Convertibilidad, dolarización y tipo de cambio fijo no son la misma cosa

Ninguno de los comentarios que he escuchado o leído en los medios alrededor de las declaraciones de Larry Kudlow, director del Consejo Económico Nacional del gobierno del Presidente Trump, acierta en diferenciar los conceptos de convertibilidad, dolarización y tipo de cambio fijo.  Si el gobierno del Presidente Macri fuera capaz de hacer esta distinción, descubriría que puede aprovechar la opinión de Kudlow, que estoy seguro, describe lo que piensa la mayoría de los economistas a los que presta atención Trump.

Sólo voy a insistir aquí que en un país que por haber sufrido décadas de inflación, estanflación e hiperinflación, se ha transformado de hecho en una economía bimonetaria, convertibilidad es permitir que la gente pueda elegir libremente la moneda con la que quiere llevar a cabo todo tipo de transacciones, incluida la intermediación financiera a traves de los bancos.

No voy a explayarme sobre estos temas en una comunicación a través de los medios de difusión, porque no veo que el clima en el que en ellos se discute permita clarificar ideas. Invito a quienes quieran realmente entender que es la convertibilidad, y eviten confundirla con la dolarización y el tipo de cambio fijo, que lean con cuidado mi libro “Camino a la Estabilidad”, publicado en mayo de 2014. Para alentar esta lectura, me permito transcribir aqui el epílogo de ese libro.

Epílogo

A fines de marzo de 2014, cuando estoy terminando de escribir este libro en la ciudad de Cambridge y he podido seguir desde acá la visita a Estados Unidos de Daniel Scioli, Mauricio Macri, Sergio Massa y un grupo grande de políticos que participaron en un seminario en la Universidad de Harvard, incluidos Ernesto Sanz y Juan Manuel Urtubey, no me caben dudas que el nuevo gobierno, cualquiera sea su signo político, va a producir un giro importante en la política exterior de Argentina. La virtual alianza ideológica de los gobiernos de los Kirchner con el régimen venezolano y el denominado Socialismo del Siglo XXI desaparecerá y Argentina retomará la línea de política exterior de los gobiernos de Menem y De la Rúa.

Será muy importante que Argentina, que en 1998 consiguió ser incluida en el G-20, aproveche esa pertenencia para demostrar que está dispuesta a respetar las reglas de juego que emergen de los tratados internacionales que el país firmó y ratificó y a apoyar un creciente proceso de integración global en el que prevalezca la paz y todas las naciones puedan avanzar hacia el mejoramiento de la calidad de vida de sus pueblos.

Será también muy importante todo lo que un nuevo gobierno pueda hacer de inicio para normalizar nuestras relaciones con los países del Mercosur, con los países miembros de la Alianza del Pacífico, con Estados Unidos, Japón y los países de Europa, en particular Alemania, España e Italia, también con Gran Bretaña, Canadá y Australia y, por supuesto con China, India y el resto de los países emergentes de Asia que se están constituyendo en los motores de la economía mundial.

La normalización de las relaciones con los organismos financieros internacionales habrá probablemente comenzado durante la etapa final del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, pero va a ser facilitada por un discurso más serio y coherente del nuevo gobierno.

Todo este giro será muy importante, pero de por sí no asegurará el éxito del futuro Gobierno. La clave de ese éxito estará en el cambio que el nuevo gobierno produzca en la organización económica y social y en si será capaz de derrotar a la inflación desde el inicio mismo de su gestión.

A esta altura, sobre el tema de la conquista de la estabilidad, sólo me resta resumir lo que la historia de la inflación y de los planes de estabilización nos pueden decir sobre la estrategia que decida aplicar el gobierno que asuma el 10 de diciembre de 2015.

Si la estrategia incluye una política de estabilización que comience con una reforma monetaria que ponga al Peso en competencia con el Dólar y logre estabilizarlo sin que las tasas reales de interés sean demasiado elevadas, el nuevo gobierno acrecentará su poder político y contará con apoyo popular como para implementar buenas soluciones a los otros problemas económicos heredados.

Los resultados finales dependerán de cómo aproveche su poder político y apoyo popular para avanzar con las reformas capaces de reinsertar a Argentina en el mundo, reducir el gasto público, eliminar impuestos distorsivos y cerrar el déficit fiscal, recuperar el crédito público interno y externo, conseguir inversiones eficientes, aumentar la productividad y crear empleos de alta calidad.

Si el plan de estabilización con reforma monetaria inicial tiene éxito en reducir la inflación, pero el gobierno no aprovecha el poder político reforzado y el apoyo popular para llevar a cabo las otras reformas estructurales indispensables, los resultados inicialmente favorables se pueden evaporar rápidamente y ocurrir algo parecido a lo que pasó en las postrimerías del Plan Austral.

Si, por el contrario, el éxito inicial del plan de estabilización con reforma monetaria que refuerza el poder político y aumenta el apoyo popular, es aprovechado para llevar a cabo aquellas reformas, tendrá asegurado un éxito duradero.

El carácter más flexible pero igualmente estable del nuevo sistema monetario en comparación con el régimen de convertibilidad con tipo de cambio fijo (o su equivalente, la dolarización completa), junto a los esfuerzos que se hagan para evitar los errores de los ´90 (que detallé al describir la historia de la inflación en Argentina), permitirá que se obtengan éxitos iniciales como los que se consiguieron en aquella década, sin arriesgar una crisis deflacionaria como la del período 1999-2002.

Si no introduce un gran cambio en la organización económica de la Argentina y continúa con las políticas del gobierno de Cristina Kirchner, es probable que, antes de las elecciones de 2019, la gente comience a temer una explosión inflacionaria. Con semejantes resultados el nuevo gobierno perderá esas elecciones y, ya con un poder muy debilitado, una hiperinflación no quedará fuera del horizonte. Por supuesto, en esos escenarios el nuevo gobierno no logrará resolver ninguno de los muchos problemas que habrá heredado de la gestión de Cristina Kirchner.

Algo parecido le ocurrirá si, aun anunciando un giro importante en la organización económica, decide no llevar a cabo una reforma monetaria que quiebre de cuajo la inercia inflacionaria y aplica una política monetarista de estabilización basada en muy altas tasas reales de interés. Estará reeditando los resultados de la política de estabilización del gobierno militar en el período 1977-1980. Perderá el poder político y la posibilidad de resolver la mayoría de los problemas heredados de la gestión anterior.

Es cierto que la historia no se repite, pero sería necio que al pensar el futuro no prestemos atención a lo mucho que nuestra historia tiene para ayudarnos a encontrar los rumbos adecuados y evitar los errores que provocaron pasadas frustraciones.

 Cuando decidí escribir este libro me propuse trasmitir mi interpretación de la historia de la inflación y aplicarlo a pensar cuál debería ser la estrategia de un futuro gobierno que quiera resolver los problemas más graves de nuestra economía… y pueda lograrlo. El lector que llegue hasta aquí con su lectura, podrá juzgar si conseguí lo que me propuse. Si se siente frustrado, le pido disculpas.

181 comentarios sobre “Convertibilidad, dolarización y tipo de cambio fijo no son la misma cosa”

      1. Estimado Domingo:
        Coincido contigo en que la “Dolarización” o el establecimiento de una “Caja de Conversión” como lo postulan Steve Hanke (a quien, en un artículo de La Nación del 17/9/2018, llaman con error “el padre de la convertibilidad de Domingo Cavallo”, o Larry Kudlow no son la solución para nuestro país.
        En el debate de la Ley de Convertibilidad de 1991 lo dije con toda claridad. Y vote por mi proyecto de ley que reconocía que en nuestro país había y hay una economía bimonetaria y establecía un sistema monetario de competencia de monedas, o patrón monetario paralelo -como lo bauticé- que es justamente o que hizo Perú. Hay que leer ese debate. Lamentablemente no se entendió el tema y se perdieron 27 años. Celebro que desde hace un tiempo hayas advertido la diferencia entre “dolarización”, “convertibilidad a la argentina 1991”, “caja de conversion a la Hanke-Kudlow” y competencia de monedas a la Hayek o Sennholz, que e lo que propuse en soledad en 1991.
        Saludos,

        1. Hola José María. Que bueno recibir tu mensaje! Ojalá podamos encontrarnos pronto y conversar.
          No recuerdo haber escuchado tu presentación en la cámara de diputados en marzo de 1991. Por lo que describís, yo te hubiera demostrado que lo que vos proponías era perfectamente compatible con la ley de convertibilidad. Entonces yo no utilicé el argumento de la libre elección de la moneda a la Hayek porque nadie lo hubiera entendido. Pero hay dos elementos en la ley de convertibilidad que demuestran que la idea central era la libre elección de la moneda. Estos dos elementos no están ni en el sistema de dolarización completa o currency board como lo proponen Hanke y los economistas del Cato Institute de Washington (en aquel entonces también los eonomistas del CEMA y Federico Sturzenegger en su tesis doctoral del MIT. Todo esto está explicado en mi libro Camino a la Estabilidad)). Se trata de la decisión de disponer que los contratos en monedas extranjeras (en particular el dólar) sólo pudieran cumplirse en esas monedas (para lo cual se dispuso una modificación del código civil). Esto significó legalizar totalmente la utilización del dólar para pagos, intermediación financiera y cualquier tipo de contrato. Es decir el dólar podía utilizarse en competencia con el Peso.
          El peso sólo podía crearse cuando había un respaldo en dólares suficiente a razón de 1 peso (10 mil australes en aquella época) por dólar, pero a diferencia de una caja de conversión convencional, el Banco Central no estaba obligado a comprar a 1 peso todos los dólares que se le ofrecieran. Justamente esta era la vía para que, cuando hubiera suficiente confianza en el peso, éste comenzara a flotar (por supuesto, inicialmente para apreciarse). Decidimos comenzar introduciendo el Peso con pleno respaldo en dólares 1 a 1 para influir sobre las expectativas de inflación, hacer viable la completa desindexación de la economía y quebrar la inercia inflacionaria. Yo expliqué todo esto en las reuniones con técnicos que pudieran entenderlo. No era un tema para el gran público, porque no lo hubiera entendido, como vos reconocé que ninguno de los diputados entendió tu propuesta. Pero si lees mi presentación de 1992 en Jacksonhole en 1992 (http://www.cavallo.com.ar/wp-content/uploads/economic%20reorganization.pdf) o en un simposium del Banco Mundial (http://www.cavallo.com.ar/wp-content/uploads/argentina%20miracle.pdf). Una presentación más académica fue mi presentación en La Universidad Panteon Sorbone cuando me dieron un doctorado honoris causa en 1999 (http://www.cavallo.com.ar/wp-content/uploads/Thequality(1).pdf).
          El momento apropiado para dejar flotar el peso se produjo en 1997, cuando por el prestigio que nos había dado la superación de la Crisis Tequila sin alterar las reglas de juego, se produjo un fuerte ingreso de capitales y nuetro riesgo país era inferior al de México y Brasil y no muy diferente del de Chile. Si en ese momento se hubiera dejado flotar, el Peso se hubiera apreciado y el Banco Central habría evitado que los bancos nadaran en liquidez y buscaran a las provincias como clientes de crédito para darles crédito que éstas no podrían pagar (estos prestamos fueron la causa de la cirsi financiera que se desató en 2001, como las hipotecas subprime fueron la causa de la crisis financiera en los Estados Unidos en 2008). Lamentablemente yo ya no estaba en el gobierno y Roque Fernandez y Pedro Pou habían decidio reemplazar al sistema de convertibilidad por una dolarización completa. Por eso dispusieron que el Banco Central comprara todos los dólares que estaban entrando a 1 peso por dólares. Por supuesto que si se dejaba flotar, cuando ya la gente se acostumbrara a la libre flotación, iba a ser muy fácil lograr eliminar de la ley de convertibilidad el techo de 1 peso por dólar para el caso de salida de capitales. Esta es la forma como en la historia, todas las cajas de conversión desembocaron en sistemas de flotación sin crisis monetaria y con plena libertad cambiaria (siempre utilicé el ejemplo de Singapur para ilustrar este punto). Yo explico todo esto en mis libros “Estanflación”, “Camino a la Estabilidad” y en el último titulado “Historia Económica de la Argentina”.
          Te mando un abrazo.

  1. Estimado Doctor,

    Sin duda es sorprendente la precisión de sus predicciones, especialmente teniendo en cuenta que son del 2014.

    Entiendo que los principales temores respecto a la dolarizacion son la perdida de señoreaje y de las herramientas de política monetaria y cambiaria. Que opinión tiene al respecto? Es imposible la estabilización mediante un “pacto social”?

    1. Yo no pregono la dolarización sino el reconociento explícito de que somos una economía bimonetaria y avanzar ahacia un sistema monetario y de intermediación financiera como el de Perú. Lo explico en mi libro Camino a la Estabilidad. Un abrazo.

    2. Estimado Domingo:
      Lamentablemente no escuchaste lo que dije en la Cámara de Diputados en 1991, y seguramente no habías leído mi proyecto para introducir la competencia de monedas que había sido presentado un par de años antes. Lo expuse entre otros lugares en la conferencia de ADEBA de Agosto de 1990.
      En ocasión del debate de la ley de convertibilidad nos encontrarnos Armando Ribas y yo con el Dr. Liendo, después que el proyecto había sido votado por el senado, para explicarle la diferencia ente el régimen de competencia de monedas, que en forma parcial era receptado por el proyecto ( me refiero a la decisión de disponer que los contratos en monedas extranjeras (en particular el dólar) sólo pudieran cumplirse en esas monedas) y el proyecto que se discutía.
      No hubo posibilidad que se admitiese una sola mortificación al proyecto que venía votad desde el senado.
      Entre otros defectos que tenía el proyecto, y que evidenciaba que no se quería la competencia de monedas es que se mantuvo el Régimen Penal Cambiario. ¿Cómo es que decís que quisieron aceptar el uso de otra monedas en competencia con el peso y reconocer el sistema bimonetario de hecho que existía si se seguía reprimiendo la forma de adquirir los dolares mediante el RPC?
      Fijate que el artículo 1 del Régimen Penal Cambiario (RPC) dice:
      “ARTICULO 1º — Serán reprimidas con las sanciones que se establecen en la presente ley:
      a) Toda negociación de cambio que se realice sin intervención de institución autorizada para efectuar dichas operaciones;
      b) Operar en cambios sin estar autorizado a tal efecto;
      c) Toda falsa declaración relacionada con las operaciones de cambio;
      d) La omisión de rectificar las declaraciones producidas y de efectuar los reajustes correspondientes si las operaciones reales resultasen distintas de las denunciadas;
      e) Toda operación de cambio que no se realice por la cantidad, moneda o al tipo de cotización, en los plazos y demás condiciones establecidos por las normas en vigor;
      f) Todo acto u omisión que infrinja las normas sobre el régimen de cambios.
      En el año 1995, es decir 3 años después de sancionada y promulgada la Ley de Convertibilidad, ratificando la voluntad de mantener el RPC se dictó el decreto 480/95, que aprueba el ordenamiento de la Ley Nº 19.359 y sus modificatorias, que se denominará en lo sucesivo “Ley de Régimen Penal Cambiario, texto ordenado 1995”, compuesto por VEINTITRES (23) artículos.
      ¿cómo puede quererse la competencia de monedas como “sistema monetario” si al mismo tiempo se penaliza la adquisición de moneda extranjera?.
      Este era uno de los “defectos” que tenía la Ley de Convertibilidad y que en el debate parlamentario yo lo hice notar y entre otras razones, fue una de las razones por las que vote mi propio proyecto de reforma monetaria y no el que proponía el Poder Ejecutivo que finalmente se aprobó y todos sabemos como terminó.
      La Ley Penal Cambiaria es lo que se llama una ley penal en blanco, por lo que lo que hizo el BCRA fue destipificar la conducta de no liquidar las divisas. Pero el RPC se mantuvo y cando se derogó la Ley de Convertibilidad el BCRA volvió a tipificar como licita la conducta de no liquidar las divisas. Así de fácil.
      No es lo mismo una cosa que la otra. La posibilidad de usar la una moneda distinta del peso implica que las personas van a tener el derecho de hacerse de los dolares con toda libertad. Porque si uno celebra un contrato en dólares y cuando debe cumplirlo el BCRA restablece el control de cambios, entonces la posibilidad de cumplir el contrato en dólares se torna ilusorio. Y entonces entran los jueces a decir que se pueda cumplir en la moneda de curso legal en el país. Como vos decís el tema es complejo y no todos lo entienden. Lamentablemente se han perdido 27 años. los debates que continuaron través de los medios conmigo después de sancionad la ley de compactibilidad, sostenidos por funcionarios del gobierno y por periodistas “amigos” del gobierno indican que NO QUERÍAN hacer lo que yo proponía. A las pruebas me remito. Todo lo anterior no quiere decir que no celebre que hoy sostengas una posición distinta en ese tema. Pero la verdad es la verdad la diga Agamenón o su porquero.

      1. Lamento no haber estao advertido de tu proyecto. Seguramente nos hubiera llevado a derogar el art[iculo que vos mencionas de la ley Penal Cambiaria. Pero me parece un poco mucho decir que se perdieron 27 años. La decisión de Duhalde de pesificar compulsivamente en Enero de 2002 (que fue el verdadero abandono de la convertibilidad y el default por explosión infoacionaria de toda la deuda bajo ley argentina, incluidos los depósitos bancarios) nada tuvo que ver con la vigencia del artículo 1 de la ley penal cambiaria. Tampoco tuvo que ver con ello la crisis financiera de 2001 que llevó a muchos depositantes a retirar sus depósitos de los bancos. Esta crisis financiera tuvo su origen en los préstamos que hicieron los bancos a las provincias para financiar sus déficits, luego de mi salida del Ministerio de Economía, porque se autorizó a las provincias a dar como garantía los recursos de la coparticipación federal de impuestos, algo que había estado prohibido por decreto hasta fines de 1996. Te agradezco mucho que me hagas notar otro de los errores que podríamos haber evitado. Un abrazo

  2. Como puede ser que expertos de este gobierno, quienes han tenido la oportunidad de formarse en prestigiosas universidades, no se den cuenta de que están reeditando un plan que fracasó?
    Ojalá el presidente lo escuche y lo lea, Mingo, por el bien de la nación y de los argentinos que así sea.

  3. Premonitorio!!!!
    Quién no aprende de los errores estará obligado a repetirlos.
    ¿Podrá el gobierno evitar su derrumbe y estabilizar la macroeconomía para llegar con una propuesta de reelección creible en 2019?

    1. Si, yo creo que todavía es posible, pero tiene que reducir el grado de incertidumbre sobre toda su política económica en los próximos tres meses. Un abrazo.

  4. Dr usted fue adorado,venerado y endiosado por habernos sacado de la hiperinflación.
    Usted fue quien nos dio un estado moderno y una moneda fuerte ,sin embargo la mediocridad social y televisiva se encargo de ensuciarlo con mentiras y desprestigiarlo continuamente hasta el día de hoy.
    Recuerdo las conferencias que usted daba allá por el 96 cuando manifestaban que le pedían devaluar y usted se oponía y defendía el salario de la gente. Usted fue ,es y sera recordado como el mejor ministro de economía de mi parte y no dudó de que mi ha gente piensa lo mismo que yo .
    Siga adelante Dr con estos blogs informando siempre con trayectoria,verdad y profesionalismo.
    Saludos arte y felicitaciones por el blog.

  5. Mingo, es un gran economista y admiro la capacidad técnica y didáctica con las que escribe sus libros. Cada día que leo un nuevo post desde 2012 aprendo mas sobre los problemas económicos de argentina.
    Me parece una lastima que se auto censure en muchas oportunidades su libertad de expresión, por temor a como sea utilizado lo que usted opine, o como pueda afectar al gobierno.
    El problema radica en que si se pierde imparcialidad técnica y objetividad en la economía por temor a perjudicar al gobierno como vamos a saber los lectores si no hay consideraciones subjetivas en los análisis técnicos o favoritismos.
    Creo que entiendo, también me da temor la horda de bolcheviques y oportunistas que hay en las otras alternativas..
    pero cuanto mayor libertad de expresión y imparcialidad haya mayor valor critico tendrá todo lo que diga

    un abrazo

  6. Parece ser ayer que leí este artículo, es increíble la sincronización de su visión con lo que realmente está ocurriendo.
    A mi me pareció siempre raro el hecho de que Macri, que nunca se ha pronunciado en contra suya y mas bien diría mas a favor que en contra (con respecto a las políticas de los 90s), no haya tenido en cuenta sus consideraciones económicas. No me refiero a mostrarse como adherente a sus políticas (lo que sabemos sería politicamente incorrecto), pero si aplicarlas para su propio beneficio.
    En fin… hay dos posibilidades: o el tiempo le dió la razón o en Argentina cualquier cosa sea la que se aplique, no funciona. Me parece mas razonable creer en la primera alternativa.

    1. Gobernar es muy difícil. Mi única crítica a Macri es que él y sus colaboradores subestimaron desde la campaña electoral las dificultades con que se enfrentaría. Un abrazo.

  7. Hola Domingo, me alegra “verlo” de vuelta por su blog. Instructivo como siempre. Donde puedo conseguir su libro “Camino a la estabilidad”?
    Un abrazo
    Miguel

  8. Creó que aprender de la historia es copiar lo bueno y desistir de lo malo. La convertibilidad fue muy buena al inicio pero el error fue haberla mantenido cuando por 1996 o 1997 estaban dadas todas las condiciones para dejar flotar el peso contra el dólar. Hoy claramente nadie puede arriesgar el valor del dólar en tres meses, ni en dos o uno…
    Es cierto que se necesita un apoyo muy fuerte del tesoro de EEUU para poder implementar la convertibilidad sin que implique una extraordinaria devaluación.
    Por último rescató un comentario de Martín Tetaz: “Los precios son muy importantes en la economía, cuando un bien es escaso la suba del precio le indica al consumidor que consuma menos y al productor que produzca más.
    En el caso del dólar, es el precio que te regula la balanza comercial (no es el único factor), por eso la convertibilidad con tipo de cambio fijo debe durar hasta que vuelva la confianza y la economía este saneada completamente.

  9. Excelente Dr. Cavallo, duele saber que teniendo una persona de su preparación y experiencia, ésta no tenga el lugar que corresponde donde seguramente en cualquier país del mundo se lo darían. Gracias por seguir estando, de alguna forma, a pesar de todo esto.
    Sería tan amable de recomendarme material o bibliografía sobre políticas de estabilización? Muchas gracias

  10. Estimado doctor Cavallo
    El principal interesado en impedir que se recurra a una caja de conversión es el FMI. La entidad atacó ese sistema desde que Ud. lo implentó en abril de 1991 y, aún contando con el apoyo del sector financiero, los medios de comunicación corporativizados y el colaboracionismo, le llevó diez años de esfuerzo (difamación constante, tasas de interés siderales y cinco crisis económicas) poder eliminarlo. La estrategia incluyó la demonización de los gobiernos que lo sostuvieron a fin de obstruir cualquier intento de reinstalación en el futuro. La convertibilidad le quita al sector financiero, brazo armado del FMI, la posibilidad de manejar el tipo de cambio, mediante el cual manipula la economía. Los operadores financieros se guían por la consultoras de riesgo (que responden al FMI) y sólo prestan atención a tres palabras: “saquen, dejen, pongan” sin importarles en absoluto los argumentos que las motiven. Si había una negociación con la Reserva Federal de los Estados Unidos para apoyar el paso a una caja de conversión se debía haber mantenido en el mas absoluto secreto, como se hizo en los ´90, de modo de no darle capácidad de reacción a los intereses antinacionales que se oponen a ella. Las dos veces que el gobierno negoció con el FMI e intentó morigerar sus exigencias recesivas, hubo disparadas cambiarias, la del 7 de mayo y del 30 de agosto, en demostración que se hace lo que ellos dicen o se pagan las consecuencias. Como en 1991, la única esperanza era el apoyo del gobierno de los Estados unidos para volver a la convertibilidad y evitar la nefasta injerencia del FMI. Espero que no se haya desperdiciado totalmente esa posibilidad. Un abrazo.

    1. Hay un grupo de personas en el FMI que opinan como vos lo describís, pero también otras que en su momento apoyaron e incluso recomendaron la convertibilidad a otros países. Es cierto que en estos momentos el Gobierno de los Estados Unidos podría ser un apoyo más efectivo, incluso a través del FMI. Por eso yo sostengo que lejos de enohjarse con las expresiones del asesor de Trump y de la periodista del Wall Street Journal que hablaron de convertibilidad con tipo de cambio fijo (que ellos denominan Currency Board) deberían apoyarse en ellos para lograr que en el acuerdo con el fondo haya mecanismos que apuntalen la estabilidad cambiaria. Un abrazo.

        1. Hay varios, pero ahora no los tengo fácilmente identificables. Podés encontrar una explicación muy completa en mi libro Camino a la Estabilidad. Un abrazo.

  11. Dr. Cavallo a esos que dicen que la convertibilidad fracasó o el 1 a1 no era posible, como usted no puede esplicarles con ejemplos prácticos 1 que si no gastarán más de lo que se recauda 2 fue el inicio de estas cosechas récord, 3 que ud. no tenía retenciones y la soja a 600 no llegó nunca llegó y tantas cosas más

    1. Explico todas esas cosas en mis libros Estanflación, del 2008, Camino a la Estabilidad, del 2014, y en Historia Económica de Argentina, que acaba de ser publicado. También lo he mencionado muchas veces en este blog. Pero no es fácil vencer todos los prejuicios que se inculcaron en la mente de mucha gente a partir de la prédica de quienes nos gobernaron entre 2002 y 2015. Un fuerte abrazo.

  12. Dr. Cavallo, como le va?
    Dado que soy un simple ciudadano de este país, sigo su blog desde hace años para entender lo que paso con la convertibilidad, la post convertibilidad y qué es lo que se puede venir.
    Lamento que en los medios lo muestren como una persona negativa para la historia económica del país.
    A pesar de todo sigo creyendo que usted fue el único que pudo haber sacado al país adelante (económicamente hablando).
    Mi pregunta es.. usted cree vamos nuevamente hacia la convertibilidad? Es factible volver?
    Saludos,

    Federico.

    1. Será necesario volver a lo que yo llamo convertibilidad flotante (o libre elección de la moneda), el sistema monetario que funciona muy bien en Perú. Puede ocurrir que en algún momento se deba comenzar con una convertibilidad con tipo de cambio fijo, pero tan pronto como se den las condiciones, será conveniento dejar flotar el Peso frente al Dólar. Esto no sólo es factible sino que imprescindible para que se logre la estabilización de nuestra economía. Yo explico todo esto en mi libro Camino a la Estabilidad y también en Historia Económica de la Argentina. Un abrazo.

  13. Dr Cavallo:
    Con 78 años he recibido mas bofetadas económicas de las que quisiera recordar, pero aún me indigno cuando mencionan el #Corralito” como causa del desastre del 2001. Resulta claro que en esa oportunidad el robo de mis ahorros bancarizados se realizó a través del “Corralón” ejecutado por el Sr. Duhalde.
    Recuerdo los casi 10 años de vigencia de la Convertibilidad como un páramo de tranquilidad económica y vi siempre la intención de cargar sobre el Corralito los efectos deletéreos del corralón. Mi profesión no me habilita para evaluar los modelos o acciones a seguir en el campo económico, pero los resultados obtenidos tienen su propio peso, resultando evidente el gran aporte que resultaría de escuchar su propuesta.

    1. Esa es una confusión premeditada que el gobierno de Duhalde promovió con mucho apoyo mediático para endosarme la responsabilidad por la crisis del 2002, que maliciosamente ha quedado registrada en la historia como la crisis del 2001. Ayudará mucho al gobierno de Macri remover esa confusión. Un abrazo.

  14. Hola Don Cavallo, hace varios meses deberian haber implementado lo que usted hizo en la decada del `90. Muchas personas hablan de la ex presidente que le dio buena calidad de vida pero en mi familia fue usted quien nos dios los mejores años de nuestra vida, mi padre llego a cambiar tres veces de auto, nos hicimos la casa de cero y llegamos a tener una caja de ahorra bastante importante en el correo, siendo que mi padre era un hombre que simplemente hacia pozos de baño. Gracias Cavallo

  15. Buen día Domingo, genial como siempre.
    Me gustaría saber que piensa usted sobre la idea de eliminar el banco centrar e ir a una Banca Simons. Según el economista Javier Milei esto seria mejor que la convertibilidad ya que es a prueba de corridas.
    Saludos.

    1. La idea que expresa Milei ha sido propuesta con lujo de detalles en el Libro ” Jimmy Stuart is dead” de Larry Kotlikoff (https://www.amazon.com/Jimmy-Stewart-Dead…/1118011333). El la propuso como forma de que no se repita la crisis global del 2008. A pesar de que en los [ambitos profesionales recibi[o muchos apoyos, su idea no pudo llevarse a la pr[actica a[un porque es muy dificil transitar desde la actual organizaci[on del sistema monetario y bancario a la propuesta de Banca Simmons. Pero cualquier organización monetaria y financiera intermedia, que libite el grado de arbitrariedad del Banco Central para emitir dinero y obligue al sistema bancario a ser muy prudente cuando crea crédito a través del sistema de encajes fraccionario, implica, de alguna manera, avanzar hacia una propuesta como la de Simons, pero en su versión actualizada que no es otra que la de Larry Kotlikoff. Un abrazo.

  16. Coincido en lo que lei en una oportunidad en el blog “convertibilidad otorgar la libertad de que la gente pueda elegir la moneda con la que quiere realizar sus transacciones”

    Pero si esta regla es asi me surge una duda, ¿ hay convertibilidad pura hoy en argentina? O estamos ante una convertibilidad debil

    hace unos diez dias fui al banco a comprar dolares y la diferencia del precio de compra y venta era de al rededor de 4 pesos. y actualmente de al rededor de 2 pesos.
    El albedrio de decisión se ve influenciado por la incertidumbre, ¿como podemos estar en un sistema convertible con un spread que fluctua entre del 5-12% .?

    1. Hoy no existe la convertibilidad flotante que yo pregono, porque el sistema bancario no ofrece el tipo de intermediación financiera en dólares que sería necesario para que si la gente quiere pasar de una cuenta en pesos a una cuenta en dólares o viciversa lo pueda hacer prácticamente sin costo, como ocurre en Perú. Un abrazo.

  17. Hola doctor, es ustede de los que cree que las primaveras árabes terminarono siendo nocivas para esos países ya que la occidentalización no va con ellos o cree que aunque económicamente estan peor, los frutos se pueden ver en el futuro? Saludos, gracias.

    1. Es un tema muy complejo. Mi impresión es que la cultura política de los países árabes no va a cambiar por intervenciones militares de occidente ni por participación de occidente en las guerras civiles de sus países. Un abrazo.

  18. Dr, más arriba afirma que el gobierno puede evitar , todavía, la hiper inflación y el default.

    Con respecto a la hiperinflación, estoy de acuerdo , y creo que no es tan dificil.
    La moneda nacional se ha licuado junto con los salarios, y la creación espurea de moneda por parte del BCRA se está deteniendo con la reducción de los pasivos remunerados.
    Sin embargo , ahora , tenemos tres cuestiones , por lo menos, que dificultan incluso esto.
    1) las irresponsables ventas de futuros del BCRA (Macri, Sturzenger y Caputo. Son muy importantes y están espiralizando la fábrica de moneda.
    2) el agujero de subsidios recreado, desde un dólar de 20 a 40.
    3) la inercia recaudatoria por las demenciales tasas de interés, con su depresión económica, tasas que favorecen el no pago de impuestos, al ser superiores a los punitorios de la Afip.

    De todos modos no parece imposible el primer punto.

    Pero le pregunto ,
    Si la deuda pública bruta era 330 mil musd al 31 de marzo, (70% en dólares con intereses que han seguido devengándose), deuda que puede ser apenas menor ahora por la licuacion parcial de la denominada en pesos.

    Si las exportaciones del año pasado fueron 57 mil musd, sin sequía, la quinta parte de la deuda.

    Si la recaudación mensual es apenas 8000 millones de dólares, y el gasto corriente es por lo menos similar.

    Como se pueden atender , los intereses actuales de dicha deuda, incluyendo la de pesos que licuada y todo no es despreciable ?

    Entiendo que hay que intentar , que hay que preserverar, pero primero hay que ver, ver en que perseverar, y actuar con anticipación.

    Este gobierno no solo falló al comimenzo, fallo en el medio , y sus mayores fallas fueron a partir de Abril cuando la cosecha estaba perdida, y NO HABÍA NI DÓLARES NI FUTUROS VENDIDOS.

    Que es lo que hace confiable al gobierno?

    Que es lo que lo hace mejor que los otros ?

    Estoy de acuerdo con Ud que la famosa mesa del diálogo de 2002 fue un disparate , en el que se involucró la jerarquía de la Iglesia , traicionando la Iglesia , precisamente por eso.

    Pero ahora ?

    No es elemental que el gobierno debe hacer algo drástico pero ordenado o Tendremos otro 2002 o 1989 ?

    1. Sí, el Gobierno tiene que hacer algo drástico pero ordenado. Pero sólo ellos pueden programarlo y decidirlo. No conviene sugerirle desde afuera qué hacer. Un abrazo

    1. No, un crawling peg a plicado desde este nivel del tipo de cambio, es decir tratando dque de aquí en más el tipo de cambio aumente al ritmo de la inflación, implica espiralizar la inflación de una manera muy peligrosa. Lo que el gobierno tiene que hacer es estabilizar el tipo de cambio para poder bajar la tasa de inflación. Un abrazo.

  19. Totalmente de acuerdo, Ud ya lo escribio con lujo de detalles en Camino a la Estabilidad.
    Pero le consulto, si en este momento no se pudo normalizar la inflación reprimida , sobre todo el ajuste tarifario, y estamos en una corrida Cambiaria, esta semana empezaron a bajar los depósitos y el ritmo de crecimiento de la Base Monetaria esta en orden del 50% y no se toman decisiones contundentes, no estaremos jugando con fuego. Juan

    1. Sí, por eso que es necesario que el gobierno anuncie con claridad qué es lo que hará de aquí en más. Pienso que antes de hacerlo quieren terminar la negociación con el FMI. Un abrazo.

  20. Doctor: no considera el caso italiano es muy interesante por lo parecido a nosotros? Muchos italianos creen que es la entrada en el Euro los perjudicó porque estaban acostumbrados a las devaluaciones para darse competitividad evitando hacer lo ajustes en el sector público. Hoy estan en el euro pero con su burocracia intacta. Por eso se endeudan tanto y les va peor que a otros paises. No tener acceso a una política monetaria es lo que ellos mismos consideran un problema, mientras yo creo que es lo mejor que les puede pasar porque los obliga a adoptar el camino de la racionalidad. Lo otro, que es parecido a nuestro 2002, es la perpetuación de los problemas. Hoy, de hecho, tenemos política monetaria y burocracia. Un abrazo

    1. Muy buena comparación Jorge. Italia tiene además una ventaja sobre Argentina. Los italianos son muy ahorrativos y son los principales compradores de deuda de su gobierno. Reintroducir la inflación saliendo del Euro, perjudicaría a quienes ahorran. Por eso creo que nunca va a ser popular salirse del Euro. Un abrazo.

  21. Dr buenos días, debido a todo este manejo que se esta haciendo con el tema de dolarización o convertibilidad, muchos que dicen ser “economistas” ,manifiestan un tipo de cambio diferente.
    Algunos dice $41,otros $80 ,$100 ,hasta $120 por dolar.
    Con la experiencia que usted tiene , a cuanto se podría ir hacia una convertibilidad como la que usted implemento allá por el año 1991 ?
    Saludos atte .

    1. Ir a un esquema de convertibilidad requiere plantear un esquema integral de política económica. No se puede hablar de un precio del dólar en abstracto. En las circunstancias actuales lo primero que deberían lograr es estabilizar el precio del dólar en el nivel que ha alcanzado. Si no lo logran, la inflación corre el peligro de espiralizarse y tornarse explosiva. Un abrazo.

    1. Al corralito lo tuvimos que aplicar para frenar el retiro de grandes depósitos en efectivo, pero yo traté de describir también los beneficios que podía traer la bancarización. Yo creo que si no se producía el golpe institucional del 20 de diciembre y se completaba el proceso de reestructuración ordenada de la deuda que se había completado en un 50%, en 90 días íbamos a poder levantar el corrlito, sin pesificación y sin devaluación. Lo que hizo Duhalde fue un desastre para beneficiar a los grandes deudores en dólares a costa de confiscar los depósitos en dólares de los ahorrista y producir una fortísima baja de los salarios reales y de las jubilaciones en términos de poder adquisitivo. Un abrazo.

  22. Domingo, antes que nada muchas gracias por este espacio para aclarar las dudas.

    Te voy a decir que personalmente estoy de acuerdo con la dolarización, pero no voy hacia ese punto.

    Quería consultarte, si es posible, qué sería la canasta (o cesta) de monedas que propusiste adoptar allá por principios de 2000.

    Entiendo que en ese entonces la misma significaba tomar al dólar, el euro y el real.

    Hoy cómo sería? Se podrían tomar dólar, euro y libra esterlina? Cómo se aplica en definitiva? Hay alguna fórmula matemática para calcularla? Porque nunca quedó demasiado claro el tema.

    Abrazo!

    1. Para una cesta de monedas yo hoy tomaría el dólar, el euro y el real. Pero no creo que esa sea la solución ahora. Yo insisto con el sitema bimonetario de Perú, como lo propuse en mi libro Camino a la Estabilidad. De paso, en ese libro, igual que en Estanflación y en Historia Economica de Argentina, podrás encontrar en detalle mi propuesta de cesta de monedas, tal como la recomendada para implementar el 1 de enero de 1999. un abrazo.

  23. Hola doctor como le va ? Soy un simple estudiante de ingeniería, pero apasionado por la economía y la historia argentina. Leo mucho e intento aprender cada día más. Evidentemente en un sistema de tipo de cambio flotante como el de este gobierno, con la poca confianza que tiene la gente en la moneda nacional, es obvio que el peso va a valer cada vez menos porque la demanda de dólares crece y crece. Y esto repercute directamente en la gente que menos tiene, y en todos los sueldos en pesos porque indefectiblemente el poder adquisitivo cae fuertemente, ya que vivimos en un mundo dolarizado. Ahora la pregunta es cómo frenar esto ? El dólar ese va a estabilizar en algún valor? Porque hasta ahora parece que nunca va a alcanzar el famoso equilibrio. Muchos proponen dolarizar la economía, a qué valor final se tomaría el peso en ese caso ? En ese interin habrá un estallido social porque seguramente mucha gente se verá disminuida económicamente, caerán los empleos y simplemente la plata no alcanzará para cubrir las necesidades básicas de la gran mayoría de la población en un principio. Es cierto que se eliminaría prácticamente la inflación, pero a costa de mucha pobreza y desocupación. No compre sus libros pero seguro voy a hacerlo para instruirme más en el tema. Un abrazo

    1. Yo sostengo que la organización de un buen sistema bimonetario como el del Perú es la clave de la estabilización. Esto lo explico en detalle en mi libro Camino a la Estabilidad. Desde donde estamos hoy lo primero sería estabilizar el precio del dólar en 40 pesos, tal como lo propone el proyecto de presupuesto apra 2002. Esto es posible con fuerte apoyo del FMI y del Tesoro Americano. La clave será que expliciten la intención de estabilizar el tipo de cambio nominal y descarten la idea de mantener el tipo de cambio indexado a la inflación, tal como proponen la mayoria de los economistas que sostienen que para crecer se necesita un tipo de cambio real alto y lo quieren lograr con devaluaciones nominales, cuando los determinantes del tipo de cambio real son variables fiscales y los términos del intercambio y no el tipo de cambio nominal. Las fuertes devaluaciones sólo logran aumentar el tipo de cambio real por un período muy corto, porque en pocos meses la inflación lo deteriora. Y si lo vuelven a aumentar, lo único que logran es epiralizar la inflación. Para entender todo esto te recomiendo que leas mi libro Historia Económica de la Argentina. Un abrazo.

  24. Estimado Dr. Cavallo. Hoy lunes 17 en “El Cronista” sale un artículo en el que titulan “Cavallo aconseja al gobierno”, y reproducen este artículo del blog. OJALA, LO LEAN Y LO TOMEN COMO UN CONSEJO. Sé cual es su postura al repecto, en el sentido de que justamente, para que apliquen medidas exitosas (de la matriz de usted), es mejor no decir nada, así no queda como que le hacen caso a Ud…. Yo no me olvido nunca de la época de rapanelli, roig y erman gonzález, que lo precedieron en el Ministerio de Economía. Hasta que llegó Ud. con la convertibilidad !!!!!!!! Literalmente nos salvó la vida.
    Cuánta ignorancia hay en los economistas jóvenes y en el mismo presidente. Dá la sensación de que en su vida privada nunca sufrieron los efectos de una alta inflación y mucho menos de la híper de la que hice referencia… Cualquier ciudadano de 48 años para arriba, tenemos bien presente que si no se baja la inflación, esta se puede espiralizar…
    Igualmente, como dice usted en otros comentarios, creo que va a ser inevitable que el gobierno haga una reforma monetaria para estabilizar el dólar y acomodar la economía. Abrazo grande. Luis.

    1. Hoy deberíamos ir a una convertibilidad flotante o sistema bimonetario a la Peruana. Esto es lo que explicó en detalle en mi libro Camino a la Estabilidad. Insistí con José Luis, ahora mismo le trasmito que quiero que te de una cita para la firma del libro. Un abrazo

    2. Perdón Alejandro, cuando te respondí no había advertido que me preguntabas sobre el artículo de Walter Graciano. Walter graciano entiende algo de economía monetaria y financiera pero tiene una formación histórica y de lo que es una economía integralmente bien organizada muy precaria. Además tiene un ego muy fuerte y es muy envidioso. Lo que dice sobre que ellos proponían la convertibilidad en 1989 y 1990 desde ámbito financiero y yo no se la propuse a Erman Gonzales, es una burda mentira. Primero, que lo que ellos propon´+ian que era una caja de conversión tradicional o la dolarización completa de la economía no era la solución y no fue lo que yo puse en marcha en 1991. Además, lo que yo lancé en marzo de 1995 se lo había propuesto a Erman para lanzarlo el 1 de enero de 1990 al mismo tiempo que implementaba el plan Bonex. Incluso le propuse a Carlos Sanchez y a Felipe Murolo para que estuvieran en el directorio del Banco Central para ayudarle a implementarla. Ermán Gonzales, mal aconsejado y por lobby de los bancos decidió no aplicarla. Además como explico en mis libros, en particular en Estanflación, Camino a la Estabilidad y Economía en tiempos de crisis, la idea de la convertibilidad surgió de mi experiencia con el funcionamiento de la economía argentina en tiempos de alta inflación, algo que yo venía estudiando desde mi tesis en Harvard escrita en 1977, en los aportes históricos de Roberto Cortes Conde y el gran conocimiento de Horacio Liendo de la experiencia de 1881 de Carlos Pelegrini. Yo no había leído nada de Steve Hanke, a quien conocí cuando en 1991 me vino a proponer ser un propagandista internacional de la convertibilidad. Por supuesto que a los artículos de ámbito financiero en esa época no los leía, porque siempre estaban equivocados. Algún día voy a explicar cómo fue mi relación y la Menem con Julio Ramos y el equipo económico que él creía disponer. Menem me iba pasando las cartas confidenciales que le enviaba Ramos con ataques a mi, a quien me consideraba un competidor en su carrera hacia la conducción económica de su gobierno. A mi me daban risa. Con respecto a lo que dice actualmente sobre la convertibilidad, me ratifica que no nunca la entendió.
      Un abrazo.

      1. Mingo
        Gracias por la explicacion. Tambien estoy en desacuerdo, no podía explicarlo con ese nivel de detalle. No sabia de esos detalles de Julio Ramos. Mire Mingo justamente estoy escuchando en este momento a Jorge Fernandez Diaz. Están RobertoCortez Conde y Gerardo Della Paolera presentando su nuevo libro: Nueva historia económica argentina, con un enfoque en los errados análisis de las situaciones económicas pasadas y las falsas creencias e ideologías que se crearon a partir de ello. Hablan los caballeros del increible incremento de productividad, primeros años de la decada del 90.
        Dan ganas de ver que tiene ese libro
        Un abrazo grande Mingo

        1. Se trata de un muy buen libro, como todos de los dos mejores historiadores económicos de la Argentina. El aumento de la productividad de esos años es lo que en el video que acabo de postear me llevó a pensar que la salida del tipo de cambio fijo iba a darse cuando por diferencia de aumento de productividad con los Estados Unidos, se podría dejar flotar el peso en la dirección de la apreciación. A partir de allí, habría sido fácil eliminar también el techo para el precio del Dólar y hubiéramos pasado a tener un sistema de convertibilidad como el que hoy funciona en Perú. Lamentablemente la oportunidad para dar este paso se produjo en 1997, cuando hubo una fortísima entrada de capitales financieros y el gobierno, por entonces ya volcado a la idea de la dolarización completa de la economía, la desaprovechó. La exagerada liquidez que creó en el sistema bancario esa entrada de dólares financieros, indujo a los bancos a prestarles a las provincias, error equivalente al de los préstamos con hipotecas subprime de los bancos norteamericanos antes de la crisis del 2008. Esta fue la génesis de la crisis financiera del 2001, que erróneamente se ha atribuido a la convertibilidad. Lamentablemente esa crisis llevó al gobierno que usurpó el poder en el año nuevo de 2002 a salir de la convertibilidad de la peor manera: decretando la pesificacion forsoza que produjo la transferencia de riqueza y de ingresos más injusta de toda la historia argentina, además de reintroducir la inflación crónica como enfermedad de la economía. Un abrazo

  25. Buenas tardes Dr. Interpreto que establecer la competencia del peso con el dólar, sería de una vez por todas impedir al BC. Intervenir en los mercados internos de cambio y financieros. De una vez por todas otorgarle al peso argentino valor en el exterior, (única forma de compensación de monedas – que debería estar obligado el estado argentino a través del BC.- con otros BC.) Y de esa forma realmente liberarse de un mercado interno altamente especulativo, que en definitiva esquilma a la sociedad argentina, independientemente de los esfuerzos económicos de los gobiernos. Creo que es una medida para comenzar a sanar a la Argentina . Saludos

    1. Tengo la esperanza que el anuncio del proyecto de presupuesto que proyectan un dólar promedio de 40 pesos para 2019 significque que están negociando con el FMI y el Tesoro americano un fuerte apoyo para la estabilización del precio del Dólar. Ese sería un buen puntapié para avanzar desde allí a un sistema bimonetario a la Peruana, como vengo proponiendo de bastante tiempo atrás. Te reomiendo que leas mis libros Camino a la Estabilidad e Historia Económica de Argentina. Un abrazo

  26. Ante la depresión de nuestra querida Argentina de todos los días, leer su Blog es el único bálsamo que nos ayuda a seguir adelante.Que lástima que la cultura del miedo y la mentira se haya impregnado en la generación que creció en los últimos 18 años, el que vivió los 90 no puede comprender como estamos hoy así, siguen hablando de que se vendió todo y que nos quedamos sin ninguna empresa estatal, como si las mismas no hubiesen dado continuas pérdidas durante años.
    Le escuche decir a Juan Llach que el solo hecho de parar la inflación ya de por si es reactivante, que razón tiene, uno mira a Perú, a Chile y entiende porque estamos como estamos y porque no es Ud. el ministro de economía, recordando las palabras de su esposa me animo a repetirlas con todo respeto, Doctor es Ud. un Patriota.
    Con la tristeza de que no este entre nosotros, le dejo un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *