Santiago Rabasedas, un luchador incansable.

Con profundo dolor recibí en Washington la noticia del fallecimiento de mi querido amigo Santiago Rabasedas. Había nacido hace 65 años en la ciudad de San Justo, en la Provincia de Santa Fé. Además de haber nacido el mismo año, compartíamos con Santiago la misma vocación de servicio que nos llevó a ambos, desde muy jóvenes, a trabajar en nuestras respectivas provincias por el progreso de sus pueblos. El lo hizo desde la dirigencia gremial y yo como funcionario público allá por finales de los 60s y principios de los 70s.

En la década de los 90s, cuando yo fui  Ministro de Economía de la Nación, él fue Director del Banco de la Provincia de Santa Fe primero y Ministro de la Producción después. Nos conocimos ejerciendo cada uno las responsabilidades que habíamos asumido pero nuestra gran amistad se forjó, a partir de 1997, cuando juntos fundamos Acción por la República. El fue el fundador y organizador de ese Partido en la Provincia de Santa Fe y como candidato a Diputado Nacional en 1997 recorrió todos los rincones de su Provincia. No era la primera vez que lo hacía, porque muchas veces antes había hecho los mismos recorridos como dirigente rural. No llegó a ser elegido por unos pocos votos y en 1999, cuando ya nuestro partido tenía mucho mayor apoyo, resignó la candidatura en favor del Presidente de la UCEDE de ese distrito, para que ese partido apoyara también mi candidatura presidencial. De no haber tenido ese acto de generosidad y desprendimiento, hubiera sido elegido Diputado Nacional para el período 1999-2003 como lo fueron Cesar Albrisi por la Provincia de Córdoba y Guillermo Alchourrón y Franco Gaviglia por la Provincia de Buenos Aires.

Luchó denodadamente por el progreso de su Provincia y fue un apasionado defensor de los intereses legítimos del sector agropecuario. Justamente, buscando en YouTube encontré este video con su participación en un porgrama de televisión en el que habla de la preparación de un encuentro nacional lechero a realizarse en mi ciudad natal: San Francisco, en la Provincia de Córdoba.

A pesar de que como médico de profesión y ejercicio sabía que su corazón le solicitaba mayores horas de descanso, su pasión por las causas justas y su generosidad lo transformaron en un luchador incansable. Esta madrugada, su corazón dejó de latir.

Deja una hermosa familia y cientos de amigos que siempre lo recordarán. Santiago Rabasedas era una de esas personas que hacen que la amistad y el afecto estén siempre por arriba de toda otro sentimiento, por más difíciles que sean las circunstancias que rodeen los encuentros con él. Estoy seguro que hoy seremos muchos los que elevaremos una oración a Dios por el eterno descanso de su alma.

20 comentarios sobre “Santiago Rabasedas, un luchador incansable.”

  1. Estimado Domingo Cavallo:
    Escribo esta nora porque recibo sus mails, periódicamente.- No nos conocemos, aunque tenemos un conocido común que es Juan José Llach.- Quiero manifestarle que su reconociento al Dr. Rabasedas me gustó mucho, me pareció muy humano y sentido.- Nada más.-
    Saludos;
    Lic. Nicolás Kemper

    1. Muchas gracias Nicolás. Saludos. Acabo de leer una muy buena nota de Juan José Llach en La Nación.

  2. Realmente lo lamento mucho Domingo. La vida es una lucha. Fuerza y continúe para adelante, como siempre. Lamentablemente vivimos en un país de ignorantes. Abrazo !

  3. Mi estimado Dr. lamento la perdida de Santiago Rabasedas, mirando el video, uno se pregunta ¿por qué en nuestro país siempre tenemos que luchar por blanco o negro?, hoy por hoy se nos está dando una oportunidad única, y se está desaprovechando por la miopía del gobierno actual, cuanto daría uno, por pedir que esta situación la hubieran tenido en el 2000 usted y mi otra preciada persona que es De La Rúa, otro seria el destino actual de todos nosotros, tal vez nuestro destino sea este, el deambular siempre, no lo sé.
    Un fuerte abrazo Norberto.

  4. Como sobrino de Chango agradezco mi destino de haber tenido un Tío así. Una persona muy preocupada por toda su familia. Una persona muy solidaria, que se brindo a toda la comunidad ya sea para dar consejos relacionados con su profesión como así también para atender las causas justas de cada individuo.

    Las enseñanzas y valores que me ha dejado, estarán conmigo por el resto de mi vida. Serán una guía para mis decisiones en muchos momentos de mi vida.

    Se ha ido una gran persona, pero nos ha dejado mucho a todos los que lo conocimos. Pido a Dios por su eterno descanso.

    1. Yo también agradezco a Dios haberlo conocido y gozado de su amistas. Mis condolencias y un fuerte abrazo.

  5. Dr Cavallo: mi mas sentido pésame y dejo este comentario porque como paciente del Dr Rabasedas le digo que siempre lo recordaba muy bien a usted. Se nos fue un grande de nuestra localidad. Un saludo.

    1. Muchas gracias Yanina y un afectuoso saludo para todas las personas que conocí en San Justo, cuando estuve en esa ciudad acompañado, precisamente, por Santiago Rabasedas.

  6. Estimado Doctor: Hay un dicho popular que dice “dime con quien andas y te diré quien eres”. Estos aformismos populares muchas veces se cumplen y guardan en forma simple grandes verdades. Usted se lamenta por la perdida de un amigo y hombre de bien. Usted también es una persona muy valiosa y un hombre de bien. Argentina necesita de todos sus hombres de bien para salir adelante. Lo acompaño en sus sentimientos, y lamento mucho que hoy en nuestro país tengamos una persona valiosa menos.

  7. Doctor:
    Mucha fuerza y siga para adelante. Se lo duro que es perder un amigo pero con el tiempo las heridas cierran.
    Le queria escribir antes pero no habian comentarios en este post y no sabia si hacerlo.
    Un abrazo.
    Toto

  8. Dr. Cavallo como le va, esta no es la forma adecuada para contactarme con usted pero es la unica que se me ocurrio.Le escribia porque soy estudiante de Cs. Económicas y en Macroeconomia se nos encomendó hacer un trabajo práctico y a nuestro grupo le tocó la Convertibilidad, una férrea defensa de dicho plan, como si lo implementariamos nosotros como ministros. Nuestra meta, ademas de una monografia y demas, es conseguir algun testimonio de alguien importante de verdad en el tema. El profesor nos dijo que usted seria el ideal y por eso le escribo. Si en algun momento de este mes, luego de realizar la parte central de la monografia, necesitamos una entrevista, que no va a ser ni extensa ni complicada, ¿podremos contactarnos de alguna manera con usted y grabarla?. De ser asi seria algo muy simple y corto, ademas de un honor para nosotros. Muchas gracias y desde ya que es una pregunta sin ningun tipo de compromiso. Saludos y que ande bien

    1. Con mucho gusto les concedo la entrevista, pero tiene que ser antes del 23 de mayo, porque después vuelvo a viajar al exterior por más de 40 días.

  9. Estimado doctor: he sido y soy un ferviente seguidor de sus pensamientos, razonamientos y actividades. Soy un defensor incansable de su figura ante la situación que se presente porque, sigo convencido, que su aporte fue inmenso al país y que no lo hayan dejado continuar transformando lo necesario para colocarnos nuevamente en el lugar que supimos estar, hoy nos hace seguir inmersos en problemas que supimos solucionar.
    Me estoy enterando con mucha tristeza de esta noticia. Fui un congresal provincial constituyente del partido que uds fundo (acción por la república) en mi querida Santa Fe, y en esa oportunidad, tuve el privilegio de conocer al Dr Rabasedas. Sorpresa fue la mía cuando mi madre me contó que había sido el querido dr quien asistiera a ella en el parto que me trajo al mundo ya hace 35 años atrás, por lo tanto mucho mayor afecto me desperto la figura de Rabasedas.
    Ud lo describe muy bien y con mucha precisión. Como anécdota de su lucha, recuerdo cuando yo siendo el fiscal general de mi pueblo por el partido que lo llevaba a ud. como candidato a presidente, me puse en contacto con el querido Doctor indicándole que en un pueblo distante a 80 kms de San Justo estaba yo trabajando por el partido, por uds, por él y por el país. Mi sorpresa fue que al día siguiente había enviado una camioneta con información, boletas y todo lo necesario para que me asistiera en lo que surgiera y habilitando línea directa con él para apoyar al trabajo que yo estaba llevando adelante.
    Nunca participe en política hasta que uds me inspirara a hacerlo y actualmente ya no lo hago desde su partida.
    No sé si ud. Acostumbra a tener encuentro con jóvenes cuando viene a la Argentina. Con un compañero de trabajo nos ilusionamos en invitarlo a Almorzar o compartir un café algún día que esté por Capital Federal y nos pueda dispensar unos minutos de su valioso tiempo y podamos conversar acerca de temas políticos y económicos.
    Lo saludo con respeto y admiración.

    José L.

    1. Muchas gracias por tu recuerdo de Santiago. Con mucho gusto me reúno contigo y con tus amigos cuando esté en Buenos Aires. El próximo martes salgo de viaje y estaré en el exterior hasta principios de julio, pero desde ahí en adelante estaré varias semanas en Buenos Aires.

Los comentarios están cerrados.