Tengo que ser mas precavido cuando contesto reportajes

La semana pasada dos periodistas del diario El País me pidieron insistentemente un reportaje. Les respondí muchas preguntas durante más de una hora y noté que volvían y volvían sobre el tema de un supuesto asesoramiento mío al gobierno de Macri y de las similitudes entre las políticas actuales y las de los 90s. Como siempre, traté de responder con sinceridad y sin ninguna intención de crearle un problema a la campaña electoral del PRO.

Cuando leí el reportaje vi que había sido mutilado y que sólo se había publicado lo referido a esas comparaciones, previo comentario del periodista sobre que mi nombre provoca miedo en millones de argentinos, algo que no recuerdo haberle escuchado decir a lo largo del reportaje. Tampoco recuerdo haber dicho que ¨todos¨ los funcionarios colaboraron conmigo en el pasado. Pude haber dicho, si, que varios de ellos lo hicieron, pero dejando en claro que no se trataba de la mayoría y mucho menos de todos, porque el grueso de los funcionarios de Macri son jóvenes que en los 90s eran niños.

De todas maneras, no creo que bien leído, el reportaje original pueda haber sido interpretado de la forma que lo hizo mi amigo Juan José Llach en un twit.

Me apresuro a subir el reportaje original, por si quienes se interesen por mi verdadera opinión, lo lean y no se guíen por las interpretaciones malintencionadas que hicieron Página 12 y otros medios kirchneristas.

Este es el reportaje publicado en el País. Y ésta la interpretación de la Nación, que en ningún momento tergiversa lo que yo dije en el reportaje.

Ciertamente cuando comparé la orientación económica del gobierno de Macri con la nuestra de los 90s, dejé bien en claro que me refería a la preocupación por el valor de la moneda, la baja inflación y la integración de la economía al mundo. Pretender que comparo el manejo de la política monetaria en contextos que son muy diferentes, por entonces saliendo de la hiperinflación y con una economía de hecho muy dolarizada y ahora teniendo que salir de una estanflación con fuertes desajustes de precios relativos y un enorme déficit fiscal, es poco menos que temerario.

76 comentarios en “Tengo que ser mas precavido cuando contesto reportajes”

  1. Daba por hecho que así sería. “El País” la juega de progre, y en el fondo fondo prefieren a cualquier ka antes que al capitalista come-niños Macri…
    Ahora bien, a estas alturas, y después de tantos hervores, que Cavallo no sepa que en los medios todo puede ser usado facciosamente, es una ingenuidad incomprensible.

  2. Si, a veces no es culpa de los “malos” ser quienes son siendo lo único que saben o pueden hacer, sino de quienes, aunque con entera sinceridad, dan argumentos para alimentar….los. Respetuoso saludo.

    1. Si para que los malos no puedad utilizar la verdad para sus maldades, la única solución es ocultarla, estamos fritos. Respetuosa respuesta. Un abrazo.

  3. Así es estimado Mingo. No se puede ser ingenuo con los periodistas. Aún existen muchos interesados en que a la Argentina le vaya mal para imponer su versión “bolivariana” del socialismo del siglo XXI. Cualquier intento de avanzar hacia una economía de mercado, moderna y abierta al mundo, va a ser sistemáticamente atacado con argumentos demagógicos y populistas. “Cuanto peor, mejor…” para ellos.
    Hay que seguir haciendo docencia en nuestra querida Argentina…
    Un cordial y respetuoso saludo.

  4. Estimado Domingo, es de mal nacido mutilar un reportaje en beneficio de de un comentario sensacionalista, y por otro lado, hacerse problema por lo que los medios kirchneristas (Que ya sabemos son mercenarios de la dictadura y demagogia que nos toco sufrir en estos 12 años) es al menos una perdida de tiempo. Muchos valoramos el aporte hecho a comienzos de los 90. Luego en su intervencion de exiguos meses en el gobierno de De la Rúa, a mi criterio fue el peor error que pudo cometer don Domingo, ya que los peronistas acechaban como leones enjaulados para perpetuarse como lo hicieron desde su partida en 1995.

  5. Tranqui mingo, usted sabe que lo queremos igual.
    Pagina12 es leído solo por kirchneristas así que su tergiversación no afecta la elección.
    La mayoría de la gente no lee el reportaje y se queda con el título (triste pero real). Lo que deben haber hecho los (malos) periodistas de El País es intentar sacarle un título. Y por eso lo forzaban una y otra vez al mismo tema, a ver si salía algo.
    Lo que usted puede hacer en las entrevistas es tirar una frase bien bomba al principio. De esa forma el periodista se queda tranquilo que ya puede titular, y hace el resto de la entrevista con normalidad.
    El tema típico para titular hoy en día es la corrupción del gobierno anterior. Podría decir por ejemplo:
    “Te das cuenta que Cristina robó porque no contesta preguntas en la indagatoria”
    “Los K robaron tanto que hicieron quedar a los 90s como la década de la honestidad”

    Sobre que no recuerda haber dicho “todos”, para que no le queden dudas que si dijo o no algo, puede poner a grabar el audio con el celular antes de comenzar la entrevista, y se lo guarda en el bolsillo.

    Usted es más inteligente que los periodistas. No deje que lo enganchen.

  6. Desafortunadamente la libertad de expresión se ha transformado con el tiempo en libertinaje de expresión, y muchos “periodistas” tergiversan las notas a su antojo para vender.. y en muchos casos pasan el limite, llegando a mentir.
    De todos modos todo eso existe, porque el entrevistado se los permite, ya sea brindando entrevistas en medios poco serios.. o no realizando demandas por daños y perjuicios cuando ocurren estos casos.
    El otro día vi un reportaje que realizo el periodista “Alejandro fantino” a María Kodama y me sangraban los ojos al ver en el televisor el trabajo que hacia como periodista…
    Pero no nos equivoquemos.. Mentir en una nota periodística, roza una actitud criminal.. si usted puede demostrarlo, haga valer sus derechos y especialmente desenmascare a ese tipo de periodistas.

    1. Las tergiversaciones no fueron de los periodistas de El País, que en todo caso sesgaron sus preguntas pero no desfiguraron mis respuestas, sino de los que las transcribieron con clara intención de desfigurarlas. Un abrazo.

  7. Otra cosa, la ética periodística en España y la unión europea esta mucho mas regulada que aquí en argentina…. inclusive puede intimarlos a que se retracten públicamente o llevarlos a juicio y que tengan que indemnizarlo y retractarse.. la difamación con real malicia esta tipificada en la UE

    1. La mayor deformación de mis dichos no fue responsabilidad de los periodistas del País, sino de quienes las utilizaron sesgadamente en medios argentinos. Un abrazo.

  8. Estimado Dr. Cavallo,

    Considero que usted viene siendo objeto hace años de una demonización sin precedentes. Desde la opinión pública y la corrección política lo pusieron insólitamente en el podio de los mayores enemigos públicos de los argentinos, incluso junto a dictadores y genocidas. Lamentablemente, este discurso caló hondo en mucha buena gente que desde la irreflexión y la inocencia terminaron creyendo las calumnias y los delirios que les repitieron hasta el cansancio. Paradójicamente, aquellos que más lo critican son los que dejaron el país en el subdesarrollo teniendo los términos de intercambio más favorables de la historia (junto a sus esbirros mediáticos en Página 12).
    Yo no conozco (al menos hasta donde llega mi limitado conocimiento) otro caso de alguien que haya aceptado tomar semejante responsabilidad en Argentina como hizo usted en 1991 y 2001 poniéndose al frente del MEcon. Por eso, siempre que escucho que alguien repite la valoración políticamente correcta de su persona respondo lo mismo: Cavallo eligió subirse a capitanear el Titanic ya con el iceberg a la vista, dos veces.
    Le manda un cálido saludo de un estudiante de economía que trata de sacar sus propias conclusiones, un argentino al que escuchar su nombre no le provoca ningún miedo.

  9. Estimado doctor, lamentable la tergiversación que dieron a sus palabras, por suerte en otros medios no reaccionaron de la misma manera.
    Por cierto, ¿ya se encuentra disponible en español su último libro escrito con Sonia?
    Los capítulos 14 y 15 que hizo imprimir y me regalo en su momento durante nuestra entrevista fueron realmente útiles para mi interpretación y comprensión histórica. Saludos!

  10. Estimado Domigo….

    Atentamente he leído el reportaje y lo que dice es la realidad, al mismo tiempo lo que refiere Peña en la contestación, también es acorde.
    La cuestión es que el Diario necesita vender y pone títulos tendenciosos.
    Los que seguimos objetivamente las cuestiones económicas, sabemos a que refiere y, efectivamente tiene coincidencias y está bueno que así sea.
    Abrazo… Saludos
    jlc

    1. Sí, lo que me preocupa es que a Peña lo han confundido sobre lo que significan las diferencias que el remarca en sus declaraciones. Sobre esto he escrito un nuevo post, que podés encontrar en mi blog. Un abrazo.

  11. Quedese tranquilo, doc.Quienes lo seguimos desde hace un tiempo: sabemos muy bien que Ud.ha sido prudentemente critico con algunos aspectos de politica economica, que si me permite, paso a señalar algunos:
    El excesivo endeudamiento del sector publico,
    El tamaño del deficit fiscal,
    Algunas contradicciones de politica monetaria, señalandolas con la ingeniosa figura de que se “derrotaba a si misma”,
    El nivel de la tasa de interes de referencia
    El mantenimiento de impuestos distorsivos.
    Saludos.

  12. Doctor, por suerte hay una generación joven que se ha preocupado en investigar e informarse respecto de lo que pasó entre 2001 y 2003.

    Es increíble como la opinión pública confunde (en muchos casos maliciosamente) al “corralito” con el “corralón”, siendo que este último fue el que por si mismo, y a través de los fallos judiciales que lo convalidaron, el que destruyó gran parte del sistema institucional argentino.

    Más allá de que en algunos temas no concuerdo con usted, le agradezco su honestidad intelectual y esos brillantes 5 años al frente de Economía entre 1991 y 1995.

    Saludos.

  13. Buenas tardes Domingo, mi nombre es Julián, soy estudiante de ciencias económicas en la Universidad Nacional de La Plata y admiro mucho su trabajo y su visión de la economía. Me gustaría saber dónde puedo adquirir su último libro traducido al español a través de internet en lo posible ya que en la ciudad de La Plata no lo he conseguido.
    Muchas gracias,
    Saludos.

  14. Yo la leí en La Nación estimado, y me gusto mucho, no creo q haya jugado en contra del gobierno la mal interpretación, la gente no come vidrio, espero q se termine pronto está situación de blanco/negro que vivimos, y que finalmente los partidos políticos evolucionen, y pacten políticas de estado que nos permitan desarrollarnos por muchos años. Saludos y no sea calentón, ya está grande para hacerse mala sangre!! Saludos

  15. Lo peor de toda esta situación es la reacción de su “amigo” Llach. Disiento con los que dicen que lo odian millones de argentinos. No confíe jamás en el periodismo.

  16. Yo también pensé que Ud. le hacía un flaco favor al gobierno actual al dar pie a que se mutilen sus declaraciones -cosa absolutamente previsible- aceptando un reportaje mal intencionado que nada suma a sus méritos personales y profesionales que reconozco. El agregado de que le envía al gobierno su informe de coyuntura con el comentario de que sabe que lo leen también le aportó ingredientes a los mentirosos populistas, siempre a la caza de declaraciones que puedan distorsionarse para llevar agua a su molino. Con todo respeto me permito darle mi calificativo: todo mal y gratis.

      1. Dr.Cavallo, quizás me faltó completar el comentario diciendo que lo que cuestiono no es su contenido que puede ser muy cercano a la siempre esquiva “verdad”. Lo que cuestiono es la oportunidad para haberlo hecho. Muy lejos de mi intención está censurar las ideas y menos las de alguien como Ud. al que respeto en todos los sentidos.

  17. Dr. Cavallo, yo creo que cuándo el amigo Juan José Llach lea el reportaje textual posiblemente cambie de opinión. Yo creo en su buena fe y no tengo dudas de la manipulación que hace la prensa con las noticias para vender…..Eso es otro de los graves problemas de nuestro país….Los mercenarios mediáticos (Qué desgraciadamente son mayoría) y con ese proceder mezclan y destruyen todo…

  18. Llach siempre pareció un buen tipo, pero en esta demostró lo que son muchas de las personas que lo acompañaron en la intención de implementar el sistema económico que le conviene al grueso de los Argentinos, pero que no sirve para la clase política, de los medios, gremial y contratistas de nuestro bendito País; ASÍ ESTAMOS!! Y ESTAREMOS mientras muchos de los habitantes nos quedemos tranquilos esperando un cambio, no nos interesemos y obliguemos a la minoría que nos dirige y maneja a cambiar el rumbo; POR LAS BUENAS Y SINO TENDRÁ QUE SER POR LAS MALAS, muy triste, doloroso y quizás antiguo, pero en muchos países del mundo ha sido la única salida.
    Siga durmiendo tranquilo, de apoco van entendiendo muchos que usted fue y será el ministro de economía que necesitamos.
    Saludos!

  19. Domingo
    Me indigna la distorsión, que percibo más generalizada, y que no se limita al artículo de pag 12.
    Me pasa frecuentemente, y me duele, que tanto familiares y amigos con los que comparto alguna nota tuya, reaccionan de una manera evidencia no leen el contenido de lo que quiero compartir, que ya tienen y se guian por una imagen distorsionada que resulta difícil corregir.
    Es un poco como lo que en USA llaman “What people want to believe is more important than what’s true” o “don’t confuse me with the facts”

    Abrazo
    Domingo

  20. La baja inflación, la integración a los mercados mundiales (cuidando la balanza) y el valor de la moneda. Son indiscutibles para el desarrollo y la atracción de invenciones.

  21. Dr Cavallo,
    Acabo de descubrir que usted tiene un Blog. Ultimamente, a raíz de haber leído el libro de Iglesias “La dekada saqueada” ( se lo recomiendo), empecé a entender muchas cosas dado que era muy chico en 2001. Eso fue lo que me llevó a buscar artículos periodísticos de esa época en google y así di con este blog. Además, lo clarificador del libro de Iglesias me llevó a escribir un post en mi blog de Facebook https://www.facebook.com/133175066759899/photos/a.777715548972511.1073741827.133175066759899/1473250226085703/?type=3&theater . El cual fue muy bien recibido por mis seguidores porque abordé el tema sin vueltas y de un modo claro. Creo que la sociedad, después de ver el final de la película en 2015, estamos mirando las cosas de otro modo.

    Como le decía, y aprovecho para manifestarle una duda, leyendo artículos de la época, me encontré con este http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache:sKxQXYnklNsJ:www.gente.com.ar/actualidad/si-cavallo-no-tiene-apoyo-politico-estamos-perdidos/727.html+&cd=8&hl=es-419&ct=clnk&gl=ar en donde figura que en la crisis del 89 la desocupación era del solo del 8%. Eso se debía a que había mucho empleo público? Me sorprendió el dato dado el deterioro generalizado.

    Un abrazo.

    1. Muy bueno tu artículo y muy acertada la opinión de Rosendo Fraga en aquella oportunidad. Muchas gracias por enviar los dos links. Sí, la desocupación era de sólo el 8% pero entre 1974 y 1990 la productividad había declinado un 25 %. Eso quiere decir que se había creado mucho empleo imporoductivo o de muy baja productividad. Por eso la recuperación a partir de 1991 se hizo con creación de poco empleo en términos netos. Primero hubo que absorber el empleo improductivo que exitía en la economía. Un abrazo.

  22. No se puede esperar menos del sr. Llach, que a duras penas puede convencer a alguien de ser “economista” cuando su título académico formal lejos está de esa ciencia social.
    Es el clásico problema dirigencia argentino: en lugar de tender a la especialización, y con eso poder planificar políticas públicas de excelencia, son todos generalistas con conocimientos sobre cualquier aspecto o problema nacional.
    Le dejo un gran saludo a usted, y en lo personal sepa que aún pudiendo encontrar algunas diferencias puntuales en cuanto a pensamiento económico, tiene usted mi más profunda admiración intelectual y personal

    1. Yo valoro mucho la opinión de juan José LLach. Por eso me lastima que en esta oportunidad se haya equivocado, pero no quiero desmerecer sus méritos académicos. un abrazo.

  23. Dr Cavallo, estas son señales de desesperación, matonazos de ahogado, como saben que no llegan por la via electoral con armas nobles, recurren a viejas artimañas, estas fuerzas han creado una visión distorcionada del pasado y la utilizan para generar miedo en la población. Un saludo y todos mis respetos.

  24. Estimado Doctor Cavallo, el actual gobierno esta preocupado en defender el valor de la moneda Argentina…..?. Yo no lo creo, con solo ver la variación de la base monetaria interanual. Y el stock de Lebac. Si no estoy mal informado ya llego a 1 Billon de pesos? A cuanto va a llegar el stock de Lebac al 10 de diciembre, 2 años de Cambiemos, o dos años de “continuemos”.
    Con estos pasivos el BCRA esta técnicamente quebrado? o me equivoco? el que defiende el valor de la moneda es el BCRA quebrado?
    En los 90 había convertibilidad, pero no había emisión monetaria y no había LEBAC, y había deflación, pero hoy no hay flotación del dólar como dice el amigo Llach, hoy si hay convertibilidad, no como en los años 90 por una Ley del congreso, hoy hay convertibilidad de hecho, debido a los dólares financieros que están entrando y haciendo la bicicleta, y atrasando el tipo de cambio.
    Querido Domingo, sinceramente usted cree que Mauricio tendrá la convicción y el coraje de tomar la medidas que ameriten para que haya un cambio en la economía?
    Ojala me equivoque pero para mi este gobierno es una versión Argentina del Gatopardismo político.
    Lo vamos a comprobar con la frutilla de la torta de gravar la renta financiera.
    Después no digan que Macri es Liberal pro mercado, pro ahorro, pro capitalismo, es pro socialismo de cotillón amarillo.

    1. Depende Carlos de lo que hagan desde la elección, porque ahora tendrán más poder político. Sobre estos temas acabo de subir un nuevo post. Un abrazo.

  25. No entiendo la desmentida. Pablo Gerchunoff declaró al mismo diario que el actual proceso es un tercer intento de modernización de la economía. El primero fue el de la dictadura, el segundo el que usted condujo y el tercero el actual. La continuidad no es negada ni por los propios.

    1. La diferencia es que Gerchunoff nunca fue demonizado. Aparentemente a los estrategas de campaña mis afirmaciones, aunque verdaderas, les molestan. Preferirían que yo no existiera. Quieren borrarme de la historia y de la memoria no manipulada de la gente. Un abrazo

  26. Poco tiene que ver la comparación. Aquella era una economía de libre mercado. Esta es una política dirigista, con precios “libres” conversados, y precios controlados no fijados por regulación económica sino con fines antiinflacionarios. El gradualismo es el nadismo. No me extiendo más por no abusar

    1. Yo destaco que la orientación es la misma, quieren la estabilidad de precios y la integración al mundo. En los aspectos instrumentales y, sobre todo, en el ritmo hay muchas diferencias. Un abrazo

  27. DR:
    considero que el gobierno ya tendría que haber resuelto la inflación y la inseguridad e incluso hacer algo con las provincias donde se cometieron fraudes electorales.
    Pero lo que es bien visible es el intento de demonizar la década del 90 como se lo hizo con la del 70 para sacar del juego a personas e instituciones.Esto no es más que una campaña calumniadora y difamatoria llevada a cabo por los mismos de la década pasada.Entre los objetivos figuran ud, MENEM, etc y también todas las personas que tenemos pensamiento propio y podemos reflexionar sobre la realidad.Esto de demonizar personas es algo aberrante y que también me toca padecer a mí aquí en SANTA FE.
    Todo esto es posible por la enorme cuota de ignorancia y de mala conducta que existen en el país hoy día.
    Existe una parte de la población absolutamente ciega que tomó como referentes a guerrilleros y a una ideología igualitarista (marxismo-socialismo) que están en retirada en el MUNDO. Hay un maniqueísmo y un negacionismo por parte de funcionarios y militantes de estas IDEOLOGIAS que a veces rozan el nazismo.Es lamentable pero es lo que hay.
    No entienden que servicios públicos eficientes y 1 sistema monetario estable más democracia política son indispensables para el desarrollo.
    Saludos.

  28. En lo que a mí respecta, el que gana con la comparación es Macri. En lo económico y en lo político el actual gobierno es, en todo caso, un pálido reflejo del que llevó adelante la gran transformación del primer lustro de los años noventa.

      1. Ud es una persona que carece de maldad. Hay poca gente que entienda ese rasgo en Argentina. Ponerse a la altura de las circunstancias ,como en este reportaje, es un ejercicio ineludible, para que no se aprovechen de su buena fe.

  29. Más que dar una opinión voy a dar una impresión o testimonio. Sucede que justo antes de ese reportaje Mingo tuvo la generosidad de recibirme un momento para prestarme un libro mientras esta llegando otro ejemplar desde el EE.UU. para su reposición. Lo necesitaba para una joven portuguesa de la que resulto su mentor y que ha decidido venir a vivir a Argentina y debía dar su examen de admisión en una Alta Maestría en el CEMA, debía saber de historia reciente de la economía Argentina y quise que la aprendiera del mejor conocimiento. La parte triste de este articulo es que pareciera que lo importante han sido estos “periodistas” o los comentarios errados e oportunistas cuando lo verdaderamente trascendente es que la mentada pudo dar un examen brillante… Lo que no se publica es la generosidad de Mingo quien siendo una de las personas mas influyentes del mundo no duda en dedicarse a las semillas que mañana serán frutos.
    Es entonces que yo pude ver con mis ojos a esos periodistas en el hall de espera antes que el propio Mingo y lo cierto es que me llamaron la atención… acusaban una actitud displicente, sin un papel o bloc de notas … e íntimamente tuve ganas de advertirle al Maestro… Hablaban entre sí de cualquier cosa menos de la propia entrevista que iban a iniciar. Incluso sentí, tal vez equivocado, que me miraban con recelo como si yo fuera Goebbels esperando un libro de las manos de Hitler… Quiero significar que claramente sentí un preconcepto y pensé que iban a armar “un película”.
    Pese al reconocimiento que Mingo prodiga inmerecidamente a mi persona siempre su presencia me merece un respeto reverencial por eso no le dije nada pero francamente era lo opuesto a la actitud displicente de estos periodistas de la que fui testigo.
    Siento un gran respeto genuino por la persona de Juan Llach a quien no conozco personalmente salvo por su trayectoria es también algo triste lo ocurrido. Llach es sociólogo por lo que debería saber que algún periodismo resulta tendencioso y poco serio y es importante chequear a las fuentes antes de emitir juicios de valor. Una persona de su valía no debería darse ciertos lujos por un oportunismo.
    Obviamente que no estamos en los ’90 y habría que ser muy tonto para pensar que hoy puede ser igual que ayer… ni en tipo de cambio, ni en la parte fiscal… ni en nada. Por otra parte no ha sido igual el primer que el segundo quinquenio de los ’90 a los que se los tiende a generalizar erradamente.
    Siento alguna tristeza ya que todo me hace suponer que alguien tan valioso (en aciertos u errores) como el Dr. Juan Llach siente que debe criticar públicamente a DFC y a su propia historia para poder considerarse parte de esta nueva alternativa. Me hace sentir triste pensar que alguien tan valioso tenga que cometer tantos errores para poder mantener alguna vigencia e influencia cuando méritos intelectuales le sobran.
    La verdadera historia es que mientras algunos nos ocupamos en formar al futuro, abrimos oportunidades, ponemos nuestra generosidad desinteresada…. otros juegan al oportunismo.
    Domingo es un optimista pero yo soy mucho mas escéptico… y no solo Argentina necesita erradicar su populismo berreta sino su oportunismo que es primo hermano del primero.
    Gracias Maestro Mingo por mostrarme una y otra vez el camino correcto. Abrazo, Ing. Alex Daziano, PhD, DPhil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *