La estrategia inteligente de un nuevo Gobierno

 (Reproducción prometida de una parte del libro ¨Camino a la Estabilidad¨ publicado enmarzo de 2014)

Hace ya un casi un año, en un artículo publicado el 3 de mayo de 2013 , sostuve que cuando los Argentinos hayamos elegido un nuevo Gobierno, seguramente el país estará en una situación peor que la de ese momento, con recesión, alta inflación y una brecha significativa entre el precio del Dólar en el mercado oficial y precio en el mercado paralelo.

Si el nuevo Presidente es inteligente y ganó diciéndole la verdad a la gente, podrá comenzar explicando las nuevas reglas de juego de la economía:

Integrar la economía argentina a la economía mundial, como lo han hecho la mayoría de nuestros vecinos y, por supuesto, todas las naciones que progresan en el mundo. Esto significa remover todas las restricciones al comercio exterior (incluidas las retenciones sobre las exportaciones, a medida que se aprecie el tipo de cambio) y remover todas las restricciones a las transferencias de dólares al exterior y al acceso de la gente al mercado cambiario.

Permitir la intermediación financiera y las transacciones comerciales en cualquier moneda convertible (básicamente pesos y dólares) pero con encajes legales más elevados para los depósitos en moneda extranjera y disponiendo que las entidades puedan prestar esos fondos a las personas y empresas que demuestren ser capaces de generar sus ingresos en esa moneda.

Encomendar al Banco Central conducir la política monetaria enderezada a metas decrecientes de inflación, bien definidas de antemano

Normalizar la relación financiera con el exterior, aceptando las resoluciones judiciales sobre la deuda externa o interna que adopte la justicia (comenzando con la deuda con los Jubilados) mediante la sanción de un régimen de consolidación de pasivos. Publicar nuevos índices de precios desde 2007 en adelante y ofrecer a los tenedores de bonos indexados por CER un canje a la par (del valor técnico de los bonos en circulación) por bonos idénticos, indexados hacia adelante por el nuevo índice de precios.

Reducir fuertemente el Gasto Público como porcentaje del PBI, programado sobre la base de eliminar todos los subsidios, salvo los que tienen fines sociales y están bien focalizados hacia las familias pobres y re-privatizar todas las empresas que en los últimos años demandaron aportes o subsidios del Tesoro.

Eliminar todos los impuestos distorsivos: retenciones a las exportaciones pari passu con el proceso de apreciación cambiaria que se describirá más abajo, impuestos al trabajo formal, impuesto a las transacciones financieras que no sean pagos a cuenta de IVA y Ganancias, impuestos a los ingresos brutos en etapas intermedias de producción o comercialización y el impuesto a las ganancias sin ajuste por inflación.

Financiar del déficit fiscal mediante acceso al crédito público, prohibiendo recurrir al financiamiento por emisión monetaria.

Liberar todos los precios y permitir que las empresas prestadoras de servicios públicos fijen tarifas que cubran los costos de operación y de inversión y que produzcan una ganancia razonable.

Dejar que los salarios se negocien libremente al vencimiento de las convenciones colectivas de trabajo vigentes.
.
En la medida que la gente advierta que el Gobierno va a cumplir con sus anuncios, el precio del Dólar en el mercado único y libre de cambios se estabilizará primero a un nivel relativamente alto, pero luego el Peso comenzará a apreciarse como ocurrió en Brasil a partir de 2003. La inflación comenzará a bajar y Argentina recuperará el crédito. Cuando la economía vuelva a crecer en forma sostenida, la recaudación impositiva aumentará no por una presión fiscal insoportable sino por mayor nivel de actividad y podrá cerrarse el déficit fiscal, sobre todo si se logra reducir efectivamente el nivel del Gasto Público.

Como los lectores habrán apreciado en las secciones anteriores de este capítulo, en 2008, en mi libro “Estanflación” yo propuse que el Gobierno de Cristina aplicara esta estrategia. Muchos me preguntan por qué ahora sostengo que debemos esperar a que haya un nuevo Gobierno.

¿Por qué Cristina no hace esto mismo? La respuesta es simple: si Cristina sale hoy a anunciar por cadena nacional estas nuevas reglas de juego, nadie le creerá y el efecto va a ser un Rodrigazo. El mayor problema del gobierno de los Kirchner es que han rifado todo vestigio de credibilidad. Ha mentido tanto que de aquí en más, aun cuando dijera la verdad, nadie le creería.

42 comentarios sobre “La estrategia inteligente de un nuevo Gobierno”

  1. Domingo, ¡me compré el libro y lo leí de pies a cabeza… Y ahora UD lo regala! En fin… ¡me parece perfecto!

    Quería preguntarle si UD podría indicarme si es correcto que una “forma” de considerar que el TCRE está desequilibrado es cuando el saldo comercial del Balance de Pagos se encuentra en un 3% (negativo o positivo) del PBI.

    Sdos y lo felicito porque “las ideas no se matan”.

  2. Estimado Domingo,
    Quisiera saber si hay algun calculo confiable realizado acerca de la.comparacion de los salarios de la etapa del kirchnerismo y de los 90. Cuanto mas altos en terminos de poder de compra fue el salario promedio en el kirchnerismo en relacion al de los 90? Muchas gracias

    1. Justamente tengo un gráfico que preparé para un liro que estoy escribiendo en inglés. Trataré de pegarlo en esta respuesta. No lo consigo por lo que te enviaré la información por e- mail normal. Pero te anticipo la respuesta. Depende de que salarios hablemos. Los del sector público estan un 20% por abajo del nivel que tenían en 2001, los salarios del sector privado formal estan un 10% por arriba. Los del sector informal un 5% por abajo y el promedio del salario real en 2015 es prácticamente el mismo que en 2001. Siempre haciendo los cálculos con un indice de precios que refleje la verdadera inflación y no la mentirosa del INDEC. Un abrazo.

  3. Es verdad Mingo. Debemos recuperar la CREDIBILIDAD rapidamente; mucho antes de hacer agua, y que luego otra vez NADIE NOS CREA NADA. Considero que este, es el momento propicio, dado que recien comienza el gobierno, y hay aires de seriedad. A Mauricio lo veo muy preocupado, y avejentado no menos de 10 años. Tiene que dejarle la nena a la señora, y ponerse a trabajar intensamente para volver a remontar este barrilete. Abrazo. R.Z.

    1. Así es Rodolfo. Pero que no deje de valer de Atonia para tener un poco de relax, porque la responsabilidad y el poder agobian. Un abrazo.

  4. Muy bueno, doctor. ¿En dónde situaría la necesidad de terminar con los convenios colectivos por rama de actividad, para pasar a convenios por empresa? No se puede producir y ser competitivo en el Siglo XXI con convenios de los años sesenta o setenta. El poder sindical –que es extra-Constitucional y en nuestro país bastante patotero– está basado en la fuerza de los números (como ya lo vio Max Weber), quiere masas aborregadas, lo que conspira contra el empleo genuino, los salarios basados en productividad y –sobre todo– contra el dinamismo de la producción, clave para ser compatitivos.

    1. Es cierto. Pero es una reforma laboral difícil. Nosotros la intentamos con Armando Caro Figueroa y la conseguimos muy tímidamente. Luego se anularon incluso los tímidos avances. No creo que por el momente Macri lo logre. Pero habrá que volver a intentarlo. Un abrazo.

  5. No voy a contradecir algunas de las críticas al gobierno qe se fue, pero el Sr. Cavallo no tiene la más mínima autoridad moral para decir nada. Habla porqe el aire es gratis.
    Mejor haría si explicase por qé les dio a más de 70 empresas y bancos nacionales y extranjeros el ‘SEGURO DE CAMBIO’ qe fue una estafa contra todos los argentinos qe estamos pagando la diferencia.
    No puedo imaginar a cuánto ascendieron las ‘comisiones’ qe Cavallo recibió a cambio de esos favores qe hizo.
    Aqí paro, porqe no me gusta insultar desde este casi anonimato qe es Internet. gdione2014@gmail.com

    1. Estás muy equivocado Guido. No sé a que seguros de cambios te referías. Pero si aludis a mi paso por el Banco Central en 1982, te sugiero que te informes bien. Lo podés hacer en este mismo blog. Hay varios posts que se refieren a este tema. Si estuvieras bien informado no harías los juicios equivocados ni las imputaciones injustas que incluís en tus mails. Saludos a pesar de lo que vos catalogás como insultos. Para mi no lo son. Simplemente errores de apreciación por ignorancia.

    2. Sr. Guido Dione (gdione2014@gmail.com)
      No deseo defender al MINGO CAVALLO, quien tiene suficientes argumentos y agallas para hacerlo por sí mismo.
      Pero con todo respeto le digo que usted acaba de publicar falsedades que implican “calumnias”.
      Voy por partes:
      1°El designado Seguro de cambios fue la comunicación A-251 dictada a mediados de noviembre 1982 por Julio González del Solar. Domingo Cavallo NO TUVO NADA
      QUE VER con esta presunta estatización de deudas privadas por 70 empresas y bancos.
      2° No hubo en Argentina ningún funcionario menos sospechoso de recibir cometas, coimas, mordidas o cohechos que Domingo Cavallo. Nadie que tenga conciencia sucia puede hacer lo que él hizo. Lo prueba que fué el único miembro de un gobierno que desde adentro denunció públicamente la corrupción enquistada en el gobierno de Carlos Menem. No sé si recordará la maratónica sesión del Congreso donde el MINGO hizo las históricas denuncias de la Aduana Paralela, el Contrabando en Ezeiza y el intento de Yabrán que pretendía utilizar los camiones de OCA para distribuir droga desde los aeropuertos al último pueblo del país, en connivencia con otros funcionarios menemistas, hoy conspicuos empresarios. Consecuencia de esta denuncia fue el doloroso “suicidio inducido” del brigader Rodolfo Etchegoyen que en abril de 1997, el día del casamiento de su hijo y antes de ir a la iglesia apareció en su oficina con un tiro en la sien derecha, siendo zurdo.
      3° Muestre algún otro ejemplo de una similar y honrosa actitud. Luego dedíquese a pedir perdón por las falsas injurias pronunciadas sin fundamentos.
      Perdone estas referencias, estimado Guido Dione, pero sólo la VERDAD nos hará libres.
      No hay nada más digno y respetable que aquél que se rectifica de un error cuando conoce que se ha equivocado. Y luego continúe participando de este blog, que será bienvenido.
      Atentamente
      PAULINO.

  6. Creo que el gobierno macri esta yendo en este rumbo, lo que parece es que todavia no claridad en el camino, me parece que esto es fruto de posibles opiniones diversas en el seno del mismo. Ojala sigan por este camino que es comentado por usted,
    Saludos cordiales
    Lic. Raul Nieto. Brasil

    1. Yo creo que han comenzado bien. El ritmo muchas veces lo imponen las circunstancias. Gobernar es muy difícil e ingrato. Un abrazo.

  7. Dr. parece que Macri east siguiendo todas las medidas que anuncia en este post. Lo está asesorando o es simplemente casualidad? saludos!
    Damian

    1. Mucha genete ha leído mi libro. Puede que la gente que hoy toma decisiones también. Pero yo no soy el único que propone esta estrategia. Los buenos economistas profesionales que afortunadamente este gobierno tiene, llegan a las mismas conclusiones que yo, simplemente porque piensan bien y están preparados profesionalmente para hacerlo. Un abrazo.

    2. Las medidas estan escritas en diversas partes del blog, libros, diarios, reportajes en tv, radios, etc.- O sea lo que indica la logica o el sentido comun, que son las mismas que ha observado el Dr Cavallo en toda oportunidad, probablemente – no lo conoszo a Ud – por lo que no lo esta asesorando y tampoco es casualidad la coincidencia (que es pura logica (Método o razonamiento en el que las ideas o la sucesión de los hechos se manifiestan o se desarrollan de forma coherente y sin que haya contradicciones entre ella).

  8. Dr. Como ve al gobierno hasta ahora? que opina de los que dicen que no esta tomando el toro por las astas en tema inflación? que debería ser mas violenta y rápida la reducción del deficit fiscal? no es suficiente con la eliminación de subsidios en tarifas?
    Otra pregunta: la eliminación de retenciones a las exportaciones sumada a la liberación del cepo y dolor a 15 en principio genera un aumento en el precio de la carne, pero debería bajar luego por aumento de la oferta como ocurrió en la década del 90? gracias! Damián

    1. Lo veo bien. Buen comienzo. El aumento de muchos precios que estaban artificialmente contenidos era inevitable y los que suban en exceso van a bajar rápido siaumenta la competencia y la transparencia, como debería ocurrir en una economía estable. Un abrazo.

  9. Estimado Dr. Cavallo:

    Estoy de acuerdo con la mayoría de sus propuestas y parece que el Presidente es inteligente, ya que las medidas que adopta su equipo económico van ese sentido.

    Me llama la atención que recomiende aceptar y pagar los juicios a los jubilados, cuando usted siendo el Ministro de Economía del Presidente Menem no hizo nada por los jubilados. Recuerdo cuando la señora Norma Plá lo hizo llorar al increparlo y usted recordó la situación de su propio padre.

    Muy cordialmente,

    Roberto José Rosales

    1. Nosotros en el año 1992 pagamos con bocones previsionales que los jubilados pudieron vender al 100% de su valor en el mercado los 18 mil millones (repito 18 mil millones de dólares de deuda con sntencias judiciales!!!) que se habían acumulado durante los años del gobierno precedente. Esto es lo mismo que le recomiendo hacer al Gobierno de Macri, porque el orden de magnitud de la deuda con los jubilados acumulada durante los gobiernos de Duhalde y Nestor Kirchner (fallo Badaro de la suprema Corte= asciende a una cifra parecida en dólares). Seguí visitando el blog, así te informarás bien y no seguirás haciendo comentarios basados en el desconocimiento de la realidad. Un afectuoso saludo.

  10. DOMINGO CAVALLO: Usted propone un inteligente PLAN MACROECONÓMICO: abrir la economía; establecer una moneda de libre uso en operaciones financieras, comerciales y laborales; prohibir la emisión de moneda para financiar gasto público; cumplir las sentencias en controversias con acreedores externos; bajar el gasto público a menos del 25 % del PBI; eliminar impuestos que afecten el ahorro, la inversión y las exportaciones; liberar los precios; y negociar salarios libremente, en cada empresa.
    Todo esto se refiere al “equilibrio macroeconómico”.
    Pero MINGO ¿porqué no fomentar microequilibrios? Es decir permitir que los problemas de la macro se analicen y resuelvan en la microeconomía.

    ¿Qué piensa acerca de una segunda parte denominada PLAN MICROECONÓMICO? Consistiría en eliminar trámites inútiles, innecesarios y costosos que sólo fastidian a la gente. Prohibir la constitución de registros oficiales donde el Gobierno se reserve la facultad de “dar de baja”. Anular el sistema de registro automotor y la renovación anual de los carnets de conductor, que sólo sirven para acomodar parásitos políticos. Unificar toda inscripción para apertura de empresas en una “ventanilla única” donde el trámite lo hagan los funcionarios y no los contribuyentes. Simplificar al máximo los requisitos para importar y exportar permitiendo que cualquier productor agrario o industrial pueda hacerlo por su cuenta. Eliminar impuestos que impliquen doble, triple o cuádruple tributación como: débitos y créditos bancarios, bienes personales, internos, ingresos brutos, precios de referencia, renta universal, Otorgar garantías a los contribuyentes para que -mediante simple trámite o recurso sumario- pueda aplicarse los mismos privilegios, exenciones y tratamientos de favor discernidos a empresas nacionales o extranjeras (reconociendo el “derecho a la cláusula del contribuyente más favorecido”). Limitar todos los reportes y controles en materia de lavado de dinero a estos tres casos: dinero del narcotráfico, fondos sospechados de enriquecimiento ilícito de funcionarios públicos, capitales provenientes de cohechos, licitaciones amañadas y delitos contra privados.

    ¿No sería una forma de que el Gobierno no sólo se preocupe del Estado, sino también de la Sociedad y su gente?

    Un fuerte abrazo
    PAULINO.

    1. Estoy totalmente de acuerdo. Los ajustes microeconómicos son imprescindibles. Yo los rresumo en el capítulo desregulación. Pero es difícil que se los advierta como necesarios en una economía con grandes desequilibrios macroeconómicos. La inflación lleva a desetimar su importancia. Nosostros en los 90s pudimos ocuparnos de los aspectos microeconómicos luego de que estabilizamos la inflación. La inflación esconde los problemas microeconómicos. Un abrazo.

  11. Estimado Doctor, quería consultarle sobre las causas de la aceleración inflacionaria de los últimos meses y si usted cree que le gobierno de Macri está enfocando de manera correcta el combate a la inflación. Un abrazo

    1. Lo que está ocurriendo no es una aceleración inflacionaria sino el sinceramiento de la inflación reprimida. Las conseqcuencias sobre la inflación futura ependerá de si le sigue o no un buen plan antiinflacionario. Pero no se puede eliminar la inflación, si sigue escondaida debajo de la alfombra o se la disimula con mentiras estadísticas. Un abrazo.

    1. Que no saben de lo que hablan. comparar el défit fiscal de los 90 con el de los Kirchner es errarle al chuzaso. En los 90s el gasto público, que es lo realmente importante, no superaba el 30% del PBI. Ahora es más del 40%. La carga sobre el sector privado no la mide el déficit. La mide el gasto público. Un abrazo.

      1. Gracias por su respuesta, pero el articulo lo que dice es que, tanto en los 90, como en la era k, habia deficit fiscal. Lo unico que cambio, fue el modo de financiarlo. En los 90, por venta de activos y deuda y en la era K, con emision inflacionaria.

        ¿Por que no se pudo equilibrar las cuentas?

        Desde ya muchas gracias. Estoy por leer su libro

        1. En los 90 las cuentas se equilibraron hasta 1996. Por eso, la deuda pública, bien medida, era igual al final de 1996 que al final de 1989. La venta de activos fue muy importante para eliminar el déficit. Gran parte del gasto público de los 80s y de los fuertes déficits de entonces tenían su origen en las empresas públicas que se vendieron en los 90. No se trató de ventas de ¨activos¨ propiamente dichos, si no de virtual transferencia de ¨pasivos¨, porque no puede considerarse un activo a las acciones de empresas que dan permanentemente pérdidas. Así y todo, los ingresos por algunas privatizaciones que lograron capitalizar las ganancias de eficiencia que lograrían sus nuevos dueños, sirvieron para reducir deuda, no para financiar déficits. Hay que recordar que el gobierno de Menem heredó una deuda de 18 mil millones de dólares con los jubilados por sentencias impagas. Herencia parecida a la que deja el gobierno de Cristina Kirchner a Macri. Despúes de 1996 y hasta el final del 2001 la deuda aumentó fundamentalmente for déficit de las provincias que se financiaron no con deuda externa sino con deuda bancaria interna, a tasas flotante muy altas de interés. También influyó la reforma previsional que redujo en 2% del PBI la recaudación por aportes personales de los trabajadores que fueron a sus cuentas individuales. Ese fue el problema fiscal de los 90s. Pero ese problema empalidece cuando se lo compara con el gravisimo problema fiscal que se acumuló durante el gobierno de los Kirchner.
          Los Kirchner aumentaron el gasto público de menos de 30% del PBI a más de 40% del PBI. Aumentaron mucho la presión tributaria con impuestos distorsivos. Aumentaron la deuda pública incluso más que en los 90s, llevándola a 250 mil millones de dólares desde 140 mil millones que era al final del 2001. Y como si esto fuera pocon, emitieron mucho dinero sin respaldo que explica la alta inflación que dejaron como herencia.
          Quienes simplifican la historia Argentina de los últimos 15 años diciendo que en toda la época hubo fuertes déficits fiscales y que la única diferencia es que en los 90s esos déficits se financiaron con venta de activos y deuda y en los últimos 15 años se financiaron con emisión monetaria, le hacen un flaco favor al gobierno de Macri. Porque al desvalorizar el enorme cambio que en materia de gasto publico y su eficiencia significaron las privatizaciones y las reformas de los 90s, están sugiriendo que no hace falta hacerlas.
          Mucho más importante incluso que el déficit es el nivel del gasto público. Sí, por ejemplo, el gobierno de Macri hace los máximos esfuerzos para bajar el gasto, tal como lo hicimos en los 90s y tiene que endedudarse para financiar el efecto de la eliminación de impuestos distorsivos, en buena hora. Ello ayudará a que se recupere la economía por inversiones en los sectores en los que los controles de precios y los impuestos impidieron que se capitalizaran. Si para erradicar el deficit fiscal y evitar el endeudamiento, el gobierno mantiene esos impuestos, entonces la economía no se va a recuperar nunca. Un abrazo.

    2. No diría que el déficit no tiene nada que decir sobre la carga en el sector privado, dado que ese déficit de alguna manera hay que financiarlo. Me parece que el default del 2001 no fue por accidente, sino que fue principalmente por la deuda acumulada para financiar ese déficit. Creo que no hace falta explicar el terrible impacto que esto finalmente tuvo sobre el sector privado.

      El punto del post no es cuánto del déficit se carga sobre el sector privado, sino que fue el déficit el que llevo en tres décadas (80s, 90s, 00s) a delicadas situaciones económicas.

      Por cierto, una pena comenzar con un “no saben de lo que hablan” para referirse a un colega.

      1. Perdón Nicolás. No advertí que los que escribían eran ustedes. Miré sólo la moraleja del artículo. Pero para que entiendas porqué a mi me parece que no conviene simplificar de esa forma la experiencia de los 80s, 90s y 2000s, leé la respuesta que acabo de darle a Gabriel Ferrrara. Lo que a mi me parece incorrecto es mirar al déficit y a su financiamiento como la fuente de los problemas. Es mucho más importante el nivel del gasto público y si los impuestos alientan o desalientan la inversión en los sectores con ventajas competitivas de la economía. Imaginate si yo no voy a reconocer la importancia de la politica fiscal como importante tanto para la estabilidad como para el crecimiento. Con todo el esfuerzo que hicimos entre 1990 y 1996 para bajar el gasto publico del 35 al 24% del PBI.
        Pero me parece un error hablar, por ejemplo “de ventas de activos para financiar el deficit en los 90s”, teniendo en cuenta que los que se denominan normalmente activos eran verdaderas hipotecas responsables, precisamente, del fuerte deficit de los 80s. Si algo se obtuvo por la venta de activos, fue porque las privatizaciones llevaron a que los nuevos dueños confiaran en que iban a eliminar ineficiencia y corrupción y estuvieron dispuestos a pagar cifras positivas. No haber vendido esos ¨activos¨ hubiera significado perpetuar los déficits. Un abrazo y perdón si los ofendí al decir que no saben de lo que hablan. No me di cuenta que eran ustedes los autores. Yo se que conocen la realidad, pero a veces, en el afan de simplicarla y no aparecer defendiendo a los demonizados 90s, se cometen errores. A mi me parece que la demonización de los 90s es la mejor forma que consiguieron los Kirchner para justificar sus estropicios. Un abrazo de nuevo.

  12. Doctor,
    Buenas tardes…
    ¿Qué expectativas tiene usted respecto a la posibilidad de que lleguen inversiones importantes en 2016 o 2017 teniendo en cuenta la situación a nivel global?
    Y en el caso de que lleguen, ¿entiende usted pueden ayudar a bajar la inflación?

    Saludos,

    1. Sí. Precisamente la situación global restringe las oportunidades de inversión en otros países. Como en Argentina se las puede abrir con sólo eliminar distorsiones y cambiar políticas equivocadas, deberáin existir capitales disponibles para financiar buenas inversiones en nuestro país, a pesar de la situación global. Un abrazo.

  13. Muy acertado como siempre Dr. Cavallo. Actualmente creo que el gobierno parece disminuir lentamente el deficit fiscal por la razón de que existen demasiadas puertas abiertas, en especial en gasto social y compromisos de deuda no resueltos. Espero que las provincias esten en la misma dirección ya que suelen expandir muchisimo el gasto público, y no siempre con previsión del financiamiento. Saludos y gracias por darnos conocimientos en materia de política macroeconómica ya que hay mucha irresponsabilidad en lo que se dice en los medios, saludos
    Francisco

  14. Dr Cavallo, creo que la clave va a estar en el control político.
    Cuando el poder político del gobierno de turno es muy fuerte, es notable hasta donde se puede avanzar con políticas voluntaristas y dirigistas (un claro ejemplo lo dan las economías durante los años de guerra).
    Así, el kirchnerismo, mediante un muy fuerte y “eficiente” control político (basado fundamentalmente en la baja de los porcentajes de la coparticipación que aumentó fuertemente la dependencia de las provincias del humor del gobierno central y el verticalismo propio del peronismo) llevó la economía a muy altos niveles de actividad.
    Actividad estimulada de manera absolutamente artificial.
    Ese alto nivel de actividad, sostenerlo revirtiendo los tremendos desarreglos heredados (40% de gasto en relación al PBI más un dólar muy atrasado, dan una clara idea del cóctel explosivo heredado) sin caer bruscamente a niveles de actividad “coherentes” con la capacidad real argentina, es vital.
    Si se falla y la capacidad real se tiene que mostrar en poco tiempo (para colmo generalmente ante estos escenarios lo habitual es que caigan mucho más abajo de la capacidad real) la crisis social puede ser alarmante.
    ¿Coincide Dr con estas apreciaciones?
    Un abrazo.

    1. Si, coincido Ramiro. Pero la única forma de evitar un alto costo económico y social del ajuste inexorable, es que éste se haga explicándole a la gente que es imprescindible para estabilizar y volver a crecer. Y que esa explicación mejore de inmediato las expectativas. Los ajustes provocan caídas en el nivel de actividad cuando la gente no entiende porqué se deciden. En abril de 1991 la inflación desapareció y la economía volvió a crecer de inmediato, ya en 1991 el crecimiento fue del 10% del producto, porque la gente entendió que se necesitaba un gran cambio de políticas y se convenció enseguida que la convertibilidad era la respuesta adecuada. Todo se facilitó porque ya la gente había recurrido al dólar para protegerse de la inflación. Ahora no es tan fácil porque mucha gente todavía piensa que la situación no es insostenible y que los ajustes no hacen falta. Los ven como una maldad del gobierno. Si no se cambia esa percepción, los ajustes van a provocar mucha caída en el nivel de actividad real, sea de inmediato o distribuidos en el tiempo. Mientras mas se demoren los ajustes, el costo económico y social será mayor. Un abrazo.

      1. Justamente, por eso digo que la clave va a estar en el control o capacidad política para sortear los problemas que necesariamente vendrán.
        Y digo clave porque va a ser extraordinariamente difícil la tarea.
        De hecho, suena casi a utopía creer que “explicándole a la gente la verdadera situación” sea una maniobra lo suficientemente efectiva para cambiar las expectativas.
        Sinceramente, no creo que funcione.
        Me parece que va a ser necesario buscar otros mecanismos para que la gente acompañe al gobierno y evitar que se le vaya de las manos la muy necesaria dosis de credibilidad para tener éxito.
        Disculpe doc pero me parece muy arriesgado apostar gran parte de la política económica en una buena recepción de la población de un mensaje que es negativo de antemano.
        A su vez es crucial para el futuro de la Nación que las bombas que dejaron (con una “astucia” increíble) no exploten una por una y cargue con todas las responsabilidades este gobierno. Gobierno que difícilmente tengamos otra oportunidad de tener (es realmente una gran suerte haber elegido a Macri y su equipo).
        Todos sabemos que si Macri fracasa tendremos a la mafia gobernandonos 30-40 años más.
        Le mando un abrazo.

        1. Entiendo Ramiro. Pero si no se explica, es menos probable que puedan evitar que la gente le asigne la responsabilidad de las explosiones a Macri. Un abrazo.

  15. Doctor Cavallo, ¿Le gusta Prat Gay para el cargo de ministro de Hacienda, y Sturzenegger en el central? Es decir, si usted fuera presidente: ¿Los nombraría a ellos, o a quiénes los ve mas aptos?
    P.D: Conocí a alguien que dijo cursar en la universidad junto con usted, y me dijo que usted sobresalía del resto de los alumnos por su brillantez, y que casi siempre terminaba los exámenes en tiempo récord. No me sorprendería que fuera cierto, pero dejando la humildad de lado… ¿De verdad era así?
    Saludos, y quédese tranquilo que lo pueden acusar de muchas cosas, pero solo Dios sabe la verdad y por suerte es el único que juzga.

    1. Hola Augusto. Quienes fueron mis compañeros en la Universidad a veces exageran, aunque reconozco que lo hacen por cariño. Los funcionarios designados por Macri tienen muy buena formación profesional, son honestos y tienen buenas intenciones. En mi opinión, lo único que les falta es un poco más de coordinación. Lo que Macri tendría que hacer es darle a alguno de ellos el rol de jefe del gabinete económico. Esa es una función que no puede ni debe ser cumplida por el Jefe de Gabinete ni por el Presidente. La tarea de hacer que un equipo económico funcione de manera coherente es muy demandante y requiere también gran profesionalidad y dedicación exclusiva. El Jefe de Gabinete y más aún el Presidente tienen muchos otros temas importantes además de la economía. Además no tiene que hacer anuncios puntuales en materia económica el Presidente. Se los tiene que dejar al jefe del equipo económico o al ministro respectivo. El anuncio del nuevo mínimo no imponible por el Presidente fue un error. Y mucho mayor error fue que al día siguiente el Presidente dijera en un reportaje radial que las escalas del impuesto recién se van a ajustar a partir de 2017. Un abrazo.

  16. Hay un concepto que a muchos les parece malo y otros olvidan pero que es característico de la modernidad y es el de “seguridad jurídica”.Todo gobierno y quienes pretenden gobernar deben de tenerlo en cuenta porque sin ella no vendrán las inversiones extranjeras y los inversores nacionales pueden no invertir en el país.
    Todos, dr. CAVALLO necesitamos seguridad jurídica.Que los contratos se cumplan.

Los comentarios están cerrados.