¿Cómo será el manejo cambiario de aquí a las elecciones de 2021?

Aumenta la incertidumbre hacia el futuro, no sólo porque la cuarentena parece extenderse indefinidamente como pivote de la lucha contra la pandemia, sino porque el gobierno, en lugar de avanzar hacia una mejor organización de la economía y la sociedad, instala debates que oscurecen el panorama político y muestran que el presidente cambia de opinión según la ocasión.

Entre las cuestiones que generan incertidumbre está la duda de si el gobierno logrará evitar un salto devaluatorio antes de la elección del 2021.

Hay dos tipos de argumentaciones que llevan a pensar que el gobierno podría decidir un salto devaluatorio en el segundo semestre de este año o a principios del año próximo.

Uno tiene que ver con mi argumento de que, si el gobierno se decidiera a encarar una buena reorganización de la economía y fuera capaz de formular un plan integral de estabilización y crecimiento que inspire confianza, debería comenzar con un sinceramiento de la estructura de precios relativos, la que, sin duda, debería incluir un salto cambiario inicial.

Otro, es el que sugieren los funcionarios y analistas que piensan que convendría reproducir los superávits gemelos que generaron las decisiones de Duhalde a principios de 2002, para conseguir resultados de desinflación y reactivación como los que se lograron a partir de 2003.

El primer tipo de argumentación sería relevante sólo si el presidente Alberto Fernández cambiara radicalmente su discurso y su forma de gobernar, desprendiéndose de la ideología estatista, intervencionista y aislacionista que caracteriza al Kirchnerismo de Cristina. No veo posibilidad de que ello ocurra.

El segundo tipo de argumentación, está siendo discutido en este momento, entre los economistas del gobierno y algunos analistas externos que consideran que la experiencia de Duhalde-Lavagna (y los dos primeros años de Kirchner), es deseable y reproducible.

Mi impresión es que el primer tipo de argumentación, ni siquiera será tenido en cuenta y el segundo tipo de argumentación será descartado por que, al no contar la economía en 2020 con los colchones de ahorros acumulados en el sistema bancario que existían al final de 2001, no encontrarán la forma de hacerlo compatible con la praxis populista de la coalición que hoy gobierna.

Por esta razón, estimo que el manejo de la economía, hasta las próximas elecciones, se basará en controles de todo tipo, que procurarán reprimir la inflación y redistribuir ingresos, aún a costa de acumular una situación insostenible para después de las elecciones. Una suerte de Plan Gelbard en versión Kicillof-Moreno.

La gran duda es si semejante estrategia, podrá mantenerse durante los próximos 14 meses y evitar un agotamiento antes de las elecciones

34 comentarios en «¿Cómo será el manejo cambiario de aquí a las elecciones de 2021?»

  1. Gracias por su reflexión Domingo, los que lo seguimos hace mucho sabemos que los politicos que lo traicionaron a usted van a seguir cometiendo los mismos errores hasta que explote todo.

  2. Hola Domingo, a eso que menciona debe sumarle la renta básica de casi $17000 para unos 3 o 4 millones de desocupados que están analizando implementar. ¿Qué opinión le merece?
    Más allá de las voces a favor o en contra, no logro entender de dónde saldría ese dinero con una economía en caída y un país con 10 años sin crecer.
    Bueno, quizás sí sé de dónde: imprimiendo.

    1. Sí, forma parte del conjunto de medidas que ya han provocado un aumento impresionante del gasto público y lo seguirán aumentando. Un abrazo

  3. El panorama es cada vez más oscuro Doctor y para ser sincero, no creo que esto se sostenga 14 meses hasta las elecciones. Son muchos desaciertos juntos. Como usted aclara, no hay un colchón de ahorros de ningún tipo. Tenemos un BCRA casi fundido y una emisión descontrolada. El precio ficticio del peso respecto al dólar, se sostiene a duras penas, con más recesión y estancamiento de la economía. Estamos en manos de improvisados, lamentablemente. Excelente el artículo, como siempre. Le mando un afectuoso saludo.

  4. Te tenes que hacer escuchar Mingo, los tenes que asesorar vos que sos el que sabe salir de esto.
    Saludos, genio. Seguí con un perfil activo en redes!

  5. Dr. Domingo Cavallo Fue un honor poder compartir la videoconferencia con usted. Por su influencia, cuando usted era Ministro de economía, conocí las ideas de la libertad y decidí ser político. No me arrepiento para nada del camino que tome, levantando la bandera del liberalismo.
    Eternamente agradecido!!!

  6. Me suena peligroso para la propiedad privada ideas Gelbard: nsciinalizaicon de banca y depositos, impuestos y mayor carga a la renta rural.
    ¿Que viene después?.
    No entiendo cuál es el fundamento de anclar el dolar.

  7. Si se optara por un plan tipo Gelbart, no habría peligro cierto de escasez de ciertos productos básicos como en Venezuela. Por qué los industriales producirían a pérdida si pueden dejar de hacerlo y dejar vacías las góndolas? Un plan así, por 20 meses, sería posible?

    1. Yo creo que un plan semejante, si les permite llegar a la elección de 2021, creará una situación semejante a la que llevó al Rodrigazo antes de la elección de 2023. Un abrazo

  8. Doc En mi Opinion
    Tiene Ud reinventar su filosofía del 1×1. En el Siglo 21
    Yo lo llamo Dolarizacion Total.
    Porque?
    El Argentino Atesora en USD.
    Lo demás son discusionea irrealistas del Aula.
    Cordiales Saludos y Buen Finde
    Orlando Martin, MBA

    1. La convertibilidad, a la que vos llamás filosofía del 1×1, incluía ala dolarización total como un caso extremo, al que se podría llegar si la gente lo decidía. La convertibilidad es un sistema de libre elección de la moneda. Para entender bien este tema, te sugiero que leas mi libro ¨Camino a la Estabilidad¨. Yo ayudé a Ecuador a elegir la dolarización total, porque no veía, en ese momento que el Ecuador estaba preparado para un sistema de libre elección de la moneda. Un abrazo

  9. Dr., en mi opinión, creo que en la economía no hay espacio para mantener el tipo de cambio artificialmente bajo, siendo que todas las variables macro y micro indican que una devaluación es inevitable…
    Desde mi punto de vista, al no poder controlar las tarifas de servicios publicos y estar la economía tan descordinada la inflación va a empujar al sector publico a devaluar el oficial. Y, por más que estaticen los servicios públicos, el dolar libre va a volar por si mismo, por que ante tantas restricciones de compra de ME y tan poca credibilidad en el gobierno, los sectores que quieran resguardar su capital para poder invertir a futuro van a continuar buscando una moneda mas sana que la nuestra. Así continuaremos aceptando la poca inflación del dolar como válida para resguardarnos de nuestra alta inflación.
    Me parece que es imperativo un cambio de rumbo, pero no veo posible que este gobierno de coalición lo logre. Habrá que navegar en aguas turbulentas.
    Abrazo y gracias por continuar escribiendo!!

  10. Muy buena reflexión, coincido en que se basaran en controles, como lo vienen haciendo (sin exito), y los resultados no serán buenos como la historia nos ha enseñado. Estimo que el gobierno no llegara de la misma manera a 2021 que como llegó a 2019. Saludos

    1. Tiendo a coincidir contigo,pero mis dudas se relacionan con el efecto de la pandemia sobre el comportamiento de los consumidores cuando se levanten las restricciones. un abrazo

  11. Estimado Domingo, coincido a nivel probabilístico con tus evaluaciones. Ojalá te equivoques, pero creo que las cosas serán como vos las prevés, como siempre. Entonces vamos hacia un nuevo rodrigazo. Lo único que espero que el post ajuste se resuelva por vías medianamente democráticas, y no con una guerra civil como en los 70/80. Como siempre va con abrazo. Jorge Pedro

  12. Y si en lugar de un salto discreto en el tdc asceleran las micro devaluaciones mensuales? Lo ve posible como estrategia para el gobierno?

    1. Es lo que harán, pero a un ritmo suficientemente lento como para no provocar aumento de la inflación mensual. No les resultará fácil conseguirlo y la brecha cambiaria puede aumentar mucho. Un abrazo.

  13. Muy claro el análisis y la conclusión. Quizás la atenúen con un intento de tablita devaluatoria como insinuaron ultimamente. Yo creo que no llegan.

    1. Sí, depende mucho de cuanto podrán seguir manteniendo las restricciones derivadas de la cuarentena y como reaccione la gente cuando disponga de más libertad para gastar su dinero. Un abrazo

  14. Claro como siempre. Yo creo que este gobierno entró sin plan y seguirá sin plan. El problema es que para repetir la experiencia de Kirchner tendría que tener el precio de la soja a 600 dólares. Hoy es populismo sin recursos y por ello el destino no puede ser otro que una catástrofe economica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *