Inteligente reacción de un dirigente empresario brasilero…

Ojalá los nuestros pensaran así… Recomiendo a mis lectores no pasar por alto un artículo que acabo de leer en La Nación. Tiene el sugestivo título “La Argentina no debería preocuparse“. Me gustaría leer respuestas semejantes de nuestros dirigentes empresarios. No sólo es bueno que Cristina hable mucho con Lula, sino también que nuestros industriales de la UIA hablen con sus pares de la FIESP. Al menos con don Ricardo Martins.