La prioridad de la politica económica durante el segundo semestre debe ser reducir a un mínimo todos los subsidios económicos

La opinión de muchos comentaristas económicos y de dirigentes empresarios, que siempre sostienen que hay atraso cambiario y que alientan permanentemente la devaluación, es muy equivocada y peligrosa.

La eliminación del atraso tarifario que da origen a los subsidios económicos, el más gravoso componente del déficit fiscal debe tener siempre prioridad frente a cualquier sospecha de atraso cambiario. Esta afirmación es sumamente importante Me interesa enfatizarla, especialmente ahora que el tipo de cambio está todavía por arriba de 27 pesos por dólar.

Los devalúo-maniacos, cuando observan desajustes en los precios relativos siempre aluden al atraso cambiario y recomiendan dejar que el peso se devalúe hasta encontrar su supuesto equilibrio de mercado. Esta es una recomendación razonable cuando el atraso cambiario ha sido inducido por tasas de interés muy altas en términos reales en un contexto de déficit fiscal que no encuentra financiamiento en el mercado local de capitales. Pero en ese caso, debe tenerse cuidado de no producir una devaluación exagerada que cree un desequilibrio en la dirección opuesta, fenómeno al que Rudiger Dornbursh denominó “overshooting” al describir la devaluación que sigue al abandono del tipo de cambio fijo.

La experiencia de Argentina demuestra que el ¨overshooting¨ puede ser tan o más acentuado cuando se produce una interrupción repentina en el flujo de capitales en un contexto de tipo de cambio flotante luego de que las altas tasas de interés alentaron la entrada de capitales de muy corto plazo.

A Federico Sturzenegger se lo critica por haber ¨quemado¨ 12 mil millones de dólares de reservas tratando de atenuar la devaluación del peso desde el 3 de mayo cuando el precio del dólar tocó los 23 pesos. Pero en realidad el error que cometió fue no hacer, en ese momento, una oferta masiva de dólares como la que hizo cuando el precio del dólar llegó a 25 pesos por dólar.  Hubiera terminado vendiendo menos reservas y no habría sido necesario subir las tasas de interés de 27 a 40% anual. Lo equivocó su insistencia en que la libre flotación del dólar es, en todo tipo de circunstancia, la mejor manera de enfrentar shocks externos. Una comparación de cómo nuestro país enfrentó la interrupción repentina de ingresos de capitales en 1995 y la que se produjo ahora, en mayo de 2018, muestra que no es la flexibilidad cambiaria la clave para lograr una rápida solución. La clave está en ver cómo se logra mantener la credibilidad en los anuncios de la política monetaria.

Ahora, es más difícil que lo que hubiera sido con un tipo de cambio de 23 pesos por dólar, pero aún con el dólar de 27 pesos por dólar, antes que aflojar frente a los exhortos de seguir devaluando para asegurar un tipo de cambio real alto, el gobierno tiene que animarse a eliminar el atraso tarifario, cualquiera sea el impacto inmediato que pueda tener sobre la tasa de inflación de los meses en los que se produzcan los ajustes.

El clima estanflacionario del segundo semestre de 2018 ya es inevitable y, por consiguiente, el gobierno debe tratar de crear condiciones para que el año 2019 sea de fuerte reducción de la inflación y de reactivación vigorosa de la economía. Es posible lograrlo, pero sólo si el gobierno no sigue cometiendo a partir de aquí, el mismo tipo de error que cometió entre diciembre de 2015 hasta el mes de mayo de este año: haber equivocado la secuencia de los reajustes de precios relativos y los rubros en los que actuar con gradualismo. En todo caso hubiera sido más razonable eliminar gradualmente cualquier atraso cambiario que haber aplicado demasiado gradualismo en la eliminación del atraso tarifario. Y, por supuesto, la secuencia debería haber sido la opuesta a la que se aplicó. Era prioritario eliminar el atraso tarifario antes que el atraso cambiario. Ojalá los estrategas económicos del gobierno hayan aprendido la lección.

 

54 comentarios sobre “La prioridad de la politica económica durante el segundo semestre debe ser reducir a un mínimo todos los subsidios económicos”

  1. Muy buen diagnóstico Doctor Cavallo!
    Pero difiero levemente con el tratamiento que usted propone porque me parece incompleto.
    Para reactivar la economía no basta con manejar los indicadores.
    Es necesario modificar las relaciones laborales para que los laburantes se entusiasmen con la rentabilidad de “su” empresa.
    Hoy, el avance de las comunicaciones permite identificar precisamente a quién corresponde cada peso de ese magnífico Impuesto a los Réditos Empresarios.
    Porque las ganancias son generadas por capital y trabajo proporcionalmente a sus respectivos costos.
    Ello permite asignar a cada LABURANTE una PARTICIPACIÓN EN LAS GANANCIAS con un dinero que hoy se dilapida en objetivos contraproducentes.
    Un abrazo y gracias por su espacio de debate!

    1. Tenés razón Néstor. Pero yo en este post analizo sólo los aspectos macroeconómicos negociados con el FMI. Tu propuesta es parte de las reformas estructurales que debería estar incluída en un plan completo de estabilización y desarrollo. Un abrazo.

  2. Yo los eliminaría .no pueden pagar los que trabajan por los que No lo hacen .es más disminuir el gasto publico al mínimo y poner en efecto un derecho a 1año de seguro de desempleo . Hay que bajar los impuestos para que se creen empleos y con eso se activará la producción y regular de otro modo las tarifas .de servicios públicos .ya sea para las industrias .pymes y comercios . Y solo con las primeras medidas .se reactivará la economía .salvo que el gobierno este jugando otro plan inviable para unos pocos o no detenga la bicicleta financiera .el mercado se regula solo . Los precios cuidados es una utopía .quién va ha invertir a pérdida . Y liberar todo para que la oferta y la demanda se equilibren . Sería la realidad económica otra es soñar con la Cenicienta . Va ha ser difícil pero la realidad es esta y privatizar empresas para que se tomen empleados que tienen esos seguros de desempleo .

    1. Entiendo Roberto, pero si antes de hacer todas estas reformas no evitan una explosión devaluatoria e inflacionaria, el costo social puede ser insoportable y generar la cída del gobierno. Un abrazo.

    1. El choque mortal sería que todo esto termine en una explosión devaluatoria e inflacionaria que nos lleve a un default primero de la deuda en pesos y a poco de andar, también de la deuda en dólares. Eso nos retrotraería al escenario de enero del 2002 y el ajuste sería terrible e inconducente, porque lo más probable es que después de eso se reproduzcan todos los vicios de las políticas kirchneristas. Por eso hay que avanzar hacia las inversionaes generadoras de trabajo sin que desaparezca antes el crédito interno y externo. Un abrazo

  3. Muy buen artículo. Creo que hay que considerar el impacto del deterioro de la política monetaria y del creciente escenario de estanflación sobre el déficit fiscal. Es decir, se necesitaría acelerar aun más el gradualismo fiscal, teniendo en cuenta que el crecimiento de este año será muy bajo según algunas estimaciones. Espero que se aproveche la ayuda del Fondo para reestructurar el problema fiscal y no patear el problema a futuro. Saludos!

  4. Estimado Mingo

    Tu nota desde el punto de vista teórico-académico es correcto, pero ahí se termina a mi modo de ver su acierto ya que el Banco Central con ignorancia, terquedad y aparente desconocimiento de cómo operan los mercados mantuvo artificialmente un atraso cambiario, si a ello sumamos las equivocadas mediadas económicas instrumentadas desde Hacienda para administrar a un estado descontrolado en el gasto, provocaron que ese estado para financiarse acudiera a las Lebac y pagara tasas de interés totalmente disparatadas, ambas variables solo lograron provocar la quiebra de miles de pymes y el derrumbe de las economías regionales, con las consiguientes consecuencias sociales.
    En situaciones tan graves como las que atravesamos una moneda depreciada momentáneamente provoca una retracción en las importaciones, aumento en las exportaciones, una balanza turística favorable y una rápida reactivación de la economía en su conjunto, consecuentemente esto permite una relativa paz social, y recién ahí se puede comenzar a aplicar un ordenado ajuste.
    Hacer lo contrario hoy es extremadamente peligroso por la situación social, sindical y política que vivimos, sumado a la proximidad de elecciones presidenciales, la testarudez de esta administración en la forma de enfrentar la situación heredada solo logro irresponsablemente profundizarla.
    En momentos de crisis hay circunstancias que deben soslayarse a favor de una solución mayor y vos por experiencia muy bien sabes. Veo muy incierto el futuro, un fuerte abrazo Diego.

    1. Una devaluación extrema, en lo inmediato sólo provoca una explosión inflacionaria que implica un ajuste recesivo muy grande, como ocurrió en 2002. Sólo después de un gran aumetno de la desocupación y una caída extrema de los salarios reales puede comenzar una estabilización con reactivación, pero es muy probalbe que en ese caso se vuelvan a introducir todas las medidas intervencionistas y estatistas que caracterizaron a los años del kirchnerismo. Es muy difícil que después de una explosión devaluatoria e inflacionaria que hace perder todo el crédito interno y externo aparezca un gobierno que organice la economía como para atraer inversiones eficientes que generen desarrollo sostenido. Un abrazo

  5. Excelente como siempre domingo, gracias por tu aporte al país, espero lo sepan aprovechar aunque sea en forma anónima… y que tu rol vuelva paulatinamente a ser protagónico acompañado de la aceptación de tu imagen, políticamente hablando, un abrazo.
    Guillermo Javier Ricci

  6. Dr, es evidente que el gobierno se dispone a hacer lo contrario a lo que aconseja en cuanto a las tarifas.

    Y es así , por razones políticas, y porque es lo que han hecho , porque así son, está en su naturaleza.

    En cuanto a la cuestión cambiaría , sería muy bueno que el peso no se devaluara, pero hay demasiados, y se autogeneran más con los pasivos remunerados, y los bonos en pesos de los que el mercado está saturado.

    Es evidente , en este sentido que el prestamo del fondo no alcanza, y la verdad, es que los argentinos estamos hartos de prestamos, son enormes, y no es solución cambiar todas las lebacs por deuda en usd y deuda del tesoro con bonos en pesos como han dicho que harían (no lo harán, no pueden)

    El riesgo está en 560 puntos, y la montaña de deuda que había más la incurrida en dos años y medio, no parece pagable.

    Las fenomenales caídas de los valores de mercado de TODOS los bancos argentinos muestran , como lo harían en cualquier país del mundo que la situación del sistema financiero es gravísima.

    Nuestro comercio exterior es raquítico, nuestro PBI , medido en dolares muestra ahora un % de endeudamiento más realista., es decir más grande , y ponderado por la tasa de interés, es GIGANTESCO, mucho mayor a países más endeudados, como España, por ejemplo.

    Tenemos además un pasado que es un salvavidas de plomo, y en ese sentido, este mismo gobierno ha agregado plomo.

    Es entonces cuando se ve que la deuda no parece pagable.

    Son dos fenomenales generadores de deuda además de la cuestion tarifas.

    La deuda del BCRA en pesos remunerada de 1,1 billones de pesos más los más de 700 mil millones de pesos que debe el tesoro en bonos en pesos, bonos de todos los colores, todo a tasas promedio de más del 40% efectiva anual, es decir el 70% de una base monetaria de algo más de 1 billón de pesos, en un contexto en que NO SE QUIEREN TENER MÁS PESOS.

    El otro generador es la gran deuda del tesoro en dólares a tasas crecientes.

    Es bastante claro el final de estos dos generadores, a pesar del Fondo, que , en realidad lo que hace es postergarlo y agrandar el problema.

    El fondo serviría si la deuda fuera como la del 95, pero así, hasta puede ser perjudicial.

    Le mando un abrazo.

    1. Perdón por la demora en responder. Pero luego de leer tu comentario, pienso que está parcialmente respondido en mi último post, el del 2 de julio. Un abrazo

  7. lo que hay que hacer es no participar en el mercado de cambios. El Estado debe financiar us gastos corrientes en pesos. Solamente los gastos de capital deben ser financiados con fuentes de largo plazo a nivel mundial (que incluye a los argentinos por supuesto), sin impuestos a la renta y en la moneda que ofrezcan. Y que el TC lo fije el mercado.

    1. Sí, ero para financiar el déficit con deuda en pesos, el gobierno tiene que estar dispuesto a ofrecerle a los ahorristas argentinos cobertura contra una devaluación e inflación extremas. Es mejor hacerlo vendiendo en pesos deuda en dólares del gobierno (LETES) que financiándolo con deuda en pesos tipo LEBACs. Si se lo intenta seguir financiando con LEBACs las tasas de interés tendrán que mantenerse exageradamente altas y, en algún momento, provocarán insolvencia del sector privado y de los mismos bancos con lo que se corre el riesgo de una explosión devaluatoria e inflacionaria que haga perder todo indicio de crédito interno y externo. Un abrazo

  8. Estimado Maestro Mingo:
    Casi siempre comulgo con tu pensamiento por lo que esta vez no es una excepción. Hoy celebro tu valentía en calificar duramente a los “devaluomaniacos” y me uno en dicha crítica. Honestamente no sé que intenciones tienen y si son bien intencionadas me cuesta creer que muchas de estas voces hayan ganado doctorados. Argentina paga energía en dólares y subsidia en pesos, una maxi devaluación implicaría forzosamente aumentar los subsidios y/o producir un aumento tarifario insostenible no solo desde lo social sino desde la afectación en la economía positiva. Es por ello que la secuencia de las cosas es fundamental pero además la correcta conceptuación. O sea que ademas del tema de agravar el tema del deficit implicaría desembocar en un cuadro inflacionario divergente (perdón por hablar de inflación en tu presencia). Agravar el deficit implicaría no cumplir con las metas del “hermoso” apoyo del FMI que nos daría huelgo suficiente para cambiar el esquema monetario / cambiario a “la peruana”. Esta idea que has sostenido desde hace mucho podía discutirse si solo sí no se tenía semejante apoyo, hoy resulta tema no discutible.
    Paradójicamente, si mal no recuerdo, Rudiger Dornbursh fue tutor de la tesis de Federico Sturzenegger en el MIT y justamente tanto El como Stanley Fisher hacen hincapié en el punto del overshooting que tan bien describís que por otra parte surge del sentido común. ¿no se sabe de esto o se discute?
    Siempre es muy seductora la idea de un tipo de cambio infinito que promueva las exportaciones pero temo que ni siquiera nadie están pensando demasiado en nuestras importaciones y para exportar necesitamos primero importar. Cualquier receta de tintes “Lavagnescos” pudo tener aplicación solo porque experimentamos default + importante aumento del precio de nuestros commodities + baja de tasas de fondeo. Cualquier imitación a esta oportunidad linda en lo grotesco. Alguien alguna vez dijo devalúa el que puede y no el que quiere.
    Me resulta también imposible de creer que personas con una supuesta formación puedan exhibir la idea de aplicar Reinhart Rogoff para licuar pasivos y/o reestructurar de dicho modo cuando dichas formulas se consignan solo como aplicables, por sus propios autores, en casos de deudas mayores a 90% del PBI que no es el caso de Argentina.
    Aún para los liberales nos resulta evidente que “liberar” de cualquier manera resulta divergente… y es entonces que primero debemos sacarnos de encima variables como es el caso de los subsidios.
    Estoy preocupado por el cuadro económico de Argentina pero mucho más por algunas voces que honestamente no puedo calificar y resultan de predicamento y de cierto peso intelectual /o académico a nivel “domestico”. Estos devaluomaniacos lo hacen por tan fragante desconocimiento? lo hacen por intereses? o por ambas cosas?
    Una cosa es no saber encontrar una solución y otra promover semejate error.
    Dado tu prestigio internacional y reconocimiento doméstico agradezco que valientemente hayas puesto las cosas en blanco y negro. Abrazo y gracias. Alex Daziano

  9. Cómo vio la salida de Sturzenegger, como que le imaginaba un mejor final, no? Una lastima. Por su crítica en el post a el libro No me quiero ir, como que era afin a sus ideas pero luego se fue alejando.

    1. Sturzenegger tuvo buenas intenciones, pero trabajó con la hipótesis de que el ajuste fiscal se produciría rápido y en magnitud suficiente para hacer viable una política de metas de inflación con flotación libre. Su error fue no advertir hacia finales del 2017 que esa política monetaria era insostenible y no haberla rediseñado el mismo en lugar de aparecer haciéndolo como resultado de una presión de la Jefatura de Gabinete. Un abrazo.

  10. En su momento me permití opinar que pese al respeto que me infundía la formación académica y persona de Federico Sturzenegger creía que lo mejor era que promoviera en el Parlamento una modificación de la carta orgánica del BCRA y diera un paso al costado. Yo me permití entender mejor su alejamiento porque previamente había perdido crédito dentro del seno del propio gobierno y de esto devendría un cuestionamiento por parte del mercado en algún momento de incertidumbre. Me resulta evidente que no manejó la crisis cambiaría como hubiera sido deseable, siendo timorato y dosificando un aplastamiento que hubiera sido seguro manejado mas agresiva y puntualmente la cosa, pero lamentablemente creo que las cartas fueron echadas anteriormente y desde adentro. Yo creo que antes de preguntarnos si el BCRA debe ser independiente, dependiente, autárquico, autónomo, rosa o celeste… debemos preguntaros que le debe competer o no al BCRA ya que oy es una cosa difusa. Creo que es injusto endilgar totalmente a Sturzenegger el tema de los Lebac sin recordar que eran una bomba heredada. Los afamados LEBAC nacieron en el 2002 (Duhalde) de la mano del entonces Presidente del BCRA Mario Blejer y colaboración de Eduardo Levy Yeyati. El lema de los mismos era “inventar algo en donde la codicia superara al pánico ”. Si no se recreaba la confianza era natural que se incurriera en la codicia.

    1. Que la codicia supere al pánico es lo mismo que decir que la tasa de interés pagada para retener a los ahorristas invertidos en pesos tiene que ser extremadamente alta. Cuando se abusa de las tasa de interés que se promete por las deudas pública (sean del BC o del Tesoro) en pesos, el pánico en lugar de aplacarse puede terminar aumentando aún más, porque la gente puede predecir un default, primero de la deuda en pesos por explosión devaluatoria e inflacionaria y luego de la deuda en dólares por tornarse impagable al nuevo nivel del tipo de cambio. Un abrazo.

  11. Dr. Cavallo. Es posible aplicar esa fórmula, sin intervenir en los precios de venta del gas, electricidad y combustibles? Para que no agredan los ingresos a la gente y se vayan directamente a los precios?

    1. Creo que ya están trabajando en un plan que concilie la reducción significativa de los subsidios con ajustes de precios atenuados (pero no nulos) ofreciendo a las empresas prestadoras de los servicios (básicamnte proveedores de gas y empresas eléctricas) más previsibilidad sobre las reglas permanentes de funcionamiento de los mercados mayoristas. Al menos esto es lo que se desprende de las declaraciones de igualcel del 2 de julio. Me parece que su visión del problema cambió con respecto a las primeras declaraciones que hizo apenas asumido. Un abrazo.

  12. hacer economía es una ciencia inversamente proporcional a hacer política, ése fue el precio de un error económico que le podría costar mucho a Macri políticamente y al final también la gente terminó perdiendo con éstos errores. Cuando la cosa está mal y hay que hacer arreglos no se pueden medir costos políticos, hay que arreglar lo que está mal y el tiempo dirá pero en éste país tan politizado en todo parece que no hay chances.
    Me gustaría un día entrar y leer que ud está contento porque algo hicieron bien pero parece que no, una pena.
    Un gran saludo

  13. Totalmente de acuerdo. La clave es reducir el gasto público, principalmente en personal, jubilaciones y subsidios energéticos.
    El tipo de cambio y las tasas solo sirven momentáneamente pero no por si solas van a resolver los problemas.
    Una reducción significativa de los subsidios y el gasto, sumado a la derogación de las resoluciones del BCRA relativas a los encajes y al máximo de patrimonio en dólares de los bancos serían medidas muy importantes para restablecer la confianza, no un dólar planchado con una tasa de Lebacs del 47%.

  14. Buenos días Dr. excelente articulo como siempre. Quería consultarle si en algún momento dispone de tiempo, un día escuche que tomar deuda para financiar el déficit genera atraso cambiario. Esto por que es así? y que otras cosas generan atraso actualmente en Argentina?
    Muchas gracias

    1. Depende de como tome deuda el Gobierno. Si se hace cargo del riesgo cambiario y no pretende que lo asuman los ahorristas que quieren dolarizarse para proteger sus ahorros, la toma de deuda no tiene porqué generar atraso cambiario. Por supuesto mucho mejor sería que el déficit fiscal se eliminara de cuajo y no fuera necesario tomar más deuda. un abrazo

  15. Coincido en lo que se refiere a invertir la secuencia entre aumento del tipo de cambio y ajuste tarifario. No obstante es necesario atender las distorsiones que se verifican en las facturas de electricidad. Este es el aspecto que más irrita y que más aprovechan los detractores. Habría que establecer un sistema de información transparente, con acceso a la opinión, para que los casos de distorsión evidente sean solucionados rápidamente. Eso sería una válvula de decompresión social y política. La mayoría de la opinión pública acepta que es necesario ajustar las tarifas.

  16. Muy buen articulo , porque tiene sentido comun .
    No soy economista , soy medico pero tengo un sentido de logica en mi pnesamiento sobre lo que le pasa al pais .
    Ante un paciente muy grave se le dio paliativos para evitar el dolor ,pero no se ataco directamente los graves problemas que incidian en su vulnerable estado .
    Pediamos dinero mas y mas ,como calmante , pero no se atacaban los probelmas de bases como las tarifas , el deficit fiscal ,etc .
    Se penso politicamente lo que era economico , y se penso economicamente lo que era politico
    Ahora estamos en una encrucijada
    No es tiempo de oportunismo ,es tiempo de hacer lo que hay que hacer . Aunque el costo politico sea duro , lo que se quiso evitar en el comienzo de mandato debera hecerse ahora ,no hay otra salida

  17. Mingo, dudo que hayan aprendido. Este gobierno es una decepción.
    Ahora quieren meter más impuestos en la renta financiera, y aumentar retenciones al campo.
    Haciendo un cálculo a ojo y muy casero de mi parte me dí cuenta que si comparás todos los costos de una empresa o negocio en 1999 y 2018 e inclusive todos los precios de la economía…absolutamente todos se han actualizado en términos reales (excepto tarifas que le faltaba poco antes de la deva); incluso el dólar con ésta última devaluación…pero lo que más le ganó a la inflación en estos 18 años fueron los impuestos…hoy un tipo que gana 1000 pesos de 1999 tiene que pagar ganancias, y en 1999 no era alcanzado….en 1999 a partir de 100 mil dólares tenías que pagar impuesto a los bienes personales hoy (con deva mediante) con menos de 50 mil y encima dólares de 2017 que no son los de 1999….la distorsión impositiva que se ha creado es infernal…pero bueno para ellos el problema debe pasar por otro lado….

    1. Coincido Damián, pero cuando te estoy contestando este comentario, creo que el gobierno ha descartado aplicar nuevos impuestos y seguir postercando los ajustes del gasto. Ojalá tengan fuerza y convicción para hacerlo a pesar de los costos políticos que le significará en los próximos meses. Un abrazo.

  18. Hola Dr.. los exportadores (de servicios, en mi caso) no podíamos seguir soportando un dolar a 18/20 con una inflación galopante.
    Ya estaba pensando renunciar a mi emprendimiento personal y pasar a trabajar como empleado donde las negociaciones salariales por la inflación era mucho mayor. Ahora esto es lo que el país necesita? Yo creo que no, el país necesita que haya más exportadores, que generen más dólares. Mientras tanto el dólar debe encontrar su valor, sin la represión de una tasa altísima como la que defendió a ultranza Sturzenegger, ni tampoco con una oferta diaria de dólares del BCRA. Me parece que esta vez me inclino a pensar que estoy más a favor de los “devalúo-maníacos” ya que favorece a los emprendedores que generan valor agregado para el país trayendo divisas además de puestos legítimos de trabajo.

    1. La devaluación puede ayudar si no se trasladara inmediatamente a todos los demás precios, pero para que ello ocurra la recesión interna puede llegar a ser socialmente insoportable y terminar provocando la pérdida completa del crédito interno y externo por un pánico generalizado. Por eso hay que tratar de lograr un ajuste fiscal menos traumático antes de llegar a esa situación extrema. Un abrazo.

  19. Estimado Domingo: estoy de acuerdo contigo de que hay que bajar los subsidios, por las distorsiones de precios y su magnitud en el total de gasto público. Pero eso es lo que paga la clase media, mientras tanto, no se ven medidas para bajar el costo político, los sueldos y fringes de los políticos, el personal redundante del Estado, pero empezando por los jerárquicos y no por los empleados comunes. Privatizar y cerrar las empresas improductivas. Cuánto se saca por la participación del Estado en YPF? Y Enarsa, Correo Argentino, etc., etc. Empezar de una vez a suprimir reparticiones, agencias que no se autofinancian, etc. Apretar con la plata a los sindicatos. Y hasta me animaría hacer una consulta popular para endurecer la política antipiquetes, tomas de colegios, cortes de calles y rutas, etc. De esta manera los que pagamos el ajuste veríamos que el mismo se distribuye con mas justicia, aunque nos duela igual. En fin, creo que desde el punto de vista financiero tenemos el respaldo que no te dieron en su momento, pero el mercado desconfía justamente, porque no vemos medidas contundentes. Habría que consultarlo a Manuel Solanet y a Ricardo, que de esto saben un montón. Como siempre, va con abrazo. Jorge Pedro

    1. Tenés razón. Pero si la situación se descontrola totalmente es muy difícil que el poder pase a un gobierno dispuesto a hacer un ajuste fiscal con medidas sanas como las que proponés. Es más probable que lo haga un gobierno como éste si se convence que no hay otra alternativa. Un abrazo.

  20. Hola Domingo,

    Bueno, con respecto a lo que dice, ya se está hablando de moderar el ajusta tarifario.
    En producción pusieron a Sica, que al escucharlo no me entusiasma demasiado, mas bien suenan a taradeces obsecuentes que no funcionaron. Y si no me equivoco es bien visto por la UIA.

    Escucho hablar de control de precios y regaños a las empresas, rumores de dolar turista, vuelta de retenciones, suspensión de la quita impuestos que componen la factura de servicios y mas moderación en la baja de ingresos brutos por pedido de algunos gobernadores. Todo huele a la kirchnerismo de buenos modales.

    Apoyo al gobierno y entiendo la situación en la que encontró al país, y a lo mejor muchas reformas no eran posibles ni bien llegaron. Lo que ocurre es que con el tiempo se hacen mas difíciles de aplicar. Desaprovecharon el haber ganado cómodamente las legislativas del 2017.

    Ahora se aplicó la típica salida devaluatoria, sin objetivos claros en baja de impuestos ni reducción de la inflación.
    ¿Apagaran la maquinita como bien anuncio Sturzenneger antes de renunciar?
    Hablar de 20% de inflación para el 2019 es un fracaso, si es que llegara a cumplirse. Me permito dudar. Jamas les creí ninguna de las metas anunciadas.

    Ahora falta que salgan con el “vivir con lo nuestro” y nos sigan limitando importaciones mientras nos condenan al atraso en favor de industriales que cazan en el gallinero.

    Da la sensación que simplemente están perdurando.
    Seguramente aplicaran medidas para reactivar de forma ficticia para ver si se aseguran 2019 y repetir el ciclo una vez mas.

    De paso digo que me preocupa la salud de Macri. Se lo ve desgastado y ofuscado. Parece tener el diagnostico correcto pero las manos atadas. Transmiten una sensación de sin camino constante.

    En fin, perdón por la catarsis pero pensé que a estas alturas íbamos a tener noticias un poco menos desfavorables.

    Saludos.

    1. Es cierto todo lo que decís, pero cuando te estoy contestando este comentario (perdón por la demora) me parece que el gobierno está rumbeando un poco mejor. Todavía no se nota un discurso enteramente consistente, pero algunas afirmaciones que siguieron inmediatamente luego del cambio de ministros, estan comenzando a cambiar en una dirección algo más prometedora. un abrazo.

  21. DOMINGO CAVALLO

    A estas alturas de las circunstancias, resulta estéril recomendar a estos “Trader junior” que tengan una visión global. Han sido entrenados para operar con anteojeras, mirando las cotizaciones en sus tablet. No saben lo que es un “empresario” ni un “capitán de industria”. A lo sumo pueden llegar a ser “investment funds operator”. La excelencia en crear bienes útiles y codiciados en una empresa industrial, es algo que no les interesa. Son “rent-seeking” dispuestos a liquidarlo todo si pueden ganar un plus financiero. Para colmo, carecen de teoría económica coherente. No son keynesianos, ni socialistas de mercado, ni monetaristas de Chicago, ni partidarios del Public Choice, ni partidarios de la Escuela Austríaca y nada saben de la gobernanza compendiada por la Escuela Ordo de Friburgo. Sólo los conduce la guita, los manejos laberínticos y las diferencias diarias en la posición de caja.
    Macri tiene que echarlos a todos. Buscar ministros que puedan ser presidenciables como lo hizo Julio A Roca y descartar estos adolescentes de mesa de dinero que sólo saben medrar, buscarse minas y agarrarse a los pantalones de alguien con carácter.
    Para Cambiemos es un momento clave para Cambiar o Sucumbir.
    Que Dios, nuestro Señor ilumine a Mauricio Macri. Lo necesitamos.
    Con mucha desilusión y un fuerte abrazo de
    PAULINO.

  22. Le admiro su dedicación e intención de seguir ayudando. Es una lástima que un país como Argentina no aproveche a la gente capaz y con interés genuino de ayudar.

    Siempre me pregunto que sería del país ahora si se hubiese dejado a Lopez Murphy o a usted hacer los cambios necesarios en aquel momento.

    Pero bueno, el pasado no se puede cambiar, y el país parece no poder salir de su circulo vicioso de décadas de gasto público exhorbitante acompañado de servicios paupérrimos.

    Yo decidí hace mucho irme del país y no volver más que para visitar familiares. Por ello tengo respeto por las personas capaces, que podrían fácilmente tener una vida más fácil afuera, y siguen intentando cambiar ¨Peronistán¨ 🙂

    Muchas gracias, lo leo hace años pero es mi primer menaje. Saludos desde Suiza

  23. Buenas tardes Dr. Cavallo, en mi opinión, es muy interesante este artículo por que es cierto, muchos dicen que con una devaluación se solucionaban los problemas y he escuchado a miembros del gabinete que el Dolar a $23 era igual a la convertibilidad y que generaba desequilibrios, lo cual es una aberración y denota un gran desentendimiento de los problemas económicos.
    Creo que Sturzenegger, fue muy incisivo en mantener las políticas con las altas tasas de interés y las LEBACS, lo cual me parece desde mi perspectiva tendría que empezar a purgarse el mercado financiero e ir saliendo de esa política.
    Sigo creyendo que Macri, fracasa en lo económico por tener a personas como Marcos Peña, Carrió que se nota su gran incapacidad en cuestiones económicas atacando a los empresarios que son ellos los que aumentan los precios, cualquier persona que entienda un poco la economía sabe que tienen que ajustar los costos por la inflación y no sólo eso, sino que también tienen una gran carga impositiva .
    Siguen en el ensayo y error, lo cual también es un error y tampoco dan oportunidades para atraer inversiones. Espero que con la ayuda del Fondo Monetario Internacional, el gobierno redireccione y enfatice en el achicamiento del estado y lance un plan económico integral para la estabilización.
    Como usted dijo hay muchos que no conocen la historia, solo les haría falta entender que el Central no tiene que financiar al tesoro y tiene que ser autónomo en todo sentido, si uno mira en los 90’s nos fue muy bien con un Central independiente.

    PD: Desde ya le agradezco mucho haberme recibido y firmado los libros la vez pasada, espero poder concretar para charlar e intercambiar opiniones pronto!
    Un abrazo grande!!

  24. DR: CAVALLO:
    ¿En que consistió su propuesta del año 99, llamada 1 hombre, 1 empleo?.
    Considero que el problema principal de la juventud ( que tiene incorporada la cultura del empleo) es la falta de oportunidades laborales formales.
    ¿Es posible implementar su propuesta del año 99?.
    El desempleo sigue siendo la gran tara del país y ya no puede culparse todo a los 90.
    La tasa de desempleo debería bajar 4 0 5 puntos.
    Saludos.
    PD: Lo indispensable es estimular el 1° contrato laboral.

    1. Podes leer nuestra propuesta (hablo en plural porque la formulamos con Armando Caro Figueroa) del año 1999 en el libro Pasión por Crear, páginas 279 a 285. El libro está digitalizado en la página “libros” de este blog. Ten[es que hacer click donde aparece la tapa de Pasion por Crear. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *