32 comentarios sobre “Degrabación del programa Hora Clave”

  1. Estimado Domingo,

    antes que nada, muchas gracias por abrirnos este espacio y su tiempo dedicado al diálogo con quienes tenemos el gusto de leerlo; me interesan sus notas y lo sigo con gran admiración. Vistas sus respuestas es que me surgieron ganas de releer sus notas.

    En esta entrevista usted menciona que “La raíz de la crisis argentina no es económica, sino fundamentalmente política e institucional” y estoy de acuerdo. Síntomas sobran para darse cuenta de este problema, tanto a nivel nacional como local, que se reflejan en el ánimo social, y que muchas veces generan situaciones que pueden ser explosivas si no se las trabaja a tiempo.

    El problema de organización política e institucional tiene que ver, a mi juicio, con que nuestro modelo dirigencial (no sólo en el ámbito nacional) es uno de corte “presidencialista”, que potencia nuestras fallas idiosincráticas de desencuentros y división y que se refleja de dos modos: presidencias débiles, que corren el riesgo de no cumplir su mandato por falta de apoyo político, cuando además la “oposición” trabaja para ganar el poder llenando de piedras el camino, y por otro lado, presidencias fuertes, que pueden provocar una suerte de concentración hegemónica y poner en riesgo nuestro futuro republicano. Ambas, a contramano del deseo de una sociedad que quiere vivir en democracia, hoy por hoy, pero que ante la falta de respuestas a sus reclamos, se satura y sale finalmente a las calles para hacerse oir. Varios hechos lo demuestran: disociación entre reclamos populares y clase política; falta de diálogo constructivo; niveles mínimos de consensos, por no decir nulos; falta de posibilidad de que las minorías puedan encontrar soluciones justas a sus reclamos. Esta situación hace que la calle se transforme en el ámbito y que las soluciones se impongan por la fuerza de los bombos, cacerolas o paros y, aunque estos pudieran ser un derecho constitucional, se corre el riesgo de tensar mucho de la cuerda y terminar desintegrándonos por cuestiones que podrían haberse solucionado en sus inicios.

    Para hacer frente a estos inconvenientes pienso que el camino adecuado es la instauración de una democracia parlamentaria que instaure una dirigencia donde el consenso sea el elemento aglutinante en la conformación de los gobiernos o ámbitos de poder. Un consenso que por lógica deberá surgir desde abajo, donde las minorías puedan efectivamente tener su parte en la toma de decisiones, donde se pudiera contar con un Parlamento tan colorido en ideas como diferentes matices se generen, donde no haga falta conformar Bipartidismos o alianzas pre-electorales, sino concertaciones post-electorales de modo que la sustantibilidad y gobernabilidad en base a un programa común tenga al menos el apoyo del 50% de los partidos parlamentarios. Llevado hacia atrás en el tiempo, esto explicaría el por qué de la estabilidad del gobierno transitorio de Duhalde en el crítico año 2002.

    Usted qué opina al respecto? No piensa que su aporte podría ser valioso también trabajando por una mejor organización política e institucional y no sólo mayoritariamente en el área económica? No cree que acercando una propuesta de democracia parlamentaria, podría colocarse otra vez en el centro de la escena política con propuestas superadoras y recuperar así su crédito, por más que se requiriera de una reforma constitucional? Esta democracia parlamentaria podría ser el elemento aglutinador para quienes piensen distinto también.

    Ud es un gran demócrata y su espíritu sarmientino lo empujará a seguir adelante, como hace en este espacio de intercambio de ideas. Cuente conmigo y gracias nuevamente!

    Jorge Di Gregorio

    1. Estoy completamente de acuerdo con Usted que un sistema parlamentario funcionaría mejor en nuestro País, pero va a ser muy difícil convencer a la dirigencia de cambiar el actual sistema presidencialista. De todas maneras, que sea difícil no significa que no haya que proponerlo. Voy a tomar su sugerencia y verá si lo puedo instalar como propuesta.

      1. Creo que vamos a tener en estos años una participacion del Congreso nunca antes vista, en especial despues de las elecciones legislativas 2009. Los K se van a trabar en el Cogreso, como vimos con las retenciones, en cada oportunidad. Un deseo: No màs mayorias absolutas dependientes de ordenes de “arriba”, no mas listas sabanas.
        Si usted Sr. Cavallo necesita para 2009 fiscales de mesa puede contar conmigo.

        1. Muchas gracias Esteban. Coincido con Usted y si me envía su dirección le haré llegar un libro mío, que está agotado, y en el que hablo del papel que debe jugar en Congreso Nacional en un país en el que funcionen las instituciones. Lo escribí en 1989 cuando era Diputado Nacional por Córdoba. se titula “Economía en tiempos de crisis”

  2. Estuve leyendo toda esta entrevista.Ahora me voy a dormir.Se que se hizo justicia.Los periodistas estuvieron muy correctos y sus preguntas lo ayudaron a Ud.Aunque parezca lo contrario las buenas preguntas a Ud lo ayudaron, con la sociedad algunos tardaran en comprender pero se daran cuenta que no les quizo hacer daño con el corralito fue un mal necesario.Esta bien parado Mingo.Ud quizo ayudar al pais no le esquivo al bulto y se hizo cargo,del ministerio de economia, muchos se fueron como ratas .Y Ud, lo acompaño a Fernando De la Rua.El problema fue que muchos querian continuar de parranda y no querian asumir las deudas que dejo Menem

  3. Estimado Domingo, he decidido leer todos los mensajes publicados por usted, desde el primero hasta el último, uno por día.
    Lo que me gustaría leer también es la carta que le envío a Duhalde, pero no la encontré en ningún lugar.
    Así mismo quería preguntarle si leyó el libro de Eduardo Duhalde “memorias del incendio” y pedirle que por favor cuente su verdad en un libro suyo.
    Desde ya muchas gracias y siga adelante que nos mantiene con esperanzas.

    1. Si leí el libro de Duhalde. En mi opinión tiene una visión totalmente distorsionada de la realidad. Ya escribiré mi libro. La carta que le escribí a Duhalde figuraba en este sitio. Cuando la encuentre la repondré en la página “otros”.

  4. Hola Don Cavallo, mire hay que hablar tipo De Ángelis y llamar a las cosas por su nombre. Tenemos la peste peronista Duhalde. Era/es un cacique de esa indiada y tiene el poder de armarle un malón a cualquiera y sobre todo si se junta con los radicales y lo respalda Clarín. En mi caso soy uno de los estúpidos que los agarró el corralito y luego el corralón con los pocos pesos que me dejó la quiebra de la empresa en la que había trabajado durante 30 años y deposité mi cheque el 29 /11/01. Resumo, la única forma que tuve de sacar mis U$S fue comprando una camioneta 0km, la cual pude vender recién en el 2006 para reencontrarme con mis U$S. lo peor de lo peor. Remes Lenicov fue nefasto. Chau

    1. Muchas gracias por su testimonio. Es una experiencia muy elocuente, explicada en pocas palabras y a lo DeÁngelis, es decir, más claro, echale agua!. Un abrazo,

  5. Estimado Dr. Cavallo :

    Sin duda Ud. es una de los pocos economistas que saben, de experiencia, bien documentados y sobre todo honestos y patriotas. Lamentablemente ha sido uno de lo mas vilipendiados. Me gustaria saber como era el sistema de convertibilidad que quería implantar , mediante una canasta de monedas, que incluyera el yen y el euro y si , habida cuenta de lo ocurrido, ello hubiese funcionado. Cuente conmigo. Un abrazo

    1. Rodolfo, pronto voy a sacar un libro donde explico, entre otras cosas, como funcionaría un sistema así. Por el momento si le interesa el tema lea mi artículo Régimen Monetario y políticas cambiarias que está en la página de artículos en español.

  6. Dr Cavallo yo he leido esta nota, pero no me hace falta conocer lo que opinan, sino lo que pienso, y de mas esta en decirle a ud, que ojala hubiese muhcos Cavallos en la Republica Argentina
    saludo a Ud cordialmente
    JLmaceira

  7. Leo y releo, y la verdad que hubiese preferido que no aceptara participar del gobierno de la Rua. Me da la impresion de un jarron inexorabemente caido al suelo… por un descuido. Fue ir al ojo del huracan a discutir con necios y sofistas frente a un publico que no distingue el bien del mal. Quiza en ese punto es donde se nota la omnipotencia. Pero bueno, todos somos “doctores del despues”. Yo rescato que sin esa vehemencia tampoco se hubiese construido.

    Espero que estos dos años que se nos vienen tengamos mas lucidez para resolver los problemas desde dentro de las instituciones. Algo ya vivimos este verano y parece que el sistema no se rompio. Creo que la unica sugerencia que podria dar es que algunas cosas deberiamos dejar que ocurran, porque sino no se aprende. Y si tratamos de evitarlas desaforadamente, quedamos estigmatizados y entorpecemos el aprendizaje de la gente.

    Sigo releyendo el foro de atras para adelante.

  8. Domingo Cavallo y la «libertad» de elegir Moneda

    No soy experto, pero casi puedo Garantizar que, a los fines prácticos, el Dólar es una Mer-can-cí-a importada. O sea, algo de lo que el Estado Nacional, ni ningún particular local, dispone a su arbitrio.

    Luego, mal podría haberse garantizado por Ley, una Paridad con nuestra moneda. Y menos aún una paridad totalmente ficticia.

    Domingo Cavallo alude permanentemente al Derecho que la Gente tenía a “elegir” su moneda….. es una falacia. La Gente puede desear con toda su alma vivir como en Japón (antes del Tsunami)…. pero ningún gobierno puede, ni debe, prometer semejante cosa.
    La convertibilidad significó un Mecanismo de Facilidad para la Exportación de Dólares. Dólares que nuestro país adquiría al desvalorizado precio de las exportaciones agrícolas…. Indudablemente promovió las famosas “inversiones golondrinas” o meras especulaciones, amén de otras facilitadas por el avance tecnológico mundial, como las comunicaciones. Coyuntura.

    Buenas.

    1. Nunca como en la época de la convertibilidad los argentinos repatriaron los dólares que tenían en el exterior y nunca antes entró tanta inversión extranjera directa y gozamos de tanto crédito. El que el acceso al crédito y al mercado de capitales se utilice mal, para inversiones que luego no rendirán o para financiar déficits fiscales que no se originan en inversión eficiente no es un defecto del sistema monetario. Si no se hubiera dado esa repatriación de capitales y toda la inversión exgtranjera directa, no se hubiera producido la modernización de la infraestructura y del aparato productivo que ha permitido el crecimiento que tenémos hasta ahora, a pesar de que desde 2001 en adelante no ha habido inversión en sectores claves como la energía, los transportes y la ganadería, entre otros.

      1. Gracias x publicar mi crítica y x “responderla” también.
        Pero creo que ha obviado explicar como es que se podía justificar la adopción de una moneda extranjera, a un tan bajo precio fijo x ley, en una republiqueta tercermundista como la nuestra. Y x supuesto no comparto la noción de que los argentinos hayan “repatriado” dólares (sí le reconocí que HUBO efectivamente inversiones útiles coyunturales, como las de la infraestructura de telecomunicaciones, propias del momento tecnológico).

        Su respta. me hizo recordar la famosa “excusa” con la que los economistas ortodoxos (como Ud.) pretendían disimular las catastróficas consecuencias del modelo de expoliación del país: EL FAMOSO DEFICIT FISCAL.
        ¡La culpa de la insolvencia del País la tenían las provincias! ¡Un poco más y la culpa del vaciamiento del Banco Central la tenían los Jubilados y los Desocupados…! Inadmisible.
        Máxime cuando se recuerda que el menemismo transfirió INTEGRAMENTE los fondos que debían abastecer a la Anses, y que la Nación y el conjunto de las Provincias debieron hacerse cargo de la Miseria que cobraban los codiciosos veteranos….. debiendo destinar a ello, ¡¡algo así como 1/5 del Presupuesto Nacional!!! Insostenible.

        Por supuesto que la solución a la Ortodoxia Económica NO es la Insolvencia Populista, la cual paradójicamente sostiene muchas medidas “regresivas” ortodoxas, como el altísimo IVA, los subsidios al “capitalismo” privado, el vaciamiento de las Provincias, y la Miseria de los Jubilados.

        Nuevamente, lo felicito por hacerse eco no solo de las lisonjeras alabanzas.

        1. Gracias por las felicitaciones, pero discrepo totalmente con que nuestro país pueda ser denominado “republiqueta tercermundista” y que el énfasis que muchos economistas ponemos en tratar de evitar altos déficits fiscales excusa. El endeudamiento excesivo, sea del gobierno, de las familias o de las empresas no puede provenir sino de déficits, es decir , de gastos en exceso de los recursos genuinos. Si en tu ataque a la ortodoxia no propones la política actual, a la que denominás “insolvencia populista”, ¿cuál es tu propuesta alternativa? . Es muy fácil utilizar slogans populistas para desacreditar a la racinalidad económica y luego atacar también al populismo. Pero no es consistente.

    2. No creo que sea una ficción contratar en dólares. Lo que la gente quiere es estabilidad; y si realmente gozamos de la libertad que declama nuestra Constitución (art. 19) tenemos la facultad de elegir la moneda de nuestros contratos. Esto, es lo que corresponde, pero sin que el Estado intervenga y establezca arbitrariamente que el dólar vale tanto… Porque de este modo resulta el latrocinio de recibir el Estado los dólares que pagan las exportaciones argentinas, y el Estado entregarles a los exportadores el valor oficial del sus dólares. Ésa sí, es una ficción; pero también es un exceso, o simplemente un robo…
      Que Dios lo bendiga

      1. Coincido Alberto, pero desde que pesificaron compulsivamente todos los contratos que estaban denominados en Dólares y la Corte d
        Suprema de Justicia convalidó ese atropello, los derechos de propiedad en nuestro país han quedado muy desfigurados. Un abrazo.

  9. Dr. le consulto pq no despego la convertibilidad en enero de 1998 como lo hizo Malan en Brasil. Se que no era Ministro pero creo que tenia la suficiente influencia para haber hecho esto para evitar la brutal devaluacion del 2001 de Remez. Gracias

    1. Malán no lo hizo, sino que lo hizo el mercado contra la voluntad del gobierno de Brasil. Haber permitido una devaluación como la que tuvo Brazil en 1999 hubiera generado la misma crisis brutal del 2002 si es que la devaluación iba acompañada de pesificación, como ocurrió en Enero de 2002. En Brazil no hubo “realización” porque no había transacciones financieras internas pactadas en dólares. Argentina lo que debería haber hecho el 1 de enero de 1999 es haber pasado de la fijación del Peso al Dólar, una fijación del Peso a una cesta de monedas integrada por 1/3 de Dólar, 1/3 de Real y 1/3 de Euro. Yo lo propuse pero nadie le prestó atención en ese momento y cuando lo hice ya en el 2001 fue demasiado tarde. Todo esto está explicado en detalle en mi libro Estanflación.

  10. Hola, Dr., èste blog cumpliò ya 11 años, felicitaciones.
    Le hago unas preguntas que siempre quise hacerle aunque con el diario del lunes: si le hubiese propuesto De la Rua al asumir el 11 de diciembre de 1999 a usted la jefatura de gabinete ( ya que tenìan ambos el 70% de los votos), y a su equipo tambien los ministerios de economia y trabajo pero en esa fecha, usted hubiera aceptado ?. Que medidas generales hubiese tomado usted con ese nuevo gobierno y en ese momento para salir de la recesion y evitar la crisis?. Era factible y correcto emitir lecops por 5000 millones para reactivar sumado a planes para la construccion, planes canje de camiones, para el agro, etc ? ( luego se terminaron emitieron 2000 millones mas las cuasi monedas provinciales).
    Lamentablemente hoy pagamos las consecuencias del golpe institucional del 2001 y a futuro creo que a Cristina se le va a complicar aun mas la economia, ojalà termine el mandato y no le dejen una bomba economica armada al proximo gobierno.
    Gracias

    1. S’i, yo hubiera aceptado, pero no es realista pensar que el Partido Radical le hubiera permitido a De la R’ua hacer ese ofrecimiento. Yo hubiera exigido a las provincias dejar de tomar cr’editos en los bancos. Ello significaba obligarlas a controlar el Gasto público o emitir lecops, como lo hab’ia hecho Córdoba en 1995. Los lecops no eran convertibles y no comprometían a la convertibilidad. Podían ser una solución transitoria hasta que se eliminaran los déficits fiscales provinciales. De esta forma se hubiera evitado la crisis financiera del 2001 que fue la que impidió que la economía se reactivara a pesar de los fuertes estímulos que otorgaban los planes de competitividad. El Gobierno de De la Rúa podría haber completado bien su mandato, a pesar de las circunstancias internacionales muy desfavorables que le tocó soportar. Un abrazo.

      1. Dr., creo que Usted hubièra implementado lo que propuso en la campaña de 1999. Pero, hubièra en el 2000 hecho un canje-restructuracion de deuda ? o solo bastaba con esas medidas de ajuste en las provincias -que mencionò en la respuesta anterior- para evitar la crisis. Podìa reactivarse la economia en el 2000-2001 ? o solo habìa que esperar pasar esos años con estancamiento pero buscando ganar tiempo con recortes de gasto y restructuraciòn de deudas hasta que las circunstancias internacionales fueran màs favorables, como lo fueron desde 2002 en adelante. Hubièra en el 2000 implementado el impuesto a dèbitos y crèdito bancarios y suba de aranceles a las importaciones de casi 30 % como lo hizo en 2001 ?.
        Lo que trato de saber es porque en economìa y polìtica, a veces, no se implementan medidas en un momento previo y despuès, se terminan implementando con posterioridad y con mayor intensidad a lo que originalmente hubièra sido suficiente. Coincido que De La Rua pudo haber terminado su mandato, lastima que a mi entender no tomò medidas fuertes en el 2000 por el cual fuè un año casi desperdiciado creyendo en el piloto automàtico de la convertibilidad, luego Usted en el 2001 quiso solucionar pero se quedò sin tiempo a mi entender, tal vez si lo que Usted implementò en 2001 o parecido se hubièra hecho en 2000 otra fuera la historia.
        Gracias por responder y saludos

        1. P.D.: yo le llamo la teorìa boomerang aumentada “lo que no se quiere hacer en el momento A se termina hacièndo en el momento B posterior y con mayor intensidad “.
          Gracias

        2. Si en el 2000 se hubiera encarado el ajuste en las provincias, se podría haber evitado la crisis financiera del 2001 y, con tasas de interés normales, no las extraordinariamente elevadas del último semestre de 2001, la restructuración de deudas no hubiera sido necesaria. Hubiera bastado con implementar operaciones normales de canje para afrontar los vencimientos de capital en años cercanos, mientras los precios internacionales fueran bajos. La economía se podría haber reactivado en 2001 por efecto de planes como los de competitividad que yo puse en marcha ese año. Pero la crisis financiera lo impidió. Un abrazo.

Los comentarios están cerrados.