir, se les negó el pedido, castigando de esa forma a la mano de obra local.
    Todo esto sucedió en los años 90, por lo que no hay que tomarlo como ejemplo sin ningún reparo pues se hicieron varias cosas mal hechas.

    1. No hay experiencia histórica en la que no se hayan cometido errores. Pero hay que mirar el balance, Un abrazo.

  14. Estimado Doctor Cavallo

    Los intereses económicos definen la estructura económica y a ésta se le asignará una superestructura ideológica que la justifique, pudiendo, si hace falta, dar lugar a otra que la denigre. Esa necesidad surge cuando hay contradicción de intereses. En los países subdesarrollados, como son los latinoamericanos, el interés nacional radica en alcanzar un adecuado nivel de industrialización que permita superar el nivel de economía primaria y elevar los estándares de vida de sus poblaciones. Todos los que compartan ese propósito superador, independientemente de cual sea su ideología, seguramente estarán del mismo lado. En los países desarrollados, como son los que componen la Unión Europea, su situación de demandantes de bienes primarios les exige mantener la condición agropecuaria básica de las fuentes de abastecimiento de esos bienes y la industrialización de los países abastecedores atentaría contra ello. Se verifica entonces una contradicción de intereses entre los países subdesarrollados que pretendan desarrollarse y los países centrales que utilizan su poder para que no lo logren. Perón intentó un proyecto de desarrollo integral de la economía. Para eludir la oposición europea a nuestro desarrollo buscó el apoyo de los Estados y si bien fracasó con Roosevelt, tuvo un poco más de suerte con Truman y Eisenhower. Aunque su gestión fue totalmente pragmática, ya que hizo lo que creía que había que hacer en pos de ese objetivo sin limitarse por ideología alguna, al “peronismo” se lo caracterizó ideológicamente como populismo nacionalista, estatista y demagógico. Los sectores ligados a los intereses del poder externo, a quienes se los identificó ideológicamente como “liberales”, se opusieron y lograron abortar su proyecto, que en su propuesta de desarrollo integral de la economía fue el mismo de Frondizi, Illia, Menem y de la Rúa. A igual proyecto, igual enemigo. La ideología siempre fue lo de menos.
    Un gran abrazo

    1. La primera parte de tu comentario describe lo que puede considerarse un panorama mundial realista para la década de los 40 y 50s. No creo que el mundo haya seguido funcionando de esa manera. Pero coincido con tu apreciación sobre la diferenciación entre diferencia de intereses e ideologías contrapuestas. Un abrazo.

  15. DOMINGO CAVALLO
    Sin dejar de reconocer los méritos literario y el envidiable criterio político de la autora DIANA FERRERO, sin embargo, creo que la verdad histórica que ella relata merece algunas rectificaciones.
    DIANA FERRARO: “El peronismo histórico, con su estatismo pudo haber contradicho en su etapa revolucionaria post-Segunda Guerra Mundial a un liberalismo cuya base doctrinaria es la libertad, tanto de los individuos como de las instituciones y empresas, para regirse por sí mismos sin la tutela del Estado. El peronismo, sin duda, fue antiliberal en esta etapa y, más aún, explícitamente opuesto a los países que como Inglaterra y los Estados Unidos representaban al liberalismo en el mundo”.
    La autora confunde las ideas y los acontecimientos de lo que sucedió en la etapa post II° Guerra Mundial. La ideología del peronismo fue el resultado de un plagio total de la doctrina británica Fabiana-Laborista, más que del Fascismo Mussoliniano al que sólo copió sus elocuentes arengas en masivos actos públicos. La doctrina de la Fabian Society era, precisamente todo lo contrario del liberalismo, endiosaba el socialismo autoritario. El liberalismo que enfrentó a Perón en cambio fue snob, era un liberalismo filosófico, negador de toda trascendencia espiritual y ajeno a cualquier concepto de ética social. Era un liberalismo laico, ateo, enemigo de vincular hechos económicos con el deber moral y con la conciencia moral que siempre y en todas partes tiene una base religiosa.
    Si examinamos la legislación británica Fabiana-Laborista de 1945 a 1978 vemos que sus principios y las políticas que promovieron eran exactamente idénticas a la doctrina peronista que también se llamó laborista al estilo británico: sindicalista, keynesiana, intervencionista, con socialismo-aristocrático no populista. Por eso no es asombroso ver que Inglaterra se despeñó en la decadencia económica y social igualmente a lo que ocurrió con Argentina en el mismo tiempo y con el mismo régimen jurídico económico plagiado.
    DF:“Este pesadísimo lastre histórico ciega hasta el día de hoy a ambos bandos, aunque el mundo y las necesidades argentinas hayan cambiado drásticamente. Aunque en los tiempos de Carlos Menem y Domingo Cavallo, mucho se reparó, demostrando que las afinidades eran posibles y beneficiosas para el país, la torpeza de los años kirchneristas, rescatando del pasado la vieja enemistad y el arraigado odio de unos por otros, volvió la historia para atrás.”
    En realidad, Menem significó una profunda revisión de las ideas keynesianas y estatistas de Perón, gracias a la influencia doctrinaria de Alvaro Alsogaray y la excelente técnica económica de Domingo Cavallo (un gran hacedor) y su equipo. Por eso el gobierno de la década estable 1990-2000 fue un gobierno abierto al mundo, colaborador de la Otan, privatizador y desregulador. Allí se vió la experimentada mano de Domingo Cavallo. Pero este período fue una excepción desde 1946 a fecha donde todo el sistema jurídico socioeconómico se convirtió en una máquina de impedir.
    DF: “Tal vez a los resentidos liberales que preferirían que todo peronismo desapareciese del mapa, les agrade por su parte revisar el tipo de comunidad que el General Perón visualizaba en su libro La Comunidad Organizada, compuesta por individuos libres, organizados libremente y fuera de toda tutela del Estado, interesados tanto en su propia felicidad como en la felicidad de la comunidad”
    El libro La comunidad Organizada fue escrito por el P.Hernán Benítez SJ. como consecuencia del famoso congreso de Filosofía Mundial de Mendoza en 1949. Respondía a una cierta doctrina de la Iglesia Católica que sostenía la existencia de un “Cuerpo místico religioso” que se encarnaría en la voz y la voluntad del pueblo expresados en asambleas bajo un solo LIDER. Algo parecido al lema “Ein volk, Ein reich, Ein führer” que ahora como triste payasada fuera de época, pretenden instaurar Cristina F. Kirchner, Mempo Giardinelli, Eugenio Zaffaroni, y Alberto Fernández en una nueva Constitución donde todo el poder será para la LIDER ETERNA.

    Muchas gracias por su aporte y un fuerte abrazo

    PAULINO

    1. Estoy seguro Paulino que Diana Ferraro tendrá muy en cuenta tus comentarios. Tus conocimientos históricos y filosóficos siempre enriquecen las discusiones de este blog. Un abrazo

  16. Un PERFECTO COMENTARIO, que deberian leer los ciudadanos que se incluyen en todos los sectores del espectro político (especialmente los llamados liberales).Estos últimos no comprendieron los sucedido en los 90as. cuando el Presidente MENEM y el Ing. ALSOGARAY dieron el paso histórico de plasmar en una sola plataforma política lo que habian sido la antítesis por excelencia de la política argentina.La genial intervención del Dr. CAVALLO, con su ingenioso plan de la Convertibilidad (único sistema que la historia argentina dió óptimo resultado en la lucha contra la inflación) aportó la herramienta fundamental para el logro de un feliz resultado.Lamentablemente he visto, por el lado de un vasto sector liberal, repudiar la figura del Ing. Alsogaray ignorando su noble actitud al responder a la invitación del RIOJANO, y por el lado contrario, al desastre derivado de la conjunción de un Kirchnerismo corrupto en maridaje con fundamentalistas del marxismo y traidores del peronismo que pusieron a su enorme partido como furgón de cola del zurdaje autóctono, e invocando el nombre de Perón para sus fechorias de toda laya.Gracias al Dr. Cavallo por este artículo.ALFREDO ORLANDONI

  17. La Sra. Diana Ferraro describe con sencillez y claridad conceptual increíble un problema también increíble que ha sido central en Argentina. Juan Perón siempre recalcó su idea de movimiento, vale decir no anclarse a doctrinas estereotipo sino a la necesidad de adecuación en razón de momentos y oportunidades. Vale decir que entender el accionar de Perón en los años ’50 como si ese fuera su pensamiento permanente y no coyuntural es un error muy grande. En los ’50 el mundo se dividía en pedazos y ni Lord Chamberlain en Gran Bretaña entendió el riesgo que se corría. En vez de juzgar esas tristes coyunturas resulta imprescindible recordar que en ninguna parte Perón dejo como testamento final las anti libertades individuales o la aceptación de la izquierda sino un pensamiento absolutamente contrario. Con excepcional solvencia Diana Ferraro aborda un problema que nos ha condicionado y que nunca debió de existir. Me parece muy atinada tu recomendación de lectura de sus pensamientos para quienes piensan que Macri ha vendido convicciones o vectores. Nunca Carlos Menem dejó de ser peronista sino un integrador de la Nación. Tengo la Fe y esperanza que la dupla Macri Pichetto cerrará definitivamente una grieta que nos divide y jamás debió haber existido.

  18. Como el problema que nos afecta solo se solucionara a futuro hay que considerar como prioritarios algunos temas que requieren amplio consenso.
    El primero, desde mi punto de vista es la estabilizacion del valor de la participacion en el ingreso a un punto compatible con la recuperacion economica y los desafios mundiales.
    Hace años que el BCRA no publica la estadistica de la distribucion funcional del ingreso.
    Pues bien desde el 45% de los años 50 el grafico demuestra las volatilidad de ese indicador fundamental.
    Alli hay que buscar la convergencia entre el liberalismo economico y el bienestar social.
    A titulo de ejemplo durante la gestion 1991/6 se ubicaba estable en 40%. En epocas de crisis en especial durante los 80 ese valor estaba en 35 y produjeron importantes problemas.
    De un valor de 48% en 2015 (algo artificial por motivos tarifarios) estamos hoy en valores de 35%.
    El segundo tema es más ríspido: La deuda adquirida desde 1975 cuando no llegaba a 6 mil millones es en la actualidad un problema mayor para el país -50 veces superior-
    Esto alienta la fuga de capitales que vienen de varias fuentes, pero en especial de la evasión. Con un 30 o 40% de economía informal se generan fondos que se fugan en lugar de invertirse.
    Por efecto contagio, gran parte de la sociedad se cubre y el resultado es el observado en los últimos años especialmente los más cercanos.
    Son temas cruciales a mi entender para el desarrollo del país.
    Como pretender que vengan inversiones si los propios no las hacen y se van.
    Temas dificiles que requieren consenso, y es de esperar que se logren entre los partidarios al liberalismo y los que pretenden más bienestar social.

  19. La conclusión de esta tesis sería: el proceso hacia una Argentina liberal debería que estar conducido por el peronismo; despojándome de toda mi carga historiográfica y subjetiva sobre los que significaron para el país los gobiernos peronistas, si el objetivo final es una Argentina integrada al mundo libre, uno no puede menos que estar de acuerdo en el planteo de Diana Ferraro, pero creo que se pasa por alto un tema no menor: Los 4 años del gobierno de Cambiemos, no fueron precisamente la puesta en marcha de políticas liberales y que luego fracasaron por no tener el consenso de sectores peronistas, sino todo lo contrario, hubo una total ausencia y desprecio por las mismas, aunque la estética sugiriera lo contrario y se ganara el mote de “gobierno neoliberal”

    1. Comprendo tu posición, pero ¿que alternativa existe que no sea una rectificación del curso por parte de la dupla Macri Picheto? Un abrazo

  20. Estimado Domingo: te mentiría si te dijera que comprendí cabalmente el escrito de Ferraro. Creo que me excede. Soy liberal, y como tal no puedo aceptar el rol que tienen aquí los sindicatos fascistas que creó Perón, ni los controles de precios, ni los controles de cambio, ni las restricciones a la libertad de prensa, ni el autoritarismo, ni la protección irrestricta al empresariado nacional, todo a costa de los que trabajamos (en micaso es en pasado, ya que estoy retirado), los impuestos y la inflación. La clase media no la creó Perón, yo lo viví desde chico (nací en una casa alqulada de una pieza y éramos cinco). La clase media fueron los hijos de los inmigrantes que se rompieron el lomo trabajando para que sus hijos puedan estudiar, aún mediando “La razón de mi vida” o las cosas que impusieron los Krichner. Pero reconozco que cuando el peronismo fue racional y se alió con el liberalismo, y aparecieron figuras como vos, Di Tella, Llach, entre muchos otros, fue el momento que mejor le fue a la Argentina. Pero otros peronistas, menos racionales, y algunos cleptómanos, se encargaron de voltear todo lo bueno que habías hecho, y encima, culpándote del fracaso. Tengo esperanzas con la incorporación de Pichetto a la fórmula con Macri. No veo esa alianza equiparable a la tuya con Menem, pero está Schiaretti y otros “peronistas racionales” que podrían consensuar un modelo de país normal, que nos ponga en la senda del crecimiento. Ojalá lo logren, no por mi, que ya no lo veré por cuestiones etarias, pero si por mis nietos. Como siempre,va con abrazo, Jorge Pedro

    1. Estimado JORGE PEDRO BECKER: Coincido ampliamente con su enfoque. La confusion de DIANA FERRARO deviene en que no distingue el LIBERALISMO FILOSÓFICO (ateo, laicista, agnóstico, individualista, epicúreo y hedonista) del LIBERALISMO ECONÓMICO o LIBERTARIO, ORDOLIBERAL o NEOLIBERAL (según Wilhem Roepke). Este liberalismo económico es profundamente partidario de la solidaridad no-forzosa, de la subsidiariedad, del esfuerzo y el mérito (no del placer y la pereza), del ascenso social, de bajos impuestos y mínima regulación. Perón se enfrentó al liberalismo filosófico porque no habían llegado las ideas del liberalismo económico , recién conocido cuando ALBERTO BENEGAS LYNCH padre comenzó a traer a los representantes del segundo en 1956. Mauricio y sus Newmans Boys pertenecen claramente al liberalismo filosófico y no adhieren al liberalismo económico u ordoliberalismo. Creo que esto aclara y explica tu impecable comentario. Saludos de PAULINO.

  21. Doctor en qué se basa el interes de CTRA en que la paritaria sea nacional y no provincial? Cual fue digamos el acto de justicia u ordenamiento en lograr que sean las provincias las que pacten los salarios?

    1. La CTRA quiere una paritaria nacional para justificar su existencia. Pero lo razonable es que negocien las paritarias las provincias, que son las que tienen el presupuesto para financiar la educación. Además, una negociación descentralizada permite que las provincias más eficientes en la organización del sistema escolar, puedan pagar mejor a su educadores. Un abrazo

  22. Acepto solamente respuestas constructivas y superadoras. Decir que una persona A, que cometió delito, muchos de ellos ampliamente probados, que tiene al 12-6-2019, mas de 13 procesamientos , y 7 pedidos de prisión preventiva (como es el caso de por ejemplo nuestra ex presidenta Cristina (aclarando obviamente que uno es inocente hasta que un juez compruebe lo contrario)), decir que A es inocente porque supuestamente y sin pruebas B cometió quizá o no, otro delito, no significa que A sea inocente y por ello esté nuevamente habilitado para manejar miles de millones de dólares de nuestros impuestos, ya que seguramente, si vuelven los que nos robaron antes, estoy 1000% seguro, que no van a resolver nada sustentable en el tiempo –tal cuál sucedió luego del golpe institucional de Diciembre 2001-, y nos van a volver a robar después y después estaremos mil veces peor. Si B cometió un supuesto delito –no me consta salvo por las injurias y acusaciones enceguecidas de los ultra fanáticos del Kirchnerato-, también tiene que ser sometido a la justicia, y con pruebas un juez condenarlo o declararlo inocente. Si B hizo algo malo, no significa que A –que también hizo algo malo-, sea inocente.

    Eso es la gran falacia de la política Argentina.

    Así fue injuriado Domingo Cavallo, un Patriota, al cual le dedique esta carta, que mandé al Honorable Congreso de la Nación a los más de 320 Honorables Legisladores en el año 2018, con reflexiones y si lo desea, dichas reflexiones, las puede leer en este link:
    http://www.bayersistemas.com.ar/db/b1.pdf

    Eduardo Bayer
    Escritor y Empresario Informático.-
    Bayersistemas@gmail.com

  23. Liberales como etchebarne critican mucho el salario mínimo vital y móvil, que es mejor no tener esa regulación. Usted coincide?

  24. UNA UTOPÍA:
    La CONVERTIBILIDAD, ESTA ASOCIADA CON DENOSTAR DESDE TODOS LOS ÁNGULOS A QUIEN LA LLEVO A LA PRACTICA – PESE A SU ÉXITO – POR LO QUE CAMBIEMOS DEBERÍA CREAR LA NUEVA MONEDA COMO *CAMBIABLE*, HACIENDO EL ARREGLO FINAL QUE SE IMPIDIÓ DURANTE EL DELARRUINISMO, QUE FUE EL DEJO AL PAIS ARRUINADO.- UN DOLAR= * $ CAMBIABLES 4,40*.-
    Sería posible…………………?

  25. mingo, pregunta.
    Te llegaste a cruzar con Larry Summers mientras estudiabas en Harvard? Aparentemente hay un chiste que circula que dice que Argentina es miembro del G20 porque vos fuiste compañero de cuarto de Larry Summers en Harvard. Pero me parece que no dan los años. Te dejo la quote exacta

    “One joke that’s made the rounds is that Argentina is a member [of the G20 ] because its former economy minister, Domingo Cavallo, was Harvard roommates with Larry Summers, the Secretary of the Treasury at the time, according to Patrick.”

    1. Larry Summer estaba todavía en su último año de undergraduate y yo en el primero de graduado. Pero él venía a la facultad de artes y ciencias a tomar las clases de graduados. Fuimos compañeros de clases en algunas materias pero no éramos roommates. Yo ya estaba casado y tenía a mi primera hija, Sonita, que era un bebé. Vivía en Peabody Terrace, un edificio para estudiantes casados. Larry vivía en una de los ¨houses¨ para undergraduates. Nos conocimos en esos años, pero de ninguna manera eso influyó en que entráramos en el G20. Fuimos invitados porque gracias a las reformas de los 90s teníamos mucho prestigio. En 1998 éramos vistos como la economía Latinoamericana que más había progresado durante esa década. Un abrazo.

    2. traducido:
      “Una broma que hizo las rondas es que Argentina es miembro [del G20] porque su ex ministro de economía, Domingo Cavallo, era compañero de cuarto de Harvard con Larry Summers, el secretario de Hacienda en ese momento, según Patrick”.

  26. Hola querido Mingo. Gracias por tus constantes aportes para que podamos pensar y analizar mejor esta compleja realidad. Hay un tema que me está dando vueltas hace meses y nadie mejor que vos para ayudarme.
    Mi limitado conocimiento no me permite comprender cómo es posible que un plazo fijo rinda el 60% anual en dólares, cosa que está sucediendo hace varios meses en el pais. Cuánto más puede durar esta situación? Para que lado puede desencadenarse un final abrupto?
    Ojalá tengas ganas y tiempo de responderme. Saludos y muchas gracias.

    1. Si la tasa real de interés ex post, por mucho tiempo, es tan elevada como está siendo ahora, se va a producir una crisis financiera por insolvencia de los deudores y, a la postre, insolvencia de los bancos. Yo creo que el Gobierno tiene que adoptar decisiones para hacerla bajar. Esto es lo que propongo en mi post http://www.cavallo.com.ar/la-inflacion-puede-seguir-bajando-pero-para-que-se-reactive-el-mercado-interno-se-necesitan-cambios-de-regimen-monetario-y-de-manejo-del-endeudamiento/
      Un abrazo

  27. Doctor: mi opinón es que el gobierno se equivocó en tratar de boicotear la candidatura de Espert. Creo que lo que logra es prevenir que muchos jóvenes (en el rango de 16 a 30 el más votado es Espert en las encuestas) sean captados por el kirchnerismo. Porque los jóvenes buscan transgresión y eso se los brinda discursos como los de Espert. Son jóvenes que el estilo y discurso macrista nunca los van a atraer asi que si no existe Espert, van con el kirchenrismno. De paso en una segunda vuelta, si son jóvenes que realmente entienden lo que expresa Espert luego votarían a Macri y no a Alberto. No cree que los macristas hicieron una mala lectura o piensa que realmente Espert puede sacarle votos a Macri?

    1. No creo que lo de Assef haya sido una maniobra pergeñada por Macri o por Pichetto. Creo que fue una actitud oportunista de Assef para llegar al Congreso. Un abrazo

  28. La pregunta para Diana Ferraro sería, ¿por qué el Dr. Menem lo sacó a Usted del gobierno en 1996?.

    Usted ya insistía en la segunda reforma del Estado en 1994, especialmente en los Estados Provinciales, y eso desencadenó la salida suya, ya que los gobernadores peronistas, se negaron a hacerla rotundamente, y hasta afirmaron públicamente de Usted, “lo vamos a esmerilar …”.

    Quizás ella (Ferraro) no lo considere a Usted liberal, y se refiera a que el Dr. Menem la tuvo al final a la Ing. María Julia Alsogaray y a su padre, pero ambos, ya no tenían peso específico en lo político. Fue una subordinación de ambos, con el primero. Es más, la UceDE desapareció luego, a raíz de esta alianza.

    La síntesis que ella propone, no se realizó, a mi entender, entre peronismo y liberalismo en los 90s, sino entre desarrollismo y liberalismo, con el Dr. Arturo Frondizi y el Ing. Alsogaray, en los 60s. Pero ambos tuvieron al peronismo de la vereda del frente.

    Esta síntesis (desarrollismo y liberalismo) es la que está pendiente, a mi entender, ya que entre ambas fuerzas políticas, refundaron a la Nación Argentina, en los 60s.

    Un cordial saludo.

Los comentarios están cerrados.