Prat Gay versus Redrado

Nada de lo que ocurrió en la relación entre el Gobierno de los Kirchner y Martín Redrado, desde el 7 de enero hasta el día de hoy, me sorprendió ni me pareció interesante comentar. No me sorprendió porque se trató de uno más de los tantos atropellos a las instituciones políticas y económicas que se han sucedido casi ininterrumpidamente desde el 20 de diciembre de 2001. Me refiero a esa fecha y no al Gobierno de los Kirchner, porque, por ejemplo, la decisión de “pesificar” los depósitos de la gente por decreto de necesidad y urgencia en enero de 2002, el desconocimiento de los contratos de concesión de servicios públicos y el posterior congelamiento de sus precios y tarifas, fueron atropellos a las instituciones monetarias de la Nación tan gravosos como el intento de los Kirchner de apropiarse de las reservas del Banco Central. Aquellas decisiones de enero de 2002 significaron revertir una de las pocas “políticas de estado” que había logrado definir la democracia argentina desde su renacimiento en 1983: la de hacer de la estabilidad monetaria no sólo el objetivo del Banco Central sino una verdadera piedra angular de la organización económica del País.

Ya en el Gobierno de los Kirchner, la dimensión que alcanzaron las retenciones a las exportaciones agropecuarias, las prohibiciones para exportar carne, leche y trigo, la arbitrariedad en la repartición de los recursos entre las provincias, la apropiación de los fondos de los trabajadores para su jubilación, la introducción de controles de precios, los subsidios, las licencias previas de exportaciones e importaciones administradas con total discrecionalidad y opacidad, constituyen flagrantes violaciones de las reglas de juego de la economía y actos claramente enfrentados a la constitución y a las leyes.

En todo caso, lo sorprendente y, al mismo tiempo, alentador del atropello más reciente de los Kirchner, es que, esta vez, encontró frenos en la Justicia y en el Congreso Nacional. Pareciera que las instituciones de la República han comenzado a funcionar. Enhorabuena y ojalá esto marque un cambio definitivo de tendencia hacia la recuperación institucional que nuestro país necesita.

Redrado cumplió con sus deberes de funcionario Público. Hizo lo que debió hacer y ello ha quedado bien en claro con el pronunciamiento de la Cámara en lo Contencioso Administrativo que respaldó la decisión de la Jueza Sarmiento de suspender la aplicación del decreto de necesidad y urgencia a través del cual el Gobierno pretendía hacerse de 6.500 millones de dólares de las reservas externas que respaldan los pasivos del Banco Central. El único error táctico que cometió, a mi entender, fue no renunciar inmediatamente después de ese importante pronunciamiento. Porque, de haberlo hecho, hubiera demostrado que en realidad su accionar estuvo exclusivamente direccionado a cumplir con su deber y que, de ninguna manera, estaba atornillado al cargo de Presidente del Banco Central. Se trata sólo de un error táctico, que dio pie a que la Presidente llevara a cabo la parodia de requerir el consejo de la comisión bicamenral para poder llevar a cabo su destitución, en lugar de, sencillamente, aceptar su renuncia.

Cuando estoy escribiendo esta nota, aún no conozco el pronunciamiento de la comisión, pero no me parece relevante, salvo en lo que respecta al enfrentamiento, aparentemente ideológico, que existe entre dos buenos economistas profesionales que han sido ex-presidentes del Banco Central: Martín Redrado y Alfonso Prat Gay. Y esta discusión sí me parece importante, porque tiene que ver con el futuro: cuál debería ser, una vez reorganizada la economía argentina, el papel de la política monetaria.

Alfonso Prat Gay sostiene que la política monetaria debería estar enderezada a alcanzar metas definidas de inflación. Yo coincido con él. Pero no coincido con su apreciación de que durante su gestión, Martín Redrado dejó de perseguir ese objetivo  más de lo que ya lo había dejado de perseguir el mismo Adolfo Prat Gay durante el año  que estuvo al frente del Banco Central. La definición de que la política monetaria no debía apuntar a alcanzar metas definidas de inflación sino a mantener alto y más o menos constante, el tipo de cambio real de la economía, es la piedra angular del denominado “Modelo Productivo” que pregonaron tanto Duhalde como los Kirchner durante sus respectivos gobiernos.

Cualquier economista profesional que aceptara ser Presidente del Banco Central designado por estos gobiernos debía saber de antemano que no podría enderezar la política monetaria a mantener baja la inflación porque la misma estaría comprometida en mantener alto el tipo de cambio real y este objetivo es incompatible con la lucha sostenida en contra de la inflación. Prat Gay lo supo desde el primer día que asumió Kirchner la Presidencia de la Nación, no sólo por las definiciones que ya habían adoptado Duhalde y Lavagna desde que lo designaron al frente del Banco Central, si no porque Kirchner lo instruyó, públicamente, a sostener el tipo de cambio nominal alrededor de 3 pesos por dólar. Mientras Pratt Gay estuvo al frente del Banco Central la inflación bajó al 6 % anual, no por la política monetaria sino porque el gobierno impidió que los precios que habían quedado atrasados luego de la fuerte devaluación de 2002 se ajustaran a sus niveles de equilibrio. Este impedimento se originó en el congelamiento de precios y tarifas del sector público a los niveles anteriores a la devaluación, a la introducción de retenciones a las exportaciones,  y en la lentitud con la que se recuperaron los salarios reales, gravemente deteriorados por la devaluación y el golpe inflacionario del año 2002.

Si bien sostengo que el argumento de Prat Gay en favor de una política monetaria que apunte a metas de inflación no puede ser utilizado para decir que Martín Redrado incumplió con su deber, quiero dejar bien en claro que tan pronto como la economía argentina vuelva a contar con reglas de juego en línea con las que tienen los países con economías de mercado estables y abiertas al mundo, la política monetaria debe estar enderezada a alcanzar metas de inflación cada vez más cercanas a las que se proponen los países estables del mundo. Tenemos, simplemente, que imitar a Chile, Brasil, México, Colombia, Uruguay y Perú, que siguen este tipo de política. Pero ello no puede ser algo que decida e implemente un Presidente del Banco Central, por más profesionalmente responsable que sea, sino que debe surgir de una decisión política del Poder Ejecutivo, plenamente respaldada por el Congreso Nacional, sólo posible cuando la dirigencia de Argentina vuelva a proponerse hacerla funcionar como una nación política y económicamente bien organizada. Algo que no es la realidad actual ni lo fue nunca desde 2002 en adelante.

Por eso no se le puede echar la culpa a Redrado. Y mucho menos lo puede hacer Prat Gay que aceptó ser Presidente del Banco Central de Duhalde y de Kirchner, cuando sólo un año antes había aceptado mi propuesta para ser Vicepresidente del Banco Central, en plena vigencia de la Ley de Convertibilidad y con una economía que todavía seguía estando bien organizada. En esa oportunidad el Congreso Nacional no respaldó su designación con el argumento de que había estado trabajando en JPMorgan, objeción que los mismos legisladores no hicieron cuando fue propuesto para el cargo de Presidente por Duhalde y Lavagna. A mi siempre me sorprendió que Prat Gay haya denostado al régimen de convertibilidad como lo ví hacerlo cuando compró la receta del “Modelo Productivo” de Duhalde y Lavagna, siendo que yo lo presenté a Mervin King, actual Presidente del Banco de Inglaterra como futuro Vicepresidente del Banco Central de Argentina, encargado precisamente de administrar el régimen de convertibilidad monetaria. Nunca antes me había referido a este tema, pero lo hago ahora para sugerirle a Prat Gay que no trate de respaldar sus buenas ideas para el futuro en la denigración de quienes han tenido que asumir responsabilidades en momentos difíciles de la historia argentina. Siempre es más fácil convencer con la verdad que con la hipocresía.

110 comentarios sobre “Prat Gay versus Redrado”

  1. Estimado Dr. Cavallo
    Disculpe si salgo del tema de su comentario.
    Una de las principales cuestiones por las que lo atacan es que Ud. siendo Ministro, transfirió a las Provincias los Gastos relacionados con la Educación, acusándolo de no haber transferido los fondos, que antes transfería el Ejecutivo a las Provincias, aceleró el deterioro financiero de las mismas, por lo cual debieron endeudarse. Cordiales saludos.

    1. Eso es mentira, no sólo se transfirieron los fondos específicos asignados a la educación sino que durante mi gestión al frente del Ministerio de Economía, las provincias recibieron el 100 % de la coparticipación que le correspondía, porque dejaron de cobrarse el impuesto inflacionario y las retenciones, que eran los dos grandes impuestos no coparticipables de la década del 80. Nunca antes ni después las provincias recibieron tantos recursos como durante el período de la convertibilidad.

  2. Excelente artículo Doctor!
    Una política monetaria de metas de inflación en estos pagos significaría tener en cuenta el tipo de cambio nominal (al estilo regla de taylor pero agregándole el tcn) y eso es algo que va a encontrar mucha resistencia, sobre todo por el efecto que puede tener sobre el nivel de empleo.
    Ahora yo me pregunto…si el modelo productivo de tcr alto resultó ser inflacionario, de que efecto sobre el nivel de empleo hablan?
    Pero también, no es posible que una revaluación tenga efectos expansivos en lugar de contractivos como se suele pensar? Esto sería inflacionario?

    1. Antes de dejar flotar plenamente, como exigiría una política monetaria seria enderezada a metas de inflación tendría que estar precedida por la eliminación de controles de precios, de impuestos distorsivos y de subsidios para mantener el congelamiento de tarifas públicas. Si no se hace previamente ésto, es imposible implementar una política monetaria enderezada a metas de inflación y es también imposible predecir que efecto real tendría una apreciación del Peso. Luego de que se ajusten todos los precios relativos hoy desequilibrados, la apreciación del peso podría ser expansiva como lo ha sido en Brasil.

      1. Estimado Dr. Cavallo,
        Me parece muy razonable lo que dice. La única duda que me queda es como se resuelve el costado social del sinceramiento de los precios, porque para que un asalariado pueda seguir utilizando servicios básicos se deberían aumentar los salarios y me pregunto si eso no genera un espiral inflacionario que no se puede parar. La única salida a la situación a la que nos han llevado es pasar por un periodo de mayor pobreza aun?
        Muchas gracias por sus posts, son muy claros y se nota que vienen de alguien que siempre puso sus ideas al servicio de la Nación.
        Gabriel

        1. Justamente, la que debe cuidar el salario real es la política monetaria que es la que puede frenar la espiral inflacionario. El impacto inflacionario del sinceramiento de precios y tarifas no necesita deteriorar el salario real si la política monetaria obliga a que bajen precios que han subido de más. Todo esto lo explico en mi libro Estanflación.

  3. Estimado Dr.:

    No pretendo auspiciar de defensor de Alfonso de Prat Gay, pero durante su gestión al frente del BCRA un tipo de cambo de 3 pesos por Dolar no era sinónimo de inflación, como lo demuestran las cifras del por entonces creíble INDEC, mientras que con Redrado si lo fue. Ademas, Prat Gay dejo en evidencia en repetidas ocasiones sus diferencias profesionales con Lavagna, mientras que Redrado nunca dijo nada, aun cuando se falsearon las cifras de la inflación, elementales para cualquier banquero central del mundo. Por ultimo, Prat Gay manifestó en reiteradas ocasiones su creencia, cuando la inflación se descarrilaba, de que se debía dejar apreciar el peso. Es màs, esto ultimo, creo yo, que demuestra que nunca se creyó la fantasía trasnochada del desarrollo a través de un tipo de cambio alto. Todo esto lo digo porque yo si creo que el cuestionamiento de Prat Gay hacia la gestion Redrado es valido. También comparto, y me disgustan mucho puesto que deposito muchas esperanzas en Prat Gay, que muchas de sus criticas hacia la convertibilidad son completamente infantiles y, peor aun, son completamente destructivas y no enuncian ninguna potencial salida para lo que fue la crisis 2001/2002.

    Igualmente, mi comentario tiene otro proposito. En primer lugar ¿No cree Usted que la negativa de Redrado tuvo como objetivo huir del barco kirchnerista y del BCRA? Esto lo digo ya que el primero se esta claramente hundiendo y tampoco resulta atractivo quedarse en el sillón del BCRA cuando se viene un año de alta inflación. Yo tengo esta impresion debido a que Redrado no se opuso al pago con reservas durante el 2005 de la deuda con el FMI, el cual encima fue al contado. Más aun, ese pago dejo al país, a mi entender, en una situación de vulnerabilidad mucho mayor que el fondo del bicentenario. (sigue en otro comentario)

  4. También es cierto que ese pago al FMI fue algo de una vez, mientras dados los desajustes fiscales y la imposibilidad del tesoro de colocar deuda, el fondo del bicentenario parece ser el primero de muchos fondos/empresitos “patrióticos”. Igualmente, ambas medidas fueron un avasallamiento a la independencia del BCRA, y Redrado solo se manifestó en contra de la segunda, la cual coincide con la mayor debilidad del kirchnerismo y la mayor perspectiva de inflación.

    Por ultimo, ahora si diciendo algo a favor de Redrado, creo que no se lo puede culpar a el por la mala relación de nuestro país con el mundo y, particularmente, con el FMI. Esto no es trivial, aunque no ha sido resaltado por ningún medio, ya que el BCRA hubiese tenido una mayor capacidad para luchar contra la inflación si hubiese contado con la perspectiva de poder recurrir a créditos contingentes ante algún shock negativo. Al no existir esta posibilidad, la única alternativa para asegurarse que queda es la acumulación de reservas, la cual implica mantener un tipo de cambio nominal “alto” y que el recorrido del tipo de cambio real hacia su valor de equilibrio se de vía precios (inflación). (sigue en otro comentario)

    1. Yo coincido con las críticas de Alfonso Pratt Gay a la política del Banco Central, pero en mi opinión son también aplicables a su período al frente de la institución: él mismo nopudo hacer nada por eliminar la inflación reprimida. Así como Redrado no denunció las mentiras del INDEC, Pratt Gay no denunció el congelamiento de precios y tarifas de los servicios públicos ni la introducción de retenciones a las exportaciones. Ambas son medidas que reprimen la inflación. Mi opinión es que quien acepta ser Presidente del Banco Central cuando las reglas de juego que pretenden establecerse para la economía está aceptando que la política monetaria va a ser acomodaticia a la inflación que determine el resto de la política económica. Esto fue aceptado tanto por Redrado como por Pratt Gay. Yo no lo critiqué por aceptar essto a Pratt Gay por lo que no lo puedo criticar a Redrado. Sí critico a Duhalde, a los Kirchner y a Lavagna que han desmantelado las reglas de juego de una economía abierta y con estabilidad monetaria para avanzar hacia un esquema de economía cerrada, con excesiva expansión fiscal y monetaria, con intervenciones distorsivas en casi todos los mercados y plagada de mentiras, no sólo desde que el IDEC comenzó a mentir, sino desde el momento en que pesificaron y devaluaron para decir que aumentaban los salarios y las jubilaciones nominales mientras producían una salvaje reducción real a través del impacto inflacionario.
      El propósito de mi nota no es atacar a Alfonso Pratt Gay sino advertirle que no ayuda a resolver los problemas del futuro adjudicar mal las reponsabilidades por las decisiones políticas erradas.

  5. Justo me acorde de una declaración de Redrado anoche en “Desde el Llano”. En una entrevista en este programa, Redrado argumento, parafraseando a Carlos Rodríguez, que la inflación no fue consecuencia de la emisión monetaria y, según el ex presidente del Central, esto es sinónimo a decir que no fue culpa de su gestión. Según yo entiendo, Rodríguez se refiere a que la inflación se debió a un cambio de precios relativos, y no a un fenómeno monetario como la constante monetización de un déficit a un ritmo por sobre el crecimiento de la demanda de dinero que implicaría una inflación acompañada de una constante devaluación. Si eso es lo que Rodríguez tiene en mente, de lo cual estoy casi seguro, eso no implica que no hubiese podido ser evitada por el Central, como sostiene Redrado. Claramente, podría haberlo sido dejando apreciar el peso y que dicho cambio de precios relativos se diese vía el TCN. Es decir, creo que estuvo medio mentiroso Redrado ahí.

    Ahora si, no lo molesto más.

    Saludos cordiales,

    Fernando Díaz.

    1. En realidad la inflación sí fue culpa de la emisión monetaria, porque cuando se pesifica y se devalúa como se lo hizo en 2002 y luego se sostiene el tipo de cambio nominal, lo que se está disponiendo es que la política monetaria se acomode a esas decisiones para permitir que a la larga o a la corta se produzca toda la inflación consistente con la devaluación monetaria. Lo que yo digo es que un Presidente del Banco Central que acepta presidir esa institución cuando el marco de política económica es el que es, lo mejor que puede hacer es resistir presiones para devaluar más, pero no puede imponer una libre flotación que de lugar a una fuerte apreciación y lo que sería un muy deseable resultado: la eliminación de la inflación. Lamentablemente desde 2002 este no es el objetivo de la política económica, pero este objetivo no lo determina el Banco Central sino el Gobiero. Al que hay que criticar es al Gobierno, como yo lo vengo haciendo desde 2002 en adelante.

  6. Es Ud. sumamente indulgente en llamar a esto “Modelo Productivo”…dese una vuelta por Buenos Aires y vea la cantidad de gente que se ha caído del sistema y vive al pie de una vía de tren, en las plazas, en la calle, o simplemente deambula perdida…cuando los devaluacionistas de 2001 fogonearon el 20/12 la situación era incomparablemente más favorable que hoy.

    1. Cuando yo me refiero a él como “Modelo Productivo” lo pongo siempre entre comillas, porque sostengo que es un contrasentido llamarlo así. Es lo más “anti-pruductivo” que alguien pueda imaginar. Así que coincido plenamente en que ha producido resultados desastrosos, a pesar de que coexistió con un período inédito de bonanza externa.

  7. Hola Mingo:

    Clarísimo tu desarrollo; sólo me pregunto cuánto de la posición sostenida por Prat Gay es genuinamente suya y cuánto “instrucción” ideológica ( como diputado de la CC) de su Jefa política, Lilita Carrió que no lo puede ver a Redrado.

    Un abrazo

    Luis

    1. Y no lo puede ver a Cobos Yo creo que en esta pantomima hay prevalecido las competencias políticas más que las discusiones serias sobre política monetaria.

  8. Buen dia Dr. Usted dice que es imposible tener un dolar a 4 pesos y la inflación controlada?, seria como la figura de una sabana corta, si me tapo la cara me destapo los pies y viceversa?. saludos.

    1. Lo que yo digo es que antes de seguir hablando del nivel del tipo de cambio nominal ( o real) hay que dejar que los precios que están artificialmente contenidos, encuentren su nivel de equilibrio. Es decir, que se produzca un sinceramiento de la inflación reprimida. Luego se puede hablar de política monetaria enderezada a mantener baja la inflación. Antes es imposible.

  9. He vivido en mas de 10 paises entre Europa y USA. Argentina es el pais donde hay mas comentaristas. Es mas diria que hay mas criticos que implementadores. Claro que es mas facil criticar de afuera !! Y esto no solo se ve con el tema de Redrado, pero con Muuuuchas cosas.

    Necesitamos quienes hagan, no quienes critiquen. A mi criterio y en la tonica Argentina del la critica, entiendo que Pratt Gay no esta ni a 1/3 de la altura profesional de Redrado. Este ultimo no es un santo, pero si lugar a dudas es un profesional.

    El equipo K: indignante, no solo por el tema de la movida del central, sino por LAS movidas que viene haciendo. Asi, Argentina no llega a ningun lugar.

    Lamentable.

    1. Alfonso Pratt Gay es también un muy buen profesional. El punto de mi comentario es que discutan ente ellos (me refiero a Redrado y a Pratt Gay) fuera de la contienda política. A los dos les ha tocado tragarse sapos.

  10. Dr Cavallo: a pesar de que no estoy muy informada sobre las internas y relaciones de quienes han sido y son protagonista de nuestro pais, quiero decirle que con su publicacion ahora comprendi un poco mas el por que de las palabras de Prat Gay en Tucuman, durante las jornadas nacionales de estudiantes de ciencias economicas en setiembre de 2009, quien cuestiono duramente a la convertibilidad y termino diciendo que siempre hay que dudar de un ministro de economia que quiere ser presidente de la nacion, como induciendo a que su carta de presentacion para ser persidente era la convertibilidad. Ahora usted comenta que lo queria como vicepresidente del BCRA, mi pregunta es: que vio en Prat Gay para quererlo en ese cargo y lo segundo es por que cree usted que el denosta la convertibilidad? Desde ya muchas gracias, siempre muy claro usted Dr lo felicito y lo sigo desde por aqui siempre.

    1. El me dijo que quería ser Vice Presidente del Banco Central y a mi me pareció que tenía las condiciones técnicas para aspirar a ese cargo. Sus pronunciamiento s desde que se lanzó a la arena política deben ser relativizados. Basta señalar que ahora denosta a la convertibilidad y en abril de 2001 quería ser vicepresidente del Banco Central. Yo creo que denosta a la convertibilidad y esconde que en aquel año quiso y no pudo ser vicepresidente del Banco Central por oportunismo político. Pero esto no lo descalifica como técnico, porque no está actuando como tal. Yo lo sigo considerando un muy buen profesional de las finanzas.

      1. Dr. Cavallo, yo lo escuche a Pratt Gay hablar mal de la convertibilidad con tipo de cambio fijo. No de la convertibilidad. No sé si después o antes de esto cambio de idea.

        1. No creo que haya hecho la distinción. Sin embargo en 2001, cuando quería ser designado vicepresidente del Banco Central tampoco me dijo que estaba en desacuerdo con el tipo de cambio fijo.

  11. Estimado Ministro: con todo el respeto que me merecen sus opiniones, esta parodia con Redrado es como discutir
    de qué color pintamos la pared de la casa en medio de un terremoto. Lo que Ud. llama “organización económica”
    no es otra cosa que el respeto por la constitución y las leyes. De qué “independencia” hablamos del Presidente
    del BCRA, en un gobierno que confisca los ahorros de la gente, saquea los fondos jubilatorios, impone ilegalmente
    criterios impositivos e impuestos confiscatorios, pasa por encima de los Poderes Legislativo y Judicial, por las buenas
    o por las malas, se defeca en la coparticipación federal y, según creo que va a pasar, echará mano a las reservas
    del BCRA cooptando a legisladores de provincias estranguladas financieramente. Fueron capaces de condenar a María Julia
    por los sobresueldos de Menem, y a nuestros sátrapas de hoy los absuelven de los delitos de haber adquirido
    inmuebles a precio vil con la colaboración de intendentes cómplices, y de la compra de US$ 2 MM en medio de la
    crisis internacional para comprar en efectivo un hotel. La actuación de Cobos en la comisión parlamentaria ha sido
    lamentable, por lo menos se tenía que haber negado a “aconsejar” a la Presidenta, ya que la renuncia de Redrado
    hacía inútil dicho “consejo”, y porque la razón de la remoción de Redrado fue el negarse a entregarle las reservas
    al Gobierno, y no lo que hizo durante su mandato. Y ese será probablemente nuestro próximo presidente… Va con abrazo, Jorge

  12. Hola Domingo,
    un par de cositas tengo ganas de comentar.

    ¿ No te parece que ya es hora de empezar a aceptar el el TCR fijo que teníamos en la convertibilidad era un poquito pesado para la Argentina? ¿Qué era hora de dejar flotar la moneda? Cosa que incluso argumentaste dos veces, (1997 y 1999) si mal no recuerdo, pero una vez que tuviste la oportunidad, no lo hiciste?? ¿Por qué no lo hiciste? O sea, no niego que seas bueno, pero también podés darte cuenta de cuando era el momento de desandar el camino andado, no?
    Digo eso, porque es lo que me produjo leer el primer párrafo de tu post. Ya se que dice textualmente “la de hacer de la estabilidad monetaria no sólo el objetivo del Banco Central sino una verdadera piedra angular de la organización económica del País”, pero yo creo que lo que quisiste decir es que una de las pocas políticas de estado que verdaderamente aprobó la democracia es la Ley de Convertibildad.
    Y ahora te quejás de los DNU, pero nunca te quejaste por pedir superpoderes y todo eso.

    Otra cosa, ¿ no es serio pedirle al presi del BCRA que pelee porque haya poca inflación? Me sorprendés.

    Por último, la queja que le haces a Prat Gay (se escribe con una sola “t”, me parece) podría ser rebatible. De 2004 en adelante también hubo retenciones, por un largo período también hubo congelamiento de tarifas, y aún así la inflación no pudo mantenerse en los niveles que consiguió con Prat Gay.

    Saludos

    1. Mi respuesta merece varias precisiones. En primer lugar durante la convertibilidad no tuvimos TCR (tipo de cambio “real”) fijo sino TCN (tipo de cambio “nominal”) fijo. Evitar este error conceptual es mucho más importante que detectar si Prat Gay se escribe con una o dos t’s. TCR fijo es lo que prometieron mantener luego de pesificar y devaluar en 2002. Y comprometer la política monetaria con la meta de un TCR fijo es, lisa y llanamente, dejar de lado cualquier meta de inflación. El TCN fijo es una regla monetaria. Yo coincido que en algún momento habría que haberla reemplazado por un sistema de tipo de cambio flotante con metas de inflación para la política monetario y así lo propuse en 1997. Después de esa fecha no se podía ir a la flotación en forma simple, porque estaba de por medio el grave problema de los desajustes entre activos y pasivos que surgirían de una devaluación del Peso. Antes de adoptar esa nueva regla de estabilidad monetaria era necesario descongestionar de vencimientos próximos, tanto a la deuda pública como privada. Eso es lo que tratamos de lograr a lo largo de 2001, proceso que quedó interrumpido el 20 de diciembre de ese año cuando provocaron la caída del gobierno para impulsar la pesificación y la devaluación, es decir, la reintroducción de la inflación licuadora de pasivos en la economía.
      Si querés analizar profesionalmente y con rigor la cuestión de cómo, dentro del régimen de convertibilidad, se podía pasar del TCN fijo a un régimen de flotación con política monetaria enderezada a metas de inflación, deberías leer mi artículo “Régimen Monetario y Políticas Cambiarias” que podés encontrar en la página “”artículos en español” de este sitio. También te va a resultar clarificador mi libro “”Estanflación”, publicado por Sudamericana el año pasado.
      Me sorprende que compares el pedido de superpoderes de 2001 (no para mí sino para el Poder Ejecutivo) con DNUs anti-constitucionales, siendo que la delegacion de funciones legislativas al ejecutivo, por tiempo limitado y en situaciones de emergencia, está contemplada en la Constitución Nacional, y es, en todo caso, una decisión del Congreso Nacional. También me sorprende que no sepas que la Ley de convertibilidad no fue aprobada por DNU (sí lo había sido el Plan Austral) sino que fue una decisión del Congreso Nacional, discutida entre el 14 de marzo y el 28 del mismo mes en 1991 y puesta en vigencia el 1 de abril de aquel año. Además, todos los candidatos a presidentes antes de 2002 prometieron respetarlas.
      algunos incluso la utilizaron como caballito de batalla de su campaña electoral (caso de De La Rúa). No sé que ejemplo más claro de política de estado se puede encontrar en la historia argentina.
      Yo creo que tanto Alfonso Prat Gay como Redrado lucharon por que haya poca inflación, todo lo que pudieron. Pero ambos habían aceptado ser Presidentes del Banco Central con la instrucción de que debían perseguir un TCR fijo. Esa era la esencia del “Modelo Productivo” de Duhalde, Kirchner y Lavagna. Yo me pregunto Prat Gay ¿no conocía auál era el esquema de política económica que imponían sus mandantes? En 2001, cuando me pidió que lo propusiera como Vice-Presidente del Banco Central no parecía desconocer cual era el esquema de reglas de juego que regían bajo la Ley de Convertibilidad. Más aún, recuerdo cómo me ayudó, con su buen inglés, a explicarle a Mervin King lo que pretendíamos hacer para sacar a Argentina de la crisis en la que estaba inmersa.
      En fin, Pablo. Yo no hablo por hablar. Lo hago sólo cuando me parece que ayuda al futuro del País y al propio futuro de la persona a la que me refiero, trayendo a la memoria detalles del pasado que me parecen relevantes.

      1. Hola Domingo, gracias por tu respuesta.

        Claro, los libros de economía dicen que es imposible fijar un TCR, al menos en el largo plazo ( o eso creo recordar). Y si no le preguntemos a Néstor…
        Sin embargo, dado TCR= E*Printernac/Prlocal; con la convertibilidad E estaba fijo, y el cambio en los precios locales era el mismo que la inflación del dólar, entonces practicamente teníamos un TCR fijo, ¿ o estoy muy equivocado? Claro que si pienso en TCRMultilateral ya no es tan así, porque habría que ponderar los precios externos de acuerdo a las participaciones de nuestras export y entrarían las cotizaciones del Real, Euro, etc… ; pensando en eso es que escribí TCR y no TCN.

        Si leí Estanflación, y seguramente el artículo tb, pero ya lo voy a repasar. Justamente, en el libro decía que según Ud. el 1/1/99 debíamos entrar a flotar teniendo como referencia una canasta dolar/euro/real; eso es despues del 97. 🙂

        Por último, no se como se supone que Nestor, Duhalde y Bob Lavagna nos darían un TCR Fijo, si por más que devalúen los precios locales en algún momento se terminan igualando. De hecho, insisto, no quiero pecar de hablador, pero me parece que el TCR fue más fijo durante el 90 que durante el 2000.

        Yo te agradezco tus palabras, yo tal vez hable sólo por hablar. Pero generalmente tb hablo por ayudar. Y lo que quise, más o menos, decir en el primer párrafo de mi respuesta, y en lo que me referí a la Ley de Convertibilidad, es que me parece que tendés a ser orgulloso de tus aciertos, pero cerrado para ver las otras soluciones, aquellas que escogiste no tomar. Entonces eso a veces te hace sonar como si fueras testarudo, perdón. Esto se notó también en tu intercambio de notas con la gente de Fenix en la LN. Me dió la impresión de que parcialmente cada uno tenía razón en parte de lo que decían, pero nadie rebatía la otra parte del argumento del otro. Era un diálogo medio sordo.
        Gracias por tu tiempo.

        1. El TCR siempre tiene más posibilidad de encontrar su nivel de equilibrio con precios flexibles y de mercado cuando hay una regla monetaria que ancla el nivel absoluto de precios que cuando la política monetaria adopta como objetivo fijar el TCR.
          El 1/1/199 lo que se debería haber hecho es fijar el TCN en función de una cesta de monedas. Esto no es cambio flotante sino TCN fijo, sólo que fijado a una cesta de monedas y nó al Dólar. Es lo que hicimos en mayo de 2001, cuando implementamos el factor de convergencia.
          En 1997 se podría haber ido a una flotación, porque la gran entrada de capitales preanunciaba que la flotación hubiera significado, o al menos inicialmente, una apreciación del Peso, no una devaluación. El requisito para que se pueda pasar de un TCN fijo a un sistema de cambio flotante tante sin crisis es que predomine la entrada de capitales. Así ocurrió con el Yen y el Marco Alemán cuando se salió del sistema de Bretton Woods y del Dólar de Singapur cuando se desenganchó, primero de la libra esterlina y luego del Dólar.

  13. Estimado Dr. Cavallo:

    A mí tampoco me cae bien lo que hace Pratt Gay. El fue cómplice del “modelo productivo”, que nació preñado por las circunstancias bajo las cuales se dio el abandono de la convertibilidad con el dólar (pesificación asimétrica, violación de los contratos, etc.). Sin estas circunstancias institucionales es imposible explicar cómo se llegó a esto que vivimos hoy.
    El claroscuro en el cual se mueve Pratt Gay, la contradicción que uno puede ver en el cuestionamiento de medidas críticas de este gobierno que no van al núcleo del asunto (pero su apoyo de medidas similares bajo Duhalde), su tibieza y el hecho de que jamás ha vindicado públicamente a la economía de mercado, lo hacen parcer como un afiliado a la Unión Cívica Radical. (Por eso no es raro que haya terminado con la Coalición Cívica).

    Yo creo que habría que preguntarle a todo defensor del “modelo productivo” si puede señalar un solo período de la historia argentina con alta inflación (superior al 10-15% anual) donde haya habido un incremento en los salarios reales y el bienestar social.

    Con el tiempo, espero que quienes han podido ver que los problemas actuales se deben a defectos fundamentales del “modelo productivo” sean reivindicados. Espero que cuando en varios años las generaciones actuales descubran que no tienen acceso a la vivienda porque los precios de vivienda suben para protegerse de la inflación y no hay acceso al crédito hipotecario, que la clase media urbana se ha deteriorado notablemente, que los profesionales y quienes crean conocimiento están degradados (porque los sindicatos fijan para ellos salarios menores que para los guardas de tren), que la marginalidad y la delincuencia han crecido, que la corrupción y el populismo no se han erradicado, etc. allí, espero que adviertan que el origen de todo eso estuvo en la devaluación y pesificación asimétrica, en un modelo basado en la inflación y los salarios reales bajos de manera crónica.

    Un saludo bastante escéptico,

    Pablo C

  14. Dr. Cavallo.
    Excelente artículo con un párrafo final muy expresivo y contundente. Ahora, ud. cree que el tema reservas (lo importante en medio de todo este cabaret) se terminó acá ??. Cree que los K no se van a quedar con las reservas ??.
    Es hora de que la oposición se de cuenta que no tiene que proteger a este gobierno. Deben quedar bien expuestos en sus catastróficas decisiones y deben hacerle pagar TODO, TODO el costo político de las mismas. Y ahora se van a poner a discutir como le van a dar las reservas para que sigan gastando compulsivamente. Un gobierno que está drogado por el consumo de dinero y la oposición le sigue dando droga. Los muchachos de la oposición no deberían olvidarse que el país destrozado lo van a agarrar ellos. Sería bueno que empiecen a dejar mas en evidencia a este gobierno lamentable para que empiecen a pagar TODOS los costos de esta catástrofe. Pero parece que se preocupan porque desde Olivos les dicen que forman parte de una conspiración… Por favor, que se dejen de joder !!!… Le reitero una vez mas Dr., admiro su optimismo crónico.
    Un abrazo.

    1. Yo creo que el gobierno va a terminar recibiendo todo el financiamiento del Banco Central que necesite para financiar su déficit y el de las provincias. Eso significa fuerte inflación. La clave para que un próximo gobierno pueda estabilizar es que en ese golpe inflacionario se corrijan las distorsiones en los precios relativos que vienen acumulándose desde 2002. Si ello no ocurre, al próximo gobierno le resultará difícil re-estabilizar la economía.

      1. Si el financiamiento al Gobierno proviene del Banco Central, con costos que no tienen que ver con la tasa de interés de mercado, ¿no podrían ajustar monetariamente aumentando las tasas de Lebac´s, para evitar que bajen las activas y pasivas en los bancos comerciales? Claro que eso podría moderar los impulsos inflacionarios pero también profundizaría la estanflación.

        Me parece que el próximo Gobierno se va a encontrar con una situación semejante a la que debió sufrir la Alianza, con motivo del desborde de las deudas provinciales. El hecho de que la economía no se encuentra tan dolarizada como en 2000 podría darle mas flexibilidad sin provocar traumatismos, pero la inexistencia de una regla monetaria es un arma de doble filo.

  15. Estimado Dr. Cavallo:
    Parece un desatino el informe de la comisión. Se está recomendando su remoción por cumplir con la carta orgánica del BCRA. Es inentendible lo de Cobos.
    O sea que a mi entender Cobos recomendó removerlo a Redrado por cumplir con la Carta Orgánica?
    Tal vez hubieran sido causal de remoción otros asuntos como la convalidación de los índices falseados de inflación (aunque no correspondía directamente a su área), o la política monetaria que terminó provocando inflación; pero esto obviamente no era tratado por el DNU.
    Después de esto quién defenderá a las reservas para que las usen para financiar gastos?
    Saludos.

    1. Yo creo que Cobos cayó en una trampa que le tendieron tanto la Presidenta Cristina como la candidata Elisa. La verdad es que esperaba que no se dejara enredar de esa forma por dos mujeres que, sin duda, lo odian. Todo este tema es una cadena de enredos incalificable.

  16. Estimado Doctor…
    Soy asiduo lector de su blog porque considero que es una de las personas mejor preparadas que tenemos en materia económica. El otro día estaba leyendo una nota en la Nación (creo) sobre el centenario y el bicentenario y los sueños no cumplidos. Es indignante analizar las cifras.
    Lo que comentaban en la nota es el fracaso de las politicas populistas de los sucesivos gobiernos. Y como a través de políticas que supuestamente estaban en pos de los trabajadores, los pobres, etc… se fue deteriorando a la sociedad toda, fue creciendo la desocupación, etc.

    Hay una tendencia hipergeneralizada a demonizar el sistema de economia del mercado, desde la educacion misma.

    Cree que algun dia podra sacarse eso del pensamiento colectivo?

    PD: Luego de sus sucesivas recomendaciones me he comprado su libro Estanflación, me ha parecido genial. Sobretodo los capitulos de los errores cometidos por usted y por Menem. En una epoca me maraville con el plan Fenix pero a medida que voy creciendo profesionalmente y creo yo teniendo más criterio, me doy cuenta de lo bueno que era el Plan de Convertibilidad.

    Un saludo muy grande

    1. Un saludo para vos Julián. Creo que es posible que la gente se saque de la cabeza sus prejuicios sobre la economía de mercado. Pero lamentablemente ello sólo ocurre una vez que se ponen de manifiesto las consecuencias de las intervenciones arbitrarias y erráticas del del Estado en la economía. Con mucho costo para todos.

  17. Me parece que el error de Prat Gay es achacarle a Redrado las politicas del Gobierno,como si las hubiese diseñado el mismo Redrado y no fuese algo impuesto desde mas arriba. De todos modos, es verdad que Redrado podria haber renunciado (como lo hizo Prat Gay en su momento) si es que estaba en desacuerdo con las politicas economicas. Es decir, si estuvo 5 años haciendo esfuerzo para mantener un dolar sobrevaluado en sintonia con el proyecto del gobierno, no es que la jugase de rebelde dentro del sistema. Era mas bien parte del mismo. Me llamo la atencion, por ejemplo, que haya defendido al indec o que haya tolerado que todo el directorio del banco central haya sido infectado paulatinamente con kirchneristas y el mantenerse en el puesto. De no mediar este entuerto de las reservas, hubiese seguido hasta el final sin problemas?
    Por otro lado, el congreso bien podria haber cuestionado estas cosas años antes. Se dieron cuenta ahora de los descalabros economicos? En ese sentido, para mi no esta bien ensañarse, porque en el fondo han sido todos corresponsables, sea por accion o por omision.

    Estuve revolviendo en el archivo de La Nacion. El episodio de renuncia de Pray Gay es entre el 16/9/2004 al 20/9/2004 por si alguien quiere revisar. Lo que me llamo la atencion es una declaracion de Gonzalez Fraga cuando asumia Prat Gay, en diciembre del 2002.
    >>>>>En ese sentido, subrayó que “la independencia no es para hacer una política distinta ni para opinar sobre todos los temas”, sino que remarcó que “es para negarse a financiar al Estado”.<<<<
    Nota completa en: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=457473

    1. Obviamente, cuando asumió Alfonso Prat Gay, tanto él como todos los que apoyaban las políticas de Duhalde y Lavagna no pensaban hacerlos cambiar de su estrategia de mantener un tipo de cambio real altoA

      1. Tengo entendido que Alfonso Prat Gay no renunció. Finalizó su mandato y supuestamente no aceptó el ofrecimiento de su renovación.

        1. Así es. Creo que puso como condición poder designr él algunos de los directores del Banco Central y Kirchner no le aceptó la propuesta.

      2. …incluyendo “negarse a financiar al Estado” !?!?.
        Da la impresion que el talon de aquiles de todas las politicas economicas siempre termina siendo el deficit del estado+provincias. Se engolosinan con la ilusion del re-crecimiento post devaluacion y empiezan a gastar a lo loco. Quiza en el fondo todos los sistemas economicos funcionan mas o menos bien si no se gasta mas de lo que hay.

  18. Querido Domingo, muchas gracias por otro gran post como de costumbre. Quisiera consultarle, ya que últimamente se ha venido hablando de la destitución de Redrado como el paso previo a la reforma de la Carta Orgánica del BCRA, cuya discusión comenzaría en marzo con el inicio de sesiones ordinarias.
    Mi consulta, Domingo, es la siguiente, si bien dado que ahora, sin Convertibilidad, el BCRA no está obligado a respaldar con reservas el circulante, tengo entendido que los países serios utilizan las reservas de sus bancos centrales para enfrentar posibles shocks externos como por ejemplo las fugas que se originan en crisis financieras como la de 2008-09…dada esta situación, y en vista de la posible reforma de la carta orgánica, ¿Cuál cree Ud. que sea el principal riesgo que puede correr nuestra economía si esa reforma se da en el sentido que parece darse, o sea, en el sentido de poder el Ejecutivo hacer uso de las reservas para “planes de desarrollo”?
    Desde ya, muchas gracias Dr.
    Un abrazo.

    1. Más que el nivel de las reservas lo que aquí interesa es cuanto dinero el Banco Central va a emitir para financiar al Gobierno Nacional y a las provincias.

  19. Estimado Doctor:
    Creo que ningún plan de reconstrucción y ordenamiento puede depender de dos o tres medidas más o
    menos desordenadas y en lo posible afortunadas, como intenta este desgobierno. Por ello entiendo que
    ningún profesional responsable debería aceptar cargo alguno si integra un gobierno que negocia con
    fuerzas extralegales como lo constituyen las agrupaciones marginales que obstaculizan la producción
    nacional, no generando con ello la confianza imprescindible para tener un horizonte favorable como país.
    El renunciante Presidente del Banco Central nada ha manifestado del constante deterioro de la moneda
    no reconocido en los índices de precios oficiales, compartiendo tácitamente una política económica con
    destino de fracaso. Esperemos detenernos a tiempo y no llegar a situaciones como hoy se vive en Venezuela.

    1. Quienes aceptan colaborar con este tipo de Gobierno muchas veces lo hacen sin conocer las ideas de sus líderes, por la simple razón que no las tienen o no las expresan con sinceridad. Lo importante es que cuando advierten que deben actuar de manera diferente a la que creían, lo digan y actúen en consecuencia.

  20. ESTIMADO DR. CAVALLO. HOY LEI QUE SI ALBERTO FERNANDEZ SE POSTULA PARA CANDIDATO LO LLEVARIA
    A USTED COMO MINISTRO, LO LEI EN INFOBAE. EN UN REPORTAJE QUE LE HICIERON A HUGO MOYANO.
    TAMBIEN ESCUCHÉ A LILITA CARRIÓ DECIR QUE EL BANCO CENTRAL DEBE DEFENDER EL VALOR DE NUESTRA
    MONEDA. PERO COMO, NO ESTUVO SIEMPRE EN CONTRA DEL UNO A UNO?, QUISIERA QUE ME EXPLIQUE.
    O SERA QUE TODOS LOS QUE TIENEN DOLARES, POLITICOS, EMPRESARIOS, ETC, LES CONVIENE QUE SE
    DISPARE.
    GRACIAS DOCTOR POR SU BLOG, SIEMPRE MUY INTERESANTE

  21. Creo que la ultima frase esta al reves. Para mi es más fácil convencer con la hipocresia que con la verdad. Convengamos en algo, a usted le cuesta horrores (y creo que ha fracasado en esto) convencer sobre sus aciertos y contrarestar las efectivas criticas “estatizo la deuda”, “creo el corralito”…

    1. El problema es que cuando se convence con la hipocresía, se convence de ideas erradas. Yo ceo que un político como Adolfo Prat Gay quiere convencer a la gente de que sus ideas son buenas. Y yo creo que en materia de política monetaria, lo son.

  22. Dr. Cavallo, quisiera saber si Ud. avala el término “fondos buitre”, ya que segun entiendo es una forma de deslegitimar a inversores de deuda (en este caso Argentina), que compraron legitimamente la misma dentro de las reglas de juego establecidas. Muy interesante este post sobre Redrado y Pratt Gay.

    1. Se mete a todos los acreedores en la misma bolsa y eso es un gran error. La mayor parte de los que perdieron sus ahorros por comprar bonos argentinos no fueron “fondos buitres” sino ahorristas honestos que creyeron hacer una inversión normal, en momentos en que los rendimientos de esos bonos no eran muy diferntes a los de Brasil, Uruguay o México.

  23. A mí lo que me preocupa es el futuro papel que el gobierno tiene pensado para el Banco Central –dicho desde las limitaciones de alguien que no es economista–. La mayoría de los países capitalistas que han avanzado en el mundo han respetado a rajatabla la autonomía de sus Bancos Centrales, muy pocos han hecho lo contrario, caso Corea del Norte, Venezuela en la práctica, y los resultados están a la vista. Uruguay (ver declaraciones recientes de Mujica), y la polémica continúa.
    En Brasil hay un comité de política monetaria, conformado por el Banco Central y los ministerios de Finanzas y Planeamiento, del mismo modo que en países como Japón, pero en caso de discrepancias con el poder político, no se puede tocar la autonomía.
    Me encantaría leer un artículo suyo, donde nos explicara estos temas. Muchos hablan del fracaso de los Kirchner a partir de la crisis institucional gravísima desatada, pero una vez más habrán ganado si acaso lograran reformar la Carta Orgánica del Central como pretenden. Todavía quedan dos años por delante y si bien tanto la Justicia como el Congreso han reaccionado y han intentado poner coto a los abusos del poder, la realidad demuestra que la prepotencia sigue siendo una táctica válida para la consecución de los fines que persiguen.
    En cuanto al tirón de orejas a Pratt Gay, debo decir que me sorprendió, es la primera vez que leo una crítica tan fuerte suya personalizada, aunque pienso que a veces es necesario decir lo justo en el momento oportuno, como cierta vez lo hizo en un comentario con relación a Terragno, dado que es la única forma de que sepamos quién es quién en este confuso y siempre cambiante panorama político nacional.
    Según nos informa la periodista en nota más abajo, “por estos días, el concepto de autonomía forma parte de la agenda de la reunión del Banco Internacional de Pagos (BIS, por sus siglas en inglés) en Basilea, Suiza, que reúne a todos los presidentes de los bancos centrales del mundo (Martín Redrado no asistió)”.
    http://www.totalnews.com.ar/index.php?option=com_content&task=view&id=41231&Itemid=57
    Creo que el gobierno está en línea con los que, a propósito de la crisis financiera internacional, tienen opiniones como las que sigue:
    http://www.lavoz.com.ar/nota.asp?nota_id=583478
    Seguramente nuestra presidenta se entiende muy bien con Mujica.
    Aprovecho para dejarle, como siempre, un afectuoso saludo.

    1. Me temo Susana que con la designación de Marcó del Pont van camino de una reforma a la carta orgánica que retrotrae al Banco Central al estatus que tenía en la década del 80, cuando de la estanflación pasamos a la hiperinflación. Argentina es muy diferente al Uruguay. Allá es difícil que aún sin autonomía el Banco Central no se dedique a preservar la estabilidad monetaria.En nuestro caso es muy diferente, porque hemos tenido una tendencia crónica a los desequilibrios fiscales y, cuando el país no tiene crédito, eso significa una fuerte demanda política de inflación.

    1. En realidad la participación del Senado es más fuerte en Uruguay que en Argentina. Allá el que en definitiva resuelve sobre la estabilidad del directorio es el Senado. En Argentina se requiere el consejo previo de de una conmisión bicameral, pero su consejo no es vinculante. en definitiva resuelve el Ejecutivo. El régimen uruguayo es muy parecido al de los EEUU.

      1. Que pasaria si el Banco Central dependiese politicamente del Congreso? Me refiero a que fuese un ente mas autarquico de lo que es, pero dentro de lo estatal (no una reserva privada). Con un plan de accion anual que a propuesta del banco apruebe el Congreso, en un universo paralelo al del ministerio de economia. Es decir, el directorio define la instrumentacion tecnica de las politicas, pero la direccion se define en terreno politico. No habria mas debate sobre que hacer? quiza las politicas cambiarian mas suavemente.
        Obviamente el ministerio de economia no tendria la gravitacion que tiene actualmente. Pero como la historia nos demuestra que esa gravitacion ha sido mas perjudicial que beneficiosa, la verdad que no se si no tendria sentido tener ministerio de economia que pueda hacer “politicas”. Si mal no recuerdo, la semana de Rodriguez Saa fue sin ministro de economia y creo que amagaba a tener tan solo ministro de contabilidad.

        1. En realidad lo que se necesita es que el Congreso intervenga necesariamente tanto en la designación como en la eventual remoción de los directivos del Banco Central. Así es en EEUU y, para no ir más lejos, en el Uruguay. Si navegás mirando los últimos comentarios encontrarás uno de ninehund que explica cómo se designan los directivos del Banco Central en Uruguay. La obligavión de informar metas al Congreso y rendir cuentas ante él, ya está en la actual Carta Orgánica.
          Con respecto al Ministerio de Economía, siempre va a ser necesario porque tiene la responsabilidad de toda la política económica, en especial la fiscal, con la sola excepción de la política monetaria. Ésta es la que compete a un Banco Central independiente.

  24. Sin animo de críticas ni elogios hacia Prat Gay o Redrado temo decir que creo que ambos han hecho lo que han podido dentro de la Administración en la que les ha tocado actuar. Ocurre que solo en economías con variables convergentes se pueden mantener controladas ambas cosas (ejemplo en los ’90) y este no ha sido el cuadro del “modelo productivo”, que se ha construido en base a un modelo divergente pensando que con ello encontraría no se que. Creo que dado el prestigio y capacidades comprobadas de ambos talentosos jóvenes profesionales se debe disgregar lo técnico de sus manifestaciones públicas y leer que Prat Gay pide privilegiar el control inflacionario en un futuro a lo que Redrado siendo saliente exhibe que exitosamente pudo mantener previsible el tipo de cambio. Resumiendo no dudo que si yo cayera como Presidente y les convocara a ambos para que contengan la inflación y el tipo de cambio a traves del BCRA, ambos me contestarían que es imposible dentro del Plan Fenix o de Modelo Productivo cuando encima hay un cuadro fiscal espantoso. Celebro que además de Cavallo tengamos a los Prat Gay y Redrado…. Nombres que acertados o equivocados deben asociarse a materia gris. Abrazo, Alex Daziano

  25. Estimado Dr.:

    Como es de publico conocimiento, Marco del Pont fue sugerida por CFK para presidir el BCRA. Por si alguien no sabe, esta economista es parte del Plan Fenix. Creo que solo esta cuestión alcanza para ser escépticos sobre su futura gestión.

    Siempre que pienso en el Plan Fenix recuerdo un documento de Juan Carlos de Pablo donde se comenta el trabajo del Plan Fenix “La inclusión social, el bienestar y la educación: imperativos para el desarrollo. Plan 2006-2010”, el cual esta firmado por todos los miembros del Plan Fenix (entre ellos M. del Pont). Entre varias cosas que dice JCdP, quiero transmitirle a Usted y los lectores de su blog la siguiente:

    “Las líneas que siguen destacan 2 aspectos del documento: la significativa orientación “mucho Estado, poco mercado” y el hecho de que denominan modelo matemático a un conjunto de identidades y modificaciones exógenas de las variables. La primera cuestión sugiere interrogantes como los siguientes: ¿Vivieron en Argentina los autores del plan, hasta fines de la década de 1980? ¿Cuántos miles de profesionales requerirá el “Ministerio de estrategia-diseño-verificación” de la política económica, implícito en la suma de las tareas que, según el plan, debería tomar el Estado a su cargo? La segunda hace surgir la siguiente pregunta: ¿son conscientes los integrantes del Plan Fénix, de que lo que denominan modelo matemático, dice –en ecuaciones- que el consumo de este período es igual al consumo del período anterior, multiplicado por uno más la tasa de crecimiento del consumo, tasa de crecimiento que no se sabe cómo se determina?”

    Buenos profesionales los economistas que ponen la firma en este tipo de documentos, los cuales para peor pretenden re-fundar la república. Como me resulto increíble lo que señala JCdP, yo mismo lo constate y es cierto.

    Por si a Usted o a alguna otra persona le interesa el escrito de JCdP, el mismo se pude encontrar en su web bajo el numero 223.

    Un abrazo,

    Fernando Diaz.

    1. Muchas gracias Fernando. Tus aportes son siempre muy valiosos. Estoy seguro que los visitantes del blog lo va a agradecer también.

  26. Dr Cavallo,
    Hoy en boca de todos está el atropello a las instituciones por parte del Gobierno Central, en este caso particular al Banco Central.
    Se escucha con más fuerza palabras como devaluación e inflación, pero estas son consecuencias. ¿y las causas? El problema principal según veo, es que estamos enfermos de Gasto Público, pero no por sus niveles, si no por lo mal que se dispone de ellos, por su ineficiencia y por la corrupción que los rodea.
    Porque si no me equivoco, si el Gasto Público genera productividad en la economía, ayudaría también a bajar la inflación y generaría confianza atrayendo inversiones.
    Estamos enfermos, pero hay cura. Hay que ordenar el gasto. No digo bajarlo, pues primero hay que ordenar. Y todo esto se puede hacer con dirigentes honestos y capaces.
    Ley de Coparticipación Federal, Ley de Responsabilidad, Ley de presupuesto. Hay que trabajar sobre estas leyes.
    ¿Cuándo cree usted que se va a dar este debate? ¿Qué opinión tiene al respecto? ¿Pudo hacer algo al respecto cuándo fue ministro?
    Disculpas por la extensión del Post.

    1. Hicimos mucho al respecto. Entre finales de la década del 80 y l primera mitad de los 90s, el Gasto público, como porcentaje del producto, bajó más de 7 puntos porcentuales. Luego subió un poco, sobre todo por el gasto de las provincias, pero desde 2003 a la fecha ha subido casi 10 puntos porcentuales del Producto. Una calamidad.
      Si quiere conocer más en detalle que pudimos hacer cuando yo era Ministro, lo invito a que lea mis libros, El Peso de la Verdad, Pasión por Crear y Estanflación. A los dos primeros lo puede bajar de la página “libros” de este blog. Al último lo puede encontrar en las librerías y, además, es de mucha actualidad. En mi último post transcribo una sección de ese libro.

  27. ESTIMADO DOMINGO, EL TEMA ES INTERESANTE PORO DEBO DECIRLE QUE EL PAÍS ESTA ENTRANDO EN UN ESTADO DE LOCURA E INCERTIDUMBRE ANTE EL CONSTANTE GOLPE A LAS INSTITUCIONES DE LA REPUBLICA.
    LO UNICO QUE FALTARIA SERÍA LA CREACION DE UNA LEY BANCOS GARANTIDOS PARA SEGUIR ESTE FESTIVAL, ESTRE LEGISLADORES POCO PREVISORES Y GOBERNADORES IRRESPONSABLES MUCHOS DE ELLOS FUERON LOS MISMOS QUE PROVOCARON EL DESASTRE DEL 2001.
    DR. CAVALLO LA HISTORIA SE REPITE UNA VES MAS EN NUESTRA POBRE REPUBLICA CON DIRIGENTES DE CORTO PLAZO Y GOBERNANTES CORRUPTOS E INOPERANTES LOS CIUDADANOS PRESOS DE SUS DECISIONES.
    UN SALUDO.-

  28. Gracias por sus comentarios profesionales sobre estos acontecimientos economicos y sus opiniones politicas. Es una lastima que al pais que llegaron nuestros abuelos y padres con tanto entusiamo para hacer y para vivir se va quedando cada vez en la mediocridad por el manejo de una dirigencia irresponsable e hipocrita que esta perdiendo la posibilidad de concretar un verdadero take-off
    Gracias

    1. Claro que la inflación va a estallar si siguen entendiendo la economía como la han venido entiendo tanto Mercedes Marcó del Pont como Javier Gonzalez Fraga desde 2002.

  29. Personalmete me da verguenza saber que una de las personas que mas daño le hizo al país en estos últimos 30 años; Ud.; alegremente siga dando opiniones sobre el accionar de la economía argentina. Gracias a su intervencion en la política argentina y varios de su mismo pelaje millones de argentinos viven en la pobreza e indigencia y muchos otros millones que llevan una vida con menos privaciones tienen que soportar una inseguridad estructural, la cual se da en todos los aspectos, en el privado con la violencia ejercida por victimas de vuestra política que los dejaron sin posibilidad de tener un ingreso y peor todavía una familia ya que la destruccdion sistematica de puestos de trabajos y la baja generalizada de salarios llevaron a la destruccion de la celula basica de la sociedad que es la familia. Y quienes todavía pueden disfrutar de un ingreso tambien son atacados por la inseguridad jurídica que les baja los salarios o les precariza las relaciones laborales o les bloquea sus depositos bancarios como Ud. lo hizo alla por el 2001. Dr. Si Ud. tuviese un poco de verguenza debería dejar de opinar sobre cuestiones políticas sociales y economicas de los argentinos ya que por los resultados que obtuvimos con vuestra intervencion en los asuntos públicos se comprueba que los intereses que menos defiende son los de los habitantes que tuvieron la desgracia de tenerlo como compatriota. Y dele gracias a Dios que nuestro sistema judicial ha sido colonizado por vuestros bieneficiarios, caso contrario estaría escribiendo desde una celda.

    1. Carlos, si Usted comienza a informarse bien sobre nuestra realidad y nuestra historia, cosa que puede hacer, entre otras, leyendo atentamente todo el contenido de este blog, terminará avergonzándose de haber escrito este comentario.
      Advertirá que estoy muy lejos de haber sido la persona “que más daño” le hizo al País en estos treinta años. Su opinión, además de ser equivocada e injusta demuestra ignorancia.
      Yo he cometido seguramente muchos errores, pero tengo en mi haber la lucha exitosa contra la inflación, la estanflación y la hiperinflación que erosionaron el ingreso real de los argentinos y debilitaron la creación de empleos productivos durante 45 años, entre 1945 y 1990.
      También tengo en mi activo el haber sido determinante de la derrota y erradicación de una mafia, muy parecida a las que organizaron ell negocio del narcotráfico y el tráfico ilegal de armas en varios países del mundo mafia que había nacido al amparo de una parte del Gobierno Militar, pero que había logrado enquistarse en el poder desde el renacimiento de la democracia en 1983 hasta mediados de los 90s.
      También cuento en mi haber la consolidación y pago a los jubilados de las deudas que se habían acumulado durante la década del 80 por incumplimineto de las leyes jubilatorias y de las sentencias judiciales. Este pago de casi 20 mil millones de dólares en bocones previsionales, los que opinan como usted me lo cargan como pasivo, diciendo que aumenté la deuda pública, cuando en realidad se trató de un muy justo reconocimiento de una deuda que se había devengado durante el gobierno anterior y que tenía por acreedores, nada menos que a los jubilados que habían aportado durante toda su vida laboral al sistema previsional.
      Y cuento también en mi haber la lucha por evitar el default y la devaluación a lo largo de nueve meses durante el crítico y difícil año 2001, cuando el irresponsable manejo del gasto público y el endeudamiento bancario de las provincias, desde 1997 en adelante, llevó a la Argentina a una situación semejante a la que hoy enfrentan Grecia, Esoaña y Portugal en Europa.
      Y el bloqueo a los depósitos bancarios que usted me adjutica, fue simplemente una imponer una restricción al retiro de dinero en efectivo, restricción que existe en prácticamente todos los países avanzados del mundo, que manejan sus pagos con dinero bancario y no con billetes, salvo operaciones de poca monta.
      La pobreza, el desempleo, la miseria y la indigencia que usted me atribuye siempre tuvo su orígen en la inflación y en la irresponsabilidad fiscal, como lo demostró la dramática situación vivida en 2002, cuando para resolver el problema del excesivo endeudamiento en dólares de grandes empresas y provincias, el gobierno de Duhalde decidió pesificar la economía y multiplicar por casi 4 el precio del dólar. De esa forma reintroducjo la inflación en la economía, con todas sus consequencias. me asombra que lo que está ocurriendo en estos días en nuestro pPaís no le haya abierto los ojos.
      Lea
      Si quiere juzgarme, le pido que me conceda el derecho de defensa. Una buena forma de hacerlo es seguir leyendo mis posts en este blog, navegar por él y leer también los comentarios de los visitantes y mis respuestas y, si le queda tiempo, bajar de la página “libros” de este sitio “El Peso de la Verdad” y “Pasión por Crear”. También le recomiendo que lea “”Estanflación”, aunque para hacerlo va a tener que comprarlo en una librería. Le aseguro que no se arrepentirá.

      1. Bravo! Esta es una respuesta contundente. Dudo que Carlos lea y comprenda. Sería como cambiar de religión a un musulman!!! Pero hay mucha gente de clase media y baja que cambiaría de pensamiento. Hay algunos de clase alta, (tipo De Mendiguren, la UIA, Clarin) que leen y comprenden pero para su beneficio propio apoyan a Duhalde.
        Parece que necesitamos una nueva hiperinflacion.

    2. Carlos, sólo quiero agregar a la respuesta del Dr. Cavallo, que no hay mayor pobreza que la que genera la inflación. Y el Dr. Cavallo, fue el único en mis años de vida -casi 54-, que ha estabilizado la moneda en más de 50 años. No voté a Menem, y muchas de las políticas impuestas por el Dr. Cavallo, no fueron de mi agrado, pero desconocerle la virtud de haber frenado la hiperinflación, es un despropósito. Lo mismo que acusarlo de haberle robado a la gente los depósitos, eso lo hizo Duhalde y sus secuaces -muchos de ellos enriquecidos por dicha medida, como De Mendiguren, quien fue uno de los principales fogoneros de -lo insolito- hacer una ley con efectos retroactivos, dando por terminado el $ 1 = U$S 1. Y así robarle los depósitos a todos, más devaluar las deudas contraídas por las provincias y el estado nacional. había otras formas de salir de la posición 1 a 1, y el mismo Dr. Cavallo, ya había pensado ennuna canasta de monedas. Y para finalizar, tanto el “corralito”, como el “corralón”, son sólo medidas económicas para evitar el derrumbe de las entidades financieras, lo que hubiese traído aparejado el derrumbe económico total. Sólo hay que ver lo que sucedió en la crisis internacional del año 30 -iniciada en el 29 en los EEUU-, y lo que ha sucedido en la crisis actual. Además -si me equivoco, que el Dr. Cavallo me rectifique- en el 32, pasó algo similar en los EEUU -los depositantes se volcaron hacia los bancos para retirar sus depósitos-, pero por fortuna ya había sido creada la Reserva Federal, y los bancos les dijeron a sus acreedores -depositantes-, que a medida que se fuesen dando los vencimientos, se les iba a pagar. Cosa que pasó, y poco a poco los depositantes -al ver que cuando solicitabna su dinero se les daba- volvieron a confiar en el sistema financiero. No hay país que pueda crecer sin sistema financiero, o uno pésimo como el nuestro, que sólo financia consumo. Sin ahorro no hay inversión, y sin inversión no hay crecimiento. Cordiales saludos.

    3. Caballeros:
      Me remito a comparar el poder adquisitivo que existió en la década de los ’90 con décadas anteriores y posteriores. No me detengo en la cotización del dólar, ni entro en discusiones monetarias y/o fiscales. Sencillamente tomen en cuenta este aspecto y, si tienen memoria, fácilmente comprenderán que la gestión cuestionada dista de ser “la más dañina” de los últimos treinta años.

  30. Hola Dr, buen dia!! Muy buen artículo, que le parece la designación de Marco del Pont?
    Redrado fue parte de su equipo económico no?
    Yo creo que y es probable que así sea que Del Pont utilice las reservas para el pago de deuda, de ser así
    será más de lo mismo.
    Un fuerte abrazo Domingo. Atte: Gustavo M. Castagna

    1. Martín Redrado fue Presidente de la CNV durante una parte de mi período como Ministro de Economía. Marcó del Pont, como miembro del Grupo Fénix, es una de las ideólogas de la política económica que se viene aplicando desde enero de 2002 y no va tener ningún prurito en prestarle al Gobierno todo el dinero que éste le demande. Es un peligro.

      1. En un diario leí que Marco del Pont fue funcionaria menemista, es una contradicción con su participación en el
        Plan Fénix Dr, y yo ne otras ocasiones escuché que siempre fue antimenemista.
        Un abrazo!!

        1. Creo que ocupó algún cargo en el primer año y medio del gobierno del Dr. Menem. Pero yo no recuerdo que haya sido funcionaria desde que yo ‘fui designado Ministro de Economía. De todas formas, en quella época la Señora Marcó del Pont debía ser muy jovencita y no creo que pueda haber ocupado cargos de responsabilidad política.

  31. [Me parece que cometi el error de mandar dos mensajes y se perido uno. El sistema directamente los descarta?]
    Buscando la carta organica del Banco Central, descubri que el Banco Central tiene web! Me sorprendi de lo explicita que es la informacion y de que tengan que rendir cuentas al congreso y no al gobierno. Nunca me hubiese imaginado semejante cosa. Me gusto el articulo 3. Yo rescataria de este episodio con Prat Gay la intension de tener una discusion tecnica con Redrado (me genera mas simpatía un politico tecnico que uno no-tecnico). La verdad que me da mucha curiosidad saber si ellos tambien le dan ese valor, e incluso independientemente de quien haya triunfado en todo este berenjenal (como si se reconociera la calidad del adversario).

    Por otro lado, ahora entiendo los chisporroteos entre el presidente del banco y el ministro de economia. Si yo fuese ministro, creo que tambien me molestaria que exista un banco central con un presidente de banco central. Es decir, es verdad que el ministro esta con las manos atadas (en realidad, el presidente del banco central tambien!). Capaz que querria ser un ministro muy manijero!

    Una cosa que ahora no me queda clara es porque en el organigrama del estado el Indec esta mas cerca del ministerio de economia que del banco central. Dado que sus funciones consisten en medir simultaneamente las consecuencias de las politicas del banco central y del ministerio de economia, al menos deberia ser un ente autarquico independiente de ambos o bien un entre equidistante del ministerio y del banco. Y mucho mejor si le reporta al Congreso. Quiza me entusiasmo el hecho que el congreso se involucre tecnicamente en el tema. La imagen que tenia es mas bien la de un aquelarre de tramoyas mas que un lugar de discusion de ideas.

    1. El INDEC es un ente autárquico. Sólo que desde que Kirchner lo puso bajo la órbita fáctica de Moreno ha perdido toda seriedad.

      1. Pero el INDEC no tiene un directorio y un presidente seleccionado por concurso y/o beneplacito del Congreso. A eso me referia con mayor independencia, que tenga la misma forma de auto-gestion que en teoria tiene el banco central, con algun tipo de control externo al poder ejecutivo.

        1. Sí, es cierto, pero salvo con este Gobierno el Personal del INDEC fue siempre técnico y de muy buen nivel. Por eso el INDEC hasta el desembarco de Moreno era una institución respectada en Argentina y en el exterior.

  32. Dr. Cavallo, como siempre: Impecable. Claro, preciso, fácil de leer. El problema de la mayoría de los políticos, es que son “panqueques”, que no es lo mismo que cambiar de opinión, o de ideología -eso forma parte del crecimiento humano, y de las circunstancias macroeconómicas-. La diferencia radica en que nadie se hace cargo. Al menos se espera de quien a apoyado una política -y después cambie su opinión-, es que diga el porque de ese cambio. Pero esto estimado Domingo, es una utopía en este país “Panquecon”. Con sólo ver los archivos -TV; radio; medios gráficos; etc.- salen a la luz a todos aquellos que otrora lo endiosaban y hoy -cada vez menos- lo tratan como el destructor de la Argentina. Lo mismo que al Dr. Menem -al que no voté jamás-, al que lo defenestran sus propios partidarios. Por suerte, ese camino, ya lo han empezado a transitar los K. Un abrazo.

  33. Totalmente de acuerdo. Me parece bastante injusta la crítica. En el entorno en el que debió tomar las decisiones (crisis externas, además de las locuras del proceso decisorio de nuestro poder ejecutivo) Redrado logró mantener una cierta estabilidad y logró que no se desmadren las cosas. Si bien tuvo “ayuditas” non sanctas del secretario de comercio interior, la verdad es que en el peor momento de la fuga de capitales de principios de 2009 se logró mantener el control de la situación con mini devaluaciones ordenadas. En otra época esa corrida hubiera terminado mucho peor.

    Suponer que el presidente del BCRA podría ponerse en una posición principista y contradecir abiertamente el “modelo” de sobreestimulación del gasto sin ser echado de una patada en sus asentaderas al día siguiente es cuando menos ingenuo. Yo agradezco que haya habido alguien medianamente sensato acompañando ese proceso y no un devaluacionista serial del estilo de Curia.

  34. Tratando de entender mejor la relacion entre las reservas y el tesoro, me encuentro con este articulo. Es del tunel del tiempo, pero que podria haber sido escrito hace dos meses.
    http://www.revista-noticias.com.ar/comun/nota.php?art=413&ed=1581
    Yo me pregunto… si el Congreso avalo la politica de letras del Banco Central (mandato del gobierno a todos los diputados y senadores), porque Cobos pide la remocion de Redrado argumentando que esa politica que el Congreso acepto fue incorrecta? Si la avalaron ellos mismos con letras y todo! Prat Gay tampoco estuvo se acuerdo con esa emision, pero eso no se reflejo en forzar a removerlo porque entendio que no era responsabilidad excluisva de el (mas alla de las motivaciones se su partido, no me meto en ese tema).
    Por suerte estan decididos a ponerle limite, para mi eso es pesperanzador. Salga como salga.

    PD: Avisenme si no va con la idea de este blog hacer referencia a articulos de esta forma. Estoy acostumbrado a la particiacion en foros, que son naturalmente mas intensos y caoticos. No tengo problemas en dejar de hacerlo.

    1. El artículo marca bien la diferencia entre que la acumulación de reservas sea financiada por el BCRA (en cuyo caso sirven para respaldar la emisión monetaria y a las lebacs y nobacs) o son financiadas por el Gobierno (por superávit fiscal o con endudamiento del tesoro), en cuyo caso pertenecerían al Gobierno. La decisión de acumular reservas para no dejar caer el tipo de cambio nominal no fue una decisión de Redrado sino “la” p olítica del Gobierno. Tiene que ver con lo que llaman “estrategia de tipo de cambio competitivo o cambio real alto”.

  35. Como siempre, Doctor, un muy buen análisis. De todas formas me gustaría saber su opinión sobre los análisis de Kurt Schuler. ¿Cree usted que el reducir el Banco Central a una caja de conversión sería una solución institucional de largo plazo? Le juro que tendré en cuenta su opinión pra mi proyecto de tesis.
    Saludos,
    Raúl

    1. Aún cuando todos los bancos centrales fueran cajas de conversión, seguiría siendo necesario que alguien actuara como prestamista en última instancia del sistema financiero, salvo que a éste se lo obligara a transformarse en la dirección que propone Larry Kotlikoff en su reciente libro “James Stuart is dead”

Los comentarios están cerrados.