“Sensibles”, un artículo imperdible de Fernando Iglesias

Los lectores de mi blog van a encontrar que este artículo hace afirmaciones que han leido a menudo en mis posts. Pero lo importante es que no lo digo yo, sino Fernando Iglesias, un periodista que no tiene pelos en la lengua. Lo transcribo por si el link no funciona:

El 6 de enero de 2002, el compañero Duhalde logró que el Congreso sancionara la ley 25.561, cuyo artículo 16 duplicaba las indemnizaciones por despido. Hacía apenas cuatro días que había asumido la Presidencia de la Nación afirmando que “el déficit fiscal alcanza a 9.000 millones de pesos… la desocupación superó todos los registros históricos y el índice de pobreza llegó al 40% de la población… Quince millones de hermanos viven debajo de la línea de pobreza”.

Con proverbial magnanimidad, Duhalde agregó: “No es momento de echar culpas. Es momento de decir la verdad. La Argentina está quebrada. La Argentina está fundida. Este modelo, en su agonía, arrasó con todo”. A continuación, prometió un “programa de salvación nacional”.

El panorama dejado por la Alianza parecía difícil de empeorar, pero el compañero Duhalde lo logró. A pesar de la doble indemnización “para proteger el empleo”, la desocupación, que en octubre de 2001 era del 18.3%, subió a 21,5% para mayo de 2002. Y si bien el índice bajó en octubre a 17,8%, la mejora no puede explicarse por los efectos de la ley, diseñada para sostener el empleo existente en el corto plazo y que había fallado vistosamente en su cometido.

La recuperación del empleo duhaldista se debió a la puesta en marcha de la economía “gracias” a la brutal redistribución regresiva de la riqueza, que llevó la pobreza del 38,3% de octubre de 2001 al 57,5% de octubre de 2002; un aumento del 50% en un solo año, que es récord nacional, si no mundial.

El factor decisivo de la recuperación de la producción y el empleo duhaldistas no fue pues la Mesa de Diálogo Social que reunió a la Iglesia, las organizaciones no gubernamentales y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, como creen las almas bellas.

El factor decisivo fue la más rancia de las recetas ortodoxas: un ajuste brutal para reactivar la economía; inmediatamente impulsada por el recorte de ingresos a los trabajadores y clases medias mediante el 40% de inflación con salarios congelados, el corralito provisorio convertido en definitivo corralón y la pesificación asimétrica, que le dio los dólares de los que habían depositado dólares a los bancos y a los pequeños ahorristas les devolvió en pesos una cuarta parte de su valor.

No parece de más recordarlo cuando buena parte del peronismo que apoyó e impulsó el más regresivo de los golpes económicos después del Rodrigazo de Isabelita vuelve a la carga hoy con sus recetas de “sensibilidad social”. Tampoco sobra hacer un paralelo entre aquella Argentina “quebrada y fundida” que heredó Duhalde y la que dejaron veinticuatro años de peronismo sobre los últimos veintiséis.

El déficit fiscal de 2001 mencionado por Duhalde ($ 9.000 millones de pesos/dólares) fue en 2015 de casi 20.000 millones de dólares -a cambio paralelo- o casi 30.000 millones, a cambio oficial. Por su parte, los quince millones de “hermanos que viven debajo de la línea de pobreza” eran todavía once millones y medio en diciembre de 2015, después de doce años de bonanza internacional y de gobierno de los simpáticos abogados a los que Duhalde les regaló el poder.

Lo digo con bronca, y se nota, porque nada de estos doce años de corrupción, autoritarismo e iniquidad que sufrimos hubiera sido posible sin una lectura determinada por el sesgo peronista que propiciaron quienes posan de socialmente sensibles hoy. Todavía hoy se habla del recorte del 13% de la Alianza (aplicado a sueldos en blanco mayores a los $ 15.000 de hoy) y se olvida el 40% que Duhalde y Remes Lenicov le aplicaron a todos vía inflación para que Kirchner y Lavagna se llevaran las palmas de la “milagrosa recuperación”.

Así como se recuerda el provisorio corralito y se olvida el definitivo corralón, en que se perdieron los ahorros de los peces chicos, se rememora “el estallido social de la Alianza”, a pesar de que el récord histórico de pobreza (57,5%) fue en octubre de 2002, y se rinde tributo a los “35 muertos de De la Rúa”, 28 de los cuales murieron en provincias controladas por el peronismo y sus policías provinciales.

Pero es bueno repetir hoy con Duhalde: “Es momento de decir la verdad. La Argentina está quebrada. La Argentina está fundida. Este modelo en su agonía arrasó con todo”. Se trata de saber, en 2016, si saldremos con un estallido que aumente 50% la pobreza, como entonces, o con medidas graduales que eviten el impacto de esa cirugía sin anestesia que aplicó el Salvador de la Patria en 2002.

Increíblemente, los miembros del mismo partido que aplicó el mayor ajuste de la historia y después nos hizo perder la mejor oportunidad de la historia, dejando una sociedad en que 16 millones de argentinos en edad laboral no trabajan, proponen como remedio de todos los males las mismas recetas que aplicaron hasta hoy, comenzando por la fe en las virtudes mágicas de una ley para cubrir el hueco que en doce años no pudo llenar la generación de empleo digno a través de desarrollo productivo genuino.

¿Cómo asombrarse de que la economía K se haya detenido apenas terminados los efectos del ajuste duhaldista y no haya crecido en los últimos cuatro años? ¿Cómo no relacionar semejante concepción dirigista con el uso del Estado y los planes sociales para esconder la galopante desocupación? ¿Hasta cuándo creen los sensibles compañeros que es sostenible que cada empleo en el sector privado sostenga tres personas, entre empleados estatales y beneficiarios de planes? ¿De veras creen que es neoliberalismo cualquier propuesta que supere el stalinismo mal encubierto que proliferó hasta hoy?

Si así fuera, no estaría mal hacerles notar que las políticas del gobierno que casi todos ellos apoyaron o del que formaron parte alguna vez; ese gobierno de afiliados al Partido Justicialista que no habrá sido peronista pero cuyos bloques parlamentarios estaban integrados por mayoría del PJ, y no del FPV; causaron la pérdida de 395.000 puestos de trabajo en 2014, unos 33.000 por mes, sin que ninguno de los hoy escandalizados diera muestras de sensibilidad. Aun peor, fue para nada; un puro sufrimiento social que no solucionó uno solo de los problemas estructurales del Modelo K de Acumulación con Matriz Diversificada e Inclusión Social.

Pretender obtener resultados diferentes aplicando los mismos procedimientos es la receta perfecta para el fracaso. No lo dijo Einstein, ni es tan difícil de entender. Es muy bonito hacerse el trosko-peronista y proponer “que la crisis la paguen los ricos”. Más difícil es sostener que un país en el cual hace cinco años que no invierten ni sus habitantes pueda relanzar su economía aumentando la carga sobre empresas que soportan la duplicación de sus cargas fiscales y pagan impuestos como si estuvieran en Suecia para obtener servicios similares a los de Angola.

Es sencillo decir, como Moyano junior, “la doble indemnización no vale para el nuevo personal asumido”, pero eso no impide el clarísimo mensaje intervencionista que se enviaría en el mismo momento en que se necesita un shock de inversiones. Y es ridículo sostener que se pretenda beneficiar a las pequeñas y medianas empresas, que son las primeras en sufrir el impacto de leyes como la que se propone, así como la industria del juicio laboral que han promovido quienes la proponen.

Prohibir despidos es tan eficaz como prohibir la desocupación. Ni a nadie en el planeta se le ocurren ya estas cosas ni se entiende por qué, de paso, no proponen prohibir también la pobreza, y sanseacabó. Por otra parte, lejos de beneficiar a los más débiles, una ley que sólo proteja el empleo de los trabajadores en blanco tendría el muy probable resultado de hacer recaer los despidos en el tercio de trabajadores en negro y de perjudicar a los desempleados, que verían retardarse su ingreso al ciclo laboral.

Para bien o para mal, la idea de la “defensa de los puestos de trabajo” comienza a hacerse reaccionaria y zombie en el mundo de hoy; un mundo en el que Europa posee una amplia legislación de protección del empleo pero padece un índice de paro que duplica el de los Estados Unidos, que no la tienen; un mundo que genera más puestos de trabajo por la aparición de Uber que los que se pierden en el sector taxista; un mundo en el que la idea de que la industria es la principal generadora de empleo no resiste el más mínimo análisis estadístico.

Un mundo en cambio tecnológico acelerado, en suma, en el cual la disminución del desempleo no puede basarse en la defensa de los puestos de trabajo existentes sino en la generación de nuevos puestos, adecuados a la nueva etapa tecnoeconómica. Al menos si se quiere una política de empleo sustentable y no una mera proclamación políticamente-correcta de la propia sensibilidad social.

53 comentarios sobre ““Sensibles”, un artículo imperdible de Fernando Iglesias”

  1. Dr. Cavallo: necesitamos coherencia en las medidas economicas. El sr. Iglesias expone su punto de vista y deja en evidencia las contradicciones del gobierno. Para gobernar un pais, para sacarlo adelante, es necesario un lider y una vision. A mi juicio hoy la vision no existe. Las prohibiciobes no sirven, ni para los despidos, ni para el desempleo como dice Iglesias, ni para las fiestas electronicas, como intenta subsanar la incapacidad de control el estado de Larreta. La libertad economica trae competencia, baja costos y nos proyecta al mundo. Pero cual fue la decision politica con el caso de Uber? Acaso intentamos siquiera proyectar una plataforma local que copie las virtudes y subsane los defectos? Aerolineas sigue dando perdidas y mientras escuelas y hospitales se caen a pedazos seguimos subsidiando la televisavion del futbol…cual es la vision? Hacia donde vamos?

    1. Yo creo que Macri puede proveer el liderazgo que necesita el país. Hay que darle tiempo. Un abrazo.

  2. gracias x la nota , facil de entender , solo los ignorantes (o los “pillos”) caen de nuevo en el mismo error

  3. A los sindicalistas solo les importa cuanto le dejan sus afiliados, y por eso presionan con leyes que prohíban despidos, para no ver merma en su recaudación. Y se muestran dispuestos a ceder sobre los nuevos empleos, por que solo quieren asegurarse lo que tienen, en lugar de ver los beneficios para actuales y mas aun para futuros trabajadores, evitando sacar este tipo de leyes.
    Inclusive no debe sorprender que terminen utilizando la ley como elemento de presión para obtener alguna nueva prebenda o contribución, tanto desde el Estado o sobre lo que aportan los trabajadores, que les mejore las cajas sindicales. Es lo único que les interesa. En paritarias dicen defender el ingreso de los asalariados, cuando en realidad, el objetivo principal es que no quede desactualizada la recaudación del gremio frente a la inflación.

    1. Sí, pero al prohibir despido obstaculizan la creación de nuevos empleos que también significarían myores afiliados para sus sindicatos. Yo creo que la postura de los gremios no es racional en esta materia. Un abrazo.

  4. Genial el artículo!
    No me canso de proponer la ley GANANCIAS PARA TODOS, la ley que jubilará al populismo:
    La tercera parte de las ganancias ya no debe ser para el Estado que las ahoga, sino para el personal que las eleva.
    El proyecto de ley y su evaluación pueden leerse en este blog:
    http://proyectoactitud.blogspot.com.ar/2013/11/la-ley-que-acabara-con-el-populismo.html

    Muchas gracias y felicitaciones Domingo!
    Es hora de hacernos escuchar.

  5. Me parece verdad y correcto lo que dice Fernando, el único problema es que el artículo casi grita su odio al peronismo, algo que no ayuda a solucionar los problemas de hoy. También pasa por alto la falta de moneda que la convertibilidad y endeudamientos dejaron para esos últimos años cuando se necesitaba para darle combustible a una economía en parálisis parcial. Y en su reemplazo se vieron esas cuasi monedas como los patacones y demás.

    1. Sí, tenés razón. El problema no es el Peronismo sino el populismo y la irresponsabilidad dirigencial. Los errores del 2002 fueron compartidos por Duhalde como por Alfonsín, casi en proporciones iguales.

  6. Excelente articulo!. Iglesias siempre es muy franco y me parece bien. Una consulta: ¿Cómo se hace para desactivar la bomba de tiempo que son las Lebacs? con un bono a largo plazo al 8% anual en dólares no parece barato?. Apenas comiencen a bajar las tasas de las lebacs no irá todo el mundo al dólar otra vez porque con tasas de 38 % el dolar no es del todo libre?.

  7. Afectuoso saludo Dr: Domingo Cavallo.
    Gracias por publicar este artículo de Fernando Iglesias muy esclarecedor. Estos peronistas atrasan, siempre haciendose los
    santitos, haciendo demagogia populista (heredada de su maestro Benito Mussolini) y escondiendo intensiones golpistas. Son una verdadera Burghesía Politico-Sindical y ahora encima narcotraficantes. Son los verdaderos Gorilas.

    Atte,……Antonio Currá Grillo.

    Siempre estoy atento a sus Post., espero velos más seguido.

    Usted debería ser condecorado por su valentía, conocimiento y accionar en favor de los argentinos, espero que la historia se lo reconozca.

    1. Hoy he subido dos nuevos posts. Desde ahora espero hacerlo con más frecuencia. un abrazo.

  8. SR DOMINGO CAVALLO; EN ESTE BENDITO PAIS HASTA QUE NO RECUPEREMOS CIERTO GRADO CULTURAL LO QUE GRAN PARTE DE LA POBLACION [ DICE ,ES BUENO] ES PERJUDICIAL PARA EL PAIS. [SI, DICE MALO ] ES BENEFICIOSO PARA ESTA NACION. EN CONCLUCION LA UNICA MANERA DE HACER GRANDE ARGENTINA ES FORTALECER MUCHISIMO EL SISTEMA EDUCATIVO. UN FUERTE ABRAZO

    1. Entiendo, pero es una tarea que llevará mucho tiempo. Mientras tanto hay que encontrar soluciones que puedan aplicarse aún con el pensamiento actual de la mayoría de la gente. Un abrazo.

  9. Genial !!!, totalmente de acuerdo .
    Además cada vez,” las caídas” ,a las que nos llevan los “muchachos” de la Argentina (Potencia, de su mal sueño) SON,,,más letales, dado la cada vez más “imprescindible interdependencia global”,somos un subconjunto,del planeta,en todo sentido, la de Isabel de Peron nos golpeó,,,,la de Alfonsin nos arrastró a lo bestia, la de Duhalde (y Alfonsin ),,,nos remató a golpes,,,,es posible que si, NO safamos de esta,”K ,,,” terminemos divididos en 2,,,o,,,,,3 países pequeños, y miserables que para colmo guerreen entre sí.

  10. ESTIMADO DOMINGO
    EL MUNDO LE DIO DOS OPORTUNIDADES A LA ARGENTINA QUE NO LAS APROVECHO UNA LA
    TERMINACION DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
    QUE EL PAIS ESTABA SATURADO DE BIENES EL
    BANCO CENTRAL LLENO DE ORO Y TODO SE EVA
    PORO Y TERMINAMOS COMIENDO PAN NEGRO Y DESPUES EN ESTOS ULTIMOS QUINCE AÑOS
    DEL AUMENTO DE LOS CEREALES,PETROLEO Y
    ALTOS IMPUESTOS TERMINAMOS BUSCANDO LA
    PLATA QUE SE ROBARON RESULTADO DEL POPU
    LISMO DURANTE 70 AÑOS PENSAR QUE EN 1910
    OCUPAMOS EL SEPTIMO PAIS EN EL MUNDO.
    UN ABRAZO.

    1. Justamente estoy terminando de escribir un libro de historia económica que confirma lo que manifestás, aunque no lo pone en términos de peronismo versus antiperonismo sino de estatismo y aislacionismo versus libre mercado y apertura económica. Tanto peronistas como radicales y militares han estado preponderantemente entre los abanderados del estatismo y el aislacionismo. Un abrazo.

      1. Allí está el nudo del problema.
        Los argentinos son mayoritariamente estatistas y aislacionistas.
        Por eso el radicalismo primero y el peronismo después han acaparado la mayor parte del electorado en los últimos 100 años.
        Los liberales y aperturistas han gobernado únicamente después del desprecio generalizado que sigue a cada rotundo e inevitable fracaso de los intentos estatistas, dirigistas y voluntaristas.
        Y lo hicieron porque no quedaba el más mínimo espacio para seguir insistiendo con la misma fórmula.
        Su ministerio es, de hecho, un claro ejemplo de esta descripción.
        Lamentablemente, la presión ideológica sumada a las características culturales del argentino (latinoamericano en general) que ignora cualquier atisbo de responsabilidad social, los oportunistas bien llamados populistas, no tardan en reaparecer prometiendo nuevamente la nación autogobernada sin “imperios” y con desarrollo económico conducido por el Estado que todo lo puede.
        Ante el primer atisbo de los inversores de que estos personajes pueden reaparecer, desaparecen del mapa y como si fuera una profecía autocumplida, ellos vuelven.
        Y así por siglos……
        Ahora estamos en la típica etapa de la llegada de un gobierno abierto luego del hartazgo de la población ante un gobierno populista típico, corrupto y fracasado (de otra manera no tienen ninguna chance de ser electos).
        Pero llega solo para arreglar los desastres, una vez ordenado un poco las cosas, tenga por seguro que la población comenzará a ver con algarabía una nueva promesa estatista.
        Y el eterno ciclo se reiniciará.
        Tal vez, y sólo tal vez, un gobierno muy exitoso del presidente Macri comience a transformar esta preponderante simpatía ideológica de la población y comience a ver como una alternativa al liberalismo.
        Antes deberá sortear todas la trabas habidas y por haber de la “organización” peronista que sabe puede correr la misma suerte del radicalismo si éste milagro se da.
        Un abrazo.

        1. Lamentablemente tengo que coincidir con tu análisis histórico pero ojalá se dé esta vez lo que vos decís en los íñltimos párrafos de tu comentario.pronóstico. Un abrazo.

          1. Estimado Dr Cavallo, sin dudas, hay dos variables fundamentales cuya influencia es decisiva a la hora de analizar la historia económica y política del país.
            Me refiero a la “ideología predominante” y la “cultura” de los argentinos.
            La ideología forzando las circunstancias políticas para que el denominador común de los partidos populares sea el estatismo, con todo lo que ello trae apareado.
            Y nuestra cultura que(especialmente, la cultura civica) que impide cualquier chance de éxito de toda iniciativa que requiera colaboración y responsabilidad civil del ciudadano a la hora de cumplir con las normas y reglas y a la hora de votar responsablemente (se entiende que así, cualquier política que incluya voluntarismo y dirigismo estará condenada al fracaso)
            Esta fatal combinación nos lleva a repetir los mismos errores, una y otra vez.
            Lamentablemente, la cultura no es pasible de modificar en el corto o mediano plazo (hay que hablar de décadas, incluso siglos más probablemente).
            Y la ideología predominante al ser una consecuencia de la acción de “primitivas pulsiones” que nos presionan para que inconscientemente elijamos con muchísima más facilidad cualquier idea que implique repartir la riqueza, voluntarismo y estatismo mediante, y no de la “razón”, hace que cambiar esta circunstancia sea tan compleja como la anterior (me refiero a cambiar la cultura cívica).
            Esto, para mi humilde análisis, explica porque los países subdesarrollados persisten en errores que en muchas regiones del planeta (la mayoría) el atraso lleva siglos y siglos.
            Desatar este nudo es la gran cuestión.
            Si por algún motivo, le interesa profundizar está idea, no dude en consultar que con gusto colaboraré.
            Obviamente, no creo sea necesario, pero aportar aunque sea un granito de arena por el bien del país (pensando en mis hijos y los hijos de todos los compatriotas) jamás dudaré en hacerlo.
            Un abrazo.

  11. Estimado Doctor Cavallo:

    Comparto plenamente la opinión de Iglesias, cuyo “progresismo” no le impide analizar, razonar ni ceñirse a la historia económica.

    En un blog lamentablemente extinguido -que se llamaba “El opinador compulsivo”- escribí hace diez años una defensa de la convertibilidad y una descripción de los horrores de la devaluación duhaldista (http://opinadortextos.blogspot.com.ar/2006/12/convertibilidadxe-el-corraln-es-que.html).
    No soy economista, y seguramente se deslizaron errores en el post de referencia, pero en lo sustancial no creo estar muy equivocado.
    Lo saludo con mucho respeto

  12. Sabemos que es perjudicial la doble indemnización y se profundizaría el quiebre.. las empresas no quieren colaborar.. Hace unos días el presidente se reunió con los empresarios ud. lo sabe.. Y Arcor y Serenisima aumentaron sus precios.. Me dio bronca porque estas dos empresas tienen cientos de productos y no les importó el dialogo con el presidente.. Por eso difundo en twitter no comprar más estas marcas.. Que se queden sus productos en las góndolas.. Hubo muchos abusos de las empresas siempre .. Que aprendan a negociar sus necesidades y las del empleado equitativamente.. Gracias por compartir.. Estoy difundiendo que ud no fue el que estatizo las deudas del 82.. Gracias por informarme..

    1. En la medida que los consumidores actúen como vos los empresarios van a tener que ajustar sus precios. Felicitaciones y un abrazo.

  13. El peronismo. y en especial los K, se escandalizan cuando aumenta la pobreza y el desempleo, como consecuencia de medidas explícitas tendientes a reconstruír un futuro mejor. No se escandalizan en cambio, cuando la pobreza y el desempleo aumentaron como respuesta del mercado a las condiciones macroeconómicas creadas y “consolidadas” por los horrores de sus gestiones.

  14. Estimado Dr: Sorprendido por la claridad de los conceptos expuestos, aunque conocidos porque ud. ya los había manifestado infinidad de veces. Si bien Fernando Iglesias ha mostrado cierta diferenciación con respecto al resto, no esperaba tanto.- Me alegra especialmente la claridad con que diferencia el fin del 2001 con el inicio del 2002 y las medidas del gobiernos de Duhalde y sus consecuencias .- Un cordial saludo

    1. A mi también me alegró mucho el artículo de Iglesias. Por eso lo subí a mi blog. Un abrazo.

  15. Estimado Dr.
    No le parece que el tipo de cambio sigue estando atrasado? Considerando que en diciembre de 2015 estaba a $15 a 16 y con el sinceramiento de los precios que provocó un salto en la inflación (reprimida), el dólar debería estar en torno a $19,70 a $20,80 aproxim. ya que la mano de obra, estan a esos valores (lo digo porque mi rubro que presta servicios informáticos al exterior, estoy cobrando a $14 pero la mano de obra de webmaster, desarrolladores,etc me cuesta $19,70 aprox, y en diciembre esa mano de obra me salía $15,50 a $16, es decir, coincide… y el dólar actual de $14 con una mano de obra actual de $20 me ocaciona pérdidas como pequeña empresa)..

    Coincide en que esta atrasado?

    Muchas gracias

    Lo admiro y respeto.

    Un saludo

    1. Sobre este tema acabo de subir un post. Voy a explayarme un poco más en futuros posts. Un abrazo.

  16. El problema de fondo Dr. CAVALLO es que en el inconsciente colectivo argentino de estos últimos 20 años esta la idea de la “Igualdad Social”.Es asi. Por eso hoy existe un 30% de argentinos que compro el relato K.
    Sobre la idea de la “Igualdad social” siempre se suben al poder los peores y ellos fueron NESTOR y CRISTINA.
    A mi me enseñaron que debía de tener profesión, emprendimiento familiar (socio o inversor) o capital cultural.
    He logrado el capital cultural, también el emprendimiento familiar (falta el capital) .Solo falta el titulo profesional; pero esta idea de la “Igualdad Social” no se adonde apareció porque si lo que correcto es el DESARROLLO, las ideas sociales vigentes décadas atrás eran la “JUSTICIA SOCIAL” y el “PROGRESO SOCIAL”.En cambio con esto de la “igualdad”, los argentinos casi terminamos hablando idioma chino o camboyano.Por eso hay que desarmar esta absurda idea.

    1. El cocepto correcto es el de ¨igualdad de oportunidades¨. Ësto es lo que la buena organización social debe asegurar. El igualitarismo independizado de la capacidad y el esfuerzo sólo conduce a la demagogia y el populismo. Un abrazo.

      1. Comparto. “Igualdad de oportunidades”.
        Lamentablemente un 30% de la población quedó prendida al populismo porque hasta quienes siempre criticaron (radicales, socialistas,etc) a Peron hoy son populistas.

  17. Exelente articulo. Tambien da pena ver como la sociedad argentina no ha avanzado nada en los ultimos 15 años, sino mas bien retrocedio. En no mucho tiempo vamos a despertarnos siendo lo peor de mexico o con villas como la india…, de la misma forma que hace quince años deciamos que cambiar el pais nod iba a llevas 15 o 20 años, y aca estamos haciendo lo mismo y repitiendo errores como siempre. Argentina en este mimento se juega todo, pero pocos lo ven y por ello es probable que el destino ya este escrito hace rato.

  18. Don Domingo:
    Me gusto su comentario en retrospectiva, de esa época, que paso: Pero me parece que LOS “k”, que no los considero peronistas, sino NEO-COMUNISTAS, destruyeron no solo la estructura productiva del país sino también la estructura SOCIO-CULTURAL, las bases, el espíritu, que llevara años curarlos.
    Pero creo el que, pesar de que es poco tiempo el que tubo el nuevo gobierno, se están equivocando en su política de ajuste, sobre todo por los precios de los combustibles.
    ESTE ES UN PAÍS TAN RICO, que crece solo, PERO HAY que dejarlo, y ayudar a las económias regionales, especialmente a los pequeños productores que son los que más puestos de trabajo general, Y SE VE QUE PARA ELLOS EL GOB. TODAvIA NADA HIZO. Ayer estuve mirando un programa de TV. BRASILERA, que dan a las 7,00, sobre el campo, y los créditos con que cuentan los productores, al 7% a siete años, fijos. HOY ESO EN ARGENTINA ES ILUSIÓN OPTICA.
    En las ecónomias del primer mundo, la creaciòn de los puestos laborales se CUENTAN DE UNO, y se le da suma importancia, aca estamos lejos, pero una ley, no defiende el trabajo, el CRECIMIENTO SI.
    SALUDOS PABLO.

Los comentarios están cerrados.