Sin cambiar el actual sistema monetario, un salto devaluatorio no resuelve ningún problema

Me sorprende que economistas profesionales sostengan que, en este momento, un salto devaluatorio podría aportar alguna solución. Yo, por el contrario, sostengo que un salto devaluatorio desembocaría en un “Rodrigazo”, es decir en una explosión inflacionaria sin alterar de manera significativa la pérdida de competitividad que se ha venido acumulando durante los últimos años.

El sistema monetario vigente es sumamente perverso y transformaría al salto devaluatorio en el detonante de una explosión inflacionaria. El costo social para los argentinos sería cruelmente elevado. Y, además, nada aseguraría que después de esta explosión sea elegido un mejor gobierno. La confusión puede llegar a ser de tal magnitud, que emerjan ideas económicas tan disparatadas como las que viene pregonando la extrema izquierda, que hacen del aislacionismo internacional y el estatismo sus principales banderas.

Voy a utilizar este post para explicar porqué tengo una opinión tan diferente de la que predomina entre varios de los economistas que militan en partidos de la oposición.

El sistema monetario vigente en la Argentina obliga a que todas las transacciones se hagan exclusivamente en pesos. No permite que se utilicen como monedas de curso legal ni el Dólar, ni el Euro ni el Real, que serían buenas alternativas, especialmente para las transacciones financieras que persiguen proteger el ahorro y financiar la inversión. Tampoco permite que con los pesos se puedan comprar libremente monedas extranjeras ni que las monedas extranjeras que existen en el país o que ingresan del exterior puedan convertirse en pesos a un tipo de cambio libre en forma legal. El Banco Central o, por caso, el Gobierno, establece el tipo de cambio al que pueden comprar divisas los autorizados para hacerlo y deben vender sus divisas los exportadores. Por supuesto, hay fuertes restricciones tanto a las importaciones como a cualquier pago financiero al exterior.

Desde 2002 en adelante el gobierno ha intervenido fuertemente en el sistema de determinación de los precios de la economía. Lo ha hecho a través de congelamientos de precios y tarifas de los servicios públicos, controles de precios de los alimentos y otros productos básicos, retenciones a las exportaciones y restricciones cuantitativas a las importaciones y exportaciones. Esto ha determinado que muchos precios claves de la economía se ubiquen muy por debajo del nivel de equilibrio entre  la oferta y la demanda, aún medidos con la vara del tipo de cambio oficial.

Lamentablemente, quienes hablan de retraso cambiario nunca advierten que existen muchos precios claves de la economía que están retrasados con respecto al precio del dólar en el mercado oficial y que es, precisamente ese retraso el que ha permitido que el resto de los precios libres de la economía se hayan adelantado tanto como el precio del dólar en el mercado paralelo. Dada una cierta cantidad de dinero en la economía, cuando se obliga a que una porción significativa de los precios se ubiquen por debajo del equilibrio de mercado, el ingreso nominal de los demandantes, que está estrechamente vinculado a la cantidad de dinero en circulación, termina gastándose en la porción de bienes y servicios con precios libres y estos aumentan mucho más que lo que hubieran podido aumentar de no existir el retraso forzoso de los demás.

Cuando los congelamientos y controles llevan a que los precios ni siquiera cubran los costos variables de producción, el Gobierno se ve obligado a pagar subsidios, como está ocurriendo con la energía y los transportes, o a cubrir pérdidas o financiar inversiones de empresas estatales, como Aerolíneas Argentina, AYSA, ENARSA , ARSAT e YPF. Por supuesto, los congelamientos y controles llevan a que sólo el Estado invierta en los sectores afectados y la inversión estatal resulta, las más de las veces, más ineficiente y más cara que la que hubiera hecho el sector privado. Además, las inversiones decididas por el estado son el vehículo más utilizado para las prácticas corruptas.

Un salto devaluatorio acentuaría la mayor parte de los desequilibrios que hoy crean inflación reprimida, obligan al pago de fuertes subsidios estatales y aumentan la emisión monetaria. Crearía más inflación reprimida porque las tarifas y precios de los servicios públicos y los precios controlados por el Estado quedarían más retrasados que lo que ya están, obligarían al pago de fuertes subsidios adicionales para mantener en operación a las empresas afectadas por los controles y aumentaría la emisión para financiar el déficit fiscal.

Para los que no advierten que la devaluación provocaría un fuerte aumento del déficit fiscal, les presento un pequeño ejercicio aritmético: hay una relación aproximada de 1 a 5 entre el déficit comercial externo del sector energético y el monto de los subsidios a la energía y los transportes. El primero asciende a aproximadamente 15 mil millones de dólares y el monto de los subsidios a alrededor de 75 mil millones de pesos. No es casualidad que el cociente entre las dos magnitudes sea 5 pesos. Se trata del tipo de cambio oficial. Si el tipo de cambio oficial saltara a 10 pesos, el monto de los subsidios pasaría de 75 mil millones a 150 mil millones. Es decir, el déficit fiscal podría llegar a duplicarse .

Por supuesto, este aumento del déficit fiscal originado en el monto de subsidios, lo mismo que el aumento de la inflación reprimida, podría evitarse. Pero para ello el gobierno debería duplicar los precios y las tarifas de los servicios públicos. Salto devaluatorio y tarifazo difícilmente no sean acompañados por reclamos de aumentos salariales de la misma magnitud. Estos tres golpes juntos no son otra cosa que la re-edición del “Rodrigazo” de 1975. La inflación se espiralizaría de inmediato porque el Banco Central se vería presionado a producir un fuerte aumento de la emisión y, si no lo hiciera, el aumento de la velocidad de circulación de la enorme masa monetaria que se ha venido acumulando en los últimos años, financiaría la propagación  del efecto inflacionario inicial.

Pero, ¿Es posible darle una salida diferente a la situación económica que ha resultado de 10 años de desmanejos económicos? Sí, es posible. Pero solamente lo puede hacer con alta probabilidad de éxito, un gobierno que tenga un diagnóstico claro y goce de la credibilidad necesaria para avanzar rápidamente hacia la estabilización de la moneda y los precios. Lo que, en mi opinión, un gobierno de ese tipo debería hacer, está detallado en el post del 3 de mayo. El éxito de un plan semejante depende en forma crucial del cambio del sistema monetario en la dirección de una completa libertad para comprar y vender las monedas que hagan sentir a los argentinos que sus transacciones y ahorros están protegidas de la desvalorización monetaria y la inflación.

Pero, mientras tanto, ¿no hay nada que el gobierno actual pueda hacer? Sí: si este gobierno quisiera mejorar las chances de una salida no traumática, tendría que abocarse a eliminar lo más rápido posible la inflación reprimida, eliminar los subsidios a la energía, los transportes y a las empresas estatales, eliminar los impuestos distorsivos y las trabas a importaciones y exportaciones, aumentar el ritmo diario de ajuste en el tipo de cambio oficial y permitir que las tasas de interés pagadas a los depositantes de pesos aumenten a un nivel algo superior al ritmo de devaluación en el mercado oficial. La unificación y liberación del mercado cambiario sólo podrá ser hecha sin riesgo de “Rodrigazo” por el próximo gobierno, si es que llega bien preparado y goza de credibilidad.

65 comentarios sobre “Sin cambiar el actual sistema monetario, un salto devaluatorio no resuelve ningún problema”

  1. Dr. Cavallo, con todo el respeto y la admiración que le tengo, creo su mayor error fue haber asumido como ministro de la fatídica Alianza. El Cavallo que estuvo con un presidente con todas las letras como lo fue el Dr. Carlos Menem, se fue victorioso con el Plan de Convertibilidad que le dio una gran estabilidad al país. Pero lamentablemente (y de manera errónea), la mayoría de la gente lo señala como el culpable de la crisis de 2001, con el corralito y demás. Pareciera que los que vinieron después, con la megadevaluación y la pesificación asimétrica, no le hubiesen hecho ningún daño al país. Espero que alguna vez lo tengamos nuevamente en los primeros planos, porque gente como usted le hace falta a nuestra tan vapuleada Argentina. Saludos cordiales.

    1. Lo hice sin ninguna especulación personal y porque creí que podía evitar la profundización de la crisis. Y no me arrepiento porque lo importante no es lo que sufre uno sino el sufrimiento del Pueblo que podría haberse evitado si hubiéramos tenido éxito en aquel empeño. Con el diario del lunes sabemos que aquello fracasó, pero yo sentí la obligación de hacer lo máximo que estaba a mi alcance para sacar al País adelante. Un abrazo.

  2. TOTAL Y ABSOLUTAMENTE DE ACUERDO, CON UN AGREGADO…, QUIZÁS COMO TE LO EXPRESARA HACE MÁS DE UN AÑO (previendo esta situación de cuello de botella de hoy), EN FORMA MERAMENTE TRANSITORIA Y EN ARAS DE LLEGAR MÁS RAPIDAMENTE A UNA LIBERACIÓN TOTAL DEL MERCADO DE CAMBIOS, GENERAR EL DESDOBLAMIENTO.
    UN ABRAZO..-

    1. De acuerdo. Liberar el mercado paralelo y hacerlo legal permitirá llegar mejor al momento del cambio de sistema monetario. Un abrazo.

  3. Estimado Mingo: el problema es que la actual situación político-económica es similar a lo que ocurre con los regímenes para bajar de peso. Cuando uno tiene que hacer una dieta para bajar 2 kg. es relativamente sencillo, pero cuando tiene que bajar 50 kg. necesita una acción de “shock” que no necesariamente resultará fácil. En términos de nuestra economía, las tarifas deberían poco más que duplicarse y con salarios magros eso sería difícil de soportar. Y algún ajuste (progresivo) del tipo de cambio deberá ir generándose, y allí habrá que rogar que el “passthrough” no sea tan fuerte.
    Pero el ajuste se necesita. Y alguien deberá asumir el costo político de implementarlo. Y lamentablemente Argentina (la mayoría de sus ciudadanos) se está acostumbrando a no hacer ajustes (dado que las señales que se reciben inducen a ello). Mientras más pospongamos el ajuste, peor será.

    1. No si el gobierno utiliza los dos años y medio que le quedan para hacer ajustes graduales de todas las variables, un poco más rápidas para las que están más atrasadas y la unificación y liberación del mercado cambiario la hace un nuevo gobierno que tiene bien planeado el cambio y goza de credibilidad. Por supuesto si el nuevo gobierno es tan obtuso como éste, el Rodrigazo será inevitable y ocurrirá antes o después del cambio de gobierno y, en cualquier caso, será muy doloroso. Saludos.

  4. La unica verdad , hubiese sido la propuesta por Ud en 2001 , Dolarizar , asi evitar que estos retrogrados y ladrones populista manipulasen la moneda a su antojo , y mejorar la economia por productividad , mis saludos

  5. Hay que esperar entonces hasta el 2015 y siempre y cuando asuma un gobierno confiable para iniciar un camino de lenta recuperación? Y que pasa si en 2015 no gana nadie creible? Estamos muertos entonces. Cómo hará éste gobierno para salir adelante? Que gobierno opositor lo llamará a ud. para se ministro de economía nuevamente? Yo creo que ud, tiene la experiencia y conocimientos para ayudarnos, pero lo veo tan imposible que me agarra un desespero terrible. En mi caso particular vengo hace 2 años para atrás y para atrás, y achico gastos, servicios, no puedo invertir, no sé. Estamos muy mal y leo ésto y me pongo peor porque éste gobierno no hará nada de lo que ud. propopone y encima no sabemos quien viene en 2015. Creo con tristeza que habrá gobierno K para rato porque el pueblo parece ya doblado y encima ahora tiene miedo, yo los he puteado por fbk mucho en los ultimos 3 meses, o casualidad hace 15 dias me cayó la afip. Estamos muy mal, intente hablar UD con la presidenta y que lo escuche, aunque creo que para que éso se dé yo ya voy a estar hablando con el Barba. Saludos Doc.

    1. Saludos Adrián. No hay que desesperar. “No hay mal que dure cien años… ni cuerpo que lo aguante”.

    2. Adrian: Lo peor que podria pasar es que se vaya Cristina con sus colaboradores como se fue De La Rua, o como en antiguos golpes militares. Solamente de esta forma, un nuevo gobierno – del partido que sea, tendra que recoger las piezas del destrozo economico y asi usar la grave situacion para imponer fuertes cambios. Un presidente que abandona el poder prematuramente no sera mas que OTRA excusa de los que se van, para regresar y re-imponer sus recetas del fracaso a un pueblo de corta memoria. Y si regresa Cristina en el 2015, la culpa no es de ella, sino de la apatia de los votantes combinada con una oposicion que se distingue por su ineptitud (De La Rua y la Alianza 1999, Alfonsin Jr/Carrio/Binner 2011).

  6. Estimado Dr. Cavallo

    Si existiera total libertad de comprar y vender monedas, cual sería el valor del dolar en el mercado de cambios?
    No implicaría ese valor una devaluación del cambio oficial hoy existente?

    Desde ya muchas gracias por la respuesta.

    Osvaldo

    1. Depende de la credibilidad de quien dispone la unificación liberación del mercado cambiario y del conjunto de políticas que anuncie. Si lo intentara este gobierno, es probable que el tipo de cambio se ubicara por arriba del nivel que hoy tiene el paralelo.

  7. otras cosas mas, y necesarias, debiera hacer Cristina para terminar su negada inflación, que no sólo indica que el Estado roba con emisión monetaria inflacionaria no previamente aprobada por el Congreso, sino que insiste en dirigir la economía desde el Poder Ejecutivo, y olvida que es la gente, la sociedad, la que constitucionalmente elige que cosas producir, comprar, vender, sacar del pais, o importar. Y entre ellas está el dólar, lo que reemplaza al oro y a la plata, que eran metales, cuando resultó que ya no era práctica la moneda metálica, y se reemplazo por un dólar custodiado la Reserva Federal, que desplaza al oro, porque puede ser transferido y exportado gratis en una fraccion de segundo, desde los países libres, y eso permite a los paises confiables recibir capitales. A diferencia de los países que desalientan el ahorro nacional. Ud. lo sufrió cuando en diciembre de 2001 creyó que el corralito bancario por 90 días, porque la gente no le creyó a de la Rúa, y eso costó el cargo a un enfermo Presidente que de economía nada tenía. No hace falta ser economista para saber que si un país impide que los dolares salgan libremente, es porque impera en él un gobierno autoritario peligroso, y Argentina es un ejemplo; el dirigismo económico asfixia, por bienintencionados economistas o presidentes que tengamos. Sin contabilidad seria, el Ejecutivo no es administrador, sino Amo absoluto que puede emitir papel moneda inflacionario en forma ilimitada para mantenerse en el poder. Sin alentar el ahorro, sin administrar honestamente, los paises no pueden tener moneda seria; de la Rua estaba sospechado apenas recibió el Poder, y ademas enfermó, pero aprendimos algo: con dirigismo económico no hay estabilidad monetaria que dure.

    1. De la Rúa no hizo dirigismo económico. Tuvo que enfrentar una crisis financiera originada en el excesivo e imprudente endeudamiento de algunas provincias con los bancos y en circunstancias externas particularmente adversas. El dirigismo económico y la emisión irresponsable se produjo desde enero de 2002. Saludos.

      1. negar que el corralito bancario fue una medida dirigista estilo nazi fascista, muestra que para usted la economía debe ser dirigida desde el Estado x el Presidente de turno. Así, de la Rua destruyó la confianza en el sistema financiero. Como ex bancario privado, aprendí que mantener la confianza en el banco, por parte del publico depositante, es el secreto del negocio Bancario. De la Rua asesinó al sistema financiero, provocando repulsa popular. Pero usted – si hubiese creído en la libertad económica – , le hubiera impedido firmar el corralito anticonstitucional que le hizo perder la Presidencia. Confío la Justicia intervenga y decida si fue o no delito gravisimo el infame corralito, que causó estragos, y sirvió para que Duhalde lograra asumir el cargo presidencial con apoyo de Alfonsin, para terminar con el peso convertible y volver al peso inflacionario que permite al Presidente gastar lo que quiere. La pesificación fue una hiperdevaluación: 7 meses despues, en agosto de 2002, hicieron falta cuatro pesos x cada dolar que antes era 1 a 1. Con eso Kirchner obtuvo cuatro años de bonanza cambiaria, el dolar negro bajo a 3 pesos. La previa tarea sucia de pesificar (hiperdedevaluar 300% en un solo dia), le dio oxigeno para que Nestor gobernara 4 años emitiendo muchos pesos sin modificarse el precio del dolar paralelo. Años despues, con Cristina, aquella hiperdevaluación terminó, y llegó la sobrevaluación del peso. Hoy debería alentarse el ahorro nacional en dolares, pero la gente desconfia de Cristina, de los radicales y de los socialistas, todos dirigistas en la oposición. Sin retener el ahorro nacional, y sin libertad para que los capitales salgan libremente de Argentina, no existe libertad económica, sino dirigismo nazifascista archi fracasado, como el que Perón nos impuso desde siempre y todavía subsiste intacto.

        1. Cuando se aplicó el corralito la desconfianza en el sistema financiero era extrema, a punto tal que todo el mundo quería transformar sus depósitos en billetes. Se trató de una típica corrida bancaria. El corralito no impedía a la gente utilizar su dinero para cualquier tipo de compra, incluído otros activos financieros. Lo único que limitaba era la extracción de billetes, que hoy por hoy, son una proporción mínima en todos los sistemas de pagos del mundo. Lo que destruyó la confianza no sólo en los bancos sino en la moneda fue la pesificación dispuesta por Duhalde. Desde ese momento no tenemos moneda, porque moneda es algo en que la gente confía. La gente confiaba en el dólar, como hoy lo sigue haciendo, pero a diferencia de la convertibilidad, hoy los pesos no pueden utilizarse para comprar dólares de manera legal. Esa es la causa de los males. Si el corralito se hubiera levantado luego de terminar la restructuración de la deuda y hubiéramos recibido el dinero que había comprometido el FMI para dotar de liquidez al sistema financiero, hoy tendríamos moneda y confianza en el sistema financiero. Llamar al corralito “medida dirigista estilo nazi fascista” es desconocer la historia monetaria y financiera de la humanidad. Saludos.

  8. Estimado Dr. Cavallo:
    Quizas es hora de que los argentinos encaremos la verdad por mas dolorosa que es: El Peso argentino, en todas sus encarnaciones, incluyendo el Austral, no han sido mas que herramientas de los politicos para establecer sus diferentes doctrinas economicas que, salvo la suya (convertibilidad), han terminado todas en al mas absoluto e innegable fracaso colosal. Quizas es hora de abandonar el Peso, adoptar el Dolar de EEUU, y RE_privatizar todas las companias que pierden dinero (Aerolineas Argentinas, etc…). La gente quiere un pais que funcione. La bandera ya no es importante – nunca lo fue ya que cada vez que estuvieron firmas importantes en manos del gobierno, fueron saqueadas por los mismos politicos. A Ecuador no le ha ido tan mal. Quizas en un futuro donde la economia este firmemente en manos privadas al estilo Thatcherista, y las cuentas balanceadas, se podria re-introducir un Peso convertible similar al Euro, Real, o Yen. Que piensa Ud? Saludos.

    1. Sobre el tema de si la dolarización es la reforma monetaria más aconsejable ya me he referido en varias respuestas a comentarios. Sin duda con dolarización hoy tendríamos estabilidad, como la tiene Ecuador. Pero no estaríamos exentos del tipo de problemas que sufrimos en 2001 a causa de la fortaleza extrema del Dólar de entonces y los bajos precios internacionales. Por eso yo prefiero un sistema de varias monedas, como en el Perú. Saludos.

  9. Que tal Domingo.le quería preguntar una cosa que no es del tema.Soy un estudiante de CsEconomicas,estoy yendo a 2do de contabilidad y me serviría un consejo de como estudiar la teoria. todo lo que respecta a la teoría contable. hay algunas veces que estoy leyendo sin saber y comprender de que es lo que me esta hablando.Como comprender,como relacionar una cosa con la otra y si me recomendase algunos libros que tenga que ver con la microeconomia y macroeconomia.Saludos!

    1. Buscá los libros de Juan Carlos de Pablo sobre principios de Economía. Son muy amenos e instructivos. Saludos.

  10. 1ª Creo que va a producir desocupación
    2ª va a haber reducción de salarios con el poder de compra que hoy tienen medido en moneda extranjera (u$s),
    3ª va a disminuir la presión de los que más tienen que hoy beneficia a los que menos tienen
    4ª Aquí no funcionó porqué continuó la inflación en dólares y la gente compraba menos, pero compraba dólares
    5ª Brasil también salió de la dolarización
    6ª Ecuador se queja de la dolarización que hoy mantiene

    1. La desocupación va a aumentar como consecuencia de la estanflación que estamos viviendo. La disminución del poder de compra de los trabajadores tiene su orígen en la inflación que sufrimos. Noy la presión impositiva no beneficia a los que menos tienen. Todo lo contrario, al impedir la creación de empleos productivos y sólo favorecer el aumento del empleo público se deteriora el nivel de vida de toda la población. Durante la convertibilidad la gente no compraba dólares sino que protegió su ahorro sin sacarlos del país y mejoró mucho su nivel de vida. Brazil nunca estuvo dolarizado pero tampoco impidió la compra de dólares. Allá no hay mercado paralelo del dólar. En Ecuador la dolarización es más popular que Correa.

  11. Estimado Mingo.
    Leo a diario sus notas muy atentamente.

    En breve, para no molestarlo:
    Cual es motivo tecnico para que
    la leche,carne, trigo tengan estos precios.??

    1. La leche, la carne y el trigo tienen precios muy bajos para el productor por los impuestos y trabas que el Gobierno le pone a su exportación.

  12. Sr. Cavallo: Ud. cree que si no hubiera vuelto a ser ministro de economía con el Presidente Fernando de la Rúa, hoy sería una de las personas con mayor prestigio y más consultadas de nuestro país? Yo creo que si.

    Una especie de Alan Greenspan argentino?

    Leí los últimos artículos con atención y corroborando los datos que expone con varias fuentes, y las conclusiones son muy buenas.

    En el día de hoy, en La Nación, salió una nota de Ferreres, que está en línea con su pensamiento.

    Saludos.

    1. Es inútil hacer historia contra-fáctica. Se que el haber sido Ministro en el 2001 me perjudicó en mi posicionamiento ante la opinión pública, pero cumplí con lo que yo consideraba mi deber en un momento muy difícil. Si había alguna posibilidad de haber salido de la crisis sin los traumas del 2002 era con mi conducción económica en aquel momento. No se dio y lo lamento mucho más por el país que por mí. Muchas gracias por tu confianza.

  13. Mingo… Muy claro… Pero me queda una duda ¿No sería mejor no avivar giles y hagan la devaluacion y se coman un RODRIGAZO DE FRENTE?

    1. Si llegan a devaluar le van a echar la culpa a la oposición que la ha demandado o se irán diciendo que el mercado, la oposición y la “sinarquía” internacional han provocado un golpe. Lo que vendría después es impredecible.

  14. Totalmente de acuerdo con el diagnostico y medidas. Si Ud me permite incluiría en las medidas cortarle las alas a la soja, por que con un 35% de retenciones y un 71% de brecha en el dolar, se les vuela. Atte. Juan

    1. Brasil, Paraguay y Bolivia son grandes productores de soja y no aplican retenciones. Es imposible evitar que parte de la soja se les vuele con semejante diferencia entre el precio que le pagan al productor aquí y el que le pagarían en cualquiera de los países vecinos.

  15. Dr. Cavallo, permítame pasarle una nota interesante que encontré sobre la dolarización http://www.libremente.org/?p=1105 . Allí figura algo llamado “Plan Hanke” que propone dolarizar a $9,33 por dólar… mi duda es, no sería mejor dolarizar a un precio menor? Digamos $3,49… por poner un ejemplo. Por lo demás, concuerdo en que también es una buena alternativa, como usted propone, el sistema utilizado por Perú… pero aun adoptándolo, no se podría eliminar la enfermedad de la “devaluación” que sufren muchos funcionarios, quizá hasta los efectos de un dólar extremadamente fuerte no sean tan drásticos como los que vivimos en Argentina desde 2002 a esta parte. Digo esto porque, usted mejor que nadie, sabe que con cada cambio de gobierno… los argentinos nos preparamos para las devaluaciones y eventualmente, cepos… como hoy en día.
    Quisiera saber, además, si tienen previsto dar conferencias en Argentina durante este año (más precisamente en Santiago del Estero, donde lo esperamos con los brazos abiertos). Un saludo.

    1. El 9,33 pesos por dólar que propone Hanke surje de compara la Base Monetaria con las reservas de dólares. si te fijas en los comentarios de Felipe Murolo, encontrarás esos números. A $ 3,49 no habría suficientes reservas para respaldar 100 % la base monetaria. Pero en definitiva, para que la moneda tenga un valor estable es crucial la política monetaria y esta no puede hacerse sobre la base de una moneda como el Peso inconvertible que hoy tenemos, porque la gente lo está rechazando, como siempre ocurre en los procesos inflacionarios. Para poder tener una moneda estable además de permitir que compita con el Dólar y otras monedas (para lo cual habría que levantar el cepo cambiario) el Gobierno debería comprometerse a seguir una regla monetaria estricta, algo que a este gobierno nadie le creería. Por eso, hoy eliminar el cepo cambiario daría lugar a una devaluación muy fuerte y a un Rodrigazo. Ojala pueda ir a Santiago del Estero antes de fin de año. Es seguro que iré a Córdoba y que allí daré alguna conferencia. Si te interesa te aviso. Un abrazo.

  16. Dr Cavallo, hace un tiempo lo escuché muy preocupado por el aumento de la velocidad de circulación del dinero lo cuál nos llevaría a un mayor nivel inflacionario. Hoy leo un artículo de un reconocido economista que dice que en realidad está disminuyendo. ¿Es eso posible dado el actual nivel de emisión monetaria, el déficit fiscal y su financiamiento mediante emisión y la escasa credibilidad en el peso, todo lo cuál hace que la gente huya de nuestra moneda de curso legal?.
    Es Ud reconocido mundialmente como la persona de mayor conocimiento macroeconómico que tiene la Argentina con el agregado de la experiencia y de habernos sacado de el horror de la hiperinflación, es por ello que humildemente me atrevo a hacerle esta pregunta que ningún economista ha sabido responder.
    Mis saludos y respetos a Ud.

    1. El hecho de que la velocidad de circulación del dinero haya venido disminuyendo por mecanismos artificiales (como la prohibición de comprar dólares y los controles de precios) hace aún más peligroso un aumento en las expectativas inflacionarias asociadas a una devaluación. Aún si el Gobierno pudiera evitar un aumento de la cantidad de dinero, el aumento en la velocidad de circulación podría proveer el lubricante de la aceleración inflacionaria. Cuando la gente vé que hay una fuerte devaluación y la inflación se va a disparar, no hay cepo cambiario ni controles de precios capaces de impedir el aumento vertiginoso de la velocidad de circulación del dinero. La gente se desespera y trata de deshacerse de los pesos comprando bienes o monedas extranjeras. Saludos.

  17. Estimado Dr. Cavallo, hace poco le pregunté si era posible que este gobierno se metiera con las cajas de seguridad, y le entendí que Ud. piensa que sería muy poco probable. Ayer leí en La Nación a Jorge Fernandez Diaz y lo nombra como una posibilidad irracional del gobierno sino le funciona lo del blanqueo. Como creo efectivamente que no funcionará, Ud cree que aquella posibilidad de las cajas de seguridad intervenidas se ha incrementado?. Gracias. Un afectuoso saludo.

    1. Yo espero que no se atrevan a hacerlo. En todo caso la Justicia debería disponer que se abran las bóvedas de Santa Cruz en las que se sospecha que podría haber dinero mal habido. Con que cara van a disponer abrir las cajas de seguridad de gente sobre la que no pesa ninguna sospecha ni denuncia? Un abrazo.

  18. Estimado Dr,
    Cuanta razon tiene! Ahora, bien sabemos que no se ganan elecciones (porque que hacemos con los subsidiados de la patria?) diciendo que debemos ser pobres…..que es lo que somos. Si ud. se postula, cuente con mi voto.
    PS: lo admiro, sinceramente.

  19. Dr. Cavallo, la convertibilidad se sostuvo con la venta de las empresas estatales, baja del gasto público y demás recetas del consenso de Washington y el FMI, cuando esa liquidez terminó hubo que endeudarse en el exterior hasta que le explotó la bomba en la mano a De la Rúa, iba a suceder en algún momento a él o a otro. Me pregunto si Ud. tenía pensado continuar la convertibilidad o tenía una salida diferente a la devaluación de Remes Lenicov. También me permito comentarle que no me gustaba el país importador del 1 a 1, prefiero uno con visión exportadora y productiva, si es posible con valor agregado. No noté que ese modelo de país estuviera en los 90 y ahora con el dolar atrasado creo q cada vez somos menos competitivos. Hay una manera de tener una matriz industrial progresiva, lo que genera puestos de trabajo y valor agregado, con una idea como la que Ud. propone en cuanto a dolarizar o tener una nueva convertibilidad con una canasta de monedas? Le pregunto desde mi ignorancia para entender algunos temas y además, no tener la capacidad de proyectar o ver el futuro como Ud.

    1. No es cierto que la convertibilidad se sostuvo de la manera que Usted dice. La convertibilidad se sostuvo por la confianza de la gente en que la moneda Argentina conservaría su valor y en todo caso podía utilizar al dólar como moneda. La convertibilidad significó que Argentina tuvo moneda. Desde la eliminación de la convertibilidad (es decir desde la pesificación compulsiva) Argentina a vuelto a funcionar con una moneda en la que nadie confía y por eso hemos vuelto a sufrir inflación crónica. La competitividad no se gana devaluando la moneda sino aumentando la productividad y eliminado distorsiones que aumentan los costos de producción. Por eso en la Argentina del Peso convertible las exportaciones aumentaron, a precios constantes, mucho más que en los últimos 10 años. Las restricciones a las importaciones reducen la competitividad exportadora del país al hacer difícil del aprovisionamiento de insumos y al desalentar la inversión modernizadora por encarecimiento de los bienes de capital. Durante los 90’s, especialmente al final, el dólar fue una moneda muy fuerte y por eso sufrimos deflación. Pero la solución iba a venir sola, con el debilitamiento del dólar y el aumento de los precios de exportación. Fue un terrible golpe al progreso de la Argentina que el Gobierno de Duhalde decidiera pesificar todos los contratos en dólares, en particular, los depósitos de la gente. Se podría incluso haber dejado flotar el Peso y permitir que no fuera tan fuerte como el dólar sin destruir la base contractual de la economía. De no haberse pesificado compulsivamente, la devaluación no hubiera superado el 40% y luego el Peso se hubiera vuelto a apreciar con motivo del debilitamiento del dólar en el mundo. Hoy viviríamos en una economía sin inflación, con niveles mucho más altos de productividad (dado que hubieran continuado las inversiones eficientes, por ejemplo en energía) y por ende con más competitividad. El dolar sería barato, como lo es en todos los países estables del mundo, por la simple razón de que desde mediados de 2002 en adelante, el dólar se ha estado depreciando. Para salir del actual estancamiento con inflación y de todas las distorsiones que se han introducido desde 2002 en adelante va a ser necesario volver a tener una moneda convertible (es decir que compita con las demás monedas de igual a igual. Ello no significa que deba tener una relación fija con el dolar o con alguna otra moneda, ni siquiera con una cesta de monedas. Lo que se necesita es que el Banco Central maneje al Peso convertible apuntando a metas de inflación cada vez más bajas. Pasaríamos a tener un sistema monetario como el del Perú, el más adecuado para un país que por haber pasado por la hiperinflación y la pesificación compulsiva está, de hecho, muy dolarizado.

  20. Estimado Sr. Cavallo:

    El razonamiento me parece bastante sólido, como nos tiene acostumbrado, sin embargo me parece que ha forzado en demasía los números expuestos. Los datos de subsidios al sector energía y transporte del año 2012 son correctos, pero el déficit energético no fue de US$ 15000 sino de US$ 2900. Comparto que el ajuste debe comenzar por un aumento de precios y tarifas de la energía, pero eso va a serle políticamente imposible a este gobierno. Por otra parte, existe un gran dilema en términos de cómo convocar a la inversión extranjera para expandir la oferta. La posibilidad de hacerlo sólo con precios mayores no elimina el riesgo expropiatorio. Espero se le ocurra alguna propuesta en este sentido. Saludos!

    1. Los datos que presenté en el post son una estimación de lo que pueden ser las cifras de 2013, con un tipo de cambio oficial como el actual. Saludos.

  21. Si las reservas siguen cayendo y los pesos que emite el BCRA continúan creciendo ¿cómo arreglarán este lío que armaron sin aplicar una brusca devaluación.?

    1. Un nuevo gobierno que inspire confianza puede unificar el mercado cambiario y si compromete políticas estabilizadoras, se podrá evitar una fuerte devaluación, o, al menos, si no se la puede evitar, no necesita espiralizarse en una explosión inflacionaria. Pero, vuelvo a repetir, lo debe hacer un gobierno que inspire confianza, que sea creíble.

  22. Estimado Sr. Cavallo:

    Puede ser que el gobierno aplique una política de devaluación a tasa constante (no un salto cambiario) con el objetivo no solo de achicar la brecha entre el Dólar Blue y el oficial sino también de licuar la deuda en pesos y así poder pagarla (o al menos una parte de esta)? El resto del mundo ve probable una devaluación en la Argentina?
    Desde ya, muchas gracias!

    1. Es muy difícil que con una devaluación gradual pueda licuar las deudas en peso. En realidad, para que la brecha entre el dólar oficial y el dólar paralelo no se siga ampliando, las tasas de interés (pasivas y activas) deberían ser iguales o mayores al ritmo de devaluación.Es decir, no es esperable que se perpetúen tasa de interés reales negativas como las que se han venido observando en los últimos años. Sí, el resto del mundo apuesta a que en algún momento el Peso Argentino sufrirá una fuerte devaluación en el mercado oficial. Como es lógico toma como indicador el valor del peso en el mercado paralelo. Saludos.

  23. Estimado Sr Cavallo,

    Si el BCRA se auto considera keynesiano, y postula que la emisión monetaria no genera inflación, pero al mismo tiempo afirma que las causas de la inflación son cuellos de botella y limitaciones en la oferta… yo le pregunto ¿no es eso una contradicción?

    Porque según el manual de economía de Samuelson, el fomento del consumo interno mediante emisión monetaria, como defienden las autoridades, sólo genera crecimiento cuando hay recursos desempleados y capacidad productiva ociosa. Pero el BCRA me afirma que hay cuellos de botella en la oferta!!! O sea, me están demostrando que no se dan las condiciones para que la emisión no genere inflación, lo que implica que el dinero que emiten es inflacionario, en tanto llevan la demanda a niveles de costos marginales muy altos para la oferta.

    ¿Estoy muy equivocado señor? ¿O el BCRA tiene razón?

    Saludos Cordiales.

    1. No estás equivocado. Tu razonamiento es el correcto. Las autoridades del Banco Central no saben de lo que hablan. Un abrazo.

      1. Efectivamente. La existencia de recursos productivos ociosos, por la recesión provocada por el golpe de diciembre de 2001, es lo que permitió que el período 2003-2007, sólo de reactivación, aparezca ante la sociedad como de crecimiento milagroso. Por supuesto, que también impulsada por el efecto favorable de los precios internacionales.

  24. Hola Mingo:
    Comparto su diagnóstico y coincido con su preocupación.
    Tasas de interés negativas en términos reales, tipo de cambio artificial, impuestos distorsivos y subsidios, inexistencia de sistema indexatorio alguno debido a la terquedad con la que se manejan las cifras del INDEC, constituyen en un todo, coctel explosivo, que el Gobierno no modera de modo alguno y solo atina a seguir pateando para adelante el resultado de los problemas que ellos mismos han creado, producto de su persistente obstinación.

  25. Cuando se habla de la mayor distorsión de precios relativos que generan los procesos inflacionarios, mas aún los de largo plazo, como el que está viviendo Argentina, no debemos olvidarnos de la cuestión salarial. Alrededor de una evolución neutra del salario, en términos reales, se produce una inmensa dispersión, desde fuertemente negativos (como las jubilaciones medias y altas) y las altamente positivas (como las de los afiliados a los gremios mas poderosos), que mas allá del notable efecto bolsillo en cada uno de los perceptores, se disimula en la opinión pública por el efecto de los aumentos noninales. Que no es otra cosa que la consabida ilusión monetaria.

    1. La distorsión de los salarios relativos es la que creará mas dificultades para el diseño de un plan de estabilización creíble. Un abrazo.

  26. Doctor, evidentemente el modelo económico de los 90 que usted y Menem encabezaron fue eficiente para sacar al país de una hiperinflación de 5000% y lograr la estabilidad macroeconómica. En la película “Memoria del Saqueo” de Pino Solanas, se hacen fuertes críticas a las privatizaciones. Es por eso que quiero preguntarle un par de cosas:
    1) Dice, por ejemplo, que Entel se vendió al 20% de su valor.
    2) También dice que los concesionarios viales han multiplicado las tarifas para que el usuario financie la inversión de las obras, es decir, que no se les exigió capital propio (practicamente que han cobrado el peaje antes de hacer las obras de infraestructura).
    3) Que ningún servicio público privatizado pago el canon.

    ¿Todo esto es real? Se lo pregunto a usted porque Pino Solanas es poco confiable para mí y dice muchas mentiras. También le quiero hacer recordar que no se olvide de publicar los cambios y las mejoras en los servicios públicos durante los 90. Desde ya muchas gracias. Un abrazo.

    1. Nada de lo que dice Pino es real. Todas las empresas del Estado que se vendieron perdían mucho dinero. Lejos de ser “joyas de la abuela”” eran hipotecas de la abuela. Y aún así se obtuvo alrededor de 20 mil millones de dólares por los activos, además que las privatizaciones permitieron reducir el déficit del Estado en casi 10 % del PBI. Un abrazo.

  27. Estimado, no creo que sea tan así, no por el impacto de una devaluación, sino por el impacto de los subsidios sobre la inflación. Sea con o sin subsidios, el gasto en servicios públicos subsidiados se paga, si no es directamente, será vía impuestos. El por qué sería el siguiente: La velocidad de circulación es la cantidad de veces que el dinero cambia de manos, y el dinero cambia de manos con un solo fin, adquirir bienes o servicios. No tendría sentido contar las veces que el dinero cambia de manos por motivos de cancelación de deudas, ya que se netearía, un crédito con una deuda, y el dinero cambiaría de persona, sin impacto en los precios. Si las únicas veces que el dinero cambia de manos, relevante, es cuando se realizan operaciones de compra y venta, sea de bienes o servicios, la cantidad de veces que cambian en dinero de manos en un período determinado (velocidad del dinero) va atada directamente a la cantidad de veces que se adquieren productos y servicios. Si “v” es igual a “q”, o al menos, proporcional, lo que define el nivel de precios es la masa monetaria. Las fluctuaciones en el corto plazo, deberían equipararse en el largo. Si se sacase el cepo cambiario, y se devaluase la moneda un 40%, como proponía algún economista, el impacto sobre precios no debería ser significativo, aunque no creo que este gobierno tenga la confianza como para llevar acabo ese plan. Se vino devaluando la moneda durante toda una década, y el impacto de la devaluación, es equivalente en importaciones y exportaciones, lo que hace que se compense, por lo que una devaluación abrupta, podría afectar la estructura de costos de empresas importadoras y beneficiar exportadoras, pero con una devaluación gradual que permita ir transfiriendo costos de importadoras a precios, no debería tener mayor impacto. O sea, si todas las empresas argentinas tuviesen la misma proporción de insumos importados y exporataciones, la devaluación se equipararía por aumento de costos y precios, neteandose.Saludos

    1. Si se eliminan impuestos distorsivos el Gobierno se verá obligado también a reducir subsidios y gastos prescindibles. Una cosa es la devaluación gradual y otra cosa un gran salto devaluatorio, especialmente cuando el Gobierno ha perdido toda credibilidad. Saludos.

Los comentarios están cerrados.