Genial Artículo de Federico Pinedo, lástima que al final retoma el relato Duhalde-Kirchnerista del que no se han podido desprender los ideólogos del PRO

En los últimos tiempos, sentí pereza para escribir posts y dar opinión en medios audiovisuales. Me desanimó ver tanta coincidencia entre los opinólogos económicos y políticos en interpretar nuestra historia económica según el relato Duhalde-Kirchnerista, que destaca como gran logro del 2002, a los superávits gemelos del período 2003-2006.

Pensé que recomendar la lectura de mis libros Estanflación (2008), Camino a la Estabilidad (2014) e Historia Económica de la Argentina (escrito con mi hija Sonia y publicado en 2018), era lo único que podía hacer para sacar a la dirigencia política y a la mayoría de los economistas profesionales de lo que yo considero el mayor error de interpretación histórica que impide encontrar soluciones a la estanflación que nos azota.

Pero, esta mañana, la lectura del artículo de Federico Pinedo, publicado por La Nación y titulado “Estabilizar para Crecer”, me recreó la esperanza de que, en su eventual segundo período de gobierno, el Presidente Macri pueda desprenderse del relato Duhalde Kirchnerista en el que los ideólogos económicos y políticos a los que escucha, están entrampados. Claro que debería hacerlo desde la campaña electoral.

No es que Federico Pinedo ya lo haya logrado, pero la primera mitad de su artículo, sugiere que esa posibilidad está abierta. Es la primera vez que un dirigente del PRO reconoce que existieron en Argentina 10 años de estabilidad por existencia de moneda sana. Siempre me sorprendió que en todos los discursos de los dirigentes del PRO, haya sido lugar común sostener que en los últimos 70 años vivimos permanentemente con alta inflación y sin moneda.

Es genial la descripción que hace Pinedo de las virtudes económicas de la estabilidad por existencia de una moneda sana. También acierta cuando destaca la importancia del equilibrio fiscal y del aumento de la productividad como forma de ganar competitividad.

Pero en su intento de conciliar el reconocimiento de las virtudes de la convertibilidad con el relato histórico con los que los economistas del PRO, escuchados por Macri, utilizan para justificar la inestabilidad monetaria de los últimos 3 años, comete dos errores. Sostiene que la vocación por la estabilidad se extendió hasta 2006 (aclara, ¨aún con los tremendos sucesos de 2002¨) y argumenta que la convertibilidad estalló por los aires porque no fue acompañada por equilibrio fiscal primario y porque no se produjo aumento de la productividad en la economía.

El primer error surge por no advertir que la convertibilidad dotó a la economía de moneda sana, no sólo porque el peso estaba respaldado en dólares, sino porque se legalizó el uso del dólar como moneda alternativa. El carácter bimonetario formal de la economía, fue la razón por la que la gente creyó de inmediato en que el gobierno iba a cumplir a rajatabla con el compromiso de cuidar el valor del Peso. Fue también ese estricto compromiso, el que permitió la des-indexación inmediata y total de la economía, con lo que se quebró de cuajo la inercia inflacionaria.

No se puede argumentar que la vocación por la estabilidad recién se quebró en 2006. En realidad el abandono de la estabilidad como rasgo estructural de la economía se produjo, brutalmente, en enero de 2002. Fue cuando se decretó la pesificación forzosa de todos los contratos en dólares bajo ley argentina (en particular, la pesificación de los depósitos en dólares en el sistema bancario, contrapartida de la licuación de la deuda en dólares de las grandes corporaciones que tuvieron de vocero a De Mendiguren).

La devaluación del Peso fue extrema. El precio del Dólar saltó de 1 a casi 4 pesos), no porque esa fuera la medida del atraso cambiario del que tanto se hablaba, sino porque la pesificación cuadruplicó la tenencia de pesos en los portafolios de los ahorristas argentinos, algo claramente no deseado por ellos. Por eso corrieron a convertirlos nuevamente en dólares billete, fuera del sistema bancario argentino.

La convertibilidad podría haber continuado con libre flotación del Peso, pero tendría que haberse evitado la pesificación compulsiva, como se la evitó en el Uruguay y en el Perú, cada vez que hubo una devaluación de sus respectivas monedas. La convertibilidad es un sistema bimonetario legal y puede funcionar con tipo de cambio fijo o con tipo de cambio flotante. En ambos casos, para asegurar estabilidad, se necesita equilibrio fiscal y aumento de la productividad.

El segundo error es argumentar que la convertibilidad voló por los aires porque no hubo equilibrio fiscal primario, como el que ahora ha sido dispuesto por ley de presupuesto, y que no se produjo aumento de la productividad. Craso error. En todos los años de la convertibilidad hubo superávit fiscal primario. Y la productividad, tanto agropecuaria como industrial y de los servicios, aumentó mucho más que en las décadas anteriores y que en las casi dos décadas posteriores. Por eso, la exportaciones a precios constantes, crecieron mucho más entre 1990 y 2001 que entre 1980 y 1990 y que entre 2001 y 2018.

Es asombroso que, así como hasta el artículo de Pinedo, nadie del PRO reconocía que habíamos gozado de 10 años de estabilidad con moneda sana, todavía nadie reconozca el impresionante aumento de la productividad agropecuaria, energética e industrial que se produjo gracias a las privatizaciones, la desregulación, la eliminación de impuestos distorsivos y las inversiones privadas eficientes que acompañaron desde el vamos a la convertibilidad.

El problema fiscal que provocó la crisis financiera del 2001 se originó en las provincias. Especialmente en la Provincia de Buenos Aires, sobre todo, porque esos déficits fiscales se financiaron con crédito bancario a tasas muy altas de interés (BADLAR mas 7%) y se garantizaron con recursos de la coparticipación federal de impuestos. Se trató del mismo problema que provocó en los Estados Unidos la crisis financiera del 2008, nada más que allá fueron las hipotecas sub prime y acá los préstamos a las provincias. Con cualquier sistema monetario, cuando los préstamos bancarios crean riesgos de insolvencia de los bancos, se producen las crisis financieras. Pero la solución de esas crisis no puede ser la destrucción del sistema monetario. Ni los Estados Unidos ni Europa, ni prácticamente ningún país del mundo, incluido Brasil, destruyeron el valor de sus monedas para sacar a sus economías de la crisis del 2008.

Estos dos errores son la contra cara del error, incluso más grave, que significa sostener que las medidas del 2002 que generaron los superávits gemelos de los años 2003 al 2006, ayudaron a volver a crecer. El crecimiento volvió por la muy favorable evolución de los precios de nuestros productos de exportación tradicionales.

Por el contrario, esos superávits gemelos fueron el resultado de dejar de pagar intereses por varios años, fruto del default de la deuda interna y externa, y de la fortísima caída del poder adquisitivo de salarios, jubilaciones y tarifas públicas. El deterioro de los salarios reales y de las jubilaciones, inexorablemente se iba a revertir. Pero, además, volvía a alentar y a legitimar la puja distributiva que siempre atentó contra la estabilidad. El atraso tarifario se transformaría en la principal causa de aumento del gasto público, problema que aún hoy no está totalmente resuelto.

Si los economistas a los que escucha Macri, creen que tienen que imitar a Duhalde en la búsqueda de los superávits gemelos, deberían tratar de incorporar a De Mendiguren al PRO.

Mis comentarios en este post, son muy relevantes para la campaña electoral. Si junto al reconocimiento de que tuvimos 10 años de estabilidad con moneda sana, que en su inteligente artículo hace Federico Pinedo, Macri no avanza hacia el abandono completo del relato Duhalde Kirchnerista en el que lo han enredado malos asesores económicos y políticos, sus estrategas electorales terminarán llevando muchos votos al espacio de Lavagna.

Hay que reconocer que Lavagna es el único que consiguió, si bien gracias al aumento del precio de la soja, cosechar laureles en la economía de los superávits gemelos. Si lo que Macri persigue es un re-equilibrio como el del 2002, entonces el votante va a preferir que Lavagna conduzca la salida.

143 comentarios sobre “Genial Artículo de Federico Pinedo, lástima que al final retoma el relato Duhalde-Kirchnerista del que no se han podido desprender los ideólogos del PRO”

  1. Muy bien Dr Cavallo.
    Lo necesitamos en el gobierno!
    “Si la especie se come el fruto del árbol de conocer y decidir que ubiqué entre ella y yo, morirá”
    Es imperioso que AFIP transfiera lo retenido por rédito empresario, a su personal!
    Un abrazo y como siempre muchas gracias por su vidriera!

  2. Ante las criticas de M. Macri, Lavagna dijo “primero debería crecer al 9%”. De lo que se desprende que entiende ese crecimiento como un merito personal y que debemos descontar que con él como Presidente volvería a ocurrir. Claramente, como Ud. describe, esa condiciones son irrepetibles, y en las que Lavagna, tuvo poco que ver.
    Generalmente. los políticos en campaña mienten. El problema es que nos comamos ese verso. Lo concreto es que de la actual situación económica no le escuche decir palabra, solo que pretende un GRAN ACUERDO NACIONAL. De las condiciones del acuerdo, ni Mu. Me gustaría escucharlo, diciendo ¿Cómo bajar el gasto o como resolver las Leliqs? Porque para acordar con alguien debo saber como piensa.
    Por mi parte, a mis 65 años, la única vez que pude proyectar a mas de un año, fue durante la Convertibilidad y superar mis proyecciones. Desde el 2002 hasta la fecha, uno se conforma con superar el día.
    No es fácil saber que piensa, porque habla poco. Lo recuerdo criticando a los 90s. No creo que podamos llegar a ningún acuerdo, con mas de lo mismo.
    Lo saludo, cordialmente.

    1. Yo creo que lo mejor para el país sería que Macri advierta que ha estado mal asesorado y vire hacia la dirección correcta, siguiendo la lógica de la primera parte del artículo de Pinedo. Un abrazo

  3. Totalmente de acuerdo Dr., desde mi ignorancia técnica, creo que Lavagna podría encausar la economía mediante el consenso y la credibilidad que podría generar en la sociedad, una persona que supo domar el caballo en medio del caos y el anarquismo. Sigo mucho a Milei para aprender de economía, ¿que pensas de la candidatura de Espert?
    Soy entrepreneur gastronómico y se por gente del sector que conozco que jamás les fue tan bien como en el 1 a 1. Mi viejo médico, pudo salir de la pobreza con 7 hijos, gracias al crédito que pudo conseguir mientras usted fue ministros se pudo equipar, le tengo aprecio y mucho respeto.
    Atte.

    1. Sobre Lavagna no estoy muy seguro. Milei dice cosas sensatas, pero con un estilo demasiado confrontativo. Yo creo que él lo hace a propósito para crear interés en su discurso. Para el largo plazo, su esfuerzo será útil. No creo que la candidatura de Espert consiga consolidarse. Su discurso es correcto, pero en mi opinión no acredita la experiencia necesaria para hacerlo creíble. Diferente sería Lopez Murphy con ese discurso. Un fuerte abrazo.

      1. Dr. Ud. dice que Milei dice cosas sensatas, pero decir que la inflación es siempre y en todo lugar un fenómeno monetario, no lo veo muy sensato, al menos en Argentina, desconociendo la inflación inercial y otras causas que no advierto que se estudien en profundidad, algo que hasta Melconián reconoce. Para Milei la Economía es una ciencia exacta y no una ciencia social, lo que contradice al sujeto económico que es el hombre y cuyos comportamientos son variables y a veces impredecibles. Milei es un cruzado contra Keynes, mostrándolo como un ser ignorante en economía y abominable, lo cual habla muy mal de su capacidad crítica, terminando por ser un extremista. Por otra parte se define como anarcolibertario cuyo objetivo es hacer desaparecer al Estado, coincidiendo con Marx en la etapa Comunista. Como en la relatividad, dos rectas paralelas coinciden en un punto. Lo dicho es sin desmerecer sus conocimientos en la materia. Milei pretende hacer desaparecer el BCRA, que al tipo de cambio que surgiría crearía un caos inimaginable; en ese sentido, su propuesta de una bimonetariedad es lo más prudente y aconsejable siempre que se encuadre en un programa económico serio y creíble. Al respecto, no creo que MM sea el hombre indicado para liderar las reformas necesarias e imprescindibles, ya que ha demostrado ser un político que escucha sólo lo que él quiere oir. Su soberbia no le permite ver mas allá de su nariz y gira alrededor de su ombligo. Si por mi fuera, mi candidato sería Ud., mas allá de algunos errores que le reprocharía, propio de una persona de acción. Abrazo y saludos desde la Riviera Maya.

        1. Atilio, mi opinión sobre Milei se basa en mi lectura de sus libros. En los medios él está en una cruzada ideológica y su discurso apunta a impactar y sorprender más que a proponer soluciones concretas a nuestros problemas. Un abrazo.

  4. Interesantísimo artículo y realmente remueve heridas muy profundas de la sociedad, que creo que todavía no termina de digerir aquella tragedia
    Me interesa la idea de que la convertibilidad podía continuar con tipo de cambio flotante
    Mientras uno lee, dan ganas de poder volver el tiempo atrás y hacer algo que permita quebrar la historia
    Ojalá hubiésemos hecho lo que hizo Uruguay
    Lamentablemente el sistema institucional se quebró y demás está decir que todavía lo estamos pagando y quién sabe por cuanto tiempo más y si es reversible la historia
    Muy triste todo

  5. Excelente, yo creo que la gente se esta empezando a dar cuenta como fue la verdadera historia. Un abrazo grande.

  6. Dr. Cavallo. Cómo me gustaría que los personajes del gobierno que leen este blog y sus artículos se dieran cuenta cuál es el camino a seguir.
    Lo extraño en el Ministerio de Economía.
    Saludos.

  7. DOMINGO CAVALLO:
    Brillante!!! No encuentro palabras para expresar mi acuerdo con este artículo.
    Pero, recuerdo una frase que me impresionó mucho en la última entrevista de Luis Majul a Macri: ¡ LUIS, ARGENTINA NO TIENE MONEDA ¡ … y no la tenemos, porque todos los políticos que se sucedieron en el poder, entre ellos el PRO, la destruyeron e con medidas irracionales equivocadas, fruto de ideologías que suelen provocar el desorden social.
    Desde el llano observamos el deplorable espectáculo de estos políticos que quieren gobernarnos. Vemos que su actuación es más dañina y desintegradora que el buen o mal manejo de los instrumentos monetarios por el B° Central. Porque éstos son objeto de una mera cuestión de “expertise”; es decir: conocimiento teórico + experiencia práctica + maestría en la ejecución. Lo otro es un problema de profunda ignorancia, desvergüenza, irresponsabilidad, incompetencia e inmoralidad.
    Los gobiernos que se sucedieron de 1946 a la fecha, no han hecho otra cosa más que destruir el valor de la moneda. Hoy, el pueblo argentino no tiene moneda y anda a ciegas. Nos hundieron en la ignominia de la decadencia económica y moral. En 73 años sólo hubo una notable excepción. Fue la década de su gestión ministerial, Mingo, donde tuvimos real estabilidad con expansión. No era la consecuencia de la viveza política o del pragmatismo oportunista de Domingo Cavallo, sino el resultado de su pasión por hacer, de su excelente formación teórica y de su profundo sentido de responsabilidad profesional. Por eso extraña muchísimo que el actual gobierno se resista a consultarlo.
    Aparte de esta rareza histórica, en la que usted fue protagonista, somos el único país del mundo que retrocedimos sin guerras ni catástrofes. Las políticas neokeynesianas a que adhieren los partidos políticos que nos gobernaron hicieron abortar el “sueño argentino”.
    Quien tuviese –a comienzos del plan Austral de Raúl Alfonsín- un millón de la moneda argentina podría haberse comprado un lujoso departamento de u$s 1.000.000 y le sobrarían u$s 176.500 para decorarlo y amoblarlo. Pero si por espíritu antimperialista-yanqui hubiese conservado esa moneda argentina, después de 34 años de fallida democracia, sólo tendría en su bolsillo u$s 2,40. El resto se lo habrían fumado políticos incompetentes o corruptos mediante impuestos, inflación y endeudamiento para financiar un maldito gasto público.
    Según Madison Project, entre 1895 y 1910 fuimos un país “superdesarrollado”. En la actualidad retrocedimos a país “fronterizo”. Al iniciarse el plan Austral, 1dólar = ₳ 0,85; hoy, el dólar está costando ₳ 410.000 = $ 41,00 un delirio económico: (cuarentiun millón porciento).
    Pese a su ignorancia y prejuicios, nuestros políticos son muy pícaros y suspicaces para proteger sus prerrogativas. Se dan cuenta que las podrían perder si aceptasen algunos principios de sensatez, prudencia y austeridad en el gasto público. Por eso los rechazan como sacrilegio laico, no quieren dolarizar la economía y se oponen a los tratados de libre comercio con grandes potencias.
    Pareciera que nuestros gobernantes, legisladores y altos funcionarios, en la AFIP y B° Central, se hubiesen juramentado para sostener estos falsos axiomas: 1° NUNCA elaborar reformas impositivas con la opinión vinculante de los consultores privados y los contribuyentes; 2° NUNCA ceder el monopolio en el manejo del mercado de cambios y la facultad de emitir dinero para el Gobierno; 3° NUNCA permitir el libre uso de moneda renunciando al curso forzoso porque perderían el señoreaje; 4° NUNCA proceder al dictado de normas de austeridad constriñendo el presupuesto para no expoliar a los contribuyentes; 5° NUNCA formular presupuestos base-cero partiendo del monto a recaudar sino de incrementar sedimentariamente los viejos gastos para hacer política; 6° NUNCA renunciar a las prerrogativas del déficit para despilfarrar por encima de las posibilidades; 7° NUNCA limitar la facultad de emitir deuda pública incluso para quedarse con las comisiones; 8° NUNCA permitir el derecho a referéndum para que los ciudadanos, como en Suiza, rechacen cualquier intento irracional de endeudar al Estado; 9° NUNCA abandonar el criterio de la “hacienda múltiple” redoblando impuestos frente a todas las manifestaciones de riqueza aún cuando se filtren dobles, triples o cuádruples imposiciones sobre recursos previamente gravados; 10° NUNCA jamás, renunciar al derecho de permanencia, reelección y continuidad en los cargos públicos.
    Esta perversión del pensamiento y en la conducta, demuestran que los políticos se desempeñan en un ambiente sin exigencias morales. No todos son corruptos. Pero muchos sí lo son. Sucede que aunque no todos se corrompan descaradamente, siempre gozan de prebendas, privilegios y favores que intentarán aprovechar. Se trata de nombrar familiares y amigos a dedo, dar subvenciones que no salen de sus bolsillos, abusar de ventajas y gastos de representación, trabajar poco y nada, nombrar una sarta de asesores, hacer cuanto turismo puedan y digitar licitaciones para los amigos. En todos los casos, los políticos siempre se confabulan para preservar sus inmerecidos privilegios y protegerse unos a otros.
    Con este dantesco panorama es incompatible pensar en tener una vida digna pretendiendo hacerlo con el trabajo honesto, sin la arrogante intromisión de gobernantes ineptos, expoliadores y corruptos… Así, esperando en vano, con pena y sin gloria se nos va la vida.
    Un abrazo y felicitaciones por el artículo

    PAULINO

    1. Muchas gracias Paulino. Y gracias a vos que siempre agregas opiniones muy claras y convincentes. Un fuerte abrazo.

  8. Dr. Cavallo,
    Ya le hice este comentario hace unos cuantos años, pero su artículo me da pie para que se lo vuelva a reiterar. No puedo creer que haya alguien que todavía discuta el éxito rotundo del plan de Convertibilidad que junto al plan de privatizaciones y reforma del Estado logró 10 años de crecimiento y estabilidad como no tuvo Argentina en los anteriores 50 años. Los logros de las políticas que Ud. implementó transformaron mi futuro. Que distinta hubiera sido mi situación, si al salir de la universidad me hubiera encontrado en un país con estancamiento e inflación. Le estoy profundamente agredecido. Saludos Cordiales.

  9. Excelente su explicación, vuelvo a agradecer su paso por el Ministerio de Economía ya que en los años de la convertibilidad, me pude hacer mi propia casa y vivir dignamente. Un fuerte abrazo Dr.

  10. Muy interesante, una vez más hay que insistir con las masivas transferencias de ingreso que implicó la pesificación, por ejemplo en las tarifas eléctrica y de gas. Desde el 2002 vimos el retorno al “Capitalismo de precios regulados”, en que los privados son dueños pero el Estado regula los precios. Por lo tanto, si el Estado “se equivoca para abajo” (tarifas en 2002-2015) aparecen problemas de escasez, importaciones de GNL, diesel y hasta energía eléctrica (con el consiguiente aumento de costos y problemas fiscales); si el Estado “se equivoca para arriba” (Vaca Muerta o los pagos a generadores eléctricos), nuevamente termina en un agujero fiscal que ahora Lopetegui está intentando achicar como sea.
    Una de las consultas que a mí me quedan es la siguiente: no cree que durante los ’90 faltó algo así como un programa estratégico de desarrollo? En todo momento vemos que los países se desarrollaron con intervenciones estatales (Japón, Corea del Sur, Israel, entiendo que EEUU y Alemania en el 1900 también) y en contraste en Argentina entiendo que se dejó el proceso más librado al mercado. Por ejemplo, ya en esa década se hablaba de energía eólica y solar (se empezaba a hablar del litio?), si se hubiera apostado de manera consistente quizás hoy tendríamos una industria consolidada como Dinamarca y seríamos exportadores de esos servicios. No sé si la eficiencia del mercado alcanza para desarrollar un país, a veces las fallas sistémicas necesitan necesariamente de intervenciones “ilustradas”.
    La otra consulta es más simple supongo: si se hubiera devaluado la moneda en 1998 para evitar la apreciación respecto a los socios comerciales (Europa y Brasil), cree que se habría evitado la crisis?
    Gracias y saludos.

    1. En 1997 tendría que haberse dejado flotar. Al principio el peso se hubiera apreciado, porque estaban entrando muchos capitales, pero luego de la crisis rusa de agosto de 1998 y, sobre todo, luego de la crisis del Real, nuestra moneda se hubiera depreciado como cualquier moneda flotante, sin crisis monetaria. Esto habría evitado la depresión del período 1999-2002. Yo explico esto en mis libros Estanflación, Camino a la Estabilidad e Historia Económica de la Argentina. Con respecto a la posibilidad de que el Estado intervenga para promover a ciertas actividades de futuro, es una buena idea si previamente se eliminan los efectos de las intervenciones anteriores que crearon obstáculos a las inversiones eficientes. Por ejemplo, en los 90s eliminamos las regulaciones que impedían las inversiones en minería con el argumento de que sólo las podía hacer Fabricaciones militares.Lo mismo en materia de todo tipo de energías. Lo que vos proponés es un paso más adelante, pero primero hay que nivelar el terreno que estaba muy desequilibrado por las intervenciones del Estado destinadas a impedir en lugar de facilitar y alentar. Un abrazo.

  11. Hola a todos.
    La pregunta es: Lavagna tiene algún mérito o simplemente
    tomó todo en bandeja por haber recibido el “trabajo sucio”
    de Jorge Lemes Renicov.? Alguien me puede sacar de la duda?
    Gracias.

    1. Su mérito fue no agravar la situación. Pero no hizo nada para reparar las fuertes distorsiones que se crearon a partir de la pesificación compulsiva. un abrazo.

  12. “Todavía nadie reconozca el impresionante aumento de la productividad agropecuaria, energética e industrial que se produjo gracias a las privatizaciones, la desregulación, la eliminación de impuestos distorsivos y las inversiones privadas eficientes que acompañaron desde el vamos a la convertibilidad.” Lamentablemente nada de esto está presente en la actual gestión, en materia económica manejada por un grupo de economistas teóricos y amplificada por otro grupo de relatores que hicieron un dogma los esquemas de política monetaria, metas de inflación , ahora agregados, flotación,1)Que las tasas altas no son preocupante porque son de corto plazo y por poco tiempo(En 3 años se triplicaron), 2)Que las tasas altas sirven para controlar al dólar y la inflación , pero que no son preocupantes porque se van a licuar con la devaluación y la inflación, una contradicción absoluta, el endeudamiento del Banco Central no es preocupante porque el valor presente del señoreaje triplica los pasivos del Banco Central. Sinceramente no tengo ninguna esperanza en esta gente, considerando que un eventual segundo mandato tendría los mismos condicionamientos que el actual ya que ganarían por poco margen y sin mayorías en las cámaras. Espero equivocarme.

    1. Te entiendo y coincido con tu opinión. Pero aún no aparece una alternativa superadora al gobierno de Macri. Ojalá aparezca. Un abrazo.

  13. Lavagna….por Dios! Merecemos lo que tenemos si seguimos eligiendo este tipo de gente. Igualmente , si la opcion es CFK, cualquier alternativa es mejor.

  14. La persistencia del relato sobre los hechos de 2001-2002 es una prueba de la pereza por informarse y por hacer un juicio propio que prevalece en Argentina. Me dio vergüenza ajena cuando el periodista Edgardo Alfano le dijo en una entrevista que mucha gente perdió dinero con el corralito, pretendiendo confundir esa limitación al retiro de efectivo con la posterior confiscación de Duhalde.
    Y en cuanto a Lavagna, creo recordar que impulsó el ataque contra las AFJP, que eran poseedoras de gran cantidad de títulos públicos. Así cualquiera hace desaparecer deudas.

    Si tiene Ud. tiempo, me gustaría conocer su opinión sobre la posición de Steve Hanke, que a pesar de elogiar su gestión y honradez (dijo que estando Ud. en el gobierno había una garantía), critica que el Plan de Convertibilidad no fuera una caja de conversión pura. Digo yo, quizá no era posible políticamente. En otros defectos, él cree que no debió admitirse que bonos locales también formaran parte del respaldo de la base monetaria. Por eso en 1999 Hanke propuso ir directamente a la dolarización. Quizá esos sistemas más estrictos hubieran impedido el abuso del gasto (sobre todo el provincial) que Ud. bien describe en su libro “Camino a la Estabilidad”. Y precisamente quizá por el límite que habría puesto a sus ambiciones, muchos políticos argentinos habrían presentado una férrea oposición a esos sistemas.
    Estoy leyendo su libro de historia económica. Lo mejor que he leído en la materia. Felicitaciones a Ud. y a su hija.

    1. El Plan de Convertibilidad combinaba dos cosas, la caja de conversión y el uso del dólar como moneda. La gente podía elegir. La crisis financiera que se gestó por el endeudamiento de las provincias con el sistema bancario, se hubiera dado igual con una dolarización completa o con una caja de conversión pura. La única forma de evitar una crisis por insolvencia de los bancos es con un sistema que no admita la creación de dinero bancario. En los Estados Unidos, que tiene la moneda más creíble del mundo, se produjo una crisis financiera igual a la que nos azotó en 2001. La única diferencia es que allá el origen fue la extensión de hipotecas sub-prime y acá los préstamos bancarios a las provincias. Lo del 2001 no fue una crisis monetaria sino una crisis bancaria. Existían suficientes dólares en el Banco Central para canjear todos los pesos de la base monetaria, pero el sistema bancario no era solvente y no tenía los activos suficientemente líquidos como para afrontar una corrida contra los depósitos. Un abrazo.

  15. DIAS ATRAS ESCUCHE QUE ESTABAN PREPARANDO UN PLAN ECONOMICO PARA EL PROXIMO GOBIERNO 4 ECONOMISTAS ENTRE LOS QUE ESTABAN EL DR. BRODA, CALVO, CAVALLO Y DEL CUARTO NO LO PUDE RETENER. ME PARECE EXCELENTE QUE ECONOMISTAS DE ESE FUSTE Y CON ACREDITADA EXPERIENCIA HAGAN ESTE APORTE AL PAIS. QUISIERA SABER SI ESA NOTICIA ES CIERTA. SLDOS

    1. Los que fuimos mencionados y muchos otros economistas con experiencia tratamos de aportar ideas, pero los planes a implementarse deben ser preparados por quienes van a ser responsables de su implementación. Personas como nosotros sólo podemos colaborar marginalmente. Un abrazo.

  16. Sin dudas estamos viviendo un cambio de época. Gracias a la postulación de Lavagna, en mi opinión, va a obligar al gobierno a reivindicar la estabilidad lograda en los años 90. Deberán mostrar que hacia eso vamos. Y como Ud., dice, si lo quieren mostrar que adonde hay que ir es hacia 2002-2006, hay alguien que ya da garantía de haberlo hecho. Yo tengo fe que un segundo gobierno de Macri puede identidicarse como similar al primer gobierno de Menem. No olvidemos que Menem no empezó a gobernar en 1992. Sino que tuvo que sortear los difíciles años 1989. 1990 y 1991. Hoy la cosa viene un poco mas lenta.

  17. Tenemos un problema cultural grande. La gente no sabe como diagnosticar lo que sucedió en los años pasados; crea fantasmas personificados. Si ese tercio que siempre entendió fueran más , entonces estaríamos creciendo y teniendo un país como merecemos.

  18. Fíjense que luego de tanto tiempo Lopez Murphy tenía razón en reducir el gasto del Estado como el Dr. Cavallo de dolarizar.
    Estaban en el camino adecuado, fueron demonizados . Eso somos, inconsistentes culturalmente.

  19. Domingo ante todo siempre sostuve tu teoria que con moneda fuerte y estabilidad . Podemos planificar invertir en Nuestra Querida Argentina . Me parece que para no llegar a la fuga de capitales propios y externos en forma tan abrupta . Debemos forjar leyes justas impositivas creibles y respetadas por las partes . No quisiera para mis hijos que les digan de la intangibilidad de los dep. Y luego te hagan un corralon y posterior pesificacion . Con lo cual los ahorristas luchadores de recursos gracias al mal llamado buitre. Nos provoco perder el 75 % del capital de trabajo . Le mando un fuerte abrazo .! Memoria.

  20. Están pasando cosas interesantes qué a mis 69 años jamás soñé ver, “EL PERONISMO PIERDE EL PODER ESTANDO EN EL PODER” por medio de elecciones sanas, me dá la impresión qué la sociedad argentina está cambiando y para bien, por eso creo qué en estos comicios la gente no va a votar por la influencia de la economía, va a votar por la influencia de la política, Macri va a ser reelecto y mucho qué ver tendrá en ello la liberación de la justicia y el combate a la corrupción del gobierno anterior, qué asi sea.

  21. Doctor: qué se necesita para transformar a la economía argentina en bimonetaria? con hacer que los bancos reciban depósitos a plazo fijo en dólares no es suficiente?
    Se necesita, por ejemplo, que el Congreso sancione una ley que establezca eso?
    Gracias doc

    1. Se necesitan varias cosas. Se tiene que modificar el artículo del nuevo código civil y comercial que establece que los contratos en moneda extranjera se pueden dar por cumplidos saldados en pesos al tipo de cambio oficial. La ley de convertibilidad establecía que los contratos en monedas extranjeras sólo se pueden saldar en la moneda pactada. Además se debe permitir que los bancos puedan prestar con amplitud los depósitos en dólares luego de cumplir con los encajes obligatorios y que cuenten con suficiente capital propio como para asegurar su solvencia. También es necesario establecer que la transferencia de los depósitos de pesos a dólares y viceversa se pueda hacer al mismo tipo de cambio, sin hacer que el que cambia de moneda pierda la diferencia entre tipo de cambio comprador y vendedor. Y muchos otros aspectos reglamentarios. Un abrazo.

      1. Justo sobre el tema de que los bancos puedan prestar le queria preguntar sobre lo que dijo Lavagna acá en 2002
        en el minuto 3.15 https://www.youtube.com/watch?v=d0I6cFdkI2E . Realmente no lo entiendo, o sea que los bancos le prestaban los dólares que recibían en la época de la convertivilidad a empresas que tienen ingresos en pesos (???)
        Gracias doc

        1. En la época de la convertibilidad los ingresos en pesos eran equivalentes a los ingresos en dólares. El problema del desajuste entre activos y pasivos de los bancos e incapacidad de pago de los endeudados se originó en la fuerte devaluación que fue provocada, precisamente, por la pesificación compulsiva. Un abrazo

  22. Buenas Doctor,
    Vio la entrevista que le hizo Tenembaun a Lavagna en Infobae?
    50 minutos y no mencionó nada de reformas (tanto laborales, impositivas). Es más, dijo en un tramo que es cierto que algunas cosas de las leyes laborales estan mal pero después tildó de gorilaje a los que piden cambiar eso como algo prioritario.
    Después, habló de que este gobierno tiene la torpeza de dejar que los precios aumenten y se coma la devaluación. Acaso cree que contamos con una capacidad instalada como había en 2002?
    Yo creo que es terrible escucharlo, y creo que estamos mejor con el macrismo a pesar de su ineficiencia.
    Usted cuando lo escucha en esa entrevista hacer alusión permanente a recrear lo que se hizo en 2002 para evitar que suban los precios. Es decir, de juntar a todos los sectores y hacer ese tipo de acuerdo, se imagina que en lo hechos eso no será otra cosa que volver a los onerosos subsidios para mantener todo artificialmemnte bajo y así evitar que los precios no suban y se “coman” la devaluación?
    Un abrazo

  23. Dr., buenas noches, espero que se encuentre muy bien.

    Hoy estuve leyendo un trabajo final de grado de la Lic. en Economía en el que se hace un análisis comparativo de cuatro planes de estabilización en Argentina: Plan Austral, Tablita, Convertibilidad y Metas de inflación.

    Leo lo siguiente:

    “A pesar del éxito en la contención de los precios, el tipo de cambio real de partida de la Convertibilidad resultó demasiado bajo para equilibrar el frente externo.”

    Y en las conclusiones:

    “(…) para generar condiciones y expectativas creíbles de estabilización, debe partirse de conjuntos de precios relativos razonables para los objetivos del plan. Esto implica que el tipo de cambio y los precios de los servicios públicos deben estar en niveles sostenibles en el tiempo. Dado que los movimientos relativos suceden en entornos inflacionarios, es necesario que la economía no precise dichos ajustes.”

    Recuerdo que usted contó que le aconsejó al presidente ecuatoriano Bucaram que debía subir las tarifas de los servicios públicos antes de implementar la convertibilidad del sucre con el dólar.

    Pero en relación al tipo de cambio, entiendo que no considera lo mismo, ya que leí en su blog que si en 1991 se hubiera partido de una depreciación mayor al momento de implementar la convertibilidad, entonces la inflación inercial hubiera sido mayor en los meses y años siguientes, de manera tal de que se hubiera llegado al mismo tipo de cambio real, pero vía inflación en vez de variación del TC nominal.

    Lo mismo entiendo que ha argumentado cuando rechaza la explicación de Lavagna sobre el resurgimiento de la inflación (2005 en adelante; 2007 en adelante de dos dígitos). Es decir, que en ese momento de boom de commodities y flujos netos positivos de capital hacia EM, mientras el resto de América Latina (ej. Brasil) apreciaba su moneda, nosotros apreciamos tipo de cambio real pero vía mayor inflación, al sostener un tipo de cambio nominal alto comprando dólares con emisión de pesos.

    Mi formación profesional es en el ámbito de la ingeniería química y, si bien he realizado cursos de finanzas y mercado de capitales, no termino de comprender cómo sería el mecanismo por el cual usted sugiere que no se podría haber tenido una convertibilidad con un tipo de cambio real mayor, que con distinta relación entre transables y no transables nos permitiera una balanza de cuenta corriente más equilibrada de manera de no depender en demasía del ahorro externo (que nos dejaba muy expuestos en caso de que cesaran intempestivamente, por falta de políticas anticíclicas como los fondos soberanos que Chile o Noruega disponen, que podría haber sido alimentados con un superávit fiscal más marcado en etapa de gran crecimiento como 1991-4).

    Quisiera pedirle si puede profundizar un poco en esta cuestión o referirme a algún artículo o libro para poder entender ese mecanismo.

    Desde ya, muchas gracias, y disculpe por la extensión de este mensaje.

    Saludos,

    Santiago Aguirre

    PD: El autor del trabajo final de grado lo ha publicado con acceso público, si estuviera interesado le puedo dejar el link.

    1. El tipo de cambio real que equilibra al mercado no puede ser fijado por el Estado. El tipo de cambio real depende del nivel y composición del gasto público, del tamaño del déficit fiscal, de los términos del intercambio externo, de los impuestos sobre las exportaciones y de los aranceles de importación, de la existencia o no de restricciones cuantitativas a exportaciones e importaciones y de otros factores. El tipo de cambio nominal, que es el que en todo caso puede manejar el Banco Central, si se lo quiere utilizar para aumentar el tipo de cambio real, sólo produce efectos de muy corto plazo. Cuando los determinantes del tipo de cambio real llevan a que éste se deprecie, el problema que crea el tipo de cambio nominal fijo es que requiere una deflación de los bienes no comercializables internacionalmente. Por eso siempre que se pueda, es mejor tener un tipo de cambio flotante. Pero el tipo de cambio flotante no significa que el tipo de cambio real puede aumentar si es que los determinantes del tipo de cambio real determinan lo contrario. El saldo de la cuenta corriente de la balanza de pagos (también llamado ahorro externo) resulta de la diferencia entre la Inversión y el ahorro Interno. La única forma de evitar un saldo negativo demasiado grande de la cuenta corriente de la balanza de pagos (es decir, demasiada dependencia del ahorro externo) es aumentando el ahorro interno o bajando la Inversión. Un abrazo

  24. Dr. Cavallo, usted merece ser permanente el Ministro de Economía del país. Es la única garantía de estabilidad.

    1. Seria muy malo que una sola persona pueda ser garantía de estabilidad. Yo aspiro a que haya muchos buenos economistas profesionales en condiciones de ser ministros de economía y garantizar estabilidad. Por eso sigo escribiendo libros y dando opiniones a través de este blog. Un abrazo.

  25. Como siempre su visión y análisis de la economía y la política tiene como eje central su profundo amor por nuestra Patria y el sufrido trabajador argentino que ve postergado su proyecto de vida y el de sus hijos por la ceguera intelectual e ideológica de una clase política que sigue medrando de las instituciones que les sirve de escudo para conservar privilegios en todos los estamentos del Estado, razón por la cual siempre se cuidan de recordar su paso por el gobierno de Menen y por supuesto “la prensa” puesta al servicio del silencio de su opinión clara y honesta. Sus compatriotas de Acción por la República no olvidan su entrega por la un proyecto que ahora, visto a la distancia, nos afirma que otro sería el panorama social y político de haber cumplido el cometido que con tanta pasión inició Domingo Felipe Cavallo.Un abrazo.

  26. Estimadísimo Dr. Cavallo:

    Cuando llega el sábado por la tarde y caigo en la cuenta de que Usted no publicó ningún post durante la semana pienso automáticamente que está afectado por algún inconveniente de salud.
    Habitualmente cometo la tremenda osadía de comparar mi propia lectura o interpretación de la coyuntura económica con sus escritos en el blog; este ejercicio me sirve para tener una referencia de mi trabajoso aprendizaje del análisis económico.

    Un saludo desde San Francisco, Córdoba. Alejandro

  27. Durante todos estos años de horror duhaldista-kirchnerista (y ahora macrista), me consolé con la esperanza de que por lo menos sirva para que los argentinos terminen de aprender la muy dura lección de que el populismo equivale a un suicidio colectivo. Lamentablemente, ni siquiera para eso sirvió. Increíblemente, el proceso de aprendizaje fue inexistente. ¿Qué tiene que pasar, a qué nivel de destrucción tienen que llegar, para que les entre en la cabeza de una vez por todas?

    1. La única forma de evitar que se necesite más crisis para convencer a la gente de que no hay comprar las promesas populistas y a los dirigentes que tienen que animarse a decirle a la gente la verdad y llevar a cabo las reformas imprescindibles, es que expertos responsables ayuden a diagnosticar bien nuestros problemas. Es imprescindible lograr que haya una interpretación correcta de nuestra historia. Yo trato de contribuir en esta dirección. Un abrazo.

  28. Buen artículo Domingo. El peronismo es siempre igual, te quiebra las piernas y te da las muletas, luego te dice q caminás gracias a él (y muchos lo creen). El peronismo nos sumergió en las profundidades del océano del déficit y la inflación, del cual nadie está en condiciones de rescatarnos xq nadie tiene coraje político de sanear las cuentas y alentar la inversión, es más negocio electoral repartir la miseria.

    1. Así es Jorge, pero no sólo el Peronismo actuó así. Lo hicieron casi todos los gobiernos, salvo el de De la Rúa y el de Menem en su primer mandato. Lamentablemente son los gobiernos que han sido más demonizados. Un abrazo.

  29. Querido Mingo,
    una vez más, tu perfecta explicación que todos debemos compartir y ayudar a difundir. Este es el gran tema del fracaso de la Argentina que nadie se atreve a poner CLARAMENTE sobre la mesa. Es lo único que hoy debería estar discutiéndose en los programas de televisión y medios políticos si, de verdad, queremos llegar a algún lado. Esto vale no sólo para Macri sino también para el peronismo, que parece siempre avergonzado de lo único que debería estar orgulloso, reivindicándolo como lo mejor de la Argentina post 1955: tu período junto a Menem que dio vuelta el país y lo enderezó, hasta que Duhalde y Alfonsín lo torcieron otra vez.
    Un abrazo y ojalá esta vez TODOS escuchen!
    Diana

    1. Diana, vos también hacer oir la correcta interpretación de nuestra historia con tus libros y escrito sobre el Peronismo Liberal. Ojalá nos escuchen a ambos. Un abrazo.

  30. Doctor

    Disculpe la consulta, quería preguntarle si quizás no fué un error el sistema de concesión ferroviaria, los ferrocarriles cada vez van más lentos y por la gran cantidad de descarrilos no ofrecen rapidez ni certidumbre para sumar clientes. Un ferrocarril que solo se dedique a unos pocos rubros,con tiempos lentos y sin reinvertir no va a lograr nunca despegar.
    Los norteamericanos vieron en 1980 que tenían que cambiar y mediante la Stagger Act lograron mejorar su productividad y los ferrocarriles privados reinvirtieron 600 mil millones de dólares sin recibir subsidios estatales como si reciben las autopistas.<
    Al estar en el G20 y otros organismos tenemos que bajar nuestras emisiones, el 70% de nuestras emisiones son por el transporte, ese transporte es 96% camión, si queremos bajar las emisiones más carga de todo más rubros debe ser llevado en tren, sino tendremos sanciones y nuestros productos en el mercado interno y externo se encarecerán.

    1. Antes de la privatización los ferocarriles estatales prácticamente no transportaban ni pasajeros ni cargas y ocupaba a 120 mil personas, generando una pérdida de más de 1 millon de dólares por día. Las privatizaciones al menos permitieron que aumentara mucho el número de pasajeros en el sistema de trenes del Conurbano y la Capital Federal y aumentó mucho la carga transportada en los ferocarriles del interior. Para poder prestar mejores servicios se necesita invertir en infraestructura de vias, algo que en todos los países lo hace el Estado. Nosotros no lo hemos podido hacer, por que el sector público en lugar de generar ahorro para financiar inversiones siempre generó déficit, particularmente en los últimos 20 años. Es impensable que las inversiones en infraestructura las haga el sector privado siendo que no se le permite a los ferrocarriles cobrar tarifas que cubran los costos de operación, mucho menos los de inversión. Coincido en que debería ponerse en marcha un buen plan integral de inversión y modernización de los ferrocarribles con un sistema tipo Participación Público Privada como el diseñado para las autopistas. Pero esto sólo funciona si el país inspira confianza y consigue inversión directa y financiamiento a tasas razonables. La estabilidad macroeconómica es una condición necesaria para que se pueda pensar en planes de infraestura como esos. Un abrazo.

      1. Muchas gracias por la respuesta Doctor.
        Sin dudas que como a cualquier otra actividad se le debe garantizar la libertad de poner el precio a las empresas ferroviarias. Justamente parte de la Stagger Act en 1980 que salvó al ferrocarril y sistema logistico americano fué de liberar precios. También el ya no obligarlos a que debieran transportar carga en forma mandatoria por ser common carrier.
        Estoy en un grupo que impulsa el intermodalismo en Argentina y calculamos que si se liberan los precios con un 14% del ingreso dedicandolo a la vía se pueden mantener e ir aumentando su seguridad,capacidad y velocidad. Más si se libera la normativa de la altura de puentes carreteros sobre las vías férreas para posibilitar que vayan contenedores en doble stack, camiones encima del tren y cargas voluminosas como aspas de molinos. Aquí un gráfico de la importancia de la Stagger Act en USA, que gracias a ella la productividad ferroviaria se cuadriplico y la reinversión 100% privada superó los 600 mil millones de dólares sin depender de subsidio como las autopistas.
        Saludos atentos nuevamente y gracias por su comentario https://images.app.goo.gl/siwDdnTQyhshR7bj7

          1. Muchas gracias Doctor. Gracias por su respuesta. Desde ya cualquier comentario sobre mi último mensaje es más que bienvenido, su visión siempre es valiosa para conocerla.

  31. Hola Dr.,

    En primer lugar le agradezco la nota que aclara cuestiones técnicas sobre la contabilidad porque la gran mayoría la asocia con una mera caja de conversión y nada más, ignorando la legitimación requerida para imponerla y también que puede funcionar con tipo de cambio flexible.
    En segundo lugar, quería preguntarle si es posible conseguir una reunión con usted. Estoy a un año de recibirme de economista y quisiera pedirle consejos sobre que hacer después de terminarla y demás cuestiones, esto principalmente porque siento que las muchas herramientas que provee esta carrera aún no alcanzan para analizar o hacer algo por la economía argentina.

    Disculpe el atrevimiento pero creo que es la forma más directa de contactarlo.

    Un saludo gigante,

    Pedro.

  32. Estimado Dr.
    Muchas gracias por compartir sus conocimientos y su tiempo en este blog. Coincido en su lectura de la economia bimonetaria y la posibilidad de tener una convertivilidad con tipo de cambio flotante. Pero mi inquiedud es esta: no hay duda que este sistema reduce la incertidumbre y por ende mejora la productividad etc. Ahora bien, es posible que la economia formal pueda absorver el contingente que hace decadas esta fuera de la economia productiva por carecer de recursos, haciendo actividades improductivas etc. Es decir, es posible que con una reforma tributaria, sistemas de insentivos etc. Se logre bajar estos indicadores de pobreza o desempleo que parecen estabilizarce en valores intolerables para un pais que dice tener tantas riquezas
    Si ya trato el tema de crecimiento en algunos de sus libros le agradeceria la recomendacion.
    Cordial saludo.

    1. Un buen sistema monetario es condición necesaria pero no suficiente. Debe ser acompañada por otras reformas institucionales para volver a crecer y mejorar la calidad de vida de los argentinos. un abrazo.

  33. Doctor,
    Su superioridad moral es irrefutable. Este nuevo artículo fue un deleite y es una alegría ver en mi casilla de mail que usted ha escrito.
    Pensar que en las redes muchos economistas no tomaban en serio lo que usted dijo sobre las Leliqs en Dic18/Ene19 cuando la tasa rondaba el 44%. Nuevamente deja en ridículo a los opinólogos, a los que tienen mala fe y a aquellos que le falta formación, trayectoria y laureles para hablarle de igual a igual.
    Le mando un saludo.
    Nicolás

  34. Siempre dije, sólo Mingo nos sacaba de ésta pero seguimos estancado y lo que viene, como Ud. dice SALVO QUE MACRI DE UN VOLANTAZO, no arreglará nada, el tema es que ahora por más que gire el volante hay que ver si la gente le cree, ha perdido toda credibilidad hasta en los más defensores o esperanzados. A mi Lavagna no me gusta nada y va a transar quien sabe qué cosa para ganar, ya perfila como el único que puede sacar a Macri y ahí se van a sumar los Duhalde, los Kirchner y ya está claro que es lo que van a pedir a cambio del apoyo… STIAMO FUORI

    1. Comprendo tu escepticismo, pero hay que seguir con esperanzas y trabajar por un volantazo. Un abrazo.

  35. Ya soy suficientemente viejo como para haber visto pasar muchos gobiernos que decían ser de distintos signos políticos sin que nuestro país deje de caer notablemente en términos de calidad institucional, crecimiento económico real y otros parámetros que hoy se miden en el mundo como positivos en la mayoría de los demás países. La primera etapa de la conducción Menem-Cavallo fueron los únicos años de mi vida en los cuales creí que se podía torcer el rumbo casi permanentemente declinante del país y todo, por una razón u otra, se diluyó en aguas de borrajas creo que a partir de 1995. Hoy esa etapa ha sido vilipendiada y es ampliamente rechazada por la población, sin un análisis profundo de lo realmente ocurrido. No creo alcanzar ver otra etapa que me despierte el mismo sentido de ruptura con los errores del pasado. Y entiendo que, en la medida en que no sea modificada la idea mayormente imperante en la sociedad de que alguien (Estado) me tiene que sacar del pozo, no importa por qué medios ni cuánto tengo que perder de mis libertades y derechos constitucionales de una república liberal y que la riqueza está y sólo se trata de repartirla mejor, tampoco mis hijos ni nietos verán crecer ininterrumpidamente a nuestra Argentina porque en el fondo, tenemos lo que nos merecemos. Estimado Dr.Cavallo, perdone mi posición derrotista pero no veo cómo se le pone el cascabel al gato.

    1. Como le acabo de responder a Chetoba, comprendo tu escepticismo, pero debemos seguir bregando por que el gobierno de Macri o quien lo suceda produzca un cambio en la dirección del pleno respeto de las libertades y derechos constitucionales de una república liberal. Un abrazo

  36. Gracias Dr. por su constante aporte a la discusión económica.
    Estoy leyendo su libro Historia Económica de la Argentina y me parece fenomenal. Es difícil hoy en día encontrar material que sea objetivo y no persuasivo, malintencionado o tendencioso.
    Quisiera preguntarle que opina de Steve Hanke, su propuesta de dolarización estilo Ecuador para Argentina, y porque sugiere que su idea propuesta en su momento de Caja de Conversión era distinta a la de la Convertibilidad que se implementó en nuestro país.
    Me gustaría que aparezca mas en televisión y en los medios.
    Saludos cordiales, Federico

    1. Sobre el tema de la propuesta de Steve Hanke te sugiero que leas mi libro Camino a la Estabilidad. Espero aparecer un poco más en el futuro. Un abrazo.

  37. Estimado Dr. Cavallo.
    Su opinión sobre el artículo es muy valiosa.
    En verdad, también en la presidencia de Don Arturo Frondizi se logró la estabilidad, aunque en un periodo muy reducido.
    Es muy lamentable, haber llegado al orden económico que significó la convertibilidad y por mezquindades políticas y oportunismos de las corporaciones procuraron la salida y destruyeron todo lo que se había logrado. Duhalde, de Mendiguren y Lavagna usaron las bases y condujeron al camino de lo fácil y la distribución para lograr la adhesión. Tuvieron la suerte de contar con un contexto internacional favorable y pudieron avanzar más de la cuenta.
    Destacar: el enorme patriotismo del Dr. Cavallo al tomar el cargo de Ministro con De La Rua, no tenía nada que ganar y mucho que perder, sin embargo le puso el cuerpo.
    Para lamentar: La mezquindad de los políticos oportunistas y faltos de integridad que no admiten sus errores y vuelven sobre las políticas que hicieron retroceder al país. En esto tienen mucho de responsabilidad los medios de comunicación.
    Espero se encuentre bien… Abrazo…!

  38. Estimado Mingo. Veo con profundo pesar, la coincidencia entre los problemas monetarios que sufre hoy la administración con los que se padecieron al final de los 80. La corrección y confianza que generaron las medidas de abril del 91 son imperiosas hoy. El crecimiento de títulos de deuda, conforme leo en informes de BCRA , estaría alcanzando valores similares a la base monetaria, lo que me lleva a pensar que la aplicación de un eventual corcet que suspenda la estanflación y que ate el peso a las reservas daría un resultado que puede llegar a valores acotados como en aquella época. Humildemente creo que es imperioso tomar esa medida, con la misma valentía y resultados que nos permitieron 10 años de estabilidad. La experiencia ameríta decisiones similares a las que se tomaron y tanto bien hicieron. Abrazo

    1. Es una lástima que Macri no haya prestado atención a mi propuesta en Camino a la Estabilidad, un libro que escribí para cualquiera que resultara elegido en 2015. Un abrazo.

  39. Brillante como siempre Domingo.
    Por otra parte, creo que un factor relevante que no menciona con mucho énfasis respecto al éxito de la convertibilidad, es que previamente hubo un plan Bonex que eliminó los pasivos remunerados del Banco Central. Pensando en la situación actual, dudo que funcione cualquier nuevo sistema monetario que implemente el BCRA para eliminar la inflación, cuando tiene mas de 1 billon de pesos en pasivos remunerados (leliqs, pases). Esta cantidad de deuda que tiene el BCRA (que equivale a una base monetaria y crece a un ritmo acelerado) imposibilita el éxito de cualquier plan antiinflacionario y podria tener en una hiper o en un nuevo plan Bonex. El problema es que la implementación de un nuevo plan Bonex sería super doloroso en términos de actividad y un nuevo atentado a los derechos de propiedad privada. Las leliqs son la contrapartida de los plazos fijos y eliminarlos implica defaultearlos de alguna forma, probablemente estirando los plazos.

  40. Nunca se debió dejar la convertibilidad, si la hubiésemos sostenido (unos meses más), los favorables precios de nuestros productos de exportación hubiesen disminuido el déficit comercial (y fiscal) y salido de la recesión sin destruir contratos (y confianza mundial).
    Pero finalmente el fallo de la corte avalando la “pesificacion asimétrica” fue nuestro último clavo en el ataúd del país desarrollado que pudimos ser.
    ¿Cree usted que existe en el equipo de Macri, con capacidad de sacarnos de este túnel estaflacionario?
    Porque algo me preocupa (que usted en su plan de convertibilidad atacó muy bien), es la indexación (con índices Uva, UVI, CER y otras bombas que están inventando) ¿Cree que podemos ir a una hiper inflación por este camino?
    Muchas gracias (respeto mucho su trabajo)

    1. Mas peligroso que este tipo de indexación financiera es la indexación de muchos rubros del gasto público así como la emisión de deuda en pesos a plazos superiores al mescon tasas nominales de interés muy altas. Estas últimas atentan más contra la posibilidad de una reducción drástica de la inflación que la indexación financiera, que se adaptaría en un mes. De todas maneras mejor sería que se prescindiera de todo tipo de indexación para que sea viable un plan de estabilización capaz de producir una reducción inmediata de la inflación, como ocurrió con la convertibilidad a partir del 1 de abril de 1991. Un abrazo

  41. Excelente como siempre Doctor, desde mis clases en la UNCuyo con Juan Antonio Zapata que sigo su análisis con mucha atención. Una consulta, hoy en dia desde que agrupación piensa q podemos sumar los jóvenes? En su momento, y como varios, vi esperanzas en el PRO. Las mismas fueron borrándose a medida q el discurso lleno de fanatismo sin argumentaciones respaldadas aumentaba para ser cada vez mas parecido al kirchnerismo.

    Por cuestiones laborales me he mudado a Bs As, y si alguna vez realiza algún encuentro estaría muy contento de poder asistir!

    Saludos y tenga fe que su trabajo no va a pasar desapercibido, tarde o temprano se lo va a llevar a cabo nuevamente, y por fin despegaremos.

    1. Espero hacer pronto una reunión con la gente que sigue el blog y que ha pedido reunirse conmigo. Te voy a invitar. Un fuerte abrazo.

  42. Ojala te escuchen y “pongan en valor” el conocimiento, la experiencia y la capacidad de producir resultados que lleven a la patria por un camino de regreso a la estabilidad.
    Además, hay que planificar estrategias progresivas para poner freno al facilismo ese q esta tan de mode, donde todo viene de la mano del estado. Pocos quieren trabajar, esa cultura tan hermosa se ha perdido y urge reincorporarla como base de la la sociedad.
    Hay una carencia educativa muy fuerte, tanto q estremece y da miedo, por lo que deberían implementar moral y ética en la enseñanza del ciudadano en formación.
    Y en el plano económico, fijar un tipo de encaje monetario dolarizado que sea estable ( perdón, no se como expresarlo mejor pero creo q se interpreta ).
    La decadencia no se vislumbra solo porque el dolar y las tasas suben, es mas profunda la herida y los parches son lastimosos.
    A pesar de todo, creo que aun el Presidente puede parar esta caída. Como nunca, el apoyo que recibe Argentina desde el mundo es algo que debe ser valorado por todos y fijar objetivos de construcción.
    Lo bueno vale y reitero, espero seas no solo escuchado, sino imitado en el accionar.
    Saludos cordiales.

  43. Estimado Domingo, creo que el artículo de Pinedo es paradigmático en lo que respecta al diagnóstico. Sin bajar fuertemente el gasto público improductivo no va a haber confianza para invertir, baja de la inflación, crecimiento. Pero no lo pueden o saben hacer. Antes de la convertibilidad, Erman hizo bastante del trabajo sucio, y Menem convenció a sus compadres que te deje hacer (convertibilidad, privatizaciones, baja de la planta estatal, etc.), que si modificaban la Constitución y lo re-elegían, él los iba a compensar en su segundo mandato (que es lo que hizo después de que te fuiste). Tuvimos los mejores 7 años de la historia reciente, pero en la segunda parte de Menem, volvimos a las andadas. La gente cree que eso es lo “políticamente correcto”. Estoy seguro que un plan que reconozca la bi-monetariedad de nuestra economía, un plan de retiros voluntarios, privatizaciones en serio, recortes de jubilaciones de privilegio y de subsidios truchos, reforma laboral y fiscal, traería inversiones y crecimiento. De esto se trata en “gran acuerdo nacional” , que no es el que propone Lavagna. Todavía tengo un poco de esperanzas que sigamos ese camino, aunque lo que veo diariamente me muestre lo contrario. Como siempre, va con abrazo, Jorge Pedro

  44. Estimado Dr. Cavallo

    Mucho me alegra el comentario que realizara el diputado Pinedo por otra parte es algo con lo que seguramente coincidimos todos los que seguimos sus análisis y aparte por nuestra edad hemos sido testigos de lo que se dice de ese periodo.

    Es de una ignorancia total lo que afirma el gobierno señalando que nuestra situación actual es por causa de que en 70 años no se hicieron las cosas que había que hacer como si obnubilados por su
    Soberbia de niños bien estuvieran ellos acertando con las soluciones que el país necesita.
    La situación de estos cuatro años es terrorífica pero esperable cuando se tiene como ministro a un simple periodista de TN y un grupo de CEOS cipayos al servicio de los intereses de la especulación financiera, se ha comentado incluso que se le pidió a los Bancos que no dieran a conocer sus ganancias en este periodo electoral, o sea encima cobardes y vergonzantes de la realidad

    En mi humilde entender, tengo una duda, el stock de leliq crece en un año aprox 60 % ,pero si no hay emisión , no hay ingreso de U$S que no sean los del FMI pero que no se pueden utilizar sino bajo ciertas circunstancias, ese crecimiento solo puede monetizarse absorbiendo pesos del mercado con lo cual el sistema tiene cargado en su genética la estanflacion permanente y agravante, o sea un enfermo de cancer que tiene jaquecas, toma aspirina pero no remedios para su grave problema, conclusión se morirá de cáncer pero sin dolor de cabeza

    Tal vez me equivoque, pero si queremos una inflación controlada supongamos del 10% las tasas de interés deberia estar en un nivel similar, los ajustes de salarios también , el ajuste de dolar con libre manejo por el BCRA y el incremento en la base monetaria no debería superar esos valores.
    Ud mismoj en un profundo análisis de un articulo anterior demostraba que para el control de la inflación era mas efectivo controlar la tasa de interés y permitir al BCRA manejar el tipo de cambio .
    Por supuesto esto requeriría un gran acuerdo político.
    Tambien considero que el gobierno no puede controlar la inflación porque parte de la premisa de no considerar a las leliq bonos etc como dentro de la base monetaria , opino que nos auto engañamos con esto igual que lo hacemos cuando hablamos de solo una parte del deficit fiscal y no del total.
    Evidentemente al no considerar la las leliq y otras como formando parte de la base monetaria y creciendo su monto a una tasa demencial nunca habrá reactivacion ni limite la base monetaria ,y como la emision esta congelada ergo la estanflacion se quedara eternamente hasta que no se cambie el rumbo.
    No basta con pedir al sufrido pueblo que reme en dulce de leche , el timonel debe tener claro el rumbo como dicen muchos
    Comprendo su desagrado con el Dr. Lavagna y Dr. Dualde fueron muy injustos en su momento con Ud.
    Pero convengamos que no carecen de formación y conocimiento para enfrentar el momento actual frente a la orfandad intelectual de lo que se esta viendo y rodea al presidente
    Un gran saludo y mucha salud

    1. Coincido en todo tu análisis, excepto en que Duhalde tenga más formación y conocimiento que Macri. Con respecto a Lavagna prefiero no opinar, aunque opiné en 2007 en seis posts consecutivos. Los podés encontrar en este blog. Un abrazo.

  45. Estimado Dr. Cavallo: Aunque mis anteriores comentarios no han sido respondidos insisto porque me agradó su expresión “opinólogos” pues creo que Argentina es un ejemplo mundial de fracaso de la gestión económica y de sus economistas en general pues han difundido ideas erróneas que siguen haciendo daño. Las últimas declaraciones de Prat Gay a quien no conocí personalmente pero sí a su primera familia política y de quien recibí muy buenas referencias me confirman un nuevo desengaño. El problema no es que se equivoquen es que persisten en el error. Con respecto a Lavagna si él cree que estas condiciones actuales son las del 2002 está fuera de la realidad: en el 2002 no había los millones de jubilados y pensionados que hay hoy, los millones de empleados públicos que hay hoy y los millones que perciben planes sociales (AUH incluída). Las condiciones como Usted plantea son más parecidas a 1989 con los riesgos consiguientes. Esperando que me responda, le mando un abrazo al único hombre que defiende las reformas de los 90s nadando contra la corriente

    1. Perdón Reinaldo si no respondí comentarios anteriores tuyos. Deben haber sido confundidos con spams, de otra forma los hubiera visto y respondido. Coincido con tus apreciaciones. Un fuerte abrazo.

Los comentarios están cerrados.