¿Por qué la Nación sigue reteniendo el 15 % de la coparticipación desde la liquidación de las AFJP?

El pacto entre Boudou y Schiaretti que perjudicó a Córdoba

Para responder esta pregunta tenemos que volver al año 2008. El entonces Ministro de Economía Amado Boudou, tuvo la siguiente idea: hacer que los aportes personales de los trabajadores para su jubilación pasaran, de sus cuentas personales, a las arcas del ANSES.

Este verdadero saqueo a los fondos de los futuros jubilados fue publicitado como “la estatización de las AFJP” y era entendido como “revertir la privatización de los fondos de los jubilados”. Todos títulos engañosos. Si en realidad hubieran querido estatizar las AFJP, habrían eliminado a las privadas manteniendo las cuentas individuales en la AFJP del Banco Nación, y no robarle la titularidad de los fondos a los trabajadores aportantes. Los únicos que propusieron esta alternativa fueron Felipe Solá por la cámara de Diputados y Adolfo Rodriguez Saá por la de Senadores.

Esta alternativa fue rechazada. La verdadera intención de Boudou y el Gobierno Nacional era financiar el tesoro y beneficiar a los amigos del poder, nunca disponer esos fondos para los jubilados. Quienes rechazaron la propuesta fueron los legisladores Kirchneristas con el apoyo de legisladores por Córdoba que respondían al ex Gobernador Schiaretti.

Cuando el proyecto ya había sido votado y era claro que los aportes personales de los trabajadores serían absorbidos por la ANSES, los legisladores cordobeses que le respondían a Schiaretti, por indicación de él, acompañaron al Gobierno de Cristina. Solá y Rodriguez Saá, cada uno desde su función, habían propuesto que se dejara de retener ese 15% ya que estaba desapareciendo la causa que lo había justificado. Pero los legisladores cordobeses de Schiaretti no acompañaron esta propuesta. Haberse alineado con el Gobierno significó que, el 15% de la coparticipación que nos corresponde, siga injustamente retenido en manos de este gobierno.

¿Cómo se explica que los legisladores cordobeses no hayan utilizado esa oportunidad para recuperar aquel 15% que ya no tenía su justo destino original? Si buscamos en los archivos de la época nos encontramos que Schiaretti estaba negociando con Boudou el aporte del ANSES a la Caja de Jubilaciones de Córdoba. El entonces Ministro de Economía le canjeó el voto en contra de la restitución del 15% a cambio de algo: le enviaría los fondos prometidos por Duhalde a De la Sota en 2002.

Schiaretti conocía perfectamente los fundamentos del acuerdo Federal que estableció el traslado de lo que correspondía por coparticipación al financiamiento de la reforma previsional. En esa época el ex gobernador había sido Secretario de Industria mientras que Solá era mi Secretario de Agricultura y Saá, Gobernador de San Luis. Sin embargo, en vez de adoptar una posición inteligente y recuperar esos fondos, prefirieron negociar con Boudou una repartija que el vicepresidente ni si quiera cumplió.

Espero que, si Schiaretti llega a la Cámara de diputados, no crea  en las promesas de Boudou y defienda de manera inteligente los intereses de la Provincia. No les quepa la menor duda que yo lo haré y, de paso, no dejaré que los demás legisladores cordobeses sean fácilmente engañados.

 

 

12 comentarios sobre “¿Por qué la Nación sigue reteniendo el 15 % de la coparticipación desde la liquidación de las AFJP?”

  1. Y la otra estafa fue haberse quedado con los aportes voluntarios. En mi caso, nunca recibí ni siquiera una carta del Anses al respecto. Nunca nadie me avisó donde están ni que harán. Me he cansado dr contestar esto en Twitter al jefe de Anses y nada. Este gobierno es un grupete dd estafadores.

  2. Sr Cavallo,
    Lo saludo, tengo 21 años y soy estudiante de Ingeniería, algo que nada tiene que ver con la economía pero que naturalmente me interesa dado el “contexto” actual.
    En éste caso el objetivo de mi comentario más bien es para hacerle una pregunta de actualidad, que no está enteramente relacionada con ésta entrada.
    Mi pregunta es la siguiente: En caso de un cambio de gobierno, por consiguiente, un cambio en las políticas económicas. ¿Qué tan pronto se podrían reflejar éstos cambios en la economía? ¿Traería alguna consecuencia inmediata éste “drástico” cambio para el ciudadano? ¿Que pasaría con la política del dolar que estableció el gobierno actual?
    Espero que se entienda y disculpe las incongruencias que pueda encontrar en las preguntas.
    Le mando un saludo.

    1. Hay dos formas de cambiar la acción del gobierno sobre la economía: Cambiando las reglas de juego (insituciones) para mejorarlas por ejemplo, adoptando una regla monetaria como la convertibilidad con tipo de cambio fijao o la denominada “metas de nflación”) o simplemente cambiando algunos instrumentos (frenando la emisión monetaria> Si se anuncian de forma creíble ambios en las reglas, el efecto sobre la realidad económica puede ser muy rápido. El mejor ejemplo es el anuncio de la convertibilidad en 1991. Se pasó en forma casi instantánea de la hiperinflación a la estabilidad. Sí sólo se cambia un instrumento, por ejemplo se frena bruscamente la emisión monetaria, el efecto puede ser lento y costoso porque la gente terminará advirtiendo el cambio luego de un fuerte proceso recesivo. Un abrazo.

  3. Estimado Ministro: el problema argentino reside en que la sociedad vota casi siempre por el partido peronista, o algún frente armado por el mismo. Creo que Ud. mismo alguna vez expresó que acceder a posiciones gubernamentales que permitan contribuir al manejo eficiente de la cosa pública era imposible si no a través del peronismo. Y, lamentablemente, los peronistas (en general), priorizan el acceso al poder o las soluciones de problemas inmediatos por sobre las buenas ideas y prácticas que tengan en cuenta el largo plazo. Cuando estaba con Menem, para Schiaretti, De la Sota y Kirchner, Ud. era Maradona. Después del 2001 pasó a ser el enemigo del pueblo, y todas las cosas buenas que Ud. hizo en los 90 fueron desarticuladas por ellos mismos. Tengo dos esperanzas: a) que Ud. gane una banca, y b) que no lo vuelvan a traicionar. Como siempre, va con abrazo, Jorge Pedro.

  4. Espero tengas toda la suerte que mereces en este nuevo proyecto. Suscribo la necesidad de que desde la Cámara de Diputados, surjan voces como la tuya querido Mingo, que paren tanto arrebato. Un saludo desde Tuc. Rodolfo A. Torasso

  5. Estimado doctor Cavallo:
    Lo felicito por llamar a las cosas por su nombre, en lo referente a la estatización de los aportes jubilatorios al sistema de capitalización.

    Estoy harto de escuchar a dirigentes de la oposición que, cuando van a cuestionar la gestión del actual gobierno nacional, se sienten obligados a decir primero que ellos comparten varias de sus medidas, como la mal llamada “estatización de las AFJP” o “recuperación de los fondos previsionales”.

    Esa medida kirchnerista fue una expropiación lisa y llana de propiedad privada, disfrazada de “acto patriótico” de protección a los jubilados.

    En la década del 90 ahorrábamos e invertíamos para percibir los beneficios a mediano o largo plazo; hoy gastamos lo que deberemos pagar en el futuro (con una Administración Central, un ANSES y un Banco Central saqueados). Es decir: pan para hoy, y hambre para mañana.

    ¡Gracias por decir la verdad!

    ¡Un abrazo!

Los comentarios están cerrados.