Ultra-conservadores de derecha y estatistas de izquierda: unidos para profundizar la crisis.

Ahora que los visitantes de este blog conocen la historia de la compra por Wells Fargo del Wachovia, sin dinero de los contribuyentes de por medio, estoy en condiciones de comparar la actual crisis financiera norteamericana con una experiencia que aportó la crisis que sufrimos en Argentina en 2001. Lo hago para que los ultra conservadores argentinos y norteamericanos que siempre reniegan de toda intervención del Estado adviertan que hay intervenciones que son imprescindibles para lograr que el Mercado de Capitales funcione bien. Y para que los estatistas anti-mercado que prefieren destruir al sistema capitalista antes que hacerlo funcionar bien, adviertan que terminan compartiendo con los ultra conservadores el triste mérito de hacer sufrir al pueblo mucho más de lo que la solución de cada crisis exigiría.

Para poder hacer esta comparación tengo que narrar una historia que seguramente pocos visitantes de este sitio conocen o recuerdan. Les pido un poco de paciencia para transitar de nuevo por episodios de aquel año difícil de nuestra experiencia reciente, que muchos probablemente preferirían no revivir.

Un día de abril de 2001, Charles Calomiris publicó en el Wall Street Journal un artículo titulado “Argentina no puede pagar lo que debe“. Esa misma mañana recibí una llamada de Arminio Fraga, entonces Presidente del Banco Central de Brasil, para comentarme que él pensaba que el riesgo país de Argentina y, por contagio, el de Brasil, estaba aumentando como consecuencia de ese artículo. Sobre todo porque en Wall Street sabían que Charles Calomiris había estado escribiendo con el economista Jefe del Banco Central de Argentina y el mercado parecía interpretar su opinión como la de nuestra autoridad monetaria. Luego de leer el artículo llamé a Pedro Pou, por entonces Presidente del Banco Central y le pedí que aclarara que esa no era la opinión de la institución. Como no quiso hacerlo y sólo se comprometió a que en algunos días el economista jefe escribiría un artículo con argumentos opuestos a los de Calomiris, yo me sentí en la obligación de criticar la opinión de Charles Calomiris. Sostuve que él no conocía la verdadera situación de Argentina.

Pocos días después, Allan Meltzer, mucho más conocido que Charles Calomiris y que además había presidido la comisión creada en 1998 por el Senado Norteamericano para evaluar la participación del FMI en el rescate de los países que habían sufrido crisis de deuda durante la década de los 90s, publicó otro artículo que aclaraba la propuesta de Calomiris y la hacía mucho más razonable. Este artículo se titulaba “Más allá de los salvatajes del FMI: default sin disrupción“. En este artículo Meltzer demostraba ser consciente de que una declaración de default de la deuda sin una red de contención del FMI provocaría la destrucción del sistema financiero del país, por lo que proponía que el FMI asignara fondos suficientes para comprar toda la deuda argentina que se le ofreciera a un 60 % de su valor facial. De esa forma los bancos, si bien experimentarían una pérdida significativa, podrían disponer de la liquidez necesaria para enfrentar una posible corrida contra sus depósitos.

La idea me pareció muy buena, pero lamentablemente las autoridades del FMI y del Tesoro Americano me dijeron enseguida que ni soñara con la posibilidad de que esa Institución o el Gobierno de los Estados Unidos fueran a poner el dinero que podría llegar a necesitarse para comprar la deuda argentina. Al decir de Paul O’Neill, entonces Secretario del Tesoro americano, era “inadmisible que los plomeros y carpinteros de los Estados Unidos pagaran impuestos para que los argentinos siguieran con su fiesta”. Por eso yo no pude hacer otra cosa que desestimar públicamente la propuesta de Meltzer, a pesar de que aportaba una buena solución, como ya lo había hecho con el artículo de Calomiris.

Influyó en mi decisión de no insistir en reclamar el apoyo necesario del FMI y del Tesoro Americano el hecho de que la posición de Paul O’Neill fuera la misma que había primado en el mes de marzo en el Congreso Argentino cuando a instancias de la fuerte oposición de Elisa Carrió y de la mayoría de los radicales, los legisladores argentinos nos negaron la autorización para utilizar la recaudación del impuesto a las transacciones financieras como garantía de pago de la deuda pública.

La propuesta de Calomiris con la importante aclaración que había formulado Meltzer, era honesta e inteligente. Requería una fuerte intervención del Estado, no sólo del Estado Argentino, sino del Estado Supranacional que aún no existe formalmente, pero que en la práctica ha estado representado por el FMI y el Gobierno de los Estados Unidos. Todas las crisis de deuda de las economías emergentes habían sido resueltas con la intervención de esa combinación de Estados: el del país que sufría la crisis y la del Estado Supranacional. Lo que ahora proponían Calomiris y Allan Meltzer era una forma diferente de intervención que según su criterio iba a ser más efectiva que las anteriores.

El objetivo de esta intervención era restablecer la operatoria del mercado de la deuda argentina luego que los tenedores de los bonos que pagaban intereses demasiado altos hubieren sido reemplazados por nuevos bonos con una quita algo inferior al 40 % o que los cupones de intereses de esos bonos hubieren sido reducidos en la misma proporción. La apuesta era y creo que así hubiera ocurrido, que el sector privado ante la alternativa de vender sus bonos con el 40 % de descuento al FMI o aceptar nuevos bonos con una reducción de cupones de intereses de 35 %, habrían, muy probablemente, aceptado en su mayoría esta segunda alternativa. De esa forma el dinero del FMI no hubiera llegado a desembolsarse o se hubiera desembolsado una cifra significativamente menor. La deuda Argentina habría quedado reestructurada, la factura de intereses del Gobierno Argentino podría haber bajado en un 35 % y el país podría haber recuperado el crédito rápidamente. Con la recuperación del crédito público, Argentina podría haber devuelto rápidamente cualquier aporte que hubieran hecho el FMI y el Tesoro Americano para posibilitar la recuperación de nuestro mercado financiero interno y la vuelta de nuestro país al mercado internacional de capitales.

En realidad se necesitaba la participación del Estado Supranacional porque Argentina, como había ocurrido con casi todos los países que en el pasado habían sufrido crisis financieras, no inspiraba confianza. Pero si el Congreso Argentino, en marzo de 2001, hubiera autorizado el uso de la recaudación del impuesto a las transacciones financieras como garantía del pago de la deuda, tal como lo habíamos propuesto al presentar el Plan de Competitividad, al menos una parte de los acreedores hubieran aceptado bajar los intereses al 7 % anual, tal como lo hicieron en noviembre de 2001 cuando les ofrecimos canjear los bonos y otros acreencias por el denominado Préstamo Garantizado. Lamentablemente, la mayoría de los legisladores argentinos, no por ser ultra-conservadores como Paul O’Neill sino por ser “anti-neoliberales” o “progresistas” como les gusta definirse, nos impidieron implementar, aunque sea parcialmente, aquella estrategia inteligente basada en la intervención del Estado Argentino. Por supuesto que de haberlo hecho, habríamos seguido demandando la intervención del Estado Supranacional para terminar de reestructurar toda la deuda y resolver integralmente la crisis financiera.

Cuando sancionamos la Ley del Déficit Cero, entre julio y agosto de 2001, logramos avanzar un poco en la dirección de conseguir que intervinieran coordinadamente el Estado Argentino y el Estado Supranacional en la dirección de la re-estructuración ordenada de la deuda para restablecer el funcionamiento del mercado financiero y recuperar el crédito público argentino, pero el reemplazo de Stanley Fischer por Anne Krueger en el FMI, la absorción de las energías del Tesoro Americano por la búsqueda de los dineros de Osama Bin Laden en los Estados Unidos y la conspiración interna de los devalúo-maníacos y pesificadores en nuestro país, impidieron que la misma se concretara.

El 1 de noviembre ofrecimos el canje de bonos por el Préstamo Garantizado luego de autorizar la utilización del impuesto a las transacciones financieras como garantía por decreto de necesidad y urgencia. Este canje se cerró exitosamente el 30 del mismo mes por una cifra de 54 mil millones de dólares (sobre un total de 104 mil millones de deuda, excluida la contraída con gobiernos y con organismos internacionales). Lamentablemente no pudo completarse con la restructuración ordenada del resto de la deuda, porque se produjo la conjunción de dos fuerzas irracionales: la de los ultra-conservadores del FMI y del Tesoro Americano, que negaron el desembolso de los fondos que habían comprometido en agosto y la de los devaluomaníacos y pesificadores argentinos que habían decidido hacerle pagar a los ahorristas y trabajadores argentinos las deudas de sus empresas y provincias.

Es como si ahora, ante la crisis financiera de los Estados Unidos, triunfara la posición de los ultra-conservadores republicanos que inicialmente votaron en contra del plan de rescate de 700 millones de dólares y de los estatistas anti-capitalistas que quieren que esta crisis signifique la destrucción del Mercado de Capitales. Ciertamente, si ello ocurriera, no habría lugar para que entren los Warren Buffets a aportar sus fondos para el rescate de los activos que se están derrumbando (es decir conseguirían destruir totalmente el Mercado de Capitales) y el costo para los plomeros y carpinteros de los Estados Unidos terminaría siendo terrible, porque no sólo los Estados Unidos, sino todo el mundo, sufriría una gran depresión. Si esto último llegara a ocurrir, entonces pasaría a ser cierto que para rescatar al mundo de semejante crisis global ya no bastaría la intervención inteligente del Estado Americano sino que sería necesario coordinar la intervención de muchos estados del mundo, algo muy difícil de lograr en medio de un clima de recriminaciones y desconfianzas como el que desata una depresión económica iniciada en el país más importante del mundo.

En el caso de Argentina, los ahorristas y trabajadores sufrieron tanto o más que los ahorristas y trabajadores de los Estados Unidos en aquella terrible década de los 30s. A lo largo del año 2002, los trabajadores y jubilados vieron reducidas en un  30 % sus remuneraciones en términos reales, los ahorristas perdieron casi el 70 % de sus ahorros en términos de dólares y aumentó el desempleo por desaparición de más de medio millón de puestos de trabajo. Y no fue porque el Estado no interviniera, sino porque en lugar de intervenir para re-establecer el funcionamiento del Mercado de Capitales y del Crédito Público, el Estado Argentino, ya en manos de los dirigentes que usurparon el poder a fines de 2001, intervino para destruir las reglas de juego y todos los contratos de la economía, mientras el Estado Supranacional se abstenía de intervenir para que el castigo a la Argentina y sus acreedores aventara el “riesgo moral”.

Triste combinación de las anteojeras ideológicas de derecha y de izquierda, que esperemos el mundo pueda evitar en los meses por venir.

312 comentarios en “Ultra-conservadores de derecha y estatistas de izquierda: unidos para profundizar la crisis.”

  1. Estimado Sr. Cavallo…..tengo 25 años y estoy terminando mis estudios de Ingenieria Civil en Alemania por una beca, quiero decirle que aunque no entiendo mucho de economia y demas puedo comprender sus notas porque son muy claras, sigo sus notas siempre y hasta me han dado ganas de estudiar Economia cuando vuelva a la Argentina.
    Le queria solicitar si usted me puede recomendar algun libro o alguna nota, pagina en Internet que contenga los principios basicos de la Economia, como para poder entender un poco mas lo que nos rodea.
    Muchas Gracias….lo felicito por el blog
    Federico

    1. Te recomiendo el libro de principios de Economía de Greg Mankiw. Tiene un muy buen blog: gregmankiw.blogspot.com

      1. Dr Cavallo: Queri preguntarle si conoce al economista Walter Graziano, le recomiendo sus obras: HITLER GANO LA GUERRA (NO ES PROPAGANDA ANTISEMITA), NADIE VIO MATRIX, LAS 7 PLAGAS DE LA ARGENTINA
        SALUDOS

  2. EXcelente. Sin nigune duda.!!!!!!!!!!!!!!!
    Mas de considerarlo como uno de los mejores. Siempre me pregunte porque
    quiso atar la convertivilidad al Euro, considerando que en ese momento
    las expectativas del euro con respecto al dolar , era de suba importante
    Lo que nos hubiese complicado aun mas en ese momento en funcion
    de lo que paso
    Saludos
    Gracias

    1. Mientras el dólar estuviera muy fuerte, la canasta de monedas nos permitía compensar con el factor de convergencia y cuando el Euro se igualara al Dólar íbamos a disponer que el Peso fluctuara entre el Dólar y el Euro, para que no estuviera obligado a seguir al más fuerte de los dos ni que pudiera ser más débil que el más débil de los dos.

  3. Lo saludo, siempre me parecio una persona que dice la verdad y sumamente capaz. Al final en la crisis del 2001 tuvo razon en sus comentarios de lo que pasaria. Espero que lo tengan en cuenta para bien del pais.

  4. Cual es su opinion en cuanto a la politica de cambio actual en Argentina? Hace unas semanas le hice una pregunta parecida–disculpe que vuelva a lo mismo–y uno de sus comentarios fue que el mercado iba a decidir el tipo de cambio y que no veia prudente que el Central vendiera dolares. Ahora bien, con la situacion actual, mucho peor que semanas atras, el peso se devaluo aproximadamente 2.5% desde principio de ano comparado con alrededor de 30% para el real. Que es lo que piensan las autoridades monetarias en Argentina al tratar de contener con tanta pasion el tipo de cambio? Le agradeceria si me aclara esto porque la verdad no entiendo cual es la meta. Desde ya le comento que creo firmemente en que la intervencion en el mercado de divisas no lleva a nada en el largo plazo mas alla de liquidar reservas del banco central. Seguramente el gobierno actual cree que intervenir en todo lo que pueda es la mejor politica. Gracias.

    1. Apenas termine de contestar todos los mensajes que me llegaron hoy voy a escribir un artículo que le aclará este interrogante.

  5. usted habla permanentente de la restructuracion de la deuda .Pero no habla de como se salia de es plan de convertibilidad que fue el generador o gran parte del generador de la deuda .
    un plan muy necesario para salir del ciclo anterior ,pero que habia caducado.

    1. El generador de la deuda no fue el Plan de convertibilidad sino la sucesión de déficit fiscales de la Nación y, sobre todo, de la Provincia de Buenos Aires. Decir que la deuda la generó la convertibilidad (es decir la decisión de medirnos con una moneda de valor constante) es como decir que el sobrepeso del gordo no es el exceso de comida sino la precisión de la balanza.

      1. Pero acaso el problema deficitario de la no solo la Provincia de Buenos Aires no fue causado justamente por la terrible recesion que genero tener una moneda “fuerte” que no nos dejaba competir con produccion contra ningun Pais?
        Recuerdo articulos chinos por doquier. Recuerdo que me salia mas barato veranear afuera, comprar afuera, vivir afuera. Sr Cavallo, lo respeto por tener cara para salir en los medios a decir que se debe hacer hoy en dia con la crisis. Tambien lo irrespeto por eso.

        1. No Rodrigo. La recesión se originó en el exceso del gasto público. Si evitar la recesión fuera tan fácil como debilitar la moneda, todos los países debilitarían sus monedas. La competitividad y el bienestar no se consiguen con magias monetarias sino con eficiencia y productividad. Pero cuando la gente se quiere dejar engañar, es al ñudo que traten de abrirles los ojos. Esa es la suerete que tienen los ineficientes que siempre le tiran su incapacidad para competir sobre las espaldas del pueblo.

        2. Rodrigo: quiza ud., como mucha gente mas, se ha apoyado en los comentarios de turno respecto de la realidad del pais. Para hablar de la competitividad o no en la epoca de la Convertivilidad, deberia primero, conocer el contexto. Argentina no perdio competitividad por el plan en si, sino por las sucesivas devaluaciones externas, como la de Mexico, Rusia y Brazil, quienes eran grandes socios comerciales. La unica manera de tener precios estables, absrviendo aun los crecientes costos, es el aumento de la productividad como lo dice el Dr.
          Le recuerdo, que el Plan de Convertibilidad, no solo fue eficaz contra la inflacion, sino que conjunto a las inversiones, permitio establecer una “escala de precios relativos” que le permitia a la mayoria, proyectar que hacer dados sus ingresos.

          Atte.
          http://www.econovista.com.ar/

        3. uhhh yo recuerdo que en Formosa en la epoca de la convertibilidad los diputados ganaban hasta 30000$ con estructura, que sistema aguanta asi??? se gastaba mas que en el parlamento bavaro aleman, una locura.. y ni hablar de la cantidad de empleados publicos en todo el pais, y las obras publicas sobrefacturadas?? en fin..

      2. Esta es toda una definicion !! simple y directa como para entender casi graficamente:

        El generador de la (CRISIS del 2001) no fue el Plan de convertibilidad sino la sucesión de déficit fiscales de la Nación y, sobre todo, de la Provincia de Buenos Aires. Decir que la deuda la generó la convertibilidad (es decir la decisión de medirnos con una moneda de valor constante) es como decir que el sobrepeso del gordo no es el exceso de comida sino la precisión de la balanza.

  6. Estimado Dr,
    un gusto en saludarlo, mi punto de vista frente a la teoria y la realidad, frente a los hechos que muchas veces ocurren sin logica es que, los gobiernos, instituciones, organizaciones, etc, estan compuestas por personas. Estas personas son tanto racionales como emocionales y se intersecan con la economia en el punto que esta se basa en la confianza, siendo esta una creencia en la existencia o comportamiento de algo (dejemos de lado el miedo). Finalmente la tecnologia y la globalizacion fortalecen tanto como debilitan. Quizas este sea el inicio de un nuevo ciclo en la evolucion de la humanidad.

  7. Estimado Dr. Cavallo: Cuando éramos chicos, en mi barrio jugábamos al “Estanciero”. Tenía un amigo que siempre quería ser “la BANCA”. Desde allí, proponía cambios en las reglas del juego; por ejemplo, era válido venderle a la banca un campo al doble del precio que decían los cartoncitos. Otra modificación al juego era que la banca prestaba a los jugadores. En fin, bien argentino. Ocurre que la banca siempre terminaba fundida. Entonces. a los que les había ido bien y estaban ganando mucho, (entre ellos mi amigo que hacía de banca), bueno, le prestamos plata a la banca y le “regalamos” campos, para poder seguir jugando, porque era siempre muy divertido. ¿No pasa algo parecido ahora en el mundo?, disculpe mi ignorancia si no es así. Convendrá comprar reales?. Luis.

    1. Si, pasa algo así. Claro que ahora los banqueros están muy asustados. Yo creo que hoy preferirían ser estancieros.

  8. Domingo Cavallo, yo soy estudiante de economia de 4 año de la UNLP y quiere dirigirme por unica vez a Ud dado que segurisimo no voy a moverlo ni un apice en su postura ideologica que creo ya debe estar muy arraigada y dada mi edad y la suya. Si recordamos a Lord Keynes decir- “Estoy seguro de que el poder de los intereses creados se exagera mucho comparado con la intrusion gradual de las ideas. No, por cierto, en forma inmediata, sino despues de un intervalo; porque en el campo de la filosofia economica y politica no hay muchos que esten influidos por la nuevas teorias cuando pasan de los veinticincos o treinta años de edad”.
    No estoy de acuerdo con Keynes en desprecir los intereses creados y menos si consideramos a un pais en particular como Argentina.
    Me acuero que hace años escuche en el programa que tenia Lanata una entrevista a un profesor suyo que dijo que Ud era un estudiante muy bueno en econometria y que era una pena que no haya dedicada a ella. Tambien escuche a Marcelo Zlotogwiazda decir que Ud era una persona muy inteligente.
    Por eso, yo dudo que UD y Menem se hayan equivocados en ciertos diagnosticos o que hicieron malos planes o aplicaron recetas incorrectas. Mi fe o conviccion es que muchas de las medidas, sobre todo las importantes, fueron tomadas a sabiendas del desastre que iban a generar para muchos sectores de la poblacion argentina (en su mayor parte, jubilados, niños, jovenes, y los pobres en general).
    Y todo a costa de grandes beneficio para unos pocos, los que siempre ganan aunque el pais crezca o no, con inflacion o deflacion, con bicicleta financiera o no.
    No se conformaban con ganar sumas de dinero muy abultadas sino que querian mucho mas. Querian y quieren la pobreza extrema en un porcentaje alto de la poblacion para asi poder oprimirlos, pagar chauchas por sus servicios como el limpiar sus casas y sus inodoros, despreciando su productividad marginal. Empujando a muchas mujeres a la prostitucion y a los jovenes a robar o drogarse.

    1. Es bueno que sigas leyendo y estudiando. Con el tiempo desarrollarás mucha sabiduría. Para entonces volvé a este blog y releé tu comentario. Estoy seguro que para entonces te darás una buena respuesta.

      1. Me sorprende que me haya contestado. Le confieso que no soy de expresar mis opiniones y no me gusta confrontar. Ademas creo que, como dijo Voltaire, “hay que cultivar nuestro jardin” y no preocuparse por lo que no pueda solucionar.
        Desconfio mucho de TODOS los politicos porque no creo que tengan buenas inteciones y no solamente de UD y Menem. Al menos reconozco que no me ignoro. Por cierto, tengo su libro el peso de la verdad.

        1. Bien Joaquín. Si querés te envío Pasión por crear y en diciembre podrás leer un nuevo libro que está en proceso de publicación.

  9. Estimado Ministro: he leido sus artículos sobre la crisis global, y, a pesar de que pasaron varios días desde que los escribiera, no pude resistir la tentacíón de escribirle. Creo sinceramente que Ud. debe de ser seguramente uno de los 10 mayores “emergentólogos financieros” del mundo. No conozco otro que pueda acreditar 3 salvatajes exitosos (el de los 80´s en el BCRA, el de la hiper del 89 y el del Tequila) y uno fallido por la acción de los sátrapas de Duahlde y Alfonsin. Creo que el éxito de esos salvatajes fueron un dágnóstico temprano y certero, un manejo discreto y rápido de las medidas a tomar, y evitar a toda costa el pánico de la gente. Una vez desencadenado ese pánico, todo queda fuera de control. Lamentablemente (la verdad es que no me consta), lo deberían haber consultado el año pasado, apenas detectado el tema de las hipotecas subprime. Me parece que Larry Summers lo hubiera hecho si hubiera estado al comando. No sé cuánto vale el problema de las hipotecas, pero seguro que se podría haber encapsulado a un costo mucho menor que el que terminará costando este salvataje global. Pero hay algo que quería decirle, por lo menos sobre las crisis argentinas. Todas ellas se originaron en aumentos estrambóticos del gasto público, financiados con emisión o con deuda. Y no es justo que Ud. aparezca defenestrado por los sátrapas que fueron los responsables del desborde, mientras que ellos siguen en el poder. Tampoco me parece racional que el gobierno actual lo siga ignorando (o por lo menos es lo que parece), cuando debería llamarlo para que diseñe un programa de emergencia para mitigar los efectos de la crisis que inexorablemente se nos viene encima. Le mando coridales saludos, Jorge

    1. Gracias Jorge. Pero a pesar de que no me consultan, yo doy mi opinión a través del Blog. Así siento que cumplo con mi deber de servir al país.

  10. Dr., disculpe pero no fue en la depresión del año 1930 de EEUU, cuando el peso argentino valía tanto que según me contaba un abuelo los trabajadores de empresas extranjeras que venían para algún trabajo a la Argentina venían solamente si cobraban en pesos?. Luis

    1. Eso fue inmediatamente antes de la crisis del 30 y también después, cuando los productos de exportación recuperaron buenos precios. Durante la crisis del 30, digamos entre 1930 y 1935, También hubo mucha desocupación en Argentina, así que el flujo de inmigración se detuvo.

  11. La verdad que es muy claro en sus exposiciones, lo felicito por ser tan buen economista. Espero que algun dia pueda volver al gobierno. Soy estudiante de ciencias economicas, en la facultad de Tucumán y la verdad que sería muy bueno que pudiese dar una charla en mi Provincia!!
    Muchos estudiantes lo admiramos. Saludos y que Dios lo bendiga.

    1. Gracias Sergio. Posiblemente vaya a Tucumán a presentar mi nuevo libro, así que en una de esas nos vemos.

  12. estoy totalmente de acuerdo con el comentario de joaquin lo que pasa que es muy dificil creer que ud no sabia las consecuencias de su politica en epoca de menem como es dificil decir que quienes armaron esta burbuja financiera ignoraran en que terminaban, pero como como todos trabajaron en contra del pais ninguno va a reconocer nada, la nacionalizacion de las deudas privadas no las hizo nadie las empresas se beneficiaron por casualidad, el megacanje fue algo que nadie hizo en fin para que seguir una buena para el pais no salio ni de casualidad raro no?

  13. No hacia falta tener el titulo de licenciado en economia para darse cuenta lo que sucedia en esa epoca, con el surgimiento de ferias de trueque (aunque no eran de trueque ya que tenian sus monedas) y el surgimiento posterior de patacones, lecop, etc. ¡No habia dinero en la calle! porque el BCRA reducia la base monetaria debido a la atadura de la ley de convertilidad a respaldar un peso con el dolar. No habia emision, para asombro hasta de Milton Friedman que sabe que debe emitirse dinero en el tiempo debido principalmente al aumento de la poblacion y mas si el producto crece aunque no era nuestro caso .¿Y como se podia obtener dolares? Exportando mas de lo que importabamos pero con el tipo de cambio era dificil. Entonces se recurrio a pedir prestado. Y ahi esta la Gran Trampa. El tipo de cambio estaba lejisimo de su valor natural, sostenido a duras penas. La Argentina se endeudaba en dolares pero figura que eran pesos. Despues de la necesaria e impuesta por si misma devaluacion ¡bang!, la deuda se sincero y se conocio el valor verdadero ¡160% del PBI!.
    Una Obra maestra.
    Solo las medidas keynesianas pudieron levantar este pais de la ruina en el que estaba.
    Se abandono la convertilidad y se emitio mucho dinero, por ende se bajo la tasa de interes que estaba altisima y se expandio la obra publica seguida por la inverion privada. Aunque falto una medida muy keynesiana la redistribucion del ingreso para subir la propension marginal a consumir. Estructuralmente Argentina no cambio. Ahora seguro van ser impuestas medidas ortodoxas para frenar la inflacion y asi seguira este pais. Sin apoyo fuerte a la educacion, a la investigacion cientifica y tecnologica, con una sociedad injusta y con gran desigualdad economica, sin apoyarse en alguna rama productiva que deje alto valor agregado y en el que seamos los mejores del mundo.

    1. Pero Joaquín, donde estuvo la redistribución del ingreso? Quitarle a los trabajadores y a los ahorristas permitiendo que los precios atados al dólar se multipliquen por 3 y por 4 es redistribuir ingresos para aumentar el consumo? Joaquín, seguí estudiando…

      1. Cavallo, por supuesto que voy a seguir estudiando pero no solamente economia sino tambien filosofia y moral como hizo Keynes o Marshall. Yo no dije que en la Argentina hubo redistribucion del ingreso en favor de los pobres, para mi todo lo contrario pero no hay dudas que la Argentina hace años que crece muy alto y eso se debe a que,ademas que Ud dejo la economia por el piso, se tomaron medidas keynesianas.
        ¿O me va a decir que no es cierto? Que la devaluacion no es una medida keynesiana , la fuerte emision de dinero para bajar la tasa de interes y promover la obra publica y contagiar la actividad privada.
        Se que la economia no es solo Keynes pero cuando se tiene alta desocupacion y deflacion, las recetas keynesianas son las mejores. Una vez llegado cerca del pleno empleo empieza a valer la teoria clasica, la microeconomia, mejorar la asignacion eficiente de recursos pero a costa del despido de mucha gente.

        1. Te recomiendo Joaquín, que en tus próximas lecturas trates de entender el tema de la inflación. Keynes escribió para una economía en deflación o al menos sin inflación. En Argentina, lo que vos llamás políticas keynesianas, que Keynes nunca hubiera propuesto, son políticas que reintrodujeron la inflación como enfermedad crónica de la economía. Pronto va a salir un nuevo libro mio que te puede ayudar a entender estos temas.

  14. Estimado Dr. Cavallo, comienzo por expresarle mi consideración y admiración. Creo que su experiencia y conocimiento le hacen mucha falta al país. Comparto con usteded mi inquietud: en 2000 me afilié a su partido AR. Estoy seguro de que las cosas deben haber sido muy difíciles a partir del colapso de 2001, pero no puedo evitar sentirme un poco decepcionado. Yo hubiese esperado que a través suyo o de otras personas afines a Ud. se hubiese honrado el compromiso de seguir representando ideológicamente a los afiliados. Es demasiado tarde para esto? Cual es su visión del futuro del partido? Agradezco de antemano su respuesta y cuente con mi colaboración para cualquier actividad o evento que lo involucre en el futuro.

  15. Estimado Dr.
    Es realmente un priviliegio podeer leer sus comentarios sobre politica economica, es usted una eminencia en el tema y nos aporta mucho conocimiento y entendimiento a quienes lo seguimos a diario en su pagina por demas instructiva, soy un estudiante de Abogacia y apasionado por la politica economica. Desde ya muchas gracias por hacer posible el entendimiento de la actual cuyuntura economica mundial, a traves de sus comentarios y aportes, a quienes poseemos pocas herramientas para comprenderla como es un estudiante de Abogacia y fiel admirador. Mis mas cordiales saludos..

  16. Estimado Dr.
    ¿Qué hubiese pasado si cuando Ud. fue Ministro de Economía, los precios de los granos hubieran alcanzado los valores del 2007/2008?
    Tal vez, podríamos haber hecho un fondo anticíclico, como el de Chile que llega a los U$S 30.000.-, pero dudo que los Presidentes que lo acompañaron lo hubiesen dejado.
    Lamentablemente, lo nuestro siempre fue un fracaso político y no económico. Espero que no se equivoque la próxima vez. Con los peronistas no se puede ir a ningún lado, y con los peronistas disfrazados menos(Chacho Alvarez).
    Muchas gracias por su atención.

    1. Sin duda, con precios de los granos a los valores que estuvieron durante el período 2004/2008 no hubiéramos tenido la recesión 1999/2002 y hoy estaríamos como Chile.

  17. Domingo, entiendo cuando habla de que habia que reducir el gasto publico. Pero era necesario siempre ir contra los jubilados, la educacion y la salud teniendo tantos lados por donde recortar?? Lo respeto mucho pero nunca entendi el motivo de esas medidas.

    1. Usted se refiere al 2001? La alternativa era que en lugar de un recorte nominal del 13 % sobre salarios públicos y jubilaciones mayores a 500 dólares mensuales, se produjera una devaluación como la que en 2002 recortó todos los salarios y jubilaciones 30 % en términos reales. En economía, muchas veces hay que elegir la menos mala de las alternativas. Porque alternativas buenas no siempre existen.

  18. Domingo, Gracias por su respuesta. Hace poco descubri su blog, me gusta leerlo y poder tener este contacto con usted. Recorriendo el portal, me surgio una duda. No encotre ningun articulo que explique, como su modelo economico del 2001 pensaba combatir la desocupación que si mal no recuerdo rondaba al mediar el año en un 25 %, cifra medida por el INDEC, una de las pocas cosas que funcionaba por esos años. Lo que nos demuestra la realidad es que en el periodo 2003 – 2008 se ha creado empleo y mucho en el país. Tal vez precario y mal pago, pero empleo al fin. Como usted dice, en economía a veces hay que elegir la menos mala de las alternativas y no me parece mal el cambio de modelo sino tal vez la forma en la que se lo hizo. Le agradezco nuevamente poder estar en contacto con Usted.

    1. Los planes de competitividad apuntaban al aumento del empleo, pero la clave estaba en que terminara la restructuración de la deuda y que el déficit cero permitiera que bajaran las tasas de interés. Por supuesto, la recuperación iba a necesitar lo que vino desde afuera a partir de 2003: el mejoramiento de los términos del intercambio. No fue la devaluación sino el aumento de los productos de exportación lo que ayudó a que la economía se recuperara. la devaluación sólo reinstaló la inflación en nuestra economía, que es una enfermedad muy peligrosa.

  19. La verdad, el ciudadano comun queda medio desconcertado ante tanta bateria cruzada de progres, liberales, socialistas etc etc , lo unico cierto es que con medidias de las que sean la clase media baja , lo trabajadores o asalariados son siempre los que pierden. Esto del rescate de bancos en EEUU, no es lo mismo de lo que lo acusaban a Ud. de estatizar la deuda publicas???
    Otra, como no se le ocurrio a ud. salir gradualmente de la convertivilidad como lo hizo Lavagna?
    Son tan antagónicos los pensamientos entre Ud. y Lavagna o el antagonismo pasa por decisiones politicas entre “los Jefes” de estado?
    Yo siempre pense que ud, salvo el pais, luego me dije menos mal que Lavagna llego, ahora me da la sensacion de que puede estar cualquiera por que manda k y somos la verguenza de sudamerica.
    Atentamente y muy buena la pagina.

    1. Lavagna no salió gradualmente de la convertibilidad. Lo hizo Duhalde y de una manera traumática. Lo que había que hacer era salir del tipo de cambio fijo, con respecto al dólar, que en ese momento estaba muy fuerte. Yo lo estaba haciendo con la canasta de monedas y cuando el dólar se igualara con el Euro iba a proponer que el Peso flotara entre los dos, sin necesidad de estar atado al más fuerte pero sin poder devaluarse con respecto al más débil. Si quiere entender bien esta cuestión le recomiendo que lea mi artículo “Régimen cambiario y políticas monetarias”que encontrará en la página de artículos en español.

  20. Dr. Cavallo: durante los últimos años de la vigencia de la convertibilidad la balanza comercial era deficitaria, entiendo que por una apreciación del tipo de cambio real multilateral.

    Mi inquietud concreta es ¿por que no se utilizó un subsidio cruzado a las exportaciones aumentando los derechos de importación en magnitudes semejantes para que el costo fiscal fuera nulo?¿no hubiese sido mejor manejar un planteo de la OMC que lo que finalmente ocurrió?

    Aclaro que no siendo economista, puedo ignorar otros factores o simplificar en demasía, por lo cuál agradezco desde ya su disposición para atender nuestras preguntas.

    1. Eso es precisamente lo que hacía el Factor de Convergencia que se puso en marcha en junio de 2001 y que Brasil aceptó que se lo aplicáramos también a las importaciones procedentes de Mercosur. Si el factor de convergencia se hubiera aplicado desde la devaluación del Real en 1999, la recesión en Argentina hubiera sido menor. En esa época yo no estaba en el gobierno.

  21. Hola:no se mucho de economía pero en los años que usted fue ministro de economía entiendo que la bonanza económica, me refiero a el peso 1 a 1 con el dólar pudo darse por el hecho de la venta de todas las empresas del estado que dijeron en su momento que eran deficitarias, sirvió para mantener esa paridad.Luego dejaron la papa caliente en manos de quien subiera posteriormente y pasaron las cosas que pasaron, podría llamarse Duhalde o cualquier otro apellido, que hubiera tenido el mismo problema ya que no había mas dinero para sostener esa paridad.
    No conozco su auto critica, reconocer los errores propios es de inteligentes.
    Me gustaría que dijese como salir de la crisis, no importa que estén de acuerdo con usted: o no es que todos estamos en el mismo barco? Si usted sabe arreglar el timón, llegaremos a buen puerto.Un saludo

    1. Más allá de si soy inteligente o no, no puedo criticar lo que en mi opinión hice bien. La convertibilidad no necesitaba de ningún recurso para financiarse. El financiamiento es necesario para el Gasto Público. Duhalde heredó la papa que él había calentado como gobernador de la Provincia de Buenos Aires y abandonó la convertibilidad para hacerle pagar los platos rotos a los ahorristas y a los trabajadores. Luego engañaron a gente como usted diciendo que la convertibilidad era insostenible. Lo que no es inteligente es dejarse engañar con las devaluaciones y la inflación. La inflación es la herramienta de los políticos que quieren engañar a la gente.
      Con respecto a mi propuesta para salir de la crisis, la puede encontrar en mis cinco notas sobre la lucha contra la inflación.

      1. Hola:Gracias por contestarme. Lo considero mas que inteligente,por ello le escribo, lo que le comenté es mi percepción sobre lo que paso y seguramente errónea. Por ello fue ministro de economía usted y no yo. A mi nadie me engañó por que he vivido allí y sufrido allí. Engaña quien gobierna, quien tiene mas información y quien la maneja sin ética ninguna.
        Quisiera saber que se hizo con el dinero de todas las empresas públicas sino fue para sostener la convertibilidad, por que de industrialización nada .Cuando digo sin ética ninguna no me estoy refiriendo a usted, digo esto para que no se sienta aludido. Hablo en general y no en particular, ya que como no lo conozco no puedo hablar ni bien ni mal sobre su persona. Le pido que no se defienda tanto ya que no estoy por la labor de atacarlo, quería saber nada mas y esta es mi intensión.

        1. Mire Marcos, con la plata que ingresó al país durante los noventa, por privatizaciones y por confianza de los inversores, se hicieron muchas cosas. Para ponerle sólo dos ejemplos importantes: se creo toda la capacidad instalada de producción de petróleo, gas y electricidad y toda la capacidad de transporte y distribución de energía que nos ha permitido tener luz, gas y combustibles desde 2002 en adelante, aunque la inversión nueva en esos sectores fue nula desde entonces. Además las tres únicas nuevas fábricas de automóviles que produjeron los automóviles que muestra este gobierno como un gran logro, se instalaron en la década de los noventa. Igual que toda la modernización tecnológica del agro y de los puertos que nos han permitido aprovechar los altos precios de los productos de exportación de los últimos seis o siete años.
          Yo no digo que usted engaña sino que lo han engañado los que dicen que la convertibilidad era artificial o que necesitaba financiación. Los que dicen eso son los que usaron la financiación para gastar abusivamente en sus provincias y para beneficiarse de la corrupción. El instrumento de ese engaño es la inflación que es consecuencia de la devaluación combinada con pesificación. Mi empeño no es defenderme sino sacarlo de su engaño y sacar del engaño a todos los otros visitantes de este blog que tengan la misma percepción suya. Yo los entiendo y entiendo porqué piensan así. Pero no cumpliría con mi deber si no ayudo a que se desengañen.

  22. lo que esta pasando a nivel mundial, me hace acordar algo que he leido hace mucho tiempo y que fue escrito a principios de 1900.Eran los protocolos de los sabios de sion. Por supuesto, ellos lo niegan y lo desacreditan…pero no se puede negar, que hay mucha similitud, en la actualidad,con lo que se ideo, hace mas de cien años.La estrategia que se planteo, para llegar a este colapso, es la misma, que esta planteada en esos escritos. No soy antisemita, ni nazi, ni anti.nada, solo un lector de todo…….

    1. Otro de los visitantes hoy se refirió al mismo tema con una opinión diferente. Probablemente él le contestará.

  23. Dr. Cavallo:
    Ante la grave situación financiera internacional, la cual repercute en quienes poseen depositos bancarios, que temerosamente pueden acudir a retirarlos (aunque no masivamente por el aumento de las garantias de estos por buena parte de las naciones mas importantes para los depositos mas pequeños y los que no lo son tanto) y con la consecuencia de empeorar aún más la crisis al restarle aun mas la liquidez disponible a estos, trayendo algunas reminiscencias a lo acontecido allí por el 2001 en nuestro pais, ¿Cree usted que seria una posibilidad establecer medidas similares a las entonces aplicadas aqui en ese entoces, en distintos mercados, para evitar la descapitalización de aquellas entidades, y por ende su caida como parte de este efecto “dominó”?¿O sería aún más contraproducente?

    1. En los EEUU tienen la gran ventaja de que cuando los tenedores de activos financieros se desprenden de ellos terminan demandando dólares y bonos de su Tesoro. Eso le a la FED y al Tesoro americano la posibilidad de actuar como prestamista de última instancia del sistema bancario e incluso de capitalizar a los bancos. Nosotros no teníamos esta posibilidad, salvo que nos ayudara el FMI o el propio Tesoro americano, porque en nuestro caso la gente comenzó a desprenderse precisamente de los Pesos y de los bonos emitidos por el Tesoro Argentino. Luego se produjo La corrida contra los depósitos bancarios, cosa que en los Estados Unidos no va a ocurrir porque allá todo el mundo está bancarizado y nadie se maneja con dinero en efectivo y además han ampliado la garantía de depósitos.

  24. Dr. Cavallo:
    Disculpe quería agregar a la pregunta de mi anterior mensaje que si las medidas antes enunciadas (restricción al retiro de los dépositos) fuesen estalecidas desde un principio como temporales, hasta que cesase el tembladeral, aquella reacción muchas veces irracional de las corridas bancarias.

    Gracias.

  25. Estimado Doctor Cavallo:
    En mi opinión, lo que ocurrió en Argentina y lo que ocurre hoy en día en el sistema financiero internacional, se debe a que con las tecnologías actuales de comunicación y las diversas “ingenierías” para armar una expansión de la economía financiera exponencial. Cuando me refiero a economía financiera, no se si es el término adecuado, pero quiero significar que los papeles, los numerales y los saldos en sistemas informáticos han crecido en forma desmesurada respecto a la economía “real”, con la que quiero decir la de los bienes y servicios palpables, consumibles o inversión real.
    Como consecuencia de esos crecimientos desproporcionados entre sí, se produce un quiebre en las relaciones de los valores involucardos. Primero los inversionistas financieros perciben que los bienes reales (comodities, petróleo, granos, e incluso inmuebles) son “baratos” respectos a su tenencias en términos de sumatoria de inveriones financieras. Esto lleva a que los valores de intercambio se eleven más allá del normal equilibrio entre oferta y demanda de la economía real, por presión de la demanda “especulativa” de mercados a término y otras “apuestas” de inversores financieros.
    Es por ello, que tal como ocurrió antes de la gran crisis del 1929-1930, lo que se está produciendo un sinceramiento de los “valores” entre ambas economías (la real y la financiera).
    En una charla con “especialistas” financieros de empresas del medio (Mendoza) allá por Febrero de 2008, ante comentario que el 2008 sería un año exepcional para la Argentina, porque opinaban que Doña Cristina tenía superávit fiscal, superávit comercial, reservas en BCRA, el poder que le daba estar recién elegida, etc. etc.
    Sin embargo es esa charla, expuse mi visión contraria fundada en que la economía real de Argentina no había crecido, sino que sólo había recuperado la operación de la capacidad productiva osciosa, pero percibía limitaciones fuertes para un crececimeinto sostenido (seguiré en otro corre

    1. Aún no llegó la continuación del mensaje, pero le voy respondiendo. Estoy de acuerdo que la economía financiera adquirió una dimensión desproporcionada con respecto a la economía real. Esto es lo que siempre ocurre con las denominadas burbujas. Cuando se pinchan, como ahora, se produce una exageración en la dirección opuesta. Con respecto a su opinión sobre la situación Argentina, coincido plenamente, aunque no he leído el final de su comentario.

  26. Estimado Dr Cavallo:
    En un comentario anterior le escribia acerca de la posibilidad del Bailout or Stamps y le pregunte acerca de los refugios economicos despues del bono el tesoro y tambien mi inquietud acerca de un blanqueo amplio e irrestricto de capitales a tasa cero para poner en marcha la economia ,ampliar la base imponible de los impuestos ,inyectar capital de trabajo,etc,etc aprovechando la coyuntura y el panico de los tenedores de activos argentinos en los estados unidos pues veo de cerca como, a diario mis clientes me consultan sobre como hacer para repatriar dinero aunque solo sea para mantenerlo en sus casas o cajas de seguridad.
    En ese momento nadie hablaba de este tema, ahora luego pues los politicos argentinos estan insistiendo en esa posibilidad,el gobierno la esta estudiando y brasil segun reza la nacion de hoy tambien.
    Ud me comentaba que no lo encontraba apropiado pues no estaban dadas las condiciones ni la seguridad juridica necesaria entre otras cosas.Ahora bien pienso que mas aun este momento es optimo para relaizarlo afin ademas de blindar nuestra economia en alguna medida y de usufructuar este momento pues ni bien los mercados se tranquilicen y la cordura vuelva a reinar en la mente de los inversores esto estara lejos de nuevo de ser llevado a cabo.
    En mis 20 años de profesion de asesoramiento financiero economico jamas he visto una voracidad semejante por repatriar capital.
    Quisiera repreguntarle mas alla de la coyuntura legal argentina que nunca es optima ni mucho menos si ha cambiado su opinion al respecto y se muestra mas proclive a la idea.
    Un cordial saludo y muchas gracias por su tiempo

    1. Si el dinero que hoy está afuera vuelve para guardarse en dólares en cajas de seguridad no produce ningún efecto económico. Si la gente trajera sus fondos y los depositara en el sistema bancario argentino y los bancos los prestaran, permitirían atenuar las tendencias recesivas actuales, pero para ésto el banco central debería autorizar la intermediación financiera en dólares porque no creo que la gente quiera depositar en pesos. Y si lo hace exigirá algún tipo de indexación, cosa que se enfrenta con las dificultades y dudas que crean las mentiras del INDEC. Si la ente trae sus fondos para comprar títulos públicos argentinos, porqué no compra directamente esos títulos en el exterior, que están bastante baratos? La respuesta es que no tiene confianza. Supongamos que el gobierno dice que dará ventajas impositivas a quienes repatrien capital y compren un bono de nueva emisión. La gente pensará que ese título tiene menos probabilidad de default que los bonos en circulación? Si el gobierno decide dejar de pagar los bonos en el futuro, dejará de pagar primero los que se compraron con dinero blanco o los que se compraron con dinero negro? Creo que lo único que podría asegurar que el dinero que se repatrie ayude a mejorar las chances de la economía sería si se aplicara a comprar acciones preferidas de empresas argentinas que tengan buenos proyectos de inversión, tal como yo lo había propuesto e intentado hacer en 2001. Pero se necesita un muy buen resguardo legal. Tendría que salir una ley muy bien formulada.

  27. Estimado Dr. Cavallo:

    Entiendo que una diferencia entre ambas crisis es que el Tesoro Americano está dispuesto a invertir para evitar que caigan bancos propios, pero en el 2001 no se trataba de su sistema financiero sino de un país lejano.
    El que entiendo tendría que haber actuado como prestamista de última instancia es el FMi.
    No resulta lógico que este organismo de crédito durante muchos años financie al país y en plena crisis lo deje caer y pida la devolución de los préstamos. Más al dejar caer a un gobierno que actuaba dentro de las reglas del mercado a diferencia de lo que llegó después. De no haber aumentado el precio de los comodities el FMI todavía no hubiera cobrado.

  28. Dr. Cavallo:
    Quisiera preguntarle porque en esta crisis mundial no se habla de los paises arabes?
    Como cree que sera la situacion en Europa para el proximo ano? mi hijo parte en diciembre por un ano a hacer un master en su especialidad y me preocupa porque piensa sustentar su vida cotidiana con el trabajo que pueda conseguir dado que lo maximo que podemos hacer por el es pagarle su carrera-pasaje y tramites para ingresar, el resto dependera del empleo que pueda conseguir.
    Le agradezco de corazon la gentil oportunidad que nos brinda para poder intercambiar inquietudes con Ud. a quien considero una de las personas mas inteligentes en economia.

    Muchas gracias

    1. Los países árabes como algunos países asiáticos son los que en estos momentos tienen más liquides y probablemente comprarán muchos de los activos que hoy se están depreciando. Claro que lo harán cuando crean que ya han llegado a su piso y siempre y cuando los gobiernos de los EEUU y de Europa no les pongan trabas. Hasta ahora hay límites severos a los porcentajes del capital accionario de bancos que pueden comprar los fondos soberanos extranjeros.
      En Europa se espera una recesión, como en los Estados Unidos, pero ésto no debería desalentar a su hijo, porque para la gente jóven y, en particular, para los estudiantes, siempre es más fácil encontrar un empleo.

  29. Estimado Dr.
    Agradezco su relato que me permite entender un poco mejor como son las cosas en el poder.

    Y aprovecho para consultarlo: Fue verdad o no que salieron 200 camiones de dinero hacia Ezeiza con partidas de dólares de los bancos? (Algo perfectamente legal en aquella época)

    Y fuera o no cierto, porque no puso una especie de corralito para los bancos apenas subió, en lugar de actuar como si nada pasaba, y después estalló todo?

    Siempre lo defendí y comulgué con sus ideas, pero créame que me cuesta entender muchas de sus medidas -sobre todo del final de su gestión- que perjudicaron y destruyeron aquello que había creado Usted mismo… será que no pudo resistir el ..”.. conmigo o con nadie”?

    Muchas gracias por sus conceptos, y créame que fui un gran admirador de su coraje y decisión pero estoy un poco desencantado con Usted

    1. No es cierto que salieron camiones con dólares. Al contrario, en los meses y días anteriores al 20 de diciembre los bancos y el Banco Central trajeron muchos dólares billete, porque era lo que la gente demandaba y tenía todo su derecho a retirar de los bancos. Cuando se dice que a lo largo de 2001 se fueron los dólares del país, es una mentira. Lo que ocurrió es que la gente, que tenía todo su derecho a canjear los pesos por dólares, dado que los dólares que estaban en el Banco Central eran propiedad de los tenedores de pesos, ejercieron ese derecho. Para lo cual fue necesario traer muchos dólares billetes del exterior. Que la gente se pasara de pesos a dólares no era un problema y estaba dentro de la lógica de la convertibilidad: la gente tenía derecho a elegir libremente la moneda en la que quería ahorrar. El problema se suscitó porque la gente comenzó a desconfiar de los bancos y en lugar de tener sus dólares depositados en esas instituciones, decidió sacarlos y tenerlos en billetes o transferirlos a cuentas en dólares en el exterior. Ese es el proceso que fue necesario frenar con el corralito. No se lo hizo antes porque en una economía normal la gente se mantiene bancarizada por conveniencia y seguridad. Lamentablemente, las amenazas de default y de pesificación forzada asustaron a los ahorristas y todos quisieron sacar sus pesos y sus dólares de los bancos. Ahí es cuando fue necesario poner el corralito porque ningún sistema bancario aguanta una corrida contra sus depósitos. Lo que fue no sólo innecesario y por sobre todas las cosas fue absolutamente inconveniente e injusto fue lo que Duhalde hizo un mes después: pesificar y devaluar, lo que se dio en llamar corralón, pero que tuvo un objetivo opuesto al del corralito. Mientras que el corralito pretendía proteger los ahorros, el corralón los incautó y desvalorizó. Lamentablemente para que toda la culpa recayera en el gobierno de De La Rúa y en particular sobre mí, a quien habían decidido transformar en el chivo expiatorio, manejaron la comunicación pública de tal manera que la gente confundiera al corralón con el corralito y se creara toda esta fábula sobre la salida de dólares billetes hacia el exterior, cuando la realidad es que entraron como nunca antes. Vuelvo a repetir, no para ir a los bancos sino, lamentablemente a las cajas de seguridad y al colchón. En definitiva quienes hicieron ésto ganaron, porque la gente que confió y dejó sus dólares en los bancos, los terminó perdiendo por culpa de las medidas de Duhalde en Enero de 2002.

      1. «Lamentablemente, las amenazas de default y de pesificación forzada asustaron a los ahorristas y todos quisieron sacar sus pesos y sus dólares de los bancos.» Esto podría llamarse profecía autocumplida ¿no? Sólo alguien con poder tiene que hacer correr el rumor y… ¡BANG!

        «Lamentablemente para que toda la culpa recayera en el gobierno de De La Rúa y en particular sobre mí, a quien habían decidido transformar en el chivo expiatorio, manejaron la comunicación pública de tal manera que la gente confundiera al corralón con el corralito y se creara toda esta fábula sobre la salida de dólares billetes hacia el exterior, cuando la realidad es que entraron como nunca antes. Vuelvo a repetir, no para ir a los bancos sino, lamentablemente a las cajas de seguridad y al colchón.» Dr. esto sucede porque la gente no tiene mucha educación sobre el tema, supongo. Como leí por ahí, si al argentino no le interesa saber qué es lo que pasa con sus contribuciones, imagínese si van a querer saber sobre qué es lo que en realidad está sucediendo con los bancos. Y esto es un gran problema, porque los que ignoran pueden ser más fácilmente gobernables. Supongo que ademas forma parte del sistema político, en relación con la economía y el Estado nación, y es beneficioso para él tener un pueblo ignorante. Creo que es una de las dos falencias de la educación, y cómo ésta puede ser utilizada o no-utilizada para reproducir el sistema, es decir, para mantener el poder en los sectores que siempre lo tuvieron -aún cuando haya facciones en disputa dentro de ellos. En nuestro caso, una no-educación sirve para mantener el sistema. ¡Saludos!

  30. Sr. Cavallo: Que opinión le merece este artículo?Gracias.
    Los Kirchner tienen un nuevo gurú económico
    Por Mariano Obarrio
    De la Redacción de LA NACION
    Noticias de Política: anterior | siguiente
    Martes 14 de octubre de 2008 | Publicado en edición impresa
    Pese a que admitió sus secuelas, la presidenta Cristina Kirchner toma la crisis financiera internacional como la “gran oportunidad para la Argentina” y anuncia, en cada discurso, que el Estado regulará, controlará y financiará al sector privado. Uno de los cerebros de ese plan es su nuevo “gurú” en las sombras: el empresario y matemático inglés Stephen Wheeler.
    Sus informes reservados llegan al ex presidente Néstor Kirchner, el ministro de Economía en las sombras. Se los envía a través de Compromiso K, la agrupación que dirigen Rudy Ulloa Igor y Damián Barijhoff.
    Según pudo constatar La Nacion en un diálogo con Wheeler, este experto en cálculos actuariales de riesgo es el inspirador del plan para repatriar capitales de argentinos radicados en el exterior. También avaló la reapertura del canje de la deuda impaga con los holdouts y la demora del pago al Club de París.
    En su libro Es la economía, estúpido, escribió que la emisión monetaria y el déficit fiscal son útiles y no generan inflación si se canalizan hacia la oferta, la producción industrial, con alto valor agregado local, y a la obra pública en infraestructura. Kirchner estudia sus informes con avidez.
    Wheeler es dueño en la Argentina de Internacional DINA SA ?subsidiaria de DINA Camiones SA de México?, con una planta de fabricación de camiones en Mercedes, Buenos Aires; agente de finanzas durante 25 años en Gran Bretaña, y hombre de contactos fluidos con inversores. Diez años atrás se casó con una argentina y vive en este país.
    Los kirchneristas se ufanan de que con Kirchner nacerá una nueva teoría económica: el poscapitalismo salvaje, financiero y especulativo dará paso a un neokeynesianismo galopante…..

    1. No conozco a este empresario y matemático inglés y no me consta que lo que se dice que opina es cierto. Pero cualquiera sea el responsable de estas opiniones, obviamente no sabe de lo que habla. Espero que Kirchner no se engolosine con ellas.

  31. En la medida que haya muchos analistas y calificadoras de riesgo que compiten entre sí, es difícil que se pongan de acuerdo, aunque el exagerado optimismo así como el exagerado pesimismo parecen ser contagiosos. A eso le llaman el comportamiento de manada de los mercados. Puede ser tan negativo como el riesgo moral.

  32. hola dr. es la primera vez que entro a su blog. Hace un tiempo tengo mucho interés en adquirir conocimientos sobre economía. Soy estudiante de Historia en la UNL, pero lamentablemente lo que podemos aprender de economía está muy limitado. La razón por la que le escribo es que me gustaría saber sobre libros introductorios de economía -que sean críticos y que no se cuelguen absolutamente de alguna bandera ideológica, ya sea liberal o marxista-, para luego adentrarme y poder comprender más a fondo cómo es el funcionamiento del sistema financiero y la creación del dinero, y su consiguientes temas relacionados tales como la inflación, la deuda, en los Estados, entre otros temas relevantes para esa materia.

    PD: quisiera saber cuál es su autocrítica -si la tiene- de la época menemista. A decir verdad -no pretendo juzgarlo, porque no soy quien para hacerlo- pero muchas de las acusaciones sobre la crisis posterior y la sumisión Argentina a la deuda externa, han caído sobre usted haciéndolo también responsable de muchas de las penurias económicas que nos tocaron vivir. Le pregunto esto, porque se podría decir que no tengo idea de economía, y quiero saber para no repetir lo que se dicen en los medios -que hablan de todo una vez que se han desembarazado del gobierno de turno, como asi también los opositores políticos que sin embargo alguna vez fueron aliados (como kirchner de menem, o kirchner de dualde, etc y todos esos “matrimonios” políticos en busca de poder mediante la alianza). Pero una de mis dudas más grandes es que aquella época de la fiesta menemista, la del 1-1, se hizo a costa de la venta de las empresas estatales, aún cuando éstas no generaban déficit, y que esto contribuyó a la decadencia del Estado Argentino. ¿Es ésto cierto?
    Bueno, como verá, esta es parte de una de mis muchas dudas sobre la realidad, que me gustaría tratar de subsanar, instruyéndome, para no caer en la típica pelea dicotómica de los que están de un lado y del otro.

    Desde ya muchas gracias

    1. Sólo una aclaración. Las empresas del Estado, en promedio, durante la década del 80 generaron un déficit anual del orden de los 10 mil millones de dólares, que, por entonces representaba el 10 % del PBI. Como ya Argentina había perdido el crédito, todo este déficit se financiaba con emisión monetaria. Eso llevó a la hiperinflación del período 1989-1990. Cualquier libro de principios de economía te puede ayudar a conocer los conceptos básicos. Ahora, si estás interesado en entender la economía Argentina de los últimos 30 años te recomiendo leer mis libros, en el orden en que fueron escritos. Los tres principales son Volver a Crecer (1985), el Peso de la Verdad (1997) y Pasión por Crear (2001). Pronto saldrá un nuevo libro sobre la inflación. También te recomiendo leer los libros de Juan Carlos de Pablo.

  33. Sr. Cavallo
    Me parece que en este conflicto (AFJP si o no), no se han hecho la comparación entre lo que han ahorrado e invertido los aportantes al sistema de capitalización frente a las reservas del Banco Central, Si no entiendo mal el Estado Argentino tiene reservas por aproximadamente 50.000 millones. Los fondos de capitalización 30.000. Me parece mas productivo ahorrar en estos fondos de capitalización a que los ahorros del país estén en manos del estado.
    Atte.

  34. Es increible, pero me recuerda a lo dicho por Popper, acerca de la sociedad abierta y como se aprovecha esta circunstancia para destruirla. Un agente de dictaduras y rpomotor de una cuasi guerra civil como Cavallo, si tuviera un poco de dignidad, se mudaría a Nepal por lo menos

    1. Vos si que podés llegar a ser un agente de dictaduras y promotor de cuasi guerra civiles, al menos tenés la mentalidad nazi-facsista que se necesita para actuar como dictador, colaborar con dictaduras y perseguir a la gente porque no piensa como vos. Afortunadamente creo que hay pocos argentinos con una ideología y una actitud tan degradante.

  35. Dr. Cavallo: entiendo que además de la crisis financiera existe otra que es la ambiental con sus consecuencias en el clima y a la larga en el uso de materias primas. ¿Cómo cree que el cambio climático y la falta de materias primas van a condicionar o no el desarrollo económico mundial? ¿Qué podría hacer Argentina? ¿Es posible desarrollarse sin destruir el ambiente?

    1. Sí es posible, pero estableciendo regulaciones protectivas del medio ambiente y estableciendo sistemas que lleven a internalizar los costos medioambientales, para que los agentes económicos los tomen en cuenta en sus decisiones.

  36. Caro Domingo

    Sou uma estudante brasileira e estou fazendo um estudo sobre a crise argentina , porem não tenho encontrado seus livros aqui no Brasil.
    Gostaria de saber como faço para adquiri-los

    Abraços

    1. Todos mis libros, excepto el último, están en versión PDF en la página “Libros” de este sitio. Mi último libro “Estanflación” puede comprarlo a través de amazon. com.

    1. No estaba todo bien, pero había reglas de juego respetables y respetadas. Las industrias que habían estado sobre-protegidas, para sobrevivir tenían que invertir y modernizarse, como lo hicieron en Brasil. Reconozco que a la industria del calzado no le resultó fácil hacerlo en nuestro país y a algunas, que para invertir se endeudaron, la pasaron mal a partir de 1995 cuando se deterioraron las condiciones del crédito.

  37. Hola, soy estudiante del colegio San Luis, Victoria, ubicado en zona norte .
    Estoy haciendo un trabajo de investigacion para realizar una monografia.
    Me dirijo a usted con el fin de pedirle su punto de vista de la revolucion de 1890 y comparandola con la crisis del 2001.
    Espero su respuesta, Saludos.

    1. Te recomiendo que leas los cap[itulos sobre la crisis de 1890 y sobre el período de la convertibilidad en el libro de Historia Monetaria de la Argentina de Gerardo De la Paolera.

Los comentarios están cerrados.