Desde el 20 de mayo, la inflación de los últimos 30 días, medida sin el efecto de los precios regulados, saltó de menos del 2% mensual a cerca del 3% mensual.

Hasta la escapada del dólar, la tasa de inflación de los precios online (que no toma en cuenta el efecto de los aumentos de tarifas y otros precios regulados) medida con respecto al índice de los 30 días anteriores, estaba bajando. Se ubicaba por debajo del 2% mensual. Eso hacía presumir que la tasa de inflación promedio del mes (que compara los precios promedios de mayo, con los precios promedios de abril) iba a ser algo más baja que la observada en abril. La tasa de inflación medida por INDEC habría sido, de todas maneras, bastante más alta por efecto del aumento de los precios de la energía durante mayo.

A partir de del 20 de mayo, la tasa de inflación de los últimos 30 días pegó un salto desde el 2% mensual a cerca del 3% mensual, reflejando el comienzo del traslado a los precios del aumento del precio del dólar. Este aumento sólo tendrá un efecto marginal en la tasa promedio de inflación del mes de mayo porque incidirá sólo durante los diez últimos días del mes, pero su efecto será mucho más significativo sobre la tasa de inflación de los precios no regulados en el mes de junio. No sería raro que la tasa de inflación mensual medida por INDEC en mayo resulte cercana al 3% y que esa misma tasa se repita en junio, a pesar de que para este mes no se contemplan ajustes en los precios de los precios regulados.

En el Gráfico 4 se comparan la tasa de inflación medida por INDEC y la tasa de inflación medida a partir de los precios online de los bienes y servicios no regulados. La diferencia refleja precisamente el efecto de los ajustes de los precios regulados que viene siendo significativa desde el mes de febrero y que probablemente va a ser más alta en el mes de mayo que en los tres meses anteriores.

El Banco Central y el Gobierno tenían la esperanza que la tasa mensual de inflación comenzara a descender en junio, mes para el que no se planeaban aumentos importantes en los precios regulados. Incluso se comenzó a comentar que en lo que resta del año 2018 y 2019 ya no se producirían ajustes importantes de los precios regulados. Se mencionó como posibilidad que los aumentos de precios de la energía anunciados para el mes de julio no se aplicarían. Pero todas estas expectativas y planes se vieron repentinamente frustradas cuando la salida de los capitales de corto plazo y la reacción del Banco Central provocaron la fuerte escapada del precio del Dólar.

Con el precio del Dólar a 25 pesos, la lucha contra la inflación se complica en varios frentes: en primer lugar, por el traslado de la devaluación a los precios, que, aunque el Banco Central espera que sea limitado a causa de la restricción monetaria que supone la tasa de LEBACs del 40%, no será insignificante y probablemente supere el 50% del porcentaje de devaluación.

En segundo lugar, porque el aumento del precio del dólar aumenta el monto de los subsidios que el gobierno tendrá que pagar a las empresas energéticas, dado que los costos de la energía se ajustan por el precio del dólar en prácticamente el 100%. Aún con los fuertes aumentos anteriores y los del mes de mayo, que generaron tanta resistencia, los precios pagadas por el gas y la electricidad por los usuarios todavía estaban 40% por debajo de los costos de producción o importación. Con el aumento del precio del Dólar, el atraso tarifario ha aumentado en alrededor de 20%, es decir que ahora los precios pagados por los usuarios se ubican 60% por debajo de los costos de producción o importación. Incluso el desfasaje puede llegar a ser mayor, porque están aumentando mucho los precios del gas que necesitará importarse este invierno. Este problema ya ha sido advertido por el Presidente Macri, que ha dicho que será necesario seguir ajustando los precios de la energía.

La interrupción repentina del flujo de capitales de corto plazo puso de manifiesto que el Gobierno puede verse impedido de seguir financiando el déficit fiscal con nuevo endeudamiento y ahora ya se está negociando un programa de apoyo del FMI. Por consiguiente, el ajuste fiscal se ha transformado en un imperativo. Y es imposible pensar en un ajuste fiscal significativo si es que el Tesoro debe aumentar el pago de subsidios por la energía. Sin duda, el gobierno enfrenta un dilema muy complejo.

16 comentarios sobre “Desde el 20 de mayo, la inflación de los últimos 30 días, medida sin el efecto de los precios regulados, saltó de menos del 2% mensual a cerca del 3% mensual.”

  1. Que pasaria si dolarizan y pagan el deficit en pesos con los dolares que obtienen del exterior, hasta que logren bajar el deficit a cero ?

    1. Dolarizar cuando todavía hay déficit fiscal es muy peligroso, porque puede ocurrir que no se consigan los dólares que se necesiten por falta de confianza. Pero en la medida que tiendan a eliminar el déficit fiscal, pord´rian avanzar hacia un régimen bimonetario,que permita el uso, en competencia, tanto del peso como del dólar. ES decir, un sistema como el que fucniona muy bien en Perú. Esto es lo que yo propuse en mi libro Camino a la Estabilidad. Allí están eplicados en detalles los argumentos que fundamentan esa propuesta. Un abrazo.

  2. Las tarifas deben seguir aumentando, en $ y en U$S además, por lo que el BCRA debe llevar al dólar mediante compras o ventas de reservas a que acompañe la tasa de inflación y de Lebacs; para que el salto de las tarifas sea lo más gradual posible en $ y que tampoco se produzca otro atraso cambiarlo o revivir el carey tarde de fondos especulativos que se pueden ir en cualquier momento. Por esto es importante un shock de ajuste fiscal hoy sumado al acuerdo con el FMI y otros bancos internacionales para anclar las expectativas devaluatorias e inflacionarias, de modo que bajen las tasas y que esto no implique un corrimiento de Lebacs a dólares con el costo que ello implicaría.
    Yo le tengo mucha fe al impacto que va a tener el anuncio del acuerdo con el FMI y el probable ascenso a emergente de Argentina el 20 de junio; sobre todo si el gobierno sigue anunciando recortes en el gasto, todo eso ayudaría a los bonos, las acciones y a toda la economía de este país.

    1. Te estoy respondiendo este mensaje cuando ya conocemos el fuerte apoyo del FMI a un buen plan de estabilización. Yo creo que va ayudar a recuperar la confianza de los inversores financieros. Lo importante es que se pueda implementar bien. Un abrazo.

  3. Doctor, en cuanto estima será la inflación de este año medida de enero a diciembre?
    La repentina aceleración de la inflación influirá en el crecimiento del PBI en este año? En ese caso cuál era el pronosticado (por usted) antes de la corrida, y cuál luego de la corrida?
    Aprovecho el espacio para manifestarle mi enorme gratitud y felicidad por haberme recibido y haber podido charlar con usted! Espero puedo volver a poder hablar con usted y seguir enriqueciendo mi saber!
    Saludos

    1. Fue un gusto conocerte Nicolás. Antes de la corrida yo esperaba un 23% y ahora probablemnte termine en un 27%. Pero estas predicciones son siempre muy relativas. Lo importante es que el gobierno pueda implementar bien el programa que ha logrado negociar con el FMI. Mi primera impresión es que está bien diseñado. La cuestión clave es que el HGobierno logre implementarlo, en especial en su lado fiscal. Un abrazo.

  4. Y qué hacer con el desbalance de divisas por turismo?. Es intocable o es posible racionar, subastar, sin afectar significativamente los otros mercados ?

    1. Hpy han salido noticais que sugieren que con el precio del dólar a 25, los paquetes turisticos al exterior se han encarecido mucho con respecto a la misma época del año pasado y ello está haciendo que mucha gente opte por hacer turismo en el país. Por otro lado también ha salido la noticia que por primera vez, el gasto de turismo con tarjetas de crédito ha disminuido en el mes de mayo. Es probable que el saldo neto de servicios turísticos mejore un poco en el transcurso del próximo año y medio. Otras medas sólo deberían tomarse en el contexto de un programa completo para tratar de atacar el desbalance de la cuenta corriente de la balanza de pagos, no como medida aislada. Un abrazo

    1. Sería lo mejor, pero creo que el gobierno lo pensará dos veces antes de hacerlo, porque teme una reacción como la del último aumento. Yo creo que es mejor pasar el trago amargo una sola vez más. Pero veremos. Un abrazo.

  5. Estimado,
    Su blog termina con: sin duda, el gobierno enfrenta un dilema muy complejo. ¿Cree que el desembolso del FMI pueda mejorar esta situación en el segundo semestre?. Y otra pregunta, sabe porqué Dujovne cambió tanto de opinión en el 2014, cuando ya hablaba que había que sacar el cepo y flotar el dolar apenas llegar al gobierno pero que el gradualismo no podía solucionar nada, y después cuando asumen en el 2016 si acepta al gradualismo?

    1. El desembolso del FMI puede ayudar a que se recree el crédito voluntario para el sector público. Eso es positivo. Con respecto a las diferencias de opinión de los economistas antes y después de entra al gobierno, es algo normal. Cuando se está en fucniones se advierten las limitaciones que imponen la realidad política y social. Un abrazo.

  6. Estimado Dr.: Como argentino estoy muy preocupado porque como vamos esta década será otra década perdida. Desde el 2011 vivimos en una estanflación en donde un año sube la economía y al siguiente baja. La inflación reprimida o abierta no cede y el PBI per cápita del 2019 (si crecemos) estará al nivel del de 2011. Con este ciclo no solucionamos el problema de la pobreza ni los déficits externo y fiscal. Distintas orientaciones y el mismo resultado en definitiva. La dirigencia argentina: ¿estará conciente de este problema y acordará medidas para solucionarlo?. Se lo pregunto a Usted que es el único conciente y responsable de haber salido del ciclo de retroceso de 1975-1990. Gracias por su respuesta y le mando un abrazo

    1. Yo, más que esperar, aspiro a que nuestra dirigencia esté consciente de que si no cambian las reglas del juego en la dirección de una economía estable, abierta y con fuertre alietno a la inversión y el aumento de la productividad, seguiremos estancados. Me parece que el Presidente Macri lo sabe, pero no encuentra suficiente espacio político como para avanzar en esa dirección más rápidamente. Ojalá el fuerte respaldo que acaba de anunciar el FMI lo haga tener más coraje y se anime no sólo a palicar el plan de stabilización sino que comience a atacar los factores que desalientan la inversión, las exportaciones y el empleo productivo. Un abrazo

  7. Si a la educación la financian las provincias, por que Cetera tiene tanta influencia? No deberían correr la misma suerte de los meteodelegados de Segovia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *