Crisis de deuda por ceguera ideológica

Que los mercados de capitales predigan una nueva crisis de la deuda argentina  es consecuencia de la ceguera ideológica de Cristina y Nestor Kirchner. Si la ideología y el discurso de nuestros gobernantes fuera el que predomina en todos los países del mundo, gobernados por dirigentes sensatos, hoy nadie debería predecir que Argentina marcha hacia una nueva crisis de su deuda.

Aún cuando los métodos utilizados para un feroz ajuste fiscal en 2002 fueron muy injustos e ineficientes y se basaron en el engaño, no cabe ninguna duda que a partir de 2003 en adelante, gracias a ese ajuste previo y a la bonanza internacional, Argentina estuvo generando superávit fiscales mayores a los que tradicionalmente imponía el FMI con sus condicionalidades. De esa forma, Argentina disminuyó su deuda externa, tanto del sector privado como del sector público.

Es cierto que no lo hizo por virtud, más bien lo hizo por paralización de las inversiones privadas en sectores claves de la economía que habían recibido fuertes inversiones durante los noventas. Y, en el caso de la deuda externa pública, lo hizo apelando a impuestos distorsivos, como las retenciones a las exportaciones y defraudando a un millón y medio de jubilados a los que no se les dio la movilidad de sus haberes. Pero lo cierto es que la deuda pública externa disminuyó significativamente.

La causa de la crisis de la Deuda Argentina en 2001 nunca tuvo motivos ideológicos o relacionado con el discurso de los gobernantes. La causa de aquella crisis fue porque la deuda había crecido desmesuradamente y, frente a circunstancias muy adversas en el orden internacional, los acreedores externos primero y los acreedores internos después, comenzaron a advertir que el País podía enfrentar incapacidad de pago. Aún cuando quienes gobernábamos manifestábamos voluntad de atender las obligaciones asumidas.

La deuda había crecido desmesuradamente por buenas y malas razones. Entre 1991 y 1996, la deuda pública externa creció por consolidación de pasivos internos que se habían acumulado anteriormente y que no aparecían registrados, pero eran reconocidos por la justicia ante millones de reclamos legítimos de los acreedores, fundamentalmente los jubilados, las provincias y los proveedores y contratistas del Estado.  Hasta 1998, la deuda externa creció también por fuertes inversiones del sector privado, muy eficientes y productivas. Son esas inversiones las que han permitido que hasta hoy, tengamos abastecimiento de energía, a pesar de que hace 7 años que sólo se des-invierte.

Pero entre 1997 y 1999 la deuda pública, más interna que externa en este período, subió por causas muy malas: las provincias no sólo gastaron al ritmo del fuerte aumento de la recaudación que siguió a la recuperación económica, luego de la crisis Tequila, sino que lo hicieron apelando al endeudamiento con el Sistema Bancario Argentino, algo que les había estado prohibido hasta agosto de 1996. Mientras yo fui Ministro de Economía, Ricardo Gutierrez el Secretario de Hacienda  y Juan Carlos Pezoa, el Subsecretario de relaciones fiscales Nación-Provincias, no permitimos que las Provincias comprometieran sus recursos de coparticipación federal de impuestos para garantizar deudas con los bancos.

A fines de 2000 y principios de 2001, muchos analistas del exterior y tenedores de bonos argentinos, comenzaron a dudar de que las Provincias pudieran cumplir con sus obligaciones bancarias y que el Gobierno Nacional pudiera seguir atendiendo normalmente el pago de los servicios de la deuda pública, para las que ellos ya no estaban dispuestos a proveer nuevo financiamiento. Así se gestó la crisis de la deuda, que hizo eclosión en Julio de 2001, cuando para renovar las letras del tesoro a 180 días, el mercado nos demandó 16 % anual. Como no estuvimos dispuestos a convalidar esa tasa, decidimos comenzar a buscar el equilibrio presupuestario a ultranza, lo que denominamos Ley del Déficit Cero.

A pesar de que el Congreso Nacional y los Gobernadores apoyaron esa ley, los mercados siguieron apostando en contra, en especial a partir de noviembre de 2001, cuando anunciamos un programa de reestructuración de deuda, que prometía ser ordenado, pero que no contó con el apoyo explícito del Fondo Monetario Internacional. Lo demás es una historia conocida y muy triste, por cierto.

Hoy la situación es totalmente distinta. No ha habido exceso de endeudamiento y para hacerse exigibles, las deudas que el gobierno no reconoce, aunque existen, tienen probablemente un camino judicial largo por delante. Me refiero tanto a los reclamos de los bonistas extranjeros como al de los millones de jubilados a los que se les ha negado la movilidad de sus jubilaciones. Por lo tanto, nadie puede argumentar que hay incapacidad de pago de origen fiscal. Pero, porqué los mercados apuestan a que habrá una nueva crisis de la deuda?. Por la simple razón de que ven que el gobierno no tiene voluntad de pago.

La desvirtuación del índice CER, por las manipulaciones del INDEC, son interpretadas como una estrategia para introducir una nueva quita en las deudas refinanciadas y en las que se originaron en nuevos bonos ajustables por aquél índice. Además nadie entiende porqué el Gobierno se niega a solicitar el visto bueno del Fondo Monetario Internacional, necesario para lograr un acuerdo con el Club de París. Y menos aún se entiende, porqué se recurre a Chávez que nos presta al 15 % anual, cuando Argentina podría conseguir asistencia del Fondo Monetario Internacional al 5 % anual.

La Posición de Argentina frente al FMI es absurda. Si algo debiéramos criticar al FMI es que, a partir de noviembre de 2001, no nos haya dado apoyo explícito para la re-estructuración ordenada de la deuda, que en su tramo interno estaba siendo exitosamente refinanciada con intereses bajos. Pero es absurdo criticarlo por los apoyos que nos dio en momentos críticos de 1991, 1995, 2000 y 2001. El Fondo está para eso: para ayudar en momentos de crisis y evitar que los ajustes sean feroces e ineficientes, como lo fue el ajuste del 2002, precisamente por falta de apoyo del Fondo.

Lamentablemente, esta posición absurda frente al Fondo Monetario Internacional, no es sólo de los Kirchner. La he escuchado varias veces a la Senadora Hilda de Duhalde decir que yo siempre le pagaba al FMI en lugar de darle plata a los pobres. Qué ignorancia! No hubo Ministro de Economía en la historia Argentina que le haya hecho desembolsar más plata al Fondo! Los que hicieron pagos netos al FMI fueron el gobierno de Duhalde y, muy especialmente, el Gobierno de Néstor Kirchner. Y para colmo, lo hicieron para caer en las garras de Chávez, que no es, precisamente, un acreedor más bondadoso que el FMI. También es absurdo echarle la culpa al Fondo Monetario Internacional del exceso de endeudamiento argentino, particularmente del de las Provincias con el sistema bancario.

En fin, el gobierno de Cristina Kirchner, en materia de deuda, se está ahogando en un vaso de agua. Y todo por ceguera ideológica. Bastaría que el gobierno cambie de discurso y demuestre voluntad de pago, para que el fantasma de la nueva crisis de deuda desaparezca del horizonte. Si no son capaces de advertir que existen soluciones tan fáciles y sin costo, cómo podemos apostar a que descubrirán las soluciones que son mucho más complejas y costosas?. Debemos rogar a Dios que ilumine la mente de nuestros gobernantes, antes de que sea demasiado tarde.

58 comentarios sobre “Crisis de deuda por ceguera ideológica”

  1. Que claridad que tenes Mingo!!!!! Como te extraño en la funcion pública, por favor hacele un bien al país y postulate para algo, toda mi familia te vota con las 2 manos. Ah, de paso te digo gracias por darnos tanto cuando fuiste ministro. Aguante Mingo y no aflojes!!!!!!

  2. Coincido con su analisis de la situación que atraviesa nuestro querido país. Deberiamos tener una mejor relación con Estados Unidos.

    Lo único que hace la Presidenta es confrontar con el sector mas productivo o sea “El CAMPO”. Su soberbia e inoperancia nos lleva a una nueva crisis.

    En los Benditos Años 90′ estabamos muchísimo mejor, hoy caimos en las garras del izquierdista de Chavez que tan solo interfiere en negociaciones claves (para el desarrollo y el crecimiento del país) como la negociación con Lula Da Silva por ejemplo.

  3. Estimado Dr. Domingo Cavallo: Excelente nota como todas las anteriores, como todas sus disertaciones, como cada una de las cientos de respuestas que Ud. ha desarrollado en este blog. Felicitaciones por todo, pero en particular por el especial trabajo y esmero con el que Ud. ha dedicado un tiempo valiozo en comunicar personalmente sus ideas y evacuar la dudas de quienes participan de este sitio. En la cancha se ven los pingos… en el llano se ve la vocación cívica. No me caben dudas que aplicando todas las médidas planeadas para el 2002, rápidamente se hubiera recuperado el ritmo de actividad privada y el déficit cero en el sector público. Pero debo reconocer que todo intento por salir de la crisis del 2001 hubiera fracasado tarde o temprano. Mirando desde lejos la foto del 2000/2001 no era dificil de advertir un naufragio anunciado. Entre noviembre del 2000 y marzo del 2001 los mircro-círculos financieros internacionales le bajaron el pulgar a Argentina. En Paseo de la Castellana, existió la siguiente conversación.
    -A cuanto asciende nuestra exposición en Argentina? (bonos/letes/prestamos)
    -3MM.
    -Vendan!
    -Cuánto?
    -Todo!
    -???
    Me izo acordar a Condorito cuando caía de espaldas.
    Mis cordiales saludos y respetos.

  4. Doctor Cavallo:
    Buenas noches, totalmente de acuerdo en su exposición, se canceló una deuda con el FMI utilizando reservas para endeudarnos con el Gobierno de Venezuela a tasas mucho más altas, se defaulteó en la reestructuración parte de la deuda con bonistas que no quisieron entrar en la misma, la mayoría de ellos jubilados de países como Italia.-
    Tengamos en cuenta también que por una cuestión ideológica o quizá caprichosa no se llega a un acuerdo con el Club de Paris y por último, a los efectos de no extenderme demasiado, considerando la cantidad de mails que Ud. se toma la molestia de leer y contestar, considero que en la reestructuración mencionada, se convalidó la emisión de bonos ajustados por inflación (ajustados por CER), para que al poco tiempo los mismos fueran parcialmente defaulteados “dibujando” las cifras del INDEC, en lugar de atacar la inflación con políticas monetarias y de disciplina fiscal.-
    Este “dibujo” es lo que genera a mi entender una expectativa de inflación cada vez mayor, dado que este gobierno se ha encargado de destrozar una institución prestigiosa como era el INDEC (rompió el termómetro), echando a técnicos de primer nivel y manejandolo a su antojo.-
    Me preocupa Doctor el día que se desate este nudo gordiano en que se está transformando la economía, es decir el día que se sincere la misma.-
    Lo saludo atentamente y le agradezco el espacio que nos da en su blog.-

  5. Me parecen muy sensatos los comentarios de Cavallo. Sus dato sobre los 90 son impecables. Lamento las consecuencias sobre su imagen por su desempeño en el gobierno de la Alianza. Se hizo mucho mal a sí mismo y por consecuencia a los que creemos en él. Debió prever que no se podía hacer gran cosa con los entonces desubicados radicales y menos los loquitos del Frepaso. Comprendo que en esos momentos sus objetivos lo llevaron al impuesto al cheque, el corralito de la bancarización de 90 días y los fondos de las AFJP para socorrer al Estado. Estos “errores” le impiden hoy ejercer el liderazgo que merece. La gente no perdona y no entiende las circunstancias. De cualquier manera espero que le llegue otra oportunidad y que otro estadista lo convoque. Lo considero un hombre dinámico, de eficiente actividad, honesto, claro en sus definiciones. Lo necesitamos, pero recién cuando se les derritan los pies de barro a los Kirchner. Gracias Hartrick por enviarme el mail. Ernesto Poblet.

    1. No se preocupe Ernesto. Lo que importa no es que la gente perdone o no a alguno de sus políticos, sino que quienes gobiernan no se enceguezcan, como para no ver la realidad. En todos los países del mundo, quienes actúan en momentos de crisis, ven erosionados su capital político. Lo grave es que se erosione el capital económico y social del País.

  6. Estimado Dr. Cavallo, además de agradecerle la dedicación que le pone a exponer tan claramente sus ideas, y a contestar los comentarios que se le hacen, lo felicito sinceramente por la simpleza que le pone a las explicaciones que permite un entendimiento rápido de la situación. Además de los mencionados por usted, creo que otro de los problemas futuros que vamos a tener y que creo que por razones ideológicas no es muy tratado por la prensa, es en el impacto que todas estas manipulaciones (adicionales a la defraudación del default y la devaluación y pesificación asimétricas), tendrán en todos aquellos que han elegido el sistema de AFJP para sus jubilaciones. La destrucción de valor que se ha realizado en todos estos años en los activos de estos fondos (que no son más que los ahorros de largo plazo de los mismos argentinos), contribuirán a que muchos argentinos no puedan tampoco lograr retiros decorosos a pesar de aportar y ahorrar durante toda su vida.
    Nuevamente le agradezco su vuelva al ruedo y todos los aportes que está haciendo en momentos tan aciagos como este. Saludos,

  7. Dr. Cavallo, lo considero un economista brillante y con buenas ideas. Coincido con su diagnostico actual. No me queda claro como fue la crisis de la deuda del 2001. Pareciera ser que los mercados tambien actúan con ideologias? A Menem le creian y a De La Rua no?, y el FMI tampoco podia ayudarnos en ese momento? con tasas del 5% anual?. Por favor saqueme de otra duda, Asegurar por ley que el dolar valdria un peso, constituia un seguro de cambio para los inversores extranjeros?
    En los ultimos años de la convertibilidad bajo la inversion por que no habia suficiente consumo, hoy hay consumo y tampoco hay inversiones importantes, pero el denominador común es la falta de rentabilidad. Será que abrazamos un “modelo” y lo utilizamos hasta que explote? (plan Austral, convertibilidad 1 a1 y “convertibilidad 3 a 1”). Porqué cree Ud. que en la Argentina de los últimos 25 años nos falta racionalidad e inteligencia para hacer los cambios económicos en forma oportuna?. Fijese Dr. Cavallo que todos estos planes empezaron con un “dolar alto”, pero a la realidad económica Argentina no hay con que darle, siempre nos comemos ese “dolar alto” y más temprano que tarde tenemos “nuestra crisis”, pareciera que hay un fatalismo económico verdad? Despues siempre buscamos algún culpable, generalmente externo, pero los planes los hicimos nosotros, no?.
    Dr. Cavallo le agradezco de antemano la atención de estas inquietudes.

    1. No es que a Menem le creyeran y a De la Rúa no. El problema es que De la Rúa heredó una gran deuda, que los acreedores comenzaron a ver que a Argentina le resultaba cada vez más difícil pagar su servicio.Además a Menem le tocó un sólo año de la recesión posterior a la crisis del Real. Los dos años de De la Rúa fueron de recesión, porque las circunstancias internacionales adversas se acentuaron con la depreciación no sólo del Real sino también del Euro y la recesión en los Estados Unidos. El FMI nos ayudó mucho, hasta noviembre de 2001. Nos dio crédito por cerca de 14 mil millones de dólares a tasas un poco superiores al 5 %, porque las tasas de interés estaban más altas que hoy en los mercados globales.
      Eso de que la ley de convertibilidad era un seguro de cambio para los inversores extranjeros, que siempre dice De Mendiguren y otros devaluo-maníancos, es una burrada. Los inversores externos prestan en dólares y no les interesa para nada el tipo de cambio de la moneda local. Sería diferente si prestaran en Pesos, pero no fue el caso de aquella época.
      La falta de rentabilidad, que siempre se da cuando hay recesión en una economía, swi se resuelve con devaluación, lo único que logra es que la rentabilidad aumente, transitoriamente, por redistribución regresiva del ingreso. Es decir, se comprimen por un tiempo los salarios y las tarifas públicas, pero como es un mecanismo de desequilibrio, se revierte con el tiempo. Para que haya rentabilidad genuina y sostenible, hay que recuperar la competitividad, como lo explico en una nota anterior, que Usted puede encontrar en este sitio.
      Por supuesto que las culpas no son de los extranjeros. Pero los cambios oportunos que habría que hacer no son la devaluación de la moneda ni el default, sino ajustes del gasto público excesivo y eliminación de los déficit fiscales, o eliminación de los impuestos distorsivos y de las intervenciones arbitrarias del Gobierno en los mercados.
      Si le interesa mi explicación más en detalle de lo que ocurrió en 2001, puede leer el artículo titulado ” La lucha para evitar el default y la devaluación”, que encontrará en la página de art’iculos en espa~nol de este sitio.
      Muchas gracias por sus comentarios y preguntas.

      1. Muchas gracias por su respuesta!. La pregunta sobre la “ideologia” de los mercados está dada teniendo en cuenta el incremento de la deuda externa en todo el período de Menen: 120%, De la Rua: un digito, ergo los mercados ya sabian (que era de dificil cumplimiento) al igual que el FMI. Además como Ud. señala, estabamos en recesión, por lo tanto existian condiciones objetivas para demorar el pago del servicio. Sin embargo nos bajaron el pulgar. No podian esperar?, o no siguen esperando?? (salvo el FMI) (y no estoy de acuerdo en haber aplaudido el default).
        Respecto al seguro de cambio, estaba referida a las empresas privatizadas.

        1. Justamente, yo sostengo que la crítica justificada al FMI debe referirse a la falta de apoyo al proceso de re-estructuración ordenada de la deuda que comenzó el 1 de noviembre y que a fines de ese mes había sido exitosa en reestructurar (es decir, alargar plazos y bajar intereses) más del 50 % de la Deuda Pública. Sólo faltaba lograr lo mismo para la deuda pública externa en manos privadas, que era del orden de los 44 mil millones de dólares. Ahí el FMI no nos apoyó y, en la práctica, hizo que no tuviéramos otra alternativa que imponer un control de cambios (el denominado Corralito) que fue usado como excusa para provocar la caída del Gobierno).
          Quienes habían invertido en privatizaciones también tenían sus tarifas en dólares, así que en todo caso, el seguro de cambio estaba dado por los contratos de concesión y no por la convertibilidad. Justamente los reclamos que hacen ante el CIADI se refieren a la pesificación y al congelamiento de tarifas, luego de la devaluación. Más allá de estos reclamos, esa pesificación y ese congelamiento son responsables de que no haya habido inversión en Energía y Transportes y que actualmente se estén pagando subsidios por 30 mil millones de pesos anuales.
          Un abrazo.

  8. Querido Dr Cavallo:me alegra de sobremanera que vuelva a escribir en forma cotidiana y nos deleite con sus agudas y acertadas exposiciones de la realidad politica y economica de nuestro pais.De antemano quiero expresarle que coincido en todos y cada uno de los terminos vertidos en su excelente nota.Con respecto a su desempeño como ministro del Dr De Larua a mi me da la impresion que ud no tuvo el mismo apoyo politico que en su momento si le brindo el Dr Menem.Me parece que esa situacion sumada a los motivos que ud bien explicita en su comentario fueron las causales que provocaron el estallido de la convertibilidad.Estoy convencido que el ex presidente Delarua no tuvo ni el convencimiento ni la capacidad politica para avalar su gestion al mando del ministerio.Tampoco tuve el apoyo de su partido ni la personalidad nesesario que los tiempos requerian.Me gustaria conocer su opinion al respecto

    1. Es cierto que el Dr De la Rúa tiene una personalidad muy distinta a la del Dr Menem. Pero el colapso de fines de 2001 no fue porque él no brindara todo su apoyo sino por las excepcionales circunstancias muy adversas en las que le tocó gobernar. Su partido no lo apoyó.

  9. Fue una grata sorpresa verlo y escucharlo por C5N, por supuesto, gravé con el celular ese reportaje y lo guardé junto con el libro que me envió antes de partir a EEUU.- Ahora, estoy tratando de leer todos sus artículos.- Para el 2011 espero, integre la fórmula presidencial, junto con Macri y OTRA VEZ VOLVEREMOS A EMPEZAR!!!!…. si llegamos!!!!, porque, nunca estuvimos peor, este gobierno no tiene la más pálida idea de lo que quiere, por eso, como el camaleón, “cambia de colores según la ocasión”, así no se puede gobernar un país, mucho menos volviendo al pasado y fomentando odio y rivalidad, lo bueno, que cada vez somos más los que pensamos de esta manera.- ¡EXITOS!….

  10. Estimado Dr. Cavallo,

    Coincido con todo lo expresado en su nota, y agrego que la deuda que el pais mantuvo con el FMI y con otros organismos multilaterales de credito representaba si mal no recuerdo un 15 % del total de la deuda (contra el FMI un 7%,no?). El resto de la deuda tenia y tiene como acreedores a jubilados, pequeños y grandes inversores de aqui y del resto del mundo, y trabajadores via AFJP. A todos ellos, quienes le prestaron al Estado Argentino se los defaultea permanentemente desde el INDEK, al FMI se le devolvio anticipadamente su credito contra nueva deuda con Chavez a mayor tasa prepoteando desde la ideologia que pretende hechar culpas a los de afuera y confundiendo aun mas al pueblo al que siempre se le vendio que nuestros problemas son culpa del FMI.
    El Estado deberia agradecer que exista un FMI que presta a bajas tasas cuando los inversores exigen tasas altas. Ahora toda deuda se emite a las tasas que exige el mercado reflejadas en los precios de los bonos.
    Entenderemos algun dia algo tan basico como que los responsables del endeudamiento son quienes piden prestado? Que nadie viene con un revolver a obligar al Estado a prestarle dinero? Que debemos honrar la deuda, sino no nos van a prestar mas, o bien nos van a exigir mayor tasa como lo que le pasa a la Argentina y a Venezuela en estos momentos?

    Un afectuoso saludo

  11. Estimado Domingo:
    Disculpe si me salgo de tema,pero creo si el pais se pone las pilas con el campo y ve y analiza este informe de la FAO o cualquier que sepa estimar la demanda mundial de cereales .Tal vez por mas traviesos que seamos en materia monetaria.Tenemos un Dios aparte.Es que si nos desconectamos de la actividad del Campo y de lo que allí pasa .Perdemos una oportunidad grandiosa se traer divisas y hacer frente a nuestras obligaciones con la deuda externa.Mis esperanzas están en lo que pase con el campo.Vean este apreciado informe sobre la demanda mundial de cereales.

    http://www.fao.org/docrep/010/ai465s/ai465s05.htm

    Mingo perdone pero el país se tiene que arremangar y sembrar la tierra.Triplicar las áreas de siembra.Hay que hacerlo urgente ya.Dos o tres años trabajando a full con el campo y quien le dice a pesar de todo Argentina se salva.
    Chávez se salva porque el petroleo paso la barrera de los cien dolares y es un desastre como gobierna su pais, igual que los Kirchner son pesimos estadistas,pero el contexto internacional los favorece con el tema de los cereales.

    1. De acuerdo Osvaldo, pero aún con todos los desaciertos de la política agropecuaria de este gobierno, es absolutamente innecesario que además enfrentemos una crisis de deuda. El gobierno la está provocando por su ceguera.

      1. Si me queda muy claro que a Fernando de De la Rua heredo un deficit de 5000 millones de Dolares segun Machinea .Renuncio y luego entro Lopez Murphy otro brillante economista.Quiso hacer bajar algunos gastos en las Universidades y no se que otros rubros.Los ajustes siempre son traumaticos y mas si van sobre la clase pasiva.
        Fue una incomprension total.Por eso Ud Mingo que quiso sacarlo a De la Rua que su partido lo aisló porque eran inprudentes.Si los Kirchner ahora siguen como si nada no asumen estos compromisos sobre la deuda externa.Compleja para mi ,aqui hay que poner entendidos en la materia y no a verduleros que manejen el area de economia.Hay una rama muy compleja dificil de aprender la econometria.Un especialista en esa rama es Orlando Ferreres me gustaria algun dia se sume al fogón con su prestigiosa opinion .

  12. La verdad, soy un joven de 21 años que vivió su época como ministro un tanto “desinteresado” de la política (era apenas un niño – adolescente) y no tenía una buena impresión de su paso por el gobierno… Pero hoy, ya con un poco más de discernimiento, y habiendo leído un poco más sobre usted, no puedo negar que su carrera e incluso las notas que publica en esta página resultan más que interesantes, sin duda un gran aporte. Cuesta creer que habiendo tenido gente tan bien preparada, tan capaz y con ideas tan claras, hayamos caído en la garras ideológica de los que hoy nos tienen atrapados en una crisis autogenerada. En 2001, fue la crisis financiera la que provocó la crisis política… Hoy la crisis es netamente política e innecesaria, claro indicador de que la calidad de los dirigentes se a ido en picada.

  13. No hacer lo que se debe en este y otros temas, por un capricho ideológico, es y sería lamentable, coincido plenamente con Ud.

    Lo preocuante es que si se les pide un cambio, por el contrario , endurecen mas su postura aunque sea equivocada.

    Alejandra

    1. Así es. Yo creo que por eso hasta hace poco mucha gente escondía sus opiniones críticas. Pero hay que decirles la verdad.

  14. Doctor Domingo Cavallo: Estoy muy contento con volver a oir su voz, y sus certeros análisis de la situación económica. Estos últimos años han traído el avance de posturas maniqueas, desde el poder se demoniza todo lo hecho en los 90. Se habla despectivamente de los capitales (extranjeros sobre todo) y no hay una visión de lo necesario que es generar un clima de negocios e inversión. Tengo la impresión de que estamos viviendo una etapa muy negra de la Argentina. Ojalá que la situación no se precipite de forma negativa y estos incapaces que nos gobiernan ahora puedan irse cuando se venza su mandato y otro gobierno más sensato pueda reencauzar al país. Muchas Gracias Mingo. Leo todas sus notas y los comentarios que les hace a quienes le escriben.

  15. Dr. Cavallo, gracias por estar ahi para aclararnos el panorama !!! ojala que en un futuro no muy lejano, volvamos a tenerlo en la funcion publica. Lo aprecio mucho.

  16. Muy bueno su articulo, pero no se olvide Mr. Mingo, que el FMI le gusta auditar a los paises, apretarlos, marcarles la cancha. Quizas a Ud, le resultaba mas facil (hasta cierto punto, porque tambien lo dejaron pagando en el 2001), pero esta claro que este gobierno, no quiere saber nada con un americano o un indio o una mujer que nos venga a sacar los puntos en rojo (ya me olvide de la famosa directora del Fondo que venia a controlarnos el pais, y la llamaban la Bruja del Fondo). Al FMI aca ahora se lo equipara a “imperialismo”, y mucho se ha escrito sobre “lo mal que nos ha asesorado”. Inclusive Ud, tuvo que explicarles lo que era el plan de Convertibilidad, sino me equivoco. Yo creo que el Banco del Sur es una buena idea. No esta errada.

    1. Todo acreedor te va a auditar, sobre todo si te presta mucho dinero. No hay que tenerle miedo a las auditoria ni a discutir con el FMI, si uno está convencido que hace las cosas bien. Yo no tuve problemas en convencerlos que nos apoyen en tres oportunidades críticas. Me dejaron colgado al final, en Noviembre de 2001, pero porque no veían apoyo político ni en Argentina ni en Estados Unidos. Al FMI hay que saberlo aprovechar. Está precisamente para apoyar a los países a superar situaciones críticas con ajustes mas ordenados y menos costosos que los que se darían sin su apoyo. El Banco del Sur, si está inspirado por Chávez, va a actuar como lo hace Chavez ahora. Y eso no será bueno para Argentina. Además existe un Banco muy bien manejado, La Caja Andina de Fomento (CAF) que tiene su casa central precisamente en Caracas, y que fue creado hace años con el mismo objetivo del Banco del Sur. Para que crear otra burocracia. En todo caso hay que aprovechar a la CAF. Un abrazo.

      1. Argentina pertenece a la caja andina de fomento ? porque nunca se habla de ella ?
        Es para financiar proyectos del estado o particulares ? o sea como el BM y la CFI
        Si no estan los EEUU es algo similar pero para America Latina, sin Uruguay y Paraguay?

        1. Si Argentina está en la Corporación Andina de Fomento. Yo decidí que entrara. Estados Unidos no está, porque es una entidad latinoamericana.

    2. Andy, te recomiendo leer un artículo que publiqué en 2006, en el diario La Nación, sobre la responsabilidad del FMI. Lo encontrarás en este mismo sitio, en el listado de mensajes.

  17. Recurrir nuevamente al Fondo implicaría aceptar que auditen los números de la economía, cosa que está claro que este gobierno no va a hacer por “indek-ticas” razones a las que los mueven a insistir en el aislamiento con relación al sistema mundial. Las cegueras ideológicas están tan enraizadas en la sociedad que cuando se analizan las opiniones de la población, como por ejemplo lo hizo recientemente La Nación a través de un foro, sobre “Propuestas para un país mejor”, llama la atención el ensimismamiento. Un interesante análisis de este tema se lee en carta de lectores de hoy, en LN Revista, firmada por Juan Gabriel Tokatlian, Profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad de San Andrés. Dice textualmente:
    “… lo llamativo es que no se entrelace alguna o varias de las propuestas al ámbito global. (…) Posiblemente, algunos de los arduos senderos que nos conduzcan a una mejoría sustantiva pasan por una intensa interrelación con el sistema mundial. En vísperas del Bicentenario debemos volver a abrirnos al mundo: seguramente con otros horizontes, mentalidades y medios a los que marcaron el Centenario, pero siempre con la certeza de que aislarnos nos empobrece cultural y materialmente, refuerza la exclusión social y nos debilita políticamente”.
    Las anteojeras ideológicas no parecen ser patrimonio exclusivo del gobierno.
    Gracias Doctor. Por el espacio, por su paciencia y por sus siempre lúcidas y amables respuestas. Muy interesante y clarificador artículo.
    Lo sigo leyendo,
    ninehund

  18. Dr Cavallo:
    En mi casa desde que yo era chico siempre se hablo bien de los cambios que hubieron en los ’90 ya que mis padres se casaron en plena hiperinflacion y jamas iban a soñar con tener una casa o un auto y despues en pocos años lo lograron. Ese mismo escepticismo que tenian en el pasado les esta volviendo en el presente con todo lo que esta pasando con el campo, la inflacion, la deuda externa, el dolar alto, etc. Lo que yo quiero preguntarle son dos cosas: la primera es si se puede volver a la estabilidad de los 90′ con alguna/s medida/s y si usted piensa volver al Gobierno algun dia y cuando podria ser. Tambien escuche que usted estaba escribiendo un libro en el reportaje de C5N del año pasado, ya lo ha publicado?

    Ignacio.

    1. Siempre se puede volver a la estabilidad. Pero será necesario implementar un giro de 180 grados en la actual política económica, precedida por una reorganización integral de la economía. El libro aún no está publicado. Estos mensajes son un anticipo. Muchas gracias por tu interés.

  19. Muy buenos sus artículos.

    Ahora bien, no cree que a partir de 1998 la economía se había enfriado mucho y requería de algo de ajuste cambiario? Nada drástico, digamos 1,2 pesos por dólar, aumentando progresivamente hasta que la inflación volviera a amenazar (y luego revaluando la moneda). Podría haberse hecho mediante emisión o tasa. Creo que por esa época propuso usted una canasta de monedas.

    Veo que los países desarrollados regulan el valor de su moneda mediante las tasas. Cuando la economía se enfría las bajan y cuando amenaza la inflación la suben. No es una medida “popular” devaluar los activos (cuando bajan las tasas) ni crear desempleo (cuando las suben). Supongo las mismas se deben tomar de acuerdo a un monton de información. Y no creo que sea tan simple.

    Simplemente creo que además de haber una recesión mundial en 2000-2001, el mantener la moneda demasiado valuada desde 1996 (enfriando la economía) influyó de manera determinante en el crack del 2001. Por supuesto también debe haber contribuído la deuda, la política, etc, pero yo en esa época veía muy poco movimiento y eso se venía produciendo desde 1996.

    Lo mismo ahora, creo que se debería haber apreciado el peso (hasta el 2,2 por dólar) para frenar la inflación de la bonanza de las materias primas.

    Supongo ahora no queda otra que revaluar la moneda, optimizar el gasto público y reducir la base monetaria. Deberían sincerarse algunas cosas cuando antes. El problema es que no veo voluntad y no solo de los dirigentes. La gente quiere que le aumenten el sueldo, que haya mas trabajo. Las empresas y el estado licuar sus deudas y aumentar su rentabilidad. Veo un ambiente pro devaluación del peso.

    Viví la época de los 90 y considero que por esa época se lo tomaba al estado mas en serio y daba la impresión de que se quería hacer las cosas bien y de manera eficiente. Creo que hizo una excelente gestión en esa época. Se ha perdido mucha credibilidad desde entonces.

    Me preocupa profundamente la falta de apoyo de la gente a medidas impopulares, pero necesarias. También la falta de apoyo a gente que quiere hacer las cosas bien y no vender espejitos de colores.
    Me preocupa aún mas que se esté devaluando el hacer las cosas bien y se crea tanto en dibujos (PBI, empleo, INDEC). Peor aún, gente que sabiendo que es un dibujo, lo justifique como mal menor, cosa inevitable, etc. La falta de espanto frente ante tantas cosas mal hechas y peligrosas para todos. La difamación y renuncia de gente capaz.

    Mis conocimientos de economía son muy básicos y le pido me corrija donde esté equivocado.

    Ernesto

    1. No está equivocado en la dirección de las observaciones. Cómo se instrumenta un paso de un régimen de cambio fijo a uno flotante, es algo complicado. Yo lo explico en detalle en mi artículo “Régimen Monetario y Política Cambiaria” que podrá encontrar en la página de Artículos en español. Es un poco largo, pero si navega por este sitio, podrá encontrar varias contestaciones mías a preguntas semejantes a la suya, sobre la posibilidad de haber dejado que la moneda se devalúe a partir de la crisis rusa en agosto de 1998. Habría sido posible hacerlo si se hubiera dejado flotar el peso en 1997 a través del simple arbitrio, permitido por la ley de convertibilidad, de que el Banco Central no comprara los muchos dólares que estaban entrando. El Peso se habría apreciado inicialmente, la economía se habría pesificado voluntariamente, y luego, ante shocks externos negativos, como los que acontecieron a partir de 1998, El Peso habría terminado depreciándose sin crisis, como en cualquier economía con convertibilidad flotante. Aún sin este cambio en 1997, hubiera sido conveniente pasar a una canasta de monedas el 1 de Enero de 1999, con lel argumento de que nacía el Euro como una segunda moneda global. Lamentablemente nada de eso se hizo, y cuando yo lo intenté, en 2001, probó ser demasiado tarde. De todas maneras, la mayor faya de esa época, no fue el mantenimiento de la convertibilidad con cambio fijo, sino el aumento del gasto provincial, financiado con endeudamiento bancario.

  20. Mingo, le hago una pregunta ¿a qué obedece esta nueva estrategia de recompra de deuda? Los medios dicen que es una decisión tomada a partir del “viernes negro” para intentar calmar los mercados ¿como se entiende entonces que el jueves la hayan vendido a Chavez bonos a una tasa elevadísima (lo que hace suponer que andaban necesitados de plata) y ahora salgan a comprar diciendo que “el sistema está robusto” y por eso compran?
    Francamente ya no se entiende qué quiere el gobierno, pero por las dudas los ahorristas seguimos sacando la plata de los bancos y comprando aunque sea unos pocos dólares o euros para guardarlos “en el colchón”.
    Lo que se percibe en la gente es desconfianza y hasta miedo, ya ni siquiera buscan hacer ganancias con la compraventa de monedas extranjeras sino simplemente asegurarse en moneda fuerte.
    ¿Cual es su opinión ante esta situación? ¿cuanto podrá durar esta zozobra?
    Saludos cordiales

    1. Yo creo que anunciaron una recompra, porque se asustaron del efecto de la venta de bonos que le hicieron a Chávez. Esta gente se mueve con muchos prejuicios ideológicos y con muy poca profesionalidad. Por eso es difícil predecir y entender sus comportamientos.

  21. mingo, sos un capo total, soy de Formosa. Se vive una incertidumbre terrible, no sabemos que es lo que quiere y con que burrada va a salir, los ineptos del gobierno de turno. Te consulto, los que tenemos algunos pesitos ahorrados, compramos dolares? se muy poco de economia, pero voy entendiendo de a poco gracias a tus articulos. saludos y voleeeeeee….

    1. No puedo hacer recomendaciones generales sobre un tema así. Lamentablemente cuando un gobierno es errático, todo puede pasar.

  22. Dr. Cavallo, los gobiernos como también los ciudadanos argentinos, siempre culpamos a los demás por nuestros desórdenes de nuestras vidas. El gobierno es cómplice al estimular que la culpa la tiene el FMI, pero no somos sinceros siempre vivimos en momentos críticos, cada 5 o 10 años esto es caótico. Por lo tanto considero que el Fondo se cansó de tirar fondos al tacho de “basura”. Bien lo hace en otros países más ordenados y hoy son potencias Brasil, Chile, podría ser también Uruguay, menciono estos para no irme lejos. En cuanto a los préstamos de Chavez, muy bondadosos con el 15%, pienso que los únicos que se benefician son el pajarraco tropical y los 2 presidentes KK; quizá ahora la valija tendrá que retornar por otra vía después que se efectivizen los bonos, porque recordemos que la anterior fue descubierta.

    1. Coincido con usted sobre nuestra tendencia a echar culpas a los demás. Sobre los otros temas, no quiero que mi blog sirva para faltarle el respeto a dirigentes de nuestro país o del exterior. Pero como advierto que su mensaje más que faltar el respeto, trata de ser una forma elocuente de criticar lo que, ciertamente, es muy criticable, decidí subir su comentario al blog.

      1. Le agradezco Dr.Cavallo, que me publicó igual mi pobre comentario, le informo que mi nivel intelectual es muy pobre y reconozco que este me traicionó al leer este tipo de noticias de mi país. Tuve la bendición de trabajar toda mi vida en una empresa multinacional, lo que me permitió conocer muchos países. Hoy jubilado me resulta difícil convivir acá por el comportamiento de la gente y de los gobernantes. Le confieso que la calificación de pajarraco tropical no es mía,, la tomé prestada de un buen escritor y psicoanalista, también no olvide usted que este presidente, muy amigo nuestro, cuando estuvo en Mar del Plata se tomó el atrevimiento de hablar mal de Menen, nos guste o no, fue dos veces Presidente Argentino.- Lo sigo aunque usted me borre de su listado, tengo amigos a los que les aconsejé su página. Saludos, Héctor

        1. Pero Héctor, como lo voy a borrar de mi lista, si sus comentarios son excelentes y muy atinados! Me encanta leerlos y que quienes visitan mi sitio tengan también la oportunidad de hacerlo. Un abrazo.

  23. Sr. Domingo Cavallo: desearía aclarar una duda, respecto del crecimiento económico. ¿cuántos años debería manifestarse el crecimiento económico de un país, para verse reflejado en el bienestar de la mayoría de la población? ésto siempre entendido, sin interrupciones. desde ya, agradezco su contestación.

    1. Yo creo que cuando un país crece de manera sostenible, aumenta el bienestar de mucha gente. Por supuesto, en muchos casos esa mejoría tarda en llegar, pero si se sigue creciendo, y si el Gobierno se encarga de apoyar la educación y la salud de la población, la mejoría puede llegar a toda la población.

  24. Estimado Doctor , Ud. bien sabe que el tema del FMI tiene un lado mas “político y de apariencia” que económico para este o cualquier gobierno el tener la ingerencia de un “veedor extranjero” sugiriendo o exigiendo tales o cuales acciones de política económica deben aplicarse es cuando menos una mala imagen hacia sus gobernados que ven como sus gobernantes son condicionados por este veedor a cambio de que se le preste a una tasa baja , en cambio si bien Chavez nos pide el 15% no nos dice como o en que lo usemos o como debemos conducir nuestra economía
    El hecho de la desconfianza de capacidad de pago de los mercados hacia este gobierno creo , humildemente, es también un tema “político y especulativo” y no por razones o causas económicas fundadas . En cuanto al club de París es también otra señal política y de apariencias y no porque se genere un gran beneficio económico si bien este hecho debería abrir, en teoría, el acceso al crédito internacional para nuestro país aunque no hay nada que garantice que porque “estemos habilitados ” nos quieran prestar de todas maneras.
    Para no extenderme demasiado en definitiva no creo que la posición ante el FMI sea absurda , puede parecerlo si solo lo miramos desde lo estrictamente económico, pero como dije al principio es mas político que económico y especialmente político cuando se trata de las relaciones con el fondo.
    Aprovecho estas lineas para agradecerle sinceramente el que se haya molestado a contestar mis humildes opiniones en otros artículos .

    1. Estimado Adrian. Tratar la relación con el FMI y con los acreedores como una cuestión de política electoral, es decir para conseguir más o menos votos, es un infantilismo en que ya no incurren los políticos de casi ningún país del mundo. Inspirar confianza a quienes queremos que pongan sus ahorros a disposición, es decir que nos presten o inviertan en el país, requiere ser serios y no politizar la relación deudor acreedor. El discurso y la actitud de este gobierno y de la dirigencia política que hoy mas prensa tiene es de los años setenta. Ya no lo va a escuchar en ningún país serio del mundo, salvo en Venezuela, Ecuador, Nicaragua, Cuba y Argentina. Es muy malo que estemos tan subdesarrollados en lo político. Mucho más subdesarrollados que en lo económico.

Los comentarios están cerrados.