Camino a la estabilidad

Este es el título de mi nuevo libro, editado por Sudamericana. Lleva como subtítulo “Cómo derrotar a la inflación para avanzar hacia el desarrollo económico y el progreso social”. A continuación transcribo el prólogo, como anticipo para los visitantes del blog. Estará en las librerías  a partir del 1 de junio.

 Un día del mes de febrero de 2014 en el que llovía a cántaros, en la galería de nuestra casa de Córdoba, Sonia y yo terminamos de leer y comentar Economía a contramano, de Alfredo Zaiat.1 Se trata del libro que Cristina Fernández de Kirchner, según confesó, utiliza para entender la economía política.2 Ese mismo día leí en los diarios que un conductor de camión había transitado catorce kilómetros a contramano en una autopista de Mendoza antes de chocar con un ómnibus y provocar una tragedia.3 Por la noche tuve una pesadilla. Se las cuento para explicar por qué decidí escribir este libro.

 Estábamos con Sonia en un ómnibus repleto de pasajeros. Manejaba Cristina Kirchner y la acompañaba como copiloto Axel Kicillof. A causa de una tormenta que nos sorprendió justo donde debíamos tomar una autopista, nos metimos a contramano. Por error nos dirigíamos al norte, que en mi sueño era insoportablemente lluvioso. Por un tiempo, todos los autos que venían de frente, al detectar la presencia del vehículo a contramano, se hacían a un lado y lo dejaban pasar. La conductora, muy convencida de su buen sentido de orientación, creía que los que iban a contramano eran los viajeros que venían de frente. La lluvia era cada vez más intensa y la distancia visual cada vez más corta.

 Llegó un momento en que los pasajeros comenzaron a advertir el error y con gritos y protestas, le exigieron cambiar el rumbo. La primera en protestar fue mi esposa, que siempre es rápida para detectar cuándo alguien se equivoca. Pero al rato casi todos gritábamos.Gracias a las quejas de los pasajeros, la conductora del ómnibus finalmente se dio cuenta de que estaba a contramano. Por eso salió de la autopista hacia el terreno no afirmado después de la banquina, girando a la izquierda pero vacilante por tener que pegar un giro de 180 grados ya fuera del pavimento. Como estaba lleno de barro, comenzó a patinar y a empantanarse. De repente divisé que se iba acercando al volante un nuevo conductor, al que no pude identificar bien, pero a cuyo lado me pareció ver a Roberto Lavagna. En ese momento me desperté angustiado.

 Obviamente, en mi pesadilla el vehículo es la economía nacional y los pasajeros somos los argentinos. La lluvia es la inflación. El conductor que llegaba como recambio es alguno de los candidatos a ocupar la Presidencia a partir del 10 de diciembre de 2015. El hecho en sí, que se haya demorado tanto en advertir que la economía marchaba a contramano, es tan increíble como que en la autopista de Mendoza el camión haya transitado ese trayecto sin que nadie lograra detenerlo.Ya despierto, traté de entender mi angustia. La aparición de un nuevo conductor para el ómnibus debería haber prendido una luz de esperanza. Pero no fue así.

 Luego de volver al libro de Zaiat y a otros autores que realizan recomendaciones a los candidatos a la Presidencia en 2015, comenzando con Yo no me quiero ir de Federico Sturzenegger4—que reproduce lo que yo denomino “la interpretación Lavagnista de la inflación”―,5 pensé mucho más sobre el origen y el significado de lo que había soñado y de la sensación que me generó.

 Cuando el nuevo conductor se haga cargo, tendrá que llegar con equipos especiales de remolque y moverlo hacia un terreno firme. Para tener éxito deberá contar con una buena cartografía que le permita evitar la lluvia y lo ayude a encontrar la entrada a la autopista en la dirección correcta.Si en lugar de buscar terreno firme sigue tratando de maniobrar sobre el barro, puede llegar a equivocarse. Incluso si dobla a la derecha, como Roberto Lavagna o quienes piensan como él en materia de inflación le pueden llegar a recomendar, volverá a entrar a la autopista de contramano y, en ese caso, el choque que hasta ese momento se evitó, puede terminar en tragedia.

 Derrotar a la inflación y estabilizar la economía serán las principales demandas populares que enfrentará quien gobierne la Argentina a partir de diciembre de 2015. Para ese entonces, millones de argentinos estarán convencidos de que la inflación es la causa principal del aumento de la pobreza y de la pérdida de empleos productivos, además de tener crispados sus ánimos por la carrera infernal y desigual que significan los aumentos continuos de precios y salarios. La economía estará empantanada; la gente ya no soportará una inflación tan alta y el barro que ha creado.

 También habrá desabastecimiento de bienes y servicios, como los cortes de electricidad que sufrieron muchos hogares en diciembre y enero últimos; interrupciones en el suministro de gas natural, como ya vienen sucediendo, sobre todo para las industrias, desde hace varios inviernos; servicios de transporte urbano muy precarios e inseguros; falta de productos con precios controlados por el gobierno en las góndolas de los supermercados; dificultades en el abastecimiento de insumos, repuestos y bienes no producidos en el país, que no conseguirán permisos de importación; y, por supuesto, desesperación por hacerse de dólares y otras monedas extranjeras a cualquier precio inferior al del circuito paralelo o libre. Además, habrá mucha gente comprando dólares en este mercado, aun cuando el precio sea muy alto.

Los productores, empresarios y trabajadores estarán muy preocupados por el futuro de sus explotaciones, empresas y puestos de trabajo, porque a los problemas de falta de demanda se habrán sumado impuestos ya imposibles de pagar y tasas reales de interés muy altas. Particularmente en este último aspecto, habrá un gran contraste con lo que fue la realidad del período 2003-2011, con tasas reales de interés fuertemente negativas y políticas de demanda muy expansivas. Como estas políticas fueron financiadas por todos los ahorros acumulados que existían en la economía, éstos estarán ya totalmente agotados.

 El comercio exterior estará muy trabado, tanto por el precio del dólar en el mercado oficial para los exportadores como por los altos impuestos y las restricciones cuantitativas a las exportaciones, además de las trabas administrativas y cambiarias para importar. Habrá continuado la fuga de capitales que se inició en 2007 y es probable que, en términos netos, la inversión financiera de los argentinos en el exterior ya ascienda para entonces a más de 180 mil millones de dólares.

Los jubilados se encontrarán con haberes que habrán perdido buena parte de su poder adquisitivo. Además, seguirán incumplidas las cientos de miles de sentencias dictadas a partir del fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que reconoció la inconstitucionalidad de no haber ajustado, durante el período 2002-2007, los haberes de más de un millón y medio de jubilados que en diciembre de 2001 cobraban algo más de mil pesos mensuales. El monto de esta deuda ascenderá por entonces a no menos de 20 mil millones de dólares. Seguramente no figurará como deuda pública en las estadísticas; sin embargo, será obligación para un gobierno que decida respetar la división de poderes y los fallos de la Justicia.

 Los beneficiarios de los varios sistemas de subsidios sociales del último lustro también habrán sufrido un fuerte deterioro del poder adquisitivo, y seguramente se sumarán a los reclamos de jubilados y trabajadores.

 Una gran cantidad de obras públicas, especialmente las contratadas por los gobiernos provinciales ―pero también muchas nacionales―, estarán paralizadas por falta de pago a los constructores y proveedores.

Las provincias y sus economías regionales estarán al borde de la cesación de pagos. Los conflictos gremiales con los empleados públicos, particularmente los policías, los docentes y el personal de la salud, serán muy frecuentes.

 Las empresas reestatizadas y las nuevas empresas públicas creadas desde 2003 en adelante ―Aerolíneas Argentinas, AySA,6 ENARSA,7 ARSAT―8 demandarán fuertes aportes del Tesoro Nacional para cubrir sus déficits.

 La inversión directa extranjera se habrá paralizado casi totalmente y muchas empresas que invirtieron en el pasado estarán esperando la autorización para repatriar sus capitales.

 Todos estos problemas son el resultado de una desorganización extrema de la economía y de muy malas políticas, derivadas de la ambición de poder y riqueza de los gobernantes y de una interpretación totalmente tergiversada de nuestra historia económica. Pusieron la “economía a contramano” y en una dirección que no lleva al desarrollo con estabilidad.

Escribí mi primer libro sobre la desorganización de la economía en 1985, Volver a crecer.9 Aunque parezca mentira, hoy la economía funciona como “socialismo sin Plan y capitalismo sin Mercado”, tal como lo hacía a mediados de los ochenta. No debe sorprender, porque desde 2002 en adelante, los sucesivos gobiernos recrearon la desorganización económica de los setenta y ochenta.

En cuanto a la ambición de poder y riqueza de los Kirchner se ha escrito mucho. No tengo nada que agregar a las muy elocuentes y tempranas contribuciones que Jorge Asís propuso en sus libros La marroquinería política de 2005, El descascaramiento delsistema recaudatorio de acumulación de 2007 y La elegida y el elegidor de 2009. Desde 2009 se multiplicaron las obras, con alguna información adicional a la ya aportada por Asís.10

 Me interesa, sí, reforzar la idea de que el relato kirchnerista es la continuidad de una interpretación deliberadamente tergiversada de nuestra historia. Con ese fin, decidí dedicar el primer capítulo a desnudar los errores del pensamiento kirchnerista, tan bien retratado en el libro de Zaiat, que me parecen más peligrosos para el futuro.

Pero lo que en última instancia me impulsó a escribir este libro es un propósito menos ideológico y más pragmático: ayudar a muchos economistas y dirigentes que no están apegados a las ideas del kirchnerismo, a encontrar la mejor forma de resolver las dificultades que deberán enfrentar a partir del 10 de diciembre de 2015. En particular, el problema más difícil de solucionar de manera efectiva y duradera: la inflación.

 Las cuestiones a resolver demandarán una tarea casi titánica del nuevo gobierno. Pero será una misión imposible si quien asuma el poder en 2015 no logra dar un golpe contundente a la inflación e inaugurar un período largo de estabilidad monetaria.Sin un plan que le permita mover al Estado desde el territorio en el que está empantanado hacia el terreno firme más cercano, no se logrará encarrilarlo en la mano y la dirección correctas.

Si, por el contrario, en medio de una inflación galopante, el nuevo gobierno intentara adoptar medidas de cambio estructural, especialmente aquellas que en lo inmediato afectan a corporaciones muy organizadas de la sociedad, estará sellando su fracaso y habrá perdido popularidad y credibilidad antes de los dos años de haber sido elegido. Las reformas de fondo son siempre costosas y afectan en primer lugar a porciones de la población que están organizadas corporativamente para oponerse a cualquier cambio que les parezca perjudicial a sus intereses. Un traspié en las primeras elecciones legislativas y ese gobierno se convierte en un “pato rengo”, sin poder y sin futuro. El ómnibus seguirá empantanado.

Antes de emprender esta tarea, leí con atención las obras recientes de los principales economistas profesionales que están intentando ayudar a que se conforme una alternativa superadora para gobernar a partir de diciembre de 2015. Si bien en muchas cuestiones estructurales observé muchas coincidencias, casi siempre en torno a la necesidad de una reorganización económica en la dirección correcta, me preocupó no encontrar un análisis apropiado de la crisis inflacionaria que estamos viviendo.

Y, sobre todo, advertir que no parece haber conciencia del gran desafío que significará lograr un éxito inicial y contundente en ese terreno; algo que, estoy convencido, es esencial para que el próximo gobierno pueda comenzar siquiera a solucionar los demás problemas de nuestra economía.

Por eso, en el segundo capítulo propongo una revisión del libro de Federico Sturzenegger, describiendo lo que considero un diagnóstico equivocado de la inflación que sufre nuestra economía desde 2002 en adelante.

En el tercer capítulo, a través de una comparación con Brasil, demuestro que la explicación que da Roberto Lavagna de la inflación, aceptada no sólo por Sturzenegger sino por muchos economistas profesionales, es equivocada.

En el cuarto capítulo expongo mi lectura de la historia de la inflación en la Argentina durante los últimos setenta años. Gran parte de esta perspectiva fue presentada ya en mi libro Estanflación,11 pero me pareció necesario completarla con descripciones más detalladas de las experiencias del Rodrigazo de 1975, de la hiperinflación de 1989, del plan de estabilización de 1991 y de la crisis de 2001.

En el capítulo quinto describo cómo se da, en general, la lucha exitosa contra la inflación y presento un primer bosquejo de lo que considero una estrategia inteligente del gobierno que asuma el poder en 2015.

En el capítulo sexto discuto en más detalle cómo llegaremos al final del mandato de Cristina Kirchner y desarrollo de manera más precisa la estrategia estabilizadora inteligente del nuevo gobierno en los dos escenarios posibles de la situación económica a fines de 2015.

En el capítulo séptimo comento la experiencia de economías vecinas fuertemente dolarizadas, como la nuestra, que han sido exitosas no sólo en derrotar la inflación sino en mantenerla por debajo de un dígito. Destaco el caso de Perú, que es el que me parece más relevante para nuestro futuro.

El capítulo octavo está dedicado a destacar la importancia de la reforma monetaria como clave del éxito de una futura política de estabilización. Este tema, en mi opinión, es el talón de Aquiles de las estrategias de lucha contra la inflación que sugieren la mayor parte de los economistas que hoy asesoran a los candidatos a la Presidencia.

El epílogo, finalmente, resume el mensaje que quiero trasmitir a quienes van a tener el enorme desafío de reencauzar a la Argentina en dirección al desarrollo económico y al progreso social. Es clave que el próximo gobierno acierte con su política de estabilización antes de las elecciones parlamentarias de medio término. De esa forma, conseguirá el poder y el apoyo popular indispensable para llevar a cabo la difícil tarea de sacar a nuestro país del atolladero en el que lo dejará Cristina.

Cuando uno escribe un libro como éste, siempre queda con la sensación de que debería haber tocado muchos otros temas. Pero he querido concentrar el esfuerzo en señalar los riesgos que percibo en el diagnóstico y las propuestas que se discuten para resolver los problemas de nuestro país. Prácticamente no he tocado temas como el de las relaciones internacionales, el sector energético, la educación, la salud, la seguridad y la justicia.

En estas materias, los cambios que se planifican para 2015, en líneas generales, me parecen correctos y alentadores. Pero sé, por experiencia propia, que es difícil llevar a la práctica estos planes si no se logra primero un clima de estabilidad. Además, debo dejar temas para otros libros. Pese a todos los agitados momentos que he vivido y las amenazas con las que me quieren seguir amordazando, me siento, a mis casi 68 años, con muchas ganas de seguir luchando por mi patria, aunque más no sea con la pluma y la palabra.

 

                                                                                                        Cambridge, Massachusetts, marzo de 2014

 

Notas

1 Buenos Aires, Planeta, 2012.

2 “No hay modelos, hay proyectos políticos”, Página/12, miércoles 7 de noviembre de 2012. Disponible online en www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-207297-2012-11-07.html.

3 “17 muertos en un choque entre un colectivo y un camión que circulaba de contramano a toda velocidad”, La Nación, viernes 7 de febrero de 2014. Disponible online en www.lanacion.com.ar/1662266-choqueenmendoza.

4 Buenos Aires, Planeta, 2013.

5 Explico de qué se trata en el tercer capítulo de este libro.

6 Aguas y Saneamientos Argentinos.

7 Energía Argentina Sociedad Anónima.

8 Empresa Argentina de Soluciones Satelitales Sociedad Anónima.

9 Buenos Aires, Sudamericana-Planeta, 1985.

10 Los dos primeros libros de Jorge Asís fueron editados por Planeta y el tercero por Ediciones B. Otros títulos que merecen ser citados son: Luis Majul, El Dueño. Historia secreta del ex presidente Néstor Kirchner, Buenos Aires, Planeta,

2009; Luis Majul, Él y Ella, Buenos Aires, Planeta, 2011; Miguel y Nicolás Wiñazki, La Dueña, Buenos Aires, Margen izquierdo, 2013.

11 Buenos Aires, Sudamericana, 2008.

93 comentarios sobre “Camino a la estabilidad”

  1. Mingo, buenas tardes. Primero que nada, felicitarlo por el libro. Segundo, queria hacerle una consulta personal.
    Despues de muchos años de trabajo, pude abrir mi propia empresa. Me dedico a la comercializacion de fletes internacionales, para importacion y exportacion. Con mucho sacrificio, y sin evadir un centavo.
    La empresa inicio actividades en Noviembre 2013, y al tener cierre del ejercicio el mes 12. Se pago ganancias como corresponde por esos dos meses. Siendo como es este negocio, en donde el dinero esta constantemente girando financiando operaciones de nuestros clientes, como puede ser que por 2 meses AFIP estipule que como pague 20 mil pesos por 2 meses, tengo que anticipar del ejercicio 2014…135.000$$ Es una locura, que solo puede ocurrir en este pais, una empresa con 7 meses de vida la pueden fundir con una locura de este calibre. Entiendo que despues de un año lo apliquen y a la empresa le sirve porque lo deduce, pero al principio que uno esta soportando la rueda financiera, sinceramente es una locura. Se puede hacer algo al respecto? Muchas gracias.

    1. Estimado Ezequiel:

      Aunque no está aclarado en su comentario supongo que la suma de $ 20.000 corresponde a lo pagado como saldo de la DD JJ del Impuesto a las Ganancias. En su caso saldo sería igual a impuesto determinado dado que no había pagado anticipos.

      Si fuera así, la suma determinada como anticipo ($ 135.000) se divide por 5 y ese resultado se paga en cinco bimestres; el primero a los 60 días de la fecha de vto. de la DD JJ anterior. Es decir que en agosto estará anticipando la ganancia presunta del bimestre enero-febrero de 2014.

      El sexto bimestre coincide con la presentación de la DD JJ y deberá pagar la diferencia entre los anticipos y el valor total del impuesto determinado.

      Tengo entendido que si antes del vto. del primer anticipo hay circunstancias que permiten demostrar que no se repetirá en 2014 el resultado de 2013 (en su caso anualizando el bimestre noviembre – diciembre de 2014) puede hacer una presentación para readecuar el monto de los anticipos.

      Saludos

      Felipe Murolo.

      1. Hola Felipe, como te va?
        A fin de año pasado pude abrir mi SRL; y elegimos cierre de ejercicio 12 ya Enero y Febrero son los meses de menor trabajo para laburar tranquilos el balance. Como tuve 2 meses de actividad, pague ganancias por 20.000 pesos (las del 2013 logicamente); y a partir de ello, hacen un calculo donde prorratean lo que estiman que voy a tener que pagar en 2014 de acuerdo a esa frase. Te explico, aunque entiendo que vos lo sabes mejor que yo jeje.
        Lo que pasa es que ese anticipo es de 135.000; una primera cuota de 33 y el resto cuotas de 11. Sinceramente me parece una locura, una empresa con 7 meses de vida podes fundirla de esta forma. No es mi caso, gracias a Dios, pero en que cabeza cabe que una empresa que recien arranca pague una cifra asi? Las empresas necesitan un plazo de 3 a 5 años para asentarse. Si lo pidieran al 2 año lo entiendo, y esta bueno porque lo deducis y te liberas de pagarlo todo junto. Pero cuando arrancas, y estas haciendo la rueda financiera, podes quedar muy mal parado.

        Abzo y gracias por la respuesta.

  2. Felicitaciones Mingo!! Va a ser un excelente aporte para quienes tengan que administrar la economía y enfrentar los desequilibrios que va dejar la actual administración. Gracias por tanto.

    Un abrazo,

    Fernando Díaz

    1. Gracias a vos Fernando por haber leído un primer manuscrito y haberme hecho comentarios valiosos. un abrazo.

  3. Es perfecto su enfoque, DOMINGO.
    Sin una “unidad de medida estable” y sin un “recipiente para conservar el valor ahorrado” todo costo es erróneo, todo precio es falso y todo intercambio es mentiroso. Y con la mentira, el error y la falsedad entra la muerte al mundo, como lo dijo Emmanuel Kant.
    Así está instalada hoy la muerte en Argentina y el hacha está lista para cortar nuestras raíces: muerte de la cultura, muerte de la ética individual, muerte de la moral social, muerte de la confianza, muerte de la economía y muerte de la conmiseración por los que no tienen nada.
    Hoy nos hemos constituido en el reino de la corrupción incrustada desde las más altas cotas del Gobierno hasta los más bajos niveles sociales. Ése es el verdadero “efecto-derrame” que nos trajo el populismo ladri-demagógico de los Kirchner dentro del mafioso PJ.
    Pero, pienso lo siguiente DOMINGO y lo consulto a Vd. como persona patriota que dice la verdad y no sabe mentir.
    Si establecemos la estabilidad monetaria y mantenemos intacto el perverso sistema impositivo
    (impuestos+tasas+aranceles aduaneros+derechos de registro+cargas sociales+aportes laborales+descuentos+retenciones+percepciones forzosas) ¿NO MANTENDREMOS INTACTO Y PERFECCIONADO EL MECANISMO INDECENTE DE APROPIACION LA RENTA DE LOS CIUDADANOS?
    ¿QUÉ MÁS NOS DÁ QUE EL GOBIERNO NOS QUITE LOS INGRESOS CON LA EMISIÓN FRAUDULENTA DE BILLETES DE PAPEL o QUE OTRO GOBIERNO NOS QUITE LOS MISMOS INGRESOS CON UN ATROZ SISTEMA IMPOSITIVO Y RECAUDATORIO COMPUESTO POR UN CENTENAR DE IMPUESTOS?
    DOMINGO…. ¿No debiéramos pensar en lanzar simultáneamente dos tipos de reformas? Las nuevas reglas monetarias y las nuevas reglas impositivas?
    Espero con ansiedad y confianza su respuesta cabal.

    Gracias por responder

    PAULINO.

    1. Hola paulino. El gobierno tiene que comenzar derrotando a la inflación para poder avanzar como reformas de fondo como la fiscal, tanto por el lado del nivel y composición del gasto como de la estructura impositiva y la presión fiscal. Si se duerme en los laureles y despues de estabilizar no se hacen las demás reformas la estabilidad se evaporará. un abrazo.

  4. Mucha suerte Dr. Cavallo !!
    Ya estoy yendo a comprar el libro !!
    Desde ya que coincido con todo lo que expresa en el prologo de su nuevo libro aunque debo reconocer que me pareció increible el monto de la deuda con jubilados en u$s 20 M millones… Tan alto es ???.
    Por otro lado me resulta un poco desesperenzador la enorme corrupción estructural y, mas que esta, la enorme impunidad que existe en este país. No puede construirse un país, bajo ningún sistema politico, con estos niveles de impunidad.
    Le envío un fuerte abrazo y EXITOS !!!

    1. Gracias Jorge. Incluso es posible que yo esté sub-estimando esa deuda.Recordá que la deuda que tuvimos que consolidar en 1992 porque se habían suspendido las ejecuciones judiciales en 1997 fue de 18 mil millones de dólares (a esa cifra ascendió la emisión de bocones previsionales en aquella época). Sin duda la corrupción estructural es un gran problema, pero si se logra estabilizar, la corrupción se hace más punible. Un abrazo.

  5. La lectura del prólogo Dr Cavallo, da muchas ganas de leer el libro entero.
    Felicitaciones por su claridad y su esfuerzo permanente.
    Cordialmente
    Mario

  6. Ya es hora que todos los Argentinos tendríamos que involucrarnos en en tema de como “derrotar la inflación”.. pero seguimos anestesiados. seguimos siendo Corderillos y aguantando que nos vayan arriando hacia el abismo.
    Mingo. Muy ilustrativo tu sueño.
    Ya estamos en el barro?
    O no sera que no es barro porque ya caímos en una cámara séptica, y estamos con “el excremento” hasta el cuello?
    Rubén Blades canta:
    La sociedad se desintegra.
    Cada familia en pie de guerra.
    La corrupción y el desgobierno
    hacen de la ciudad un infierno.
    Gritos y acusaciones,
    mentiras y traiciones,
    hacen que la razón desaparezca.
    Nace la indiferencia,
    se anula la conciencia,
    y no hay ideal que no se desvanezca.
    Y todo el mundo jura que no entiende
    por que sus sueños hoy se vuelven mierda.
    Y me hablan del pasado en el presente,
    culpando a los demás por el problema
    de nuestra común hipocresía.

    El corazón se hace trinchera.
    Su lema es sálvese quien pueda
    Y así, la cara del amigo
    se funde en la del enemigo.
    Los medios de información
    aumentan la confusión,
    y la verdad es mentira y viceversa.
    Nuestra desilusión
    crea desesperación,
    y el ciclo se repite con más fuerza.
    Y perdida entre la cacofonía
    se ahoga la voluntad de un pueblo entero.
    Y entre el insulto y el Ave María,
    no distingo entre preso y carcelero,
    adentro de la hipocresía!

    Ya no hay Izquierdas ni Derechas:
    sólo hay excusas y pretextos
    . Una retórica maltrecha,
    para un planeta de ambidiextros.
    No hay unión familiar,
    ni justicia social,
    ni solidaridad con el vecino.
    De allí es que surge el mal,
    y el abuso oficial
    termina por cerrarnos el camino.
    Y todo el mundo insiste que no entiende
    por que los sueños de hoy se vuelven mierda.
    Y hablamos del pasado en el presente,
    dejando que el futuro se nos pierda,
    viviendo entre la hipocresía.

    Como siempre un fuerte abrazo Mingo.

    1. Que buena cita de Rubén Blades! Veo en su sitio que el 9 de mayo estaba en Córdoba.¿La habrá escrito mirando precisamente a nuestra realidad actual? Un abrazo.

  7. Domingo: En un mensaje anterior me pediste que te tutee, lo cual no tengo inconveniente en hacer. Vos decís que tienes 68. Yo tengo 75 y me siento más allá del bien y del mal. Nunca fui funcionario público ni recibí nada del Estado, salvo que se considere así a mi actual jubilación, fruto de más de 50 años de trabajo en la actividad privada. Es imposible juzgar un libro por su prologo y por lo tanto es probable que lo compre, ya tengo varios de tu autoría. Sin embargo, ese prologo desliza algunas de tus ideas que me parecen incompletas, por no decir insuficientes o erróneas, ya que centras toda la estrategia para la solución del problema argentino en una “reforma monetaria”. En una economía de mercado, el gobierno tiene dos instrumentos para conducir la economía: el monetario y el fiscal. El monetario es una superestructura de papel sin duda muy importante. Pero el fiscal es el más importante y el que determina en realidad el curso de la economía. La Argentina tiene gravísimos problemas fiscales, que pienso son la raíz de todos los otros, y nada se podrá solucionar realmente sin una verdadera reforma fiscal.

    1. Completamente de acuerdo, pero es imposible pensar en una buena reforma fiscal y conseguir apoyo para implementarla si previamente no se derrota a la inflaci’on. Todas las reformas de los 90s fueron posible gracias a que la convertibilidad eliminó de cuajo la inflación. Con inflación ni siquiera se pueden aprobar y menos a’un ejecutar y controlar presupuestos realistas. Yo pongo énfasis en la reforma monetaria, porque veo que todos los análisis de la situación actual y las propuestas flaquean por ese lado. Entre 1945 y 1990 se intentaron muchas reformas fiscales. Incluso se hicieron algunos ajustes fiscales importantes, pero esas reformas y esos ajustes o no dieron resultados o terminaron revirti’rndose porque la inflación subyacente los hizo imposibles o inefectivos. Yo estoy convencido que nuestro mayor defecto económico y, diría, cultural es estar demasiado inclinados a aceptar un poco de inflación y, sobre todo, a utilizar a la inflación como supuesto remedio a problemas de deuda, cuando en realidad es un verdadedo veneno para la economía. Verás que el libro, al menos, te va entretener. Un abrazo, y gracias por tutearme.

      1. Domingo: El dilema es algo así como el huevo y la gallina, ¿Qué fue primero? ¿El desorden fiscal que provoca la inflación? ¿O la inflación que provoca el desorden fiscal? Creo que existe consenso que en el siglo XX la inflación argentina comenzó con la nacionalización del Banco Central, la dilapidación de las reservas que se habían acumulado luego de la II guerra y la política monetaria laxa que implementó Miranda en materia de crédito, para financiar aumentos de sueldos y estimular el consumo y el crecimiento económico. Paradójicamente estas políticas cimentaron la “popularidad” del peronismo, que se mantuvo vigente a lo largo de estos 70 años. Como vos bien decís con inflación no se pueden aprobar presupuestos realistas, pero ¿que se hace entonces? 1) Recurrir al crédito externo, en la medida que el país tenga margen para ello, lo que ahora no sucede. 2) Recurrir a la emisión monetaria sin respaldo, lo que realimenta la inflación. 3) Recurrir a reformas impositivas para aumentar tasas y crear nuevos impuestos, con el fin exclusivo de aumentar la recaudación. El día que el Dr. López Murphy, siendo ministro de economía, propuso una vía alternativa, como “reducir gastos” fue inmediatamente expulsado, y todavía se recuerda su breve pasó por la función pública como algo macabro e inhumano. Las dos experiencias que se hicieron en las últimas décadas de “reforma monetaria” (plan austral y convertibilidad) fracasaron porque no fueron acompañadas de las reformas fiscales necesarias. Habría que probar con una metodología inversa: empezar por la reforma fiscal, que implique 0 (cero) emisión para financiar gastos, 0 (cero) déficit fiscal y 0 (cero) evasión impositiva.

        1. La cuestión Roberto, es encontrar la secuencia que hace políticamente posible reducir gastos y el déficit fiscal. Eso se logró en 1991 cuando se produjo un ajuste fiscal muy superior al frustado intento de López Murphy en 2001. Reducir el gasto público y reformar el Estado es una tarea política muy compleja y tediosa. Además cuando se trata de hacer en un contexto ya recesivo no da resultados porque al principio acentúa la recesión. Es lo que pasó en 2002 cuando yo lo sucedí a López Murphy y en lugar de producir un ajuste del gasto de 2000 milllones años, intenté lograr uno mayor aún (del orden de 4 mil millones anuales del gasto primario) La ley del Déficit cero nos dio las atribuciones que el Ejecutivo no tenía al hacer Ricardo Lopez Murphy su propuesta (conseguimos que el Congreso autorizara una reducción de los salarios públicos nominales y jubilaciones superiores a 500 dólares mensuales). Y sin embargo, la oposición popular creció agobiada por la recesión y el desempleo. Creéme Roberto, Eliminar el déficit fiscal, si no se comienza teniendo un gran éxito estabilizador que brinde respaldo popular a un presidente que sea consciente de que hay que hacer el ajuste fiscal, puede tomar décadas. También es cierto que si el Presidente que logra estabilizar, luego se duerme en los laureles y no utiliza su respaldo popular para llevar a cabo las necesarias reformas de fondo con perseverancia, la inestabilidad volverá a reaparecer. Esto es lo que pasó con Menem a partir de 1997, cuando creyó que ya no necesitaba seguir imponiendo austeridad a las provincias. Duhalde estaba actuando desaprensivamente en la Provincia de Buenos Aires. Si Menenm no se hubiera embarcado en una interna con él por su ambición re-eleccionista, podría haber tenido la autoridad para obligarlo a Duhalde a ser fiscalmente responsable. En lugar de eso le permitió al resto de los gobernadores que se endeudara con los bancos. Así se gestó la indisciplina fiscal que nos llevó a la crisis del 2001.
          Pero, me asombra Roberto que digas que el plan de Convertibilidad fracasó como plan de estabilización. Diez años sin inflación, son un fracaso? En el pizarrón o sobre el papel se puede decir que primero hay que hacer una reforma fiscal que implique 0 emisión para financiar gastos, cero déficit fiscal y 0 evasión impositiva. Pero gobernar un país y resolver sus problemas es algo más complejo que escribir en un pizarrón o sobre un papel. Un abrazo.

  8. Hola Mingo
    Que bueno que ya publicas el libro. Vas a hacer algun evento de lanzamiento?
    Por favor me invitas
    Exitos, un abrazo

    Alejandro

  9. Con gusto compraré el libro.
    Paso a hacerle unos comentarios. Independientemente que las cuestiones macro van muy mal y de no mediar un cambio general coincidimos que todo irá peor, comunmente escucho en la calle las siguientes expresiones: ¨hay movimiento¨ ¨hay camiones por todos lados¨ en los barrios industriales no hay galpones libres¨,¨el nivel de actividad es alto y que caiga un poco no hay problema¨, el nivel de empleo es alto¨, ¨nadie quiere trabajar¨. También hay quejas que ¨no hay mercadería y las empresas están stockeadas¨. Lo que más preocupa es que quedó grabada en la gente la idea que ¨con inflación hay trabajo¨ y se asocia la estabilidad a la recesión de los últimos años de la convertibilidad y a un desempleo de 25%. ¿Cómo se explica esta dicotomía entre lo macro y lo micro?. Saludos.

    1. Pienso que esa dicotomía describe bien lo que pasó entre 1998-2002 en comparación con la experiencia 2003-2011, pero no creo que se mantenga hoy, cuando la situación hace pensar más en la realidad previa al Rodrigazo de 1975 o a la hiperinflación de 1989. Luego de la estanflación la gente vuelve a darle valor a la estabilidad. Eso ya ha comenzado a percibirse y otros visitantes del blog no me trasmiten que hoy sigan prevaleciendo esas expresiones en la calle. La lectura de los diarios tampoco trasmite esa sensación. Yo creo que la descripción de la realidad actual que presento en el prólogo de mi libro es compartida por la mayoría de la gente hoy en día. Reconozco que no er así hasta 2011 o 2012. Un abrazo.

  10. Felicitaciones Dr. Cavallo por este nuevo aporte a la cultura económica de Argentina. Mucha suerte.-

  11. Estimado Domingo:
    ¡Cuánto esfuerzo se requiere para lograr la estabilidad!
    ¡Y con qué liviandad desbaratan todo lo logrado!
    Parece que estamos condenados, como Sísifo, a comenzar de nuevo, cuando estamos a punto de consolidar lo realizado.
    Espero que esta vez su aporte sea tenido en cuenta, y que no haya manos negras con intereses espúreos que convenzan de lo contrario a quién detente el poder político.
    Un abrazo.
    Felipe.

  12. Buenos días, Dr. Cavallo. Su libro me parece muy interesante. Quisiera saber si va a estar disponible en España en formato electrónico. Su anterior obra, “ESTANFLACIÓN”, sí lo estuvo. Cordiales Saludos. Juan Manuel.

    1. Hola Juan Manuel. Creo que ya está, o va a estar a partir del 1 de junio. Al menos ví en mi Kindle que se puede ordenar en Amazon para tenerlo disponible desde el 1 de junio. Un abrazo.

  13. Hola Mingo

    Con sumo interés voy a leer tu libro, pero el cúmulo de materias pendientes que deja esta administración imposibilita cualquier esfuerzo parcial. Este embrollo solo se arreglara cuando encontremos entre todos acertadas soluciones para cada uno de los problemas, ya que como están interconectados entre si, o los arreglamos a todos simultáneamente o no nada se arreglara. Este es mi parecer, un abrazo Diego.

    1. Es cierto Diego. Pero la sequencia de las soluciones es importantes. Si no se logra crear un clima de estabilidad monetaria no se va ni siquiera comenzar a pensar en solucionar los demás problemas. Un abrazo.

  14. Domingo: Algunas acotaciones a tu respuesta del 26/5/14: 1) Creo que “encontrar la secuencia políticamente posible” será la tarea del partido y los dirigentes que ocupen el poder a partir del 2015. Hoy la función de un libro o un comentario debería ser establecer lo óptimo desde un punto de vista técnico. Estamos muy lejos de las elecciones presidenciales y no parece el mejor momento para limitarnos en función de lo “posible”. La realidad siempre impone sus condiciones y es inteligente adaptarse a la misma, pero hoy la propuesta debería ser una aspiración de máxima. Por otra parte, plantear una alternativa clara contundente y distinta es lo único que permitiría cambiar las expectativas pesimistas, en el plano interno y también en el internacional. 2) La convertibilidad tuvo éxito contra la inflación porque impuso implacables restricciones al libre juego del mercado: tipo de cambio fijo e inamovible por ley, congelamiento de salarios y suspensión de negociaciones paritarias, congelamiento de jubilaciones y pensiones, prohibición de indexar (lo que afectó infinidad de contratos que tenían esa clausula) etc. Con estas medidas draconianas sin duda se freno la inflación. Pero debía ser un plan de corto plazo para la emergencia, y su presunto éxito lo transformó en algo permanente, hasta el violento estallido final. Nunca fue cierto que un peso fuera igual a un dólar, lo que se reflejaba en la enorme diferencia de tasas entre créditos y deudas en pesos o en dólares. 3) Las recetas exitosas casi siempre se empiezan escribiendo en un papel o en un pizarrón. Las improvisaciones sobre la marcha casi siempre fracasan.

    1. No estoy de acuerdo Roberto. Escribir planes óptimos desde el punto de vista técnico, sin tener en cuenta lo que está ocurriendo y lo que puede ocurrir es algo irrelevante. No hay tales planes óptimos para situaciones imaginarias como las de los modelos económicos formales. Los que creen que los pueden escribir, en realidad lo único que hacen es dar rienda suelta a su ideologia y a sus prejuicios sin tomarse el trabajo- difícil pero imprescindible- de entender la realidad política, económica y social sobre la que se va a actuar. Sostener que la convertibilidad y las medidas que la acompañaron supusieron imponer restricciones al libre juego del mercado teniendo en cuenta de donde veníamos es un error grave de interpretación, incluso desde el punto de vista de la pura ideología. El tipo de cambio fijo es una regla monetaria tan compatible con el funbcionamiento de los mercados libres como cualquier otra regla monetaria que apunte a metas de inflación. Nunca se suspendieron las negociaciones paritarias ni se congelaron salarios y la prohibición de indexar que, como yo ya lo mencioné en Estanflación, debió haber sido una restriciión sólo temporaria, no tuvo efectos destructivos de contratos, porque la inflación prácticamente desapareció a partir de 1992. Me asombra Roberto que digas que el plan de convertibilidad fue una improvisación. Se vé que no leiste mis libros publicados con anterioridad a la implementación de ese plan. Si hubiera sido una improvisación, no hubiera tenido preparado un equipo de más de 200 funcionarios que actuaron con gran coherencia e introdujeron reformas de fondo en casi todas las áreas de la economía.
      Te va a venir bien leer mi nuevo libro “Camino a la Estabilidad”. Allí verás que la convertibilidad no significa, ni significó nunca, decir que un Peso es igual a 1 Dólar, sino hacer que el Peso y el Dólar compitan y la gente pueda elegir libremente con que moneda protejer sus ahorros y llevar a cabo sus transacciones. Eso es el seignificado que tiene la palabra convertibilidad en economía. El tipo de cambio fijo es una regla monetaria si es que la moneda es convertible. Las veces anteriores en las que se utilizó el tipo de cambio fijo como medida de estabilización, no se logró el objetivo de derrotar a la inflación porque la moneda nacional no era convertible y de inmediato aparecía el mercado negro del dólar y la brecha, como ocurrió ahora desde que impusieron el cepo cambiario.
      Con rspecto a como se pueden cambiar las expectativas, te recomiendo que leas mi libro “El Peso de la verdad”. No creo que haya habido otro economista en la Argentina de los últimos 70 años que pueda acreditar mejores credenciales que las mías sobre como se pueden quebrar las expectativas inflacionarias.

      1. EXCELENTE, DOMINGO

        Los prejuicios y lmalos entendidos acerca de tu gestión en el Mº de Economía
        son de antología. Se asimilan a otro fenómeno que afecta a muchos
        argentinos: LA FALTA DE COMPRENSIÓN DE LOS TEXTOS ESCRITOS.

        En economía ocurre lo mismo que han develado las pruebas PISA (Program
        for International Student Assessment). ¡En Argentina, la inmensa mayoría
        de los graduados secundarios y universitarios no entienden el texto que leen!

        Por eso opinan como opinan.

        Adelante MINGO, volverán banderas gloriosas.

        PAULINO

        la

  15. Doctor: DOs preguntas¿Ha leído La Herencia de Ricardo Delgado?
    ¿Qué economista se acerca más a su concepción de los que asesoran a los candidatos presidenciables? Saludos

    1. Sí, lo leí por arriba. No me pareció que desarrollara ninguna idea nueva de relevancia. Lo del péndulo lo dicen todos y el tratar de ubicarse en el centro, es una forma de acomodarse sin definir qué tipo de organización económica se necesita. No se trata de mezclar un poco de socialismo con un poco de capitalismo. Todas las economías tienen un sector socializado (el sector público) y un sector capitalista o de mercado. En materia de inflación, que es el tema en el que centro mi análisis, lo que Delgado hace es describir lo que yo señalo como la teoría “Lavagnista” de la inflación. Pero para referirme a ella me pareció más conveniente criticar al libro de Federico Sturzenegger, que adhiere al mismo enfoque, pero que en otras materias tiene ideas mucho más relevantes.. Un abrazo.

  16. Los invalorables aportes del Dr. Cavallo, al hombre común para ayudarlo a orientar su voto, a sus colegas, para que mejoren el asesoramiento que brindan al poder, y a los políticos para no se equivoquen en la elección de quién les indique, qué hacer.

    Estemos atentos a su próxima aparición, para una atenta lectura.

  17. Estimado Dr. Cavallo, como la política estatista no tiene chances de éxito en Latinoamerica no tenemos otra opción que las que promueven el libre mercado indispensables para atraer a la resentida pero vital inversión extranjera (la historia muestra que nuestras economías sobreviven solo si ellas vienen aunque sea esporadicamente).
    Sin embargo, para mantenerse en el tiempo, deben necesariamente distribuir la riqueza todo lo que le sea posible sin alterar su esencia. De lo contrario, los oportunistas de siempre motivarán a la sociedad con opciones de reparto mediante la apropiacion de la renta por el Estado, volviendo todo a foja cero. Es probable que este sea el desafío clave a superar ya que de hacerlo será mucho más fácil mantener el apoyo electoral tremendamente importante para perpetuar estas políticas y lograr así el verdadero resultado esperado. No debemos olvidar que nuestras sociedades siempre van a priorizar, por una condición cultural determinada, cualquier propuesta que prometa mucho Estado con el menor esfuerzo posible (por eso el fenomenal éxito del justicialismo). Sus propuestas ¿contemplan esta eventualidad?
    Un abrazo.

    1. Mis propuestas se basan en mi propia experiencia. sé que no es fácil gobernar con ecuanimidad y sin clientelismo, pero debemos aspirar a que se logre en algún momento del futuro. Un abrazo.

  18. Estimado Dr. Cavallo: Está muy bien el planteo del libro. habrá que leerlo, sin dudas. Recuerdo que en 1989, con inflación galopante y en el 90 con entrega anticipada del gobierno por parte de Alfonsín, no le fué fácil a Menem derrotar la hiperinflación que había. Primero puso de Ministro de Economía a Rapanelli, que se decía que venía de Bunge y Born. No pudo hacer nada. Luego vino Roig como ministro, que tampoco pudo hacer nada porque falleció de un paro cardíaco a las horas de haber asumido. Luego vino Herman González, creo, mientras Ud. ya estaba en el Gabinete, creo como Canciller. Herman preparó un camino, pero tampoco solucionó las cosas, Y HABÍAN PASADO DOS AÑOS DESDE QUE MENEM HABIA ASUMIDO, luego llegó Ud., con el plan de convertibilidad y nos salvamos. La gente se olvida de estas cosas, yo no sé porqué. . .los jóvenes vaya y pase, no saben, no conocen. . nada. . Pero los mas viejos.. Por eso el valor de su aporte en el libro, para que no se pierdan años nuevamente intentando soluciones que no sirven. Una cosa es ver los problemas desde lo teórico, y otra es gobernar, ya lo dijo Ud. Todos los candidatos a presidente deberían leer el libro. Sabe una cosa…….al final…..luego de probar con otras recetas……van a tener que hacer lo que Ud. indica……Saludos.

    1. Ojalá lo hagan desde el inicio, porque si se demoran dos años van a perder las elecciones de medio término y se quedarán sin poder. Un abrazo.

  19. Felicitaciones por el nuevo libro, Domingo. El prólogo es prometedor (bueno, y también perturbador respecto de lo que se viene). Me alegro por la aparición de este trabajo. Ojalá que sirva para alumbrar a los que tienen que tomar la conducción de este colectivo hacia adelante. Un abrazo, Fernando.

  20. Domingo , hace años que lo sigo, desde que era ministro de Menen, y y si bien no soy un entendido en economia…siempre valore la calidad tecnica de sus conocimientos, y siempre valore a las veces que usted dio la cara a los argentinos expresando sus medidas o sus ideas…que mas alla de si algunas fueron acertadas y otras equivocadas..pero dando la cara….explicando con lujo de detalles las medidas que iba a tomar..tratando de dar confiabilidad en las medidas que a mi criterio muchas fueron exitosas….pero tambien comprendi que no fue apoyado por el presidente Menen. Creo sinceramente que nos perdimos la oportunidad de tener un ministro de economia de excelencia , como considero que es usted . Hoy hablan de mafias enquistadas en el gobierno, y recuerdo que usted fue unos de los primeros que las denuncio..y por eso se ensañaron con usted como politico…pero en relalidad todos sabemos la calidad de economista de excelencia que es usted….
    Se de su honestidad,,,lo percibo…la conviccion con la que habla ..lo demuestra en sus ojos..y entiendo que quiere lo mejor para el pais.Recuerdo cuando aparecia por cadena nacional para anunciar la nuevas medidas economicas …y lo hacia de frente mirando a la camara,,, como diciendonos que era doloroso pero necesario…para eso hay que tener conocimiento , coraje y conviccion…….ojala… la historia de nuestro pais ..algun dia lo reinvindique..yo creo que si…un abrazo

    1. En mi libro “Camino a la Estabilidad” comento unos párrafos del libro de Alfredo Zaiat que trae una interpretación similar a la de Kicilloff sobre lo que significa el endeudamiento y su relación con lo que ellos denominan “la timba financiera”. Saludos.

  21. Mingo me saco el sombrero ante este gobierno, no lo puedo creer, estrategicamente hay que reconocer que saben robar, y son los mejores. Se hicieron amigo tuyo para estudariar la convertibilidad, para luego sacar plata en negro del pais, devaluar el peso via emision tomando Chicone, y cuando se les escapaba el dolar blue, lo frenaban reingresando lo que tenian afuera en negro al bco central por medio del blanqueo via Cedines o volcando dolares en el mercado paralelo con amigos testaferros en las casas de moneda.
    Ahora negociaron a fines del año pasado devaluar blanquear la inflacion para negociar con el club del Paris, sin auditoria del FMI para que nadie se entere del mecanismo robo via inflacion a costa de negociar tambien seguro reservas de gas y petroleo de vaca muerta que encontraron con suerte y por la gran habilidad de los transgresores de encontrar riquezas. Son astutos y van a volver en el 2019 despues de que el gobierno que gane en el 2016 halla pagado los desagustes provocados durante el Kirchnerismo. Van a volver con toda la guita que tienen en negro fuera del sistema. Son unos genios. Lo mismo que hacia Clarin con Dualde y amigos antes. Pero ahora agarraron el poder ellos. Increible.

    1. Lástima que son unos genios para delinquir, no para resolver problemas de la gente. Un abrazo.

      1. Obvio que ambos clarin y Nestor necesitaron destruirte a vos porque la convertibilidad no los dejaba robar tranquilos hasta que la destruyeron para poder devaluar. Y es Obvio que la pelea de Clarín y Kirchner vino por quien tenia el poder de Devaluar, por eso estan re enojados los de Clarin por la toma de Cicone

        1. Hola JuanB. Entiendo la primera afirmación, pero no la segunda. ¿Que tiene que ver Cicone con el poder para devaluar? Saludos.

        2. El gran problema, además, es que el poder judicial es un chiste. Nos rasgamos las vestiduras por la justicia “independiente” pero ninguno de estos chorros de guante blanco termina preso.

          Si este país sigue cayendo con esta clase de ladrones es porque no tenemos formación suficiente para entender por qué un país como este no es potencia, ni tampoco tenemos protección jurídica que nos cuide de estas mafias

      2. ¿Podría Ud dar datos aproximados de cuanto es la cantidad de dinero que se dilapida con la corrupción? Según mis cálculos, seguramente inexactos, los montos son extraordinarios. De ser así, deja de ser un problema judicial y político para transformarse en un obstáculo casi insuperable para cualquier plan económico. Un abrazo

        1. No tengo bases firmes para hacer una estimación cuantitativa. pero puede llegar a ser del orden del déficit fiscal. Un abrazo.

  22. Hola Domingo,
    muchos exitos con su nueva obra.
    ¿como estima que impactara en nuestra economica una inminente nueva crisis financiera en EEUU?

    1. No creo que sea inminente una nueva crisis financiera en los Estados Unidos. Lo que puede ocurrir es que a partir de algun momento comiencen a subir la tasa de interés y el Dólar se aprecie frente al Euro. Puede tener algún efecto negativo sobre todas las economías emergentes y también sobre la nuestra, pero no creo que sea un efecgto tan intenso como el de 2008-2009, Un abrazo.

  23. gracias por su tiempo en contestar. En estos dos últimos días veo como tanto los econimistas y periodistas K elogian el acuerdo con el club de Paris, los opositores lo minimizan, pero todos estan muy equivocados frente a la situación a corto plazo. Según mi análisis, es casi inevitable otra devaluación para reacomodar los precios y salarios a un valor dolar mas bajo, al mismo tiempo que subirán los valores de los servicios. ¿Ud. que como lo ve?

  24. Felicitaciones Doctor por su nuevo libro.
    Recuerdo estar solos una vez en Tagle y Usted me resumió su interés personal en su ultimo mandato como ministro, con las siguientes palabras: “creí poder salvar la economía del País” allí no había periodistas ni una audiencia, no era proselitismo.
    Nunca mas pude hacer política activa, las convicciones de un líder como Usted no abundan. Me volqué a la actividad privada.
    Siempre esperando su regreso para yo también volver.
    Afectuosamente,
    Rodrigo Goñi

  25. Ví anoche su participación en el programa de Mariano Grondona. Luego estuvieron Delgado y Marco Lavagna. Evidentemente subestiman la crisis o les prohibieron por razones de campaña hablar de medidas concretas de ajuste. Los economista de UNEN y de Macri son mucho más serios.
    Lo concreto es que el enorme agujero fiscal sigue creciendo sin límite y a eso hay que agregarle el déficit cuasifiscal. Vamos a ver si no hay devaluación descontrolada cuando se junten ambos déficit. Aquí por más arreglo con el Club de París que haga solo existe y existirá financiamiento por emisión monetaria porque no hay confianza. Si nos prestan dinero al 12/13% anual como le quieren prestar a La Provincia de Buenos Aires vamos a tirar un poco más pero luego la situación será explosiva.

  26. Hola Mingo
    Muy buena la entrevista en Infobae TV, que deberias colgar el link en este blog. Tuviste oportunidad de explicar que significa convertibilidad, tan confuso que le ha quedado al pueblo, algo que te vengo sugiriendo hacer. Excelentes ejemplos. Los entrevistadores, no terminaron o no quisieron entender bien cuando explicaste el proceso del corralito.
    Sigo insistiendo Mingo, que deberias grabar algun documental con una buena explicacion para la gente, con graficos animados, algo sencillo sobre estos 2 procesos, la convertibilidad y el corralito.
    Un abrazo

    Ale

  27. Hola Dr. Cavallo,
    Quise comprar el libro en amazon, pero solamente tienen la versión de kindle…
    Yo prefiero el libro de papel.
    Va a estar disponible en algún momento en USA. Yo vivo en Chicago.
    Muchas gracias por adelantado por su respuesta.
    Saludos
    Marcelo

    1. Yo creo que pronto los sitios de internet también venderán la versión en papel para enviar por correo. Voy a hablar con la editorial para que lo gestione. Un abrazo.

  28. Estimado Dr Cavallo, según los datos suministrados por clarín eco el deficit del primer trimestre del tesoro fue de 40.000 millones de $ lo que anualizado da 160.000 millones de $. Según su referencia, la corrupción podría costarle, aproximadamente, esos valores al país. Aún así es probable que sea mucho mayor el costo de la corrupción para nuestra querida, y única, nación.
    Si bien parte de este dinero circula en la economía, no hay dudas de que genera distorsiones imposibles de absorber para el normal funcionamiento de cualquier economía.
    ¿No deberían darse a conocer datos certeros para que la población tome conocimiento y tenga conciencia de la dimensión del problema? ¿Cree posible hacer un estudio de ésta índole? ¿O cree usted que más allá de que son cifras importantes, no alteran mayormente a la economía real, teniendo en cuenta que no sería extraño encontrarnos con cifras que superen los 30.000 millones de dolares!!!!!!! Anuales?
    Espero no pasar por ridículo, pero la verdad es que quiero saber que le dejo a mis hijos ya que yo no tengo otra opción que seguir en mi Argentina. Sin embargo tal vez tenga que aconsejarles a mis niños evaluar irse a otro país. Nosotros cada vez nos parecemos más a paises centroamericanos y eso, definitivamente, no quiero para ellos. Un abrazo

    1. Claro que alteran el funcionamiento de la economía, como lo alteran el contrabando, la evasióon y el tráfico de drogas. Pero no hay registros preciso que permitan una estimación confiable. Además, si se la pudiera mediar, tendría que ser posible erradicarla. Eso es lo que hay que hacer. Pero los corruptos, como los contrabandistas y traficantes de drogas son expertos en esconder sus delitos para ganar impunidad y hasta compran y comprometen a jueces y fiscales. Un abrazo.

  29. Estimado doctor: Tras el arreglo con el Club de París, una gran algarabía entre los políticos y economistas, con pocas exepciones. Entre ellas Espert (a quien Usted no quiere), y el siempre muy lúcido equipo de IDESA, un verdadero tanque intelectual. IDESA considera que se ha pagado de manera exorbitantemente cara, y que, además, este arreglo sólo sirve para que el Gobierno pueda tomar más deuda, deuda que se usará para seguir pagando el festín de los políticos y su clientela comprada (pseudo empresarios, sindicalistas, piqueteros, ñoquis y gente pobre; éstos últimos sin más culpa que la de la pobreza y la ignorancia planificadas desde arriba).
    O sea, que para IDESA el arreglo no es para que nadie se alegre (salvo el Club, los Ks y sus acólitos) sino para que los de siempre, pensemos en brindar, pero más bien con arsénico que con champán. ¿Qué opina Usted?

    1. Estoy de acuerdo en que todos los acuerdos anteriores de Argentina con el Club de París así como los acuerdos que hicieron otros países con el mismo club fueron en términos mucho más ventajosos (mas plazos y sin punitorios) porque siguieron la vía normal de pedir primero la luz verde al FMI Y aceptar sus auditorías. Fue estúpido por parte del Gobierno Argentino no seguir esa vía normal y terminar aceptando intereses punitorios del 7 % desde 2002 hasta ahora y conseguir sólo 5 a 7 años en lugar de 10 a 12 como se podría haber conseguido. Pero no coincido en que sería mejor que
      Argentina no recuperara el crédito hacia el futuro. Argentina necesita crédito externo e interno (a tasas normales de interés 4 o 5 % anual) para financiar un déficit que no podrá eliminarse mágicamente, por más voluntad que tenga un gobierno de hacerlo. Habrá que reducir mucho el gasto público, no sólo para eliminar el déficit fiscal sino para permitir bajar la presión tributaria que hoy es exhorbitante y, para colmo, lograda a través de impuestos muy distorsivos. Además, el financiamiento que venga de los gobiernos es siempre para financiar proyectos de inversión en infraestructura, no necesariamente del sector público, que son imprescindibles en cualquier estrategia de crecimiento. Por supuesto que hubiera sido mucho más lógico pedir ayuda al FMI para terminar de negociar soluciones a todos los problemas pendientes en materia de deuda (incluyendo los holdouts). Pero es mejor que se trate de normalizar nuestra relación financiera con el exterior a que se sigan postergando los arreglos.
      Espert fue y seguirá siendo un tirabombas. No tiene ninguna experiencia y habla como si bajar el gasto público fuera algo que se puede hacer como lo haría un dictador económico benevolente. Termina planteando que se baje el gasto público a través de una fuerte devaluación, como aquella que provocó Duhalde en 2002 cuando utilizó la pesificación compulsiva para destruir la convertibilidad. Te recomiendo que leas mi libro “Camino a la Estabilidad”. Saludos.

      1. Gracias, doctor, por su respuesta, clarita como el agua. Ahora, ¿tengo que recordarle quién creó el impuesto llamado “al cheque”, tal vez el más distorsivo de todos? Un abrazo cordial,

        1. En lugar de recordarme a mi que cree el impuesto, tendrías que recordar vos que ese impuesto fue creado como pago a cuenta de IVA y Ganancias, no como el impuesto distorsivo que vienenaplicando desde 2002 en adelante. Saludos.

  30. Estimado Dr. CAVALLO; Le conocí personalmente, hace muchos años, cuando Ud. fué invitado por Mainero el Centro Comercial e Industrial de Bell Ville…Ud. tenía una barba bastante larga.- Lo escuché sin estar invitado, pero con permiso del señor Lambertini, dado que lo venía siguiendo por su desempeño en la Fundación Mediterranea.- Yó era en ese entonces visitador médico y viajaba por la zona, desde VIlla María.-
    Cuando se crea Acción por la República, ahí nomas me afilié………..y junto a Eduardo Simonetta, y otros amigos, pudimos tenerlo en VIlla María!!! Disculpe que haga tanta historia!!!…Pero quiero decirle, que SIEMPRE CREÍ EN UD y en sus vigorosos, planes sobre la economía!!!………Y creo que aún sería el Presidente Ideal!!!……..Con el alejamiento suyo, no sé que pasó con el partido, pero debo confesarle qu, buscando alguien coherente con la situación del país, me afilié a Recrear, que tuvo un impulso importante, pero luego se diluyó…….El Dr Lopez Murphy, hoy apoya a UNEN….un desastre a mi entender!!!…..por lo tanto, que opción nos quedaba a los Liberales, bueno, como siempre, buscando pensé que la única opción es Macri.- Pero tengo mis dudas!!……Bueno disculpe Ud. la perorata, le mando un abrazo y mi cariño sincero,… tengo esperanza, que, algún día, le seán reconocidos sus éxitos y toda su inmensa capacidad para solucionar politica y economicamente todos los problemas de esta gran nación. Cuidese estimado Dr. le deso lo mejor.-

    1. Gracias José Alberto. ¿Seguís viviendo en Bell Ville? Si llegás a ir a Córdoba el jueves, vení a la presentación de mi libro que será en la Bolsa de Comercio a las 18.30 horas. Un abrazo.

    1. El razonamiento del Profesor George Selgin es impecable.Pero como lo he explicado contestando a varios comentarios anteriores, la teoría del “free banking”, así como la de la deflación para reflejar el aumento de la productividad tienen inconvenientes para ser aplicadas en la práctica, por la forma como se han desarrollado históricamente las instituciones monetarias y financiera y por la imposibilidad de producir un cambio de sistema que significaría un gran trastocamiento en la base contractual y los usos y costumbres en el que actualmente se desenvuelven las relaciones económicas. Yo creo que una inflación baja (digamos del 2 %), es una aproximación práctica a la idea de la estabilidad de precios. Un abrazo.

  31. Dr. Domingo Cavallo, soy de Mendoza, nos conocimos en el año 1998, participe como militante y presenté proyecto en Hotel Huentala de economías Regionales, que nunca las pude implementar debido al derrotismo de las economías posteriores. Yo estuve de acuerdo con el plan de convetibilidad hasta el 1995 en que Ud., mismo propuso salir ordenadamente, pero la impericia y ambición del Presidente Menen lo malogró. No obstante hizo lo que pudo con la corrida del 2001, que para mí fue orquestada por políticos no patriotas. Yo creo que de no haber aceptado ser ministro de De La Rua, Ud.,, hubiera sido Presidente de la Nación, bueno ese es mi pensamiento,de todas maneras yo nuca deje de ser cavalista y siempre he respetado sus pensamientos aunque en algunos casos no estuviera deacuerdo. Yo confío en esta Argentina y que su gente reconozca su capacidad y dejen de creer en la demagogia de un circo organizado por este gobierno para lavar el cerebro a los argentinos y hacerles creer que estamos en el pais de las maravillas. cuando se ha destruido la educación, seguridad, economía sin duda, justicia, salud y sobre todas las cosas la ilusión la esperanza y las ganas de creer. tengo 52 años soy dueño de una inmobiliaria y estoy cansado de esperar las soluciones que nunca llegan. Un abrazo y estima.

    1. Muchas gracias Eduardo. Espero estar en Mendoza, presentando mi nuevo libro, el 11 de Agosto. Espero volver a verte. un abrazo.

  32. Estimado Dr: Disculpe lo disparatado de mi pregunta, pero quiero saber qué piensa usted sobre si se tiene que volver a poner en vigencia la Constitución Nacional de 1949 de Perón (Obviamente reformada y modernizada). ¿No cree que podría ayudar a estabilizar nuestra Nación? Si no es así, ¿Por qué? ¿Qué le faltaría a la Constitución esta?

    1. Yo creo que las reformas constitucionales de 1957 y 1994 han rescatado los aspectos positivos de la reforma constitucional de 1949, evitando sus errores. En mi opinión en lugar de seguir pensando en nuevas reformas constitucionales lo que hay que hacer es respetar plenamente la consitución vigente, algo que no está ocurriendo. Un abrazo.

  33. Disculpe Dr. no cree que deberia estar escondido adentro de un pozo en vez de escribiendo libros e inventando sueños despues de ver los resultados de sus politicas economicas?
    Emiliano de Villa Adelina, muy bueno el programa

    1. Si me enterrara en un pozo, no estaría contribuyendo a que gente equivocada como vos salga alguna vez del engaño. Me interesa abrirles los ojos a los que han sido enceguecidos por la prédica mentirosa de los gobiernos de Duhalde, de los Kirchner y de los empresarios que se quedaron con la plata de los ahorristas y le redujeron en más de un 30 % el salario real a los trabajadores en 2002. Yo no me perdonaría dejar de hacer el esfuerzo de reeducar a la gente como vos, a la que le han lavado el cerebro. Un abrazo.

  34. Dr. Cavallo, presencé la presentación del libro en Mendoza. Su exposición fue muy interesante pero su receta a la que creo muy acertada coincido que no es para este gobierno. Para el próximo en caso de ser aceptada también depende de la gente, que en un alto número se encuentra culturalmente achatada y anestesiada y es muy difícil salir. Este gobierno se ha encargado de eso y de robarnos el patrimonio, resulta que los dirigentes que viven del Estado ganan sueldos siderales que lo pagamos los privados con los abrumadores impuestos, sin contar con la corrupción desmedida desde la presidenta hacia abajo (se han comprado la Argentina) Por ello me pareció dsagradable los escraches a su persona por gente imbécile e inadacptado que no se han instruido de las cosas que pasaron y hablan por el lavado de cerebro que le han hecho, esos escraches deben hacerlos al vicepresidente y al Gobierno que es corrupto por excelencia. Dr Cavallo me hubiera gustado hablar con Ud., más detenidamente, pero por razones de fuerza mayor me retiré minutos antes. Me gustaría en lo posible se me enviara el libro dedicado si es posible a calle Av. Colón 390 4to piso dpto. B capital Mendoza (5500) u abrazo y estima.

    1. Gracias Eduardo.Pronto espero volver a Mendoza. Si tenés el libro para entonces te lo dedico. Un abrazo.

  35. Dr. Cavallo, me alegra que los medios de difusión le permitan exponer sus comentarios por uno tiempo generoso y no como antes que no lo dejaban hablar. Es momento que Ud., lo siga haciendo, así de una vez por todas los argentinos entiendan la injusticia que cometieron hacia su persona, si tenemos en cuenta que a través de su último libro intenta nuevamente ayudar al país de un nuevo desastre. Lo espero nuevamente por Mendoza y no afloje es un hombre de coraje siga adelante estoy seguro que hay mucha gente que se da cuenta de los errores. Este país no puede estar aislado del mundo y estar sometido a la decadencia que nos obligan a vivir, hay que salvarlo de tanga metástasis corruptiva y destructiva que beneficia a los aprovechados de siempre. un abrazo y estima.

Los comentarios están cerrados.