La reforma financiera mundial

Varios de los visitantes de este blog me han preguntado sobre las causas y las consecuencias de la crisis financiera global, o han expresado su opinión al respecto. También sobre las reformas que será necesario introducir para evitar en el futuro la repetición de este tipo de crisis, una vez que la que hoy aqueja al Mundo sea superada. Una buena forma de pensar sobre esta cuestión en sentido positivo es contestar la última de las cuestiones, es decir, qué reformas son necesarias para evitar nuevas crisis de esta dimensión  y profundidad.

El Grupo de los 30, un centro de pensamiento liderado por Paul Volcker y del que soy miembro, ha trabajado sobre este tema desde mediados de 2008 y el 15 de enero ha dado a conocer un informe con 18 recomendaciones al respecto. Este informe ha sido comentado por muchos medios de todo el mundo, pero no lo he visto reflejado en la prensa argentina. Quienes lean inglés lo pueden ver en el sitio del Grupo de los 30. Se titula "FINANCIAL REFORM. A Framework for Financial Stability". Y para los que no lean Inglés, Felipe Murolo ha preparado una traducción que aparece en la página ”Otros" de este sitio.

Yo no formé parte del grupo de trabajo que preparó el informe, pero sí participé activamente en su discusión en la reunión del Grupo de los 30 que se hizo el 5 y 6 de diciembre del año pasado en New York, y estoy totalmente de acuerdo con su contenido.

No se lo puede resumir en un post, pero quienes lo lean atentamente podrán advertir que todas las recomendaciones apuntan a organizar el futuro sistema financiero global sobre la base de regulaciones y supervisión estatales que aseguren el máximo de transparencia y permitan la evaluación y administración prudente de los riesgos que asumen los intermediarios financieros y quienes se valen de ellos para administrar su riqueza. De ninguna manera el informe propone estatizar a los intermediarios y sí advierte sbre las consecuencias negativas que puede acarrear una concentración excesiva de la intermediación financiera que pudiera surgir del acual proceso de reestructuración de bancos a escala mundial.

El informe, como todo buen trabajo orientado a ayudar a los estados y sus gobiernos a intervenir inteligentemente en las economías nacionales, presta atención a las "reglas de juego" o, lo que es lo mismo, a la "organización de la economía" y desaconseja el intervencionismo discrecional y arbitrario, que puede dar lugar a favoritismos hacia ciertos intereses económicos y políticos, las mas de las veces enfrentados con el interés general. Todo lo contrario de lo que esperan que ocurran los que quieren ver en esta crisis el colapso final del sistema de economía de mecado y del proceso de globalización comercial y financiera.

No creo que haya en el mundo un equipo de expertos con mayores conocimientos, experiencia e independencia de intereses sectoriales que el que preparó este informe. Sobre la relevancia del mismo basta señalar que Paul Volcker es asesor y consejero del Presidente Barack Obama y este informe será presentado a la reunión de abril de los jefes de estado del Grupo de los 20.