El discurso de Celestino Rodrigo en junio de 1975

Le pedí a un colaborador que me buscara todos los antecedentes del Rodrigazo de 1975, porque estoy escribiendo un nuevo libro y quiero explicar porqué corremos el riesgo que se repita aquella tragedia. En realidad Celestino Rodrigo, que era un hombre sencillo y de sentido común, tuvo muy buenas intenciones. Lo que ocurrió es que los desequilibrios que se habían acumulado eran muy grandes y el Gobierno de Estela Martínez de Perón ya estaba muy debilitado. Vale la pena leer parte del discurso que Celestino Rodrigo pronunció al inicio de su gestión, las cifras que menciona, en los pesos de la época, son casi iguales a las cifras de déficit en pesos actuales. La conferencia de prensa que dio el 28 de junio es muy interesante porque allí Rodrigo diagnostica los problemas de una forma que pareciera que está hablando hoy.

Un amigo del blog me envió el link con audio  del discurso de Celestino Rodrigo. Vale la pena escucharlo.

18 comentarios sobre “El discurso de Celestino Rodrigo en junio de 1975”

  1. En cuanto a las politicas expansivas que implemento Peron previamente, los niveles de inflacion y distorsiones en los precios relativos si podemos ver grandes similitudes. Pero la principal diferencia, creo yo, es que los terminos de intercambio en el ’75 eran muy inferiores a los de hoy. Mientras que el precio de la soja este por arriba de los 500 dolares vamos a poder seguir “respirando”

  2. Dr. Cavallo. Las medidas adoptadas por Celestino Rodrigo tenían el aval de los economistas profesionales del peronismo. Recuerdo que escuche su discurso junto a Alfonso Frangipani, que fue el último director general de la DGI en el segundo gobierno de Perón y secretarío de hacienda de Isabel durante la gestión Bonnani, y se mostraba entusiasmado con las medidas. La verdad es que Rodrigo se limitó a “destapar la olla”, como se dice popularmente. No soy ni nunca he sido peronista y creo que hay una incompatibilidad sustancial entre el populismo que esta en la base de esa orientación politica y la economía de mercado, que es la que impera en los países desarrollaldos. Por eso los economistas peronistas siempre se ven enfrentados a ese dilema: o respetar lo que le dicen sus conocimientos y experiencia profesional, o sumarse a la demagogia y el voluntarismo inconducente. En este dilema esta gran parte de la explicación de la decadencia argentina de los últimos 70 años.

    1. Coincido Roberto. Justamente yo estaba todavía en Argentina en julio de 1974, cuando murió Perón. Unos días después viaje a Boston para iniciar mis estudios de doctorado y seguí los acontecimientos leyendo la edición internacional de La Nación, que se editaba semanalmente. De vez en cuando hablaba con gente que visitaba Boston desde Argentina. Recuerdo que Juan Carlos De Pablo pasó por allá en Enero de 1976, cuando ya era Ministro de Economía Antonio Cafiero y Secretario de Política Económica, Guido Di Tella. La opinión generalizada era que al pobre Rodrigo le había tocado destapar la olla y que lo que había hecho no era otra cosa que seguir las recomendaciones de los manuales de políticas macro-económicas. Gomez Morales había intentado antes de Rodrigo un ajuste gradual, pero los acontecimientos lo rebasaron. Un abrazo.

    1. Justamente hoy subí otro post con los datos numéricos del pre y post Rodrigazo. El déficit fiscal y la brecha entre el dólar oficial y el paralelo eran bastante más altos en 1975 que ahora, pero desde el punto de vista cualitativo, las circunstancias se parecen mucho. Saludos.

  3. En una parte de la conferencia, cuando comienza a sincerarse sobre la situación de la hacienda, sentí que estaba leyendo el sinceramiento de Mijaíl Gorbachov cuando hablaba sobre el desastre de Chernobyl y explicaba los esfuerzos soviéticos para contener la radioactividad…

    Quien hace un análisis de coyuntura y compara los datos de este periodo con aquel, puede fácilmente detectar las semejanzas, da miedo. Seguramente acá no explotara Atucha, pero lo que podría explotar no deja de ser alarmante.

  4. Sin duda que hay similitud pero hoy tenemos la SANTA SOJA que nos permite recibir dólares; no es la panacea pero es un paleatorio.

    Escuché decir que las medidas que tomó Celestino Rodrigo fueron las que aconsejó tomar Alfredo Gómez Morales antes de irse. Fue así?

    Claro que decís bien; corremos el riesgo de repetirlo, pero para eso vos estás todos los días escribiendo en el blog y muchos te apoyamos para que la Sra. Cristina tome nota; al menos desde el BCRA ya la tienen más clara.
    Con tu liderazgo y la prédica de Prat Gay, Redrado, Melconian y otros; esperemos que sea mucho más que posible evitar ese nueva explosión.

    La recuerdo con dolor, tenía 24 años, trabajaba 8 horas al día en la Compañía Nobleza de Tabacos y estudiaba Administración y Economía en UADE y se armaban charlas al respecto……. Fue muy violento. Dejé de usar azúcar, imposible de encontrar, aprendí a amazar pan y a comer lo que encontrara; faltaban muchos productos. Al menos cigarrillos no me faltaron nunca.

    Los precios eran un caos porque la Argentina estaba asentaba sobre un pantano.

    Gracias Mingo, AVANTI……….!

    El Blog está para apoyarte. Un Abrazo.

    Damián

    1. Sí, Gomez Morales intentó un ajuste estrictamente monetario que no dio resultados. Rodrigo intentó un cambio de régimen, algo que el Gobierno que suceda a Cristina va a tener inexorablemente que hacer, pero que, como demostró la experiencia del Rodrigazo, cuando la intenta hacer sin apoyo de quienes vinieron apoyando las políticas anteriores, no da buenos resultados. No es sólo de identificar cuáles son las buenas soluciones. Es fundamental evaluar con que apoyos se cuenta y con qué respaldo político. De ahí que yo insisto a mis colegas economistas, que no se puede razonar como si estuviéramos haciendo un ejercicio práctico en la facultad.Hay que mirar y entender todas las complejidades del momento político, las ideas y los prejuicios de los principales actores y que grado de percepción tiene la gente de lo que se necesita hacer para superar los problemas. Además no basta pensar los primeros movimientos sino lo que hay que hacer después. Mi preocupación ahora no es que Cristina no pegue un giro de 180 grados en su estrategia, sino que el próximo gobierno esté bien preparado para hacerlo y consiga apoyo popular. Cristina ya es muy poco lo que puede hacer: salvo llegar con muletas al 10 de diciembre de 2015, como decía Balbín del Gobierno de isabel. Un abrazo.

  5. Dr Cavallo: ¿Quisiera preguntarle si fuera posible si posee una estimación de cuánto es el déficit fiscal consolidado nación-provincias actual y cuánto aumentaría dicho déficit luego de una paritaria supongamos con aumentos promedio de 30/35 % para todo el sector público? Desde ya muchas gracias y una vez más le manifiesto mi respeto.

    1. Muchas gracias Patricio. Voy a aprovechar tu envío para subirlo al blog, porque como vos decís aporta una cuota de dramatismo histórico escucharlo. Un abrazo.

  6. En el audio Don Celestino Rodrigo parece bastante sincero en todo lo que dice… Cosa que hoy falta, que nos hablen de forma honesta y directa, con menos soberbia y fundamentalmente con la mano el corazon…. Gracias Dr. por este aporte tan importante, tan elocuente, a quienes no eramos nacidos en aquellos tiempos. Saludos cordiales.-

Los comentarios están cerrados.