No sólo Duran Barba asesora mal al jefe de Gabinete; tambien lo hace equivocar Juan Jose Llach. Una verdadera lástima.

Luego de leer las declaraciones de Marcos Peña tratando de contradecir lo que dije en el reportaje que me hicieron periodistas de El País, me siento obligado a hacer todo lo que esté a mi alcance para sacar al jefe de Gabinete de un equívoco que le puede costar caro al Gobierno de Macri.

Negar que en relación al compromiso con la estabilidad de precios y la integración de Argentina al Mundo hay coincidencia con la orientación económica de los 90’s, no ayuda a convencer a los potenciales inversores externos que el discurso del Presidente Macri es sincero.  Pero puedo entenderlo en función de la campaña electoral y de la estrategia que recomienda Durán Barba para ganar la elección. Creo, de todas formas, que aún en ese sentido sobrestiman la importancia de mis declaraciones. No creo que signifiquen costos electorales de consideración para el gobierno.

Sí me preocupa que, para diferenciar las políticas actuales de las del Plan de Covertibilidad de 1991, pongan énfasis en que ahora el tipo de cambio es flotante mientras que en aquel período era fijo. Este énfasis fue, lamentablemente, sugerido por Juan José Llach en su desafortunado tweet del 9 de octubre pasado.

Hay diferencias mucho más relevantes entre el Plan de Convertibilidad de 1991 y el que, sin alternativas a mano, está aplicando actualmente el Banco Central. Pero, marcar estas diferencias no ayudan a ser optimista respecto a los resultados económicos futuros del gobierno de Macri. Por eso yo no lo hice, salvo en informes no públicos, destinados sólo a profesionales que entienden economía, comenzando con los buenos economistas con que cuentan el Banco Central y el gobierno.

Pero ahora no puedo dejar de mencionar esas diferencias, porque me preocupa que Juan José Llach induzca al Jefe de Gabinete a un error peligroso.

Claro que hay diferencias entre el Plan de Convertibilidad y la política de metas de inflación del Banco Central! Las enumero en orden de importancia:

  1. El Plan de Convertibilidad interrumpió de inmediato la emisión de dinero para financiar al Tesoro. Por el contrario, en la actualidad, el Banco Central ha tenido que seguir emitiendo miles de millones de pesos para financiar el déficit fiscal.
  2. El Plan de Convertibilidad fue acompañado de una reducción del gasto  público desde el 35% en 1989 a 26% del PBI en 1991. Por el contrario, en 2016, el gasto público como porcentaje del PBI se ha mantenido a un nivel muy alto, más del 43%, y tampoco se está reduciendo en 2017.
  3. El déficit fiscal pasó del 7.2% del PBI en 1989 a 1.3% en 1991, 0,4% en 1992 y un superávit del 0.4% en 1993. Lamentablemente, en la actualidad el déficit fiscal se mantiene en los altos niveles heredados del gobierno Kirchnerista, tan altos como los de 1989.
  4. La emisión de deuda para financiar el déficit fue insignificante en los años 1991 y 1992, precisamente porque el déficit fiscal descendió mucho y rápidamente desapareció. En aquel entonces sólo se emitió deuda para consolidar pasivos internos y externos, devengados en los años anteriores (ley de consolidación de pasivos y Plan Brady). En la actualidad el Gobierno está emitiendo deuda, en su mayoría externa,  del orden del 5% del PBI, en concordancia con la parte del déficit fiscal que se financia con emisión monetaria.
  5. A partir de 1991 y hasta bien entrados los 90s, todas las reservas que compró el Banco Central pagadas con emisión de pesos fueron el resultado del regreso de los capitales argentinos que estaban en el exterior o de los dólares billete que estaban en los colchones o en las cajas de seguridad. No hubo emisión de pesos para comprar dólares provenientes del endeudamiento externo, porque la colocación de bonos en el exterior recién comenzó en 1993, por cifras muy moderadas hasta 1997. En la actualidad el grueso de la emisión de pesos del Banco Central es para comprar dólares que ingresan por el endeudamiento externo del Tesoro.
  6. Durante la vigencia del Plan de Convertibilidad el Banco Central tenía prohibido emitir deuda y, por consiguiente, no incurría en pérdidas por pago de intereses. En la actualidad el Banco Central se ve obligado a emitir LEBACs pagando altas tasas de interés en términos reales para absorber parcialmente la fuerte emisión de pesos que se deriva del financiamiento monetario al Tesoro y de la compra de los dólares originados en el endeudamiento público externo.
  7. La fijación del tipo de cambio y la compra de reservas por parte del banco central, permitió la remonetización de la economía e impidió que se produjera una enorme sobrevaluación de nuestra moneda (también llamado “atraso cambiario”). Eso hubiera ocurrido si el Banco Central, en lugar de comprar los dólares que ingresaban, dejaba flotar el Peso. La ley de convertibilidad no obligaba al Banco Central a comprar los dólares a 1 Peso, pero si el Banco Central no compraba los dólares que ingresaban, el precio del Dólar hubiera bajado a 0,90 ó 0,80 ó 0,70, dependiendo de la intensidad del ingreso de capitales. Decidimos ponerle un piso de 1 Peso al precio del Dólar para evitar el atraso cambiario y poder anunciar que su precio no se iba a mover. De esa forma se contribuía a hacer posible la inmediata eliminación de la indexación retrospectiva de salarios y gastos públicos, que siempre es la causa principal de la inercia inflacionaria.
  8. El tipo de cambio fijo es una regla monetaria alternativa a la del manejo de la tasa de interés con tipo de cambio flotante, pero cuál de las dos es más conveniente depende de lo que ocurre con el resto de las variables reales de la economía. Si se puede bajar rápidamente el gasto público y eliminar el déficit fiscal, el tipo de cambio fijo es más conveniente porque evita la apreciación exagerada del Peso a que llevaría la libre flotación con tasas de interés reales positivas. Además, el tipo de cambio fijo permite argumentar a favor de la desindexación de la economía. Por el contrario, si no se puede bajar el gasto público y el déficit fiscal continúa siendo muy alto, no existe otra alternativa que dejar flotar el tipo de cambio. Lamentablemente, en este caso, aunque el Gobierno lo desee, no se puede evitar el atraso cambiario, simplemente porque el Gobierno se transforma en el que ingresa los dólares. Para peor, el Banco Central se ve obligado a emitir LEBACs para absorber los excesos de liquidez e induce más ingresos de dólares golondrina atraídos por la diferencia entre los intereses que paga y el ritmo esperado de devaluación de la moneda.

Para concluir, quiero explicar que no critico al Banco Central, porque lo único que puede hacer es lo que está haciendo. Pero sí brego porque el Gobierno advierta que las diferencias entre su plan y el Plan de Convertibilidad juegan totalmente en contra de su principal objetivo: lograr que la inflación disminuya y la economía crezca de manera sostenida.

Por eso, el mejor consejo que puedo darle al Jefe de Gabinete es que se haga asesorar bien y que, aunque sea gradualmente, ajuste las políticas que acompañan al plan de metas de inflación en la misma dirección de las que acompañaron al Plan de Convertibilidad: reducir el gasto público como porcentaje del PBI, eliminar el déficit fiscal, limitar lo máximo posible el endeudamiento externo del Tesoro, prescindir del financiamiento monetario del déficit fiscal y evitar que el Banco Central se vea obligado a endeudarse y pagar altas tasas de interés para absorber los excesos de liquidez.

 

 

74 comentarios en “No sólo Duran Barba asesora mal al jefe de Gabinete; tambien lo hace equivocar Juan Jose Llach. Una verdadera lástima.”

  1. Dr Cavallo, yo siempre aprecié su honestidad y capacidad y su gesto de ingresar al gobierno de De La Rua, cuando para ud hubiera sido más cómodo quedar en la historia por lo q ya había hecho. Pero ahora se está equivocando o no se, si tiene otros propósitos; no es momento para q ud reivindique lo bueno de su gestión; ud lo único q está haciendo ahora es perjudicar al actual gobierno con sus comparaciones. Si el Gobierno entiende ud está haciendo cosas buenas comparables con lo q ud hizo, lo mejor es callarse la boca y ud debería saberlo. Por favor cierre su boca.

    1. Entiendo su buena intención para el gobierno de Macri. Yo también quiero que le vaya bien. Pero no creo que deba dejar de elogiar lo bueno y advertir sobre los peligros. Si me comportara así lo estaría perjudicando. Con respecto a que reivindico lo bueno de mi gestión, no es algo nuevo. Lo hago permanentemente para que la demonización a que fui sometido y la deformación que se hizo de la realidad de los 90s no confunda al propio gobierno. Sostener que mis comparaciones los perjudican electoralmente es cosa de quienes creen que hay que acomodar el discurso a los prejuicios de la gente. Esa actitud es mala consejera para los gobernantes que tienen buenas intenciones. Un abrazo.

      1. No comparto, sabiendo ud la susceptibilidad del pueblo argentino y de los políticos de la oposición, y el momento , 10/15 días para unas elecciones tan importantes.
        De cualquier forma, coincido con ud sobre las apreciaciones económicas que hace, solo digo, concretando, que no es el momento oportuno.

        1. Si al gobierno le conviene que yo lo ataque, puedo darle con el gusto. Pero sería hipócrito de mi parte sabiendo cuan dificil es gobernar. Un abrazo.

    1. Llach escribió su tweet sin haber leído el texto completo del reportaje publicado en el País. Espero que este post ayude a que el advierta el error que cometió. Estoy seguro que no lo hizo con mala intención. Un abrazo.

  2. Todavía el gobierno de Macri no comenzó, lo que hizo es sacar presión a la olla inicialmente creando un mercado único libre de cambios (aunque mentiroso por las altas tasas de interés reales) y reestableciendo el crédito externo, pero las presiones se están acumulando nuevamente y la prueba es que la inflación, como síntoma de un cuerpo enfermo, tiene un piso y aún no hay una ola de inversiones.
    Esperemos que se pongan los pantalones largos y le hagan caso a sus consejos luego del poder político que obtengan en las elecciones …. y hay que rezar para que no haya una interrupción brusca del financiamiento externo porque sino el ajuste será doloroso.
    A todo lo que Ud. dijo le agregaría una política en serio de apertura de la economía porque las empresas oligopólicas están cazando en el gallinero. Es impresionante el aumento de costos por ejemplo de la construcción,el rubro plásticos etc,.

    1. Hum, ahora!,,,perdemos a izquierda y a derecha,,,,
      Cuando !? Empiezan a caerse ,,,, bancos! y !!!,
      ,, en amores,, sólo hay una OPORTUNIDAD,
      Fuimos?,,,,
      al borde estamos ! ?.

  3. Muy buen comparacion entre el Plan de Convertibilidad y la actual politica de metas de inflacion.
    Me lo llevo prestado para mis clases Domingo.
    Abrazo grande

  4. Creo que el Plan de Convertibilidad habría alcanzado su éxito con la Ley déficit 0 desde su inicio y liberando el tipo de cambio en el 97.

    Que piensa?

  5. Estimado Doctor Cavallo, lamento que comparen lo que fue un verdadero plan económico puesto en marcha, el suyo, con esto que parece una improvisación constante que va de la mano de las “encuestas científicas” de Durán Barba sobre la percepción de la gente. Creo que el populismo ha ganada en la Argentina lo que algunos autores llaman la guerra ideologica, y va a llevar tiempo volver a la racionalidad, mientras tanto se hace lo que se puede ….
    Espero que esta nota, con los datos precisos que usted dio, tenga la misma difusión de la entrevista mal intencionada.
    Saludos

    1. Difícil que le den la misma importancia. Muchos periodistas se deleitan cuando pueden atacarme y no les interesa difundir cuando yo hago un aporte constructivo. Un abrazo.

    2. Coincido con Agustín, y lamento hacerlo. El problema de fondo, que genera los problemas económicos es que el populismo ha ganado no sé si la guerra ideológica, pero sí una importante victoria temporal. A partir de allí, la racionalidad es denostada y resulta imposible hacerse escuchar. En una olla podrida, se mezclan convertibilidad, desregulación -que fueron muy buenas- con “neoliberalismo” -que en boca o pluma de los ignaros, sirve para descalificar el sistema económico de los países civilizados, incluyendo las socialdemocracias- y se lo vincula con la “dictadura cívico-militar” que habría coincidido con Celestino Rodrigo en 1975. En consecuencia, defender la razón significa estar a favor de la desaparición de personas, del “ajuste salvaje”, de la “represión”, y de un largo etcétera.
      En ese contexto, la discusión sobre el tipo de cambio fijo o el tipo de cambio flotante, el déficit fiscal, la política monetaria de metas de inflación o la convertibilidad, cede frente a la supuesta necesidad de ocultar la la verdad, siguiendo los consejos electorales de Durán Barba.
      Sus palabras son, como siempre, lúcidas pero la lucidez en un país de locos no tiene demasiados adeptos.

  6. Estimado Dr. Cavallo:
    Hizo bien en aclarar sus dichos sobre la comparación de su Plan Económico con el actual Gobierno de Macri, que sabemos muy bien como recibió la economía minada con explosivos prebendarios y “soldaditos” como metástasis degradantes repartidos por todos lados de esta administración y que costará un largo camino de purificar.
    La oposición como Massa (un “Caballo de Troya” del Kirchnerismo, que nunca trabajó como empresario emprendedor privado, habla de producción y economía y la izquierda vernácula llena de vagos, se unen como lo hacen en cuanta oportunidad se presenta para el fracaso de la Patria.
    Soy un ferviente defensor del periodismo libre, pero son pocos los verdaderos periodistas profesionales, la mayoría disponen de un micrófono o grabador para luego mutilar a su antojo cualquier entrevista, no son periodistas, más bien son comentaristas, pero desconocen la taquigrafía como era en otros tiempos y que al menos los hacían pensar en sus redacciones.
    Nuestro Presidente Mauricio Macri es un Ingeniero y los ingenieros no saben ni deben mentir por su formación profesional. Si calculan mal un edificio y se cae, van presos.
    En cambio los políticos se reciclan o se “purifican” guardándose un tiempo. Caso Duhalde y otros ya conocidos.
    La última versión es Cristina viuda de Kirchner que no sabe que hacer para no ir a prisión y hasta dice que no “pone las manos al fuego por nadie”, a pesar que han sido sus colaboradores dirigidos por ella y su finado marido. Solo lo hace por sus hijos y ella, habría que recomendarle que está el Hospital del Quemado en Pedro Goyena 369 – CABA.
    Pensar en Menen ya es el sumun de los políticos, que pese a estar condenado va a continuar siendo senador en el llamado Congreso Nacional, refugio de muchos aventureros.
    La Argentina independientemente del buen periodismo necesita hacer una limpieza a fondo en el Poder Judicial, pero con los personajes del actual Congreso de la Nación no será posible, salvo que todo CAMBIE después de las elecciones de octubre.

  7. Hola Dr Cavallo
    Perfecta la explicación, Peña tendria que no entrar en polemicas , si es que quiere “proteger ” a la politica del gobierno.
    Su analisis claro , como siempre y coincido cuanto mas rapido dismininuyan el deficit , mas rapido saldran de la trampa de la tasa de interes y de la compra de dinero por Lebacs,
    Un abrazo
    Raul Nieto

  8. Hola Domingo !! Como diría Antonio Machado “Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio”… por lo menos de esta manera (by Duran Barba). Abrz.

  9. Estimado Mingo,
    Me precio de ser agradecido.
    Mi familia y yo estamos enormemente agradecidos a su gestión en los 90. El país debería estarlo tambien.
    Lo del 2002 ya fué la consecuencia de la política comiteril, algo que para gente como usted es impracticable.
    No cuento con que la historia lo reinvindique. Tampoco importa, se escribe tanta basura histórica.
    Coincido con usted que si Macri sigue como va, y no da un giro copernicano, se estrellará.
    Mientras tanto, mis hijos viven en el exterior y les va muy bien.
    Gracias a la educación que le pude brindar por los benditos 90!
    Abrazo agradecido

  10. Dr. Cavallo, siempre su análisis y visión de la economía argentina tendrá un valor adicional, por las características de nuestro país y el comportamiento de las “expectativas racionales” que la sociedad tiene, que consiste en desconfiar o repudiar su moneda local, fijar una tasa de retorno que en el mundo espera 10 años pero en Argentina 10 meses, y por último, una clase dirigente escasamente formada en materia económica, que conduce siempre a experimentos cuyo resultado es el fracaso.

    Recuerdo sus medidas y recuerdo cuando usted sugirió ante la escalada de tasas en EEUU donde la FED las llevó al 6,5%, que la Argentina debía abordar una canasta de monedas para fijar un tipo de cambio más flexible (dólar, yen y marco), pero el PJ en pleno, sin una idea de economía, se le opuso porque eso era devaluar y finalmente el único triunfo que mostraban era la paridad 1 a 1 con el dólar.

    Pero nadie quería entenderlo salvo los periodistas que veíamos que la “exuberancia irracional” que empujaba las tasas de la FED llevaban el dólar a las nubes y eso perjudicaba nuestras ventas externas, tanto al Mercosur como Europa. El super dólar debilitó nuestros intercambios y los sectores exportadores empezaron a sufrir por volúmenes y caída de precios.

    Pero no le hicieron caso, y eso hubiera permitido que la Convertibilidad no sólo siguiera, sino que mantuviéramos una tasa de inflación del 3 a 4% anual, un mercado financiero sólido y perspectivas previsibles para el país… como ocurrió finalmente en el Perú, adonde me mudé hace 2 años y me saco el sombrero: todo el país respalda sin fisuras el modelo económico, desde el más pobre al más alto empresario.

    1. Hola Jorge. Me alegra que hayas mencionado el caso de Perú. Es la economía a la que vengo mencionando con insistencia como modelo alcanzable para Argentina en materia macroecon{omica. Un fuerte abrazo.

  11. Muy clara la explicación. Creo que en Tweet de Llach buena parte de esto estaba implícito, aunque en la brevedad alguno pueda haber comprendido mal. Recalco esto: “Quiero explicar que no critico al Banco Central, porque lo único que puede hacer es lo que está haciendo”. Y el acento en lo que resta por hacer para que la economía se afirme y salga adelante. El tema es cómo trasladar el enorme déficit del Estado a la esfera privada y ahí es donde veo aún poca creatividad. Hay mucho por inventar para que cada tramo de gasto público se transforme en inversión privada. ¡Un abrazo y cariños para todos!

    1. Yo no quiero que fracasen. Me gustaria que presten un poco más de atención a las experiencias del pasado, tanto para evitar errores como para encontrar soluciones. Un abrazo.

  12. Como siempre CLARÍSIMO MAESTRO. Este post me viene de perillas para tratar de ilustrar al grupo del PRO que yo integro aquí en Carlos Paz pues debo reconocer que está integrado por gente muy honesta y de muy buena intensión pero con bajísimos conocimientos profesionales y para colmo toda la capacitación que el partido les ofrece está centrada en cómo formar y presentarse como candidatos elegibles pero con muy poca formación para luego poder asumir los cargos que alcanzan y por ello luego deben improvisar y recurrir confiando en “asesores” cuyos consejos no tienen capacidad de juzgar. Algo que constantemente critico, es la improvisación constante que va de la mano de las “encuestas científicas” y los “timbreos”.
    Un gran abrazo

  13. Impecable la comparación de la convertibilidad con la política económica del actual gobierno.
    Me sumo a otras voces que valoraron el enorme progreso que significó la convertibilidad; fue de tal magnitud el cambio que hasta dejamos de hablar del dólar por varios años!!!. Parecía increíble que en un año pasáramos de una inflación de cuatro dígitos a una de un dígito.-
    De correr a comprar en medio de la hiperinflación para no perder capacidad adquisitiva en horas , a pasar a ahorrar.-
    Evidentemente a algunos funcionarios les falta mucho conocimiento económico y les sobra soberbia.-
    Muchas gracias Dr. por compartir sus conocimientos y exponerlos con la claridad y sencillez que lo hace ya que nos ayuda a entender.-
    Un afectuoso saludo.-

  14. Mucha gente critica al BCRA sin tener en cuenta que es muy difícil bajar la inflación con el nivel de paritarias que hubo en el 2017. Mi opinión es que la inflación núcleo hasta 2019 o 2023 si sigue Macro es que la inflación va a rondar el nivel de paritarias +/- 3%. Por eso si para el año que viene si queremos una inflación de 12% las paritarias deberían andar en 10% teniendo en cuenta un ajuste probable de tarifas y combustibles después de octubre.

  15. Totalmente de acuerdo, Mingo, Ud. advirtió sensatamente, que la política del BCRA, no iba a dar mas frutos si no se tenía en cuenta la inflación inercial. El indicador de setiembre/17 del 1,9% le da la razón. Atacar la inflación sólo con política monetaria no dará resultado. La política del BCRA de metas de inflación ya no se puede sostener, y existe el serio riesgo de que el titular de la entidad quede desacreditado, con las consecuencias que ello implica para la credibilidad. Es un error seguir aferrado a esa política, que puede servir en un contexto de baja o media inflación, pero no en el caso nuestro, que llevamos décadas de alta inflación y hasta hiperinflación. El BCRA no puede seguir emitiendo para sostener el gasto demencial del estado y el déficit, para después neutralizarlo con tasas que favorecen una nueva orgía financiera. Esperemos que después de octubre se tome al toro por las astas, ya que de no ser así, el futuro se tornará oscuro. S2

    1. Coincido, pero el cambio a partir de octubre no lo puede decidir el banco Central, los cambios en las políticas fiscal, laboral y regulatorias son resorte del Gobierno, no del Banco Central. Un abrazo

  16. Domingo

    200% de acuerdo!
    Macri, Marcos Peña, Maria Eugenia Vidal, y todo el gabinete habla de decir la verdad y de ser transparente.
    La explicación es clarísima, Lach y Marcos Peña debieran rectificarse.
    He visto por ahí sugerencias de abstenerse de opinar porque, en este momento, a pocos días de las elecciones, no sería oportuno.
    Dichas sugerencias son incoherentes la premisa mencionada en mi primera línea.

    Un abrazo

    Domingo

  17. Dr. Cavallo, quería pedirle disculpas porque era uno de aquellos que lo maldecía por lo ocurrido en el 2001-2002, era muy fácil echarle la culpa por el desastre económico, entiendo que usted arriesgo su prestigio y tuvo buenas intenciones para revertir el curso del país, creo que el daño se puede revertir con tiempo, me llevo 15 años entenderlo, imagínese que hasta hace unos años pensaba que el kirchnerismo era bueno… que delirio.
    Espero que mis compatriotas aprendan de las lecciones y de los tantos fracasos que tuvimos y verdaderamente haya un cambio en la argentina.

  18. En la lucha contra la inflación, la voz de Cavallo no debe ser subestimada. Y esa voz también debe ser escuchada, lejos de las chicanas políticas, para entender donde anidaron los errores que dieron lugar a la crisis del 2001 que posibilitaron el retorno al populismo. Las lecciones aprendidas tienen que ser el motor de nuestro progreso.

  19. Estimado Domingo, lamentablemente, muchos funcionarios de Macri, son muy proclives a ser arriados, por dos o tres programas de televisión de buen reating que cada vez que nombran a Cavallo, lo hacen peyorativamente, y la mayoría de las veces vociferando infamias; pero no tienen problemas de tratar “cordialmente” a invitados cómplices de la banda de ladrones que nos gobernó.
    Me dió mucho gusto ver el título del Cronista, “Vuelve el Mingo: quien quiera oir que oiga. ” …!!! Muchos queremos seguir escuchando tus sinceras opiniones, coincidamos o no. Mis saludos y respetos..

    1. Gracias Orlando. Voy a postear el artículo que mencionás y que hasta tu referencia no había visto. Recuerdo el muy buen reportaje que me hizo el periodista que escribió este artículo. Un abrazo.

  20. El living de la casa de Mingo se me abierto para conversar y poder verter mi opinióny hace pocos artículos atrás escribí respecto de lo difícil que puede resultar a Cavallo o a cualquiera apoyar sin quedar pegado en una gestión en la que uno coincide en lo general pero con observaciones. Lamento decir que ocurrió exactamente lo que advertí hace muy poco de tiempo atrás.
    No pienso realizar comentarios entre una discusión sobre la convertibilidad en la que intervienen el Ministro y el ViceMinistro que la llevaron a cabo… Es absurdo pensar que ellos no saben sus bonanzas y dificultades así como su oportunidad. Resulta evidente que aquí entonces se está hablando de otra cosa absolutamente distinta que el tema que se utiliza como instrumento para otro objetivo. ¿Cuál será? Corresponde preguntarle a Juan Llach.
    Dios quiera que me equivoque pero creo que este gobierno esta haciendo cosas buenas y necesarias pero que no me resultan suficientes ya que todavía no ha elegido la máxima excelencia para su gestión… sus equipos devienen de equipos pasados y personas que pagan el peaje para entrar en su autopista … pero no se anima a la excelencia que queda aún en la lista de espera.
    Un ejemplo, somos un país agrícola y debimos tomar precauciones para la fluctuación del precio de nuestros commodities… No lo hicimos… En este gráfico veremos un ETF que replica el precio de la actividad agropecuaria en general http://stockcharts.com/h-sc/ui?s=DBA&p=W&b=5&g=0&id=p35936693953
    ¿Qué hace Argentina, su Gobierno… para abordar este problema? Como contrapartida hablemos de Noruega… quien fuerte productor de crudo tiene un fondo soberano monstruoso, gigantezco, que le garantiza a su país un enorme amortiguador.
    ¿Quién es el experto en negociación en commodities que se esta ocupando de garantizar que el mayor y casi único motor de nuestra economía tenga la seguridad si algo pasa con sus cotizaciones? Por prudencia no diré el nombre de una eminencia que tenemos disponible para resolver este tema y todavía nunca fue convocado aún…
    ¿Qué tiene que ver todo esto con el articulo? Mucho… ya que parece que todavía necesitamos mas descartar que convocar a los mejores… Yo no veo critica a Cavallo ninguna sino el pago de un peaje para una membresía… y que me perdone el Dr. Llach si me equivoco.
    Queda por obvio que apoyaré y votaré por este gobierno próximamente ya que las otras alternativas me resultan directamente execrables, sin embargo creo que hay mucho que el Presidente Macri le queda por hacer… Argentina no necesita simplemente un buen equipo y una gestión decente…. necesita a los mejores, los necesitó ayer, hoy y los necesitará mañana… y necesita un liderazgo que les permita, enseñe y les haga trabajar en equipo… yo creo que esa es la Misión y objetivo que debería asumir nuestro Presidente a quien, reitero, respeto y le daré mi voto. Abrazo, Alex

  21. Preciso y contundente. Ya es lamentable que tantos que saben la verdad no se animen a confrontar el relato que hizo de usted un genio del mal. Ya es triste que no expliquen las verdaderas causas de la crisis de 2001 por cálculo político. Pero que además se sumen al relato y lo destraten es peor. Rescato dentro de tanta pobreza moral a Javier Milei, a quien le preguntaron en TV quién había sido el mejor ministro de economía de las últimas décadas y respondió: Domingo Cavallo. A mi tampoco me conviene escribir estas líneas. Puedo sufrir consecuencias. Pero no me sentiría un hombre si no me atreviera a decir lo que pienso.

  22. Excelente Mingo, mas que elocuente. Pero esta situación me induce a la reflexión sobre que diferencia importante debe haber entre la teoría del que está afuera, y la práctica del que está adentro. Yo creo que es clarísima la solución a los problemas que rigen la economía, pero el asunto es como gestionar esas soluciones. Y allí radica el quid de la cuestión. Vos estuviste de ambos lados del mostrador, en muy diferentes oportunidades. La primera en un escenario correcto, la segunda en uno incorrecto. Siendo un economista de primer nivel en todos los sentidos, haz tenido éxito en la primera y fracaso en la segunda. El contexto, los jugadores, la oportunidad, el humor social son elementos fundamentales a la hora de tomar las decisiones correctas, pero solo en el momento adecuado, y solo si se logra dar con él. Espero que este gobierno lo encuentre. Un abrazo y mis respetos.

  23. excelente post. doctor.
    hace casi un año un economista de nombre milei, decia que el gobierno iba a colapsar, si el que seguia manejando la economia sigue siendo marcos peña, veo que no se equivoco.

  24. Estimado Domingo
    Muy concreto el detalle de los puntos en qué difiere la implementación de la convertibilidad y las políticas económicas de la gestión actual.
    Sin embargo, es de ponderar en ambos, el objetivo, esto es: orden económico, estabilidad monetaria y procurar el crecimiento global. Lo que se logra con honestidad intelectual y práctica económica objetiva – sin engaños- y apoyo político. Y es la gran diferencia con los populistas y la prensa oportunista
    Abrazo. Jlc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *