Libro de Daniel Naszewski: “Exiliado en el Ciberespacio”

Un prólogo políticamente incorrecto

Portada Exiliado en el ciberespacio, definitiva, enviada por germán(2)Estoy en un avión, viajando de Buenos Aires a Ciudad de México y me traje como único material de lectura un libro, aún inédito, escrito por un viejo amigo. El me lo había enviado en base digital, pero como me cansa leer tantas páginas de la computadora, antes de salir de viaje le pedí a mi secretario que lo pusiera en base papel. Me gusta leer mientras estoy en un avión, porque me puedo concentrar y nadie me interrumpe. Pero cuando el vuelo es nocturno, suelo leer durante dos horas y luego me derrota el sueño. Esta vez fue diferente, comencé a leer “Exiliado en el Ciberespacio” y me atrapó. Dediqué las 10 horas del vuelo a leer sus 42 capítulos y cuando lo terminé, comencé a escribir esta nota. Voy a resumir lo que siento en dos palabras: me encantó.

Me encantó porque es una apasionante historia de amor escrita por un economista, ese tipo de hombre al que se lo suele ver como un ser insensible y nada apasionado que analiza con frialdad números y gráficos y que, según la interpretación corriente, no piensa en la gente sino sólo en los números. No soy un gran lector de novelas, pero de la lectura de “Exiliado en el Ciberespacio” he acentuado la percepción de que las novelas, aún nacidas de la imaginación del autor, a veces describen de una manera mucho más elocuente la realidad que estamos viviendo que las miles de crónicas que leemos en los diarios o escuchamos en la radio y la televisión. La novela logra conectar la vida cotidiana de los personajes con eventos que cuando aparecen en los medios escritos o audiovisuales nos suelen parecer ajenos y distantes. Y, en la medida que el lector logra identificar a uno o varios de los personajes con seres humanos que conoce o ha conocido, la historia novelada se transforma en una experiencia personal difícil de distinguir de las que ha vivido en la realidad.

Estoy seguro que quienes lean “Exiliados en el Ciberespacio” desarrollarán una suerte de adicción a la lectura semanal de las “Cartas desde el Ciberespacio” con que Daniel Naszewski nos viene ayudando a entender los acontecimientos de la economía argentina desde el año 2004. Yo tuve la suerte de desarrollar la adicción por su lectura desde que escribió el primer artículo de esta serie. En esa primera carta descubrí que seguían existiendo pensadores inteligentes y valientes para expresarse en contra de la corriente, que no se dejaban arrastrar por la maquinaria propagandística que desde el gobierno de turno procuraba reescribir la historia. Perseguían demonizar a la década anterior y ensalzar las supuestas virtudes de un “modelo productivo” que no era otra cosa que la vieja estafa inflacionaria a ahorristas y trabajadores en beneficio de quienes no habían respetado los límites de la prudencia en el momento de endeudarse. Daniel lo advertía y pregonaba con la sinceridad y el candor del que están inundadas las páginas de “Exiliado en el Ciberespacio”.

Me complace mucho recomendar su lectura y deseo a Daniel Naszewski mucho éxito, con ésta, su segunda novela.

Domingo Cavallo

Contratapa Exiliado en el ciberespacio, final

18 comentarios sobre “Libro de Daniel Naszewski: “Exiliado en el Ciberespacio””

  1. Señor Cavallo:

    Antes que nada le deseo un muy buen año 2011.

    Quiero decirle que llegué a su blog de manera accidental, y me he llevado una gran sorpresa al leer sus publicaciones. Soy colombiana, radicada en Buenos Aires desde diciembre de 2001, y ví en este blog su especial interés por la situación político económica de mi país.

    Quiero serle muy sincera, usted no era santo de mi devoción, pero hoy, entendí el valor y el sentido democrático de la red, pues gracias a esto puedo tener acceso a su discurso, puedo “escuchar” su voz, sin el “ruido” de las conveniencias y entender la política desde el lado humano (de aciertos y desaciertos), pensante.

    Espero poder en algún momento poder leer alguno de sus libros para adentrarme más en sus visiones.

    Quería comentarle, aparte, como anécdota, relacionada con el libro que leyó, “Exiliado en el ciberespacio”, que me cae el guante a mí porque estoy en Argentina, a raíz de conocer en el año 98 en una sala de chat a un chico, que es actualmente mi marido, con el que formé una familia con dos hijos. Son pocas, pero existen relaciones que llegan a buen término fomentadas por los valores del interés en la diversidad del otro, la curiosidad de aprender de otras y lejanas culturas; y ahora estoy teniendo un contacto con usted a través de este mismo ciberespacio, estoy leyendo su postura, su verdad expuesta, en un mar inmenso, virtual y que no se aleja del concepto de la teoría de un gran científico moderno, el señor Einstein.

    1. Muchas gracias Victoria por su comentario y por sus conceptos. Estoy viajando bastante seguido a su país de orígen y me gusta mucho. Además estoy convencido que están muy bien encaminados en todos los frentes.

  2. Después de leer la contratapa y conocer su opinión del libro, me dieron ganas de leerlo. Yo tampoco soy gran lector de novelas, pero es verdad que a veces son más expresivas cuando describen la realidad en la que estamos inmersos. Un abrazo

  3. hola Dr.Cavallo. queria hacerle una consulta con respecto a algo que salio publicado en un diario hoy, la presidente de Brasil Dilma Roussef, prefirio la privatizacion de los aeropuertos para el mundial de futbol de 2014 y los JJ.OO de 2016. me gustaria saber que mencion le merece esta politica de su parte y por que en Argentina en el mundo del reves estatizamos aerolineas creyendo de que iba a funcionar mejor el servicio,cuando sabemos la falta de inversion con la que contamos hoy por hoy. un saludo.

    1. Dilma Rousseff, como todos los socialdemócratas inteligentes ya han abandonado el paradigma estatizante de décadas anteriores. Lamentablemente eso no ocurre con los dirigentes de Argentina que se autodenominan “progresistas”.

  4. Estimado Domingo:

    Soy un habitual lector de su blog y uno de los tantos que no hemos caído en el engaño de la gentuza que nos gobierna y que reconocemos el valor de sus ideas y su trabajo en los distintos cargos públicos que ejerció. Yo también leo seguido a Naszewski o mejor dicho leía en la página de la Fundación Atlas. Bueno, resulta que desde hace bastante la página de Atlas no está disponible y por más que he buscado donde puedo leer las “Cartas desde el ciberespacio” no he conseguido como hacerlo. Simplemente le pido si Ud. conoce la dirección de internet donde encontrarlas o como hacer para recibirlas.

    Desde ya muchas gracias.

    1. Justamente Susana que firma sus comentarios como Ninehund, me acaba de enviar las instrucciones para acceder semanalmente a las Cartas desde el Ciberespacio. Debe escribir un e-mail a la dirección danmarir2@yahoo.com.ar

  5. Buen día, buenas tardes o buenas noches lo saludo Dr Cavallo dependiendo en donde se encuentre y a que hora lea el mensaje ! Quería preguntarle por su libro “El peso de la verdad” ¿Cómo puede ser que no se ha convertido en un escándalo político, por qué la prensa no lo llevó a ese nivel ? Esto se lo pregunto porque en estos días en el país se habla de “los Juliá” y de “Yabran” .
    Saludos

    1. En aquel momento fue muy leído y comentado, pero el caso Cabezas y en suicidio de Yabrán se tornaron en noticias relacionadas con la temática de mi libro que llamaron más la atención que el libro mismo.

  6. Con todos los ingredientes para decir enfáticamente: “me encanta”. Habrá que esperar entonces que aparezca en las librerías.
    Un post excelente, de ésos que permiten vislumbrar la humanidad que trasciende el mero tecnicismo. De ésos que permiten adivinar al hombre más allá de los números…
    No estoy en la Argentina, y si acaso estoy a tiempo, deseo hacerles llegar el más cálido saludo y mis mejores deseos para el 2011. También a Felipe y familia.
    Un abrazo.

  7. Aprovechando este saludable exilio momentáneo en el ciberespacio, descubrí algo que tal vez interese a los lectores del blog que no conocen al autor mencionado (mi caso).

    Si quieren leer Cartas Desde el Ciberespacio, pueden consultar el link de la Fundación Atlas, http://www.atlas.org.ar/

    Y si desean recibir semanalmente las Cartas desde el Ciberespacio, deben escribir un mail a Grupo Amigos, danmarir2@yahoo.com.ar

    Espero no haber tomado el atajo equivocado en este mini-viaje por el espacio cibernético, en el que tropecé con esta información, que supongo todavía vigente.

    Un abrazo.

    1. Muchas gracias Susana. Justamente otro visitante me pregunta en su comentario como acceder a las Cartas desde el Ciberespacio, así que voy a aprovechar su investigación para contestarle. Un abrazo

Los comentarios están cerrados.